1

“En verdad os digo que no ha surgido entre los nacidos de mujer uno mayor que Juan el Bautista; sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es mayor que él”

Señor, hoy, en este tercer domingo de adviento, Gaudete, o de alegría; nos vuelves a presentar a Juan. El bautista nos enseña a tomar en serio nuestra misión en la tierra: ser cristianos coherentes, que se saben y actúan como hijos de Dios. Me pregunto: ¿Cómo se prepararían María y José para el nacimiento de Jesucristo?  ¿Cómo me preparo yo para conmemorarlo? Señor, que tenga mi corazón preparado para tu llegada; y para hacer tu voluntad.

Anuncios