Ya hay “católicos” muy “piadosos” quemando en la hoguera de la descalificación a los obispos, sacerdotes, teólogos y miles de laicos que han firmado la respetuosa, argumentada, y ya tras tanto silencio, “desesperada”, corrección filial. 


Ya hay “católicos” muy “piadosos” quemando en la hoguera de la descalificación a los obispos, sacerdotes, teólogos y miles de laicos que han firmado la respetuosa, argumentada, y ya tras tanto silencio, “desesperada”, corrección filial. 

Recordemos que Francisco no contestó a la Dubia de los cardenales, mientras Sus Eminencias siguen muriendo. Su deber para clarificar, confirmar nuestra Fe, y ayudarnos a las almas, es contestar.

Y recordemos que esta corrección filial, así humildemente auto llamada, no sale tampoco de la nada. Se envió hace tiempo al Papa, en sigilo, y en espera de respuestas que no llegan, una vez más. Y ahora es cuando se ha hecho pública, cosa que los firmantes querían evitar. Pero quien nos debe orientar, ayudar, y confirmar, sigue negando respuestas.

Yo no sé estos buenistas, tan piadosos y misericordiosos, como justifican que el Santo Padre ignore de esta forma tan humillante y sostenida en el tiempo a tantos Consagrados y seglares, sincera y profundamente preocupados por la deriva que ha tomado la Iglesia. 

A mi me duele tener que decir esto, pero no se puede callar más tiempo la verdad, que no es pecado: es verdad. El deber cristiano y la conciencia mandan. 

Tomando a un hermano en la fe, que lo explica muy bien:

Todos los días, en todo el mundo, rezamos por el Papa, los Obispos y toda la Iglesia durante la Celebracion Eucarística. 
Sin embargo, ello no nos exime de velar por la Verdad contenida en el Evangelio y corregir -que no condenar- a todo aquel que pretenda desvirtuar el contenido de la Verdad; sea el Papa o un ángel del cielo.


Y es que sólo hay que leer a San Pablo. Que el escándalo no es decir esto, sino permitir que esto pase:


Gálatas 1:8-11


8 Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.


9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.



Dios nos ayude. 
                                    Vicente Montesinos

Anuncios