– Que me quieres transmitiendo alegría, felicidad y bienestar.

– Que Tú siempre, siempre, siempre, estás conmigo; aunque en algún momento de lucha no Te sienta.

– Que no quieres que sea aguafiestas de mi propia dicha. De la dicha que Tú me das

7 de mayo de 2015: Nuestra Señora de la Victoria
Anuncios