Al final de esta jornada que la Iglesia ha dedicado a honrar la memoria de San Josemaria, nos ponemos en manos de la Santa Madre De Dios, María Santísima, y bajo su atenta mirada, pedimos a nuestro Santo siga intercediendo por la Iglesia,  por el Papa, por el mundo y por todos nosotros, al Buen Padre. 

¡San Josemaria, ruega por nosotros! 

Anuncios