Señor, tu me mostraste un camino, me enseñaste un estilo de vida, pero necesito tu gracia para poder lograrlo.

Tu propia vida es el mejor testimonio, tú eres el modelo, pero sin tu poder nada puede cambiar en mi existencia concreta.

Ayúdame Señor.
Buenas noches y hasta mañana si Dios quiere.

Anuncios