La dura exigencia. Por Juan Ciccioni

Es verdad que existe una gran exigencia en el cristianismo, pero ello no depende del  cristianismo sino más bien del hecho de que deba existir, manifestarse y desarrollarse en  un mundo de pecado. 

1 859

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Por Juan Ciccioni

Para Adoración y Liberación

 

 

 

 
El cristianismo no es una doctrina sino una comunicación de existencia.
A pesar de las exageraciones o discusiones entre los hombres, permanece completamente inmutable. 
Por esto cada generación debe estudiar el cristianismo y cotejarlo con la época a fin de 
no confundir el significado del cristianismo. Y lo que es peor: considerarlo una ilusión, 
un engaño, tomando en broma a Dios. 
Al no ser el cristianismo una doctrina no es indiferente la persona que lo expone, como 
ocurre con otras doctrinas, como si bastase exponerlo con exactitud objetiva. No, Cristo 
no ha instituido docente sino imitadores. 
Si el cristianismo, precisamente porque no es una doctrina, no se reproduce en quien lo 
expone, este no expone al cristianismo, pues el cristianismo es una comunicación de 
existencia y solo puede ser expuesto con el existir, porque existir para él es expresarlo 
existiendo. 
Por ello es preciso suponer que la mayoría de los hombres no han recibido impresión 
alguna de lo que el cristianismo es; por tanto ni siquiera han advertido la posibilidad del 
escándalo. 
Es verdad que existe una gran exigencia en el cristianismo, pero ello no depende del 
cristianismo sino más bien del hecho de que deba existir, manifestarse y desarrollarse en 
un mundo de pecado.
 La dura exigencia no reside en el cristianismo sino en lo que con él 
acaece; pues en  mismo es todo sosiego y amor, amor esencial, amor a Dios.  
Por eso lo que a un cristiano se le exige puede llegar a ser una vida de sufrimientos, pero 
esto no depende del cristianismo sino en parte de que el hombre sea un pecador, y en 
parte también de que el mundo en el cual le toca vivir este sumergido en el pecado. 
Para este mundo de relatividad lo Absoluto le parece ridículo y eso es porque la 
temporalidad no puede entender que la seriedad es la verdadera relación con lo eterno, 
por eso mismo la seriedad no tiene reparos en la relación con lo Absoluto. 
El mundo tiende, evidentemente, a lo cómico, a un desarrollo cada vez más intenso de la 
risa. Nada los detiene, nada los hace estremecer. La perversión humana se vuelve cómica 
y se intenta representarla de una manera cómica: la desmoralización de los estados, todo 
el fraudulento mal de la vida pública, toda esa mezquina y falsía astucia que se superan a 
 mismas con muestras de ingenio, todo eso es motivo de farsa. 
Esto demuestra que la actual concepción de la vida esta fundada sobre la desesperación.  
Es bien triste que esta farsa inmoral nos precipite mucho más bajo aún. 
Por eso las individualidades desesperadas que no creen en Dios ni en la eternidad, se 
muestran con suma frecuencia muy fuertes en esta vida, porque ellos desconocen en 
absoluto la fragilidad que da la eternidad. 
Por ello cuando el cristiano se viere reducido a la insignificancia para el mundo y 
abrazare el padecer efectivo, para el cual no existe posibilidad alguna de honores y de 
consideración, él nunca más volverá a ser el mismo, porque cumplirá hasta el final con el 
orden divino religiosamente.
 Todo adquiere un aspecto diferente para él, porque ese 
hombre no cree más en  mismo sino en Dios. 

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    Generalmente el único comentario interesante es el que es censurado.
    Demasiado contentos con el Mundo y con la Iglesia terrenal para creer en que todo esto debe pasar para que Cristo vuelva pronto.
    Peligrosas afirmaciones las que hace Viganó promesas de que esto pasará y pronto gracias a la Virgen y por medio de la Virgen.
    Y habrá falsos profetas capaces de confundir incluso a los elegidos si ello fuera posible.
    No señala de dónde Viganó saca esas ideas porque el Apocalipsis y Dios enseñan otra cosa y si comenta el Apocalipsis, Viganó, debería seguir en los Santos Padres y Doctores de la Iglesia para ver qué es lo que dicen y qué no dicen.
    Primero, la Bestia del Mar y la Bestia de la Tierra son vistas por los santos Padres como un gobierno político bestial global y como una religión e iglesia bestial global respectivamente. O sea, el mar es el terreno de la política y la tierra lo es de la religión.
    En cuanto a la Bestia del Mar que tiene diez cabezas con cuernos diez se refiere a que son muchos los gobiernos bestiales que forman esta Bestia, este imperio, recordemos que Daniel habló de siete Bestias o Imperios, Egipto, Babilonia, Roma, etc. y un Octavo que será por poco tiempo, tres años y medio, 1260 días del antiguo calendario o dos tiempos más medio tiempo más un tiempo porque Dios nos repite mucho las cosas para que nos quede claro porque somos muchas veces necios.
    A esta Bestia del Mar le crece un pequeño cuerno que no puede ser otro que la masonería cabalística que vence a otros tres y los demás se le someten.
    Es decir, que la masonería va a vencer a otros tres gobiernos bestiales y los demás se le van a someter.
    Contrariamente a lo que afirma Viganó todos sabemos que el gobierno de Putin es un gobierno bestial y que el motivo por el que no se le somete al pequeño cuerno del NOM es porque tiene su propia quinta que explotar, su nacionalismo, que es tan masónico como la globalización.
    Habrá guerras y rumores de guerra pero todavía no es el fin.
    En cuanto a la Bestia de la Tierra o religión o Iglesia ecuménica global tendrá dos cabezas una cabalista y la otra masónica y las dos esotéricas o para pocos de la jerarquía de las distintas religiones como existió durante el paganismo un culto para los iniciados y otro popular, el culto para los iniciados estaba relacionado con el trato con demonios, el resto de los fieles de las distintas religiones e Iglesias seguirá siendo el cuerpo de la Bestia con sus respectivas religiones.
    La Iglesia profunda según Viganó es la Bestia de la Tierra y muchos aspiran dentro del catolicismo a que la sea, es decir, a que la Iglesia católica sirva para que la masonería consiga establecer un gobierno global y una religión e Iglesia global y participar de esos gobiernos y nuevas religiones para enriquecerse y hacerse poderosos a costa de la población.
    Pero la Iglesia católica no será incluida dentro de los planes del gobierno global sino que será usada y destruida. El el P. Castellani enseña habrá dos Iglesias en los últimos tiempos y ello se relaciona con dos imágenes que son la buena Mujer y la mala Mujer del Apocalipsis.
    La buena Mujer es la Iglesia del silencio, el trigo dentro de la Iglesia que en los últimos tiempos estará separado de la cizaña, la Iglesia santa pequeño rebañito, la ciudad de Dios dentro de la Iglesia.
    La mala Mujer no se convierte en Bestia se sienta sobre la Bestia del Mar, sobre el gobierno global para servirse y servir, se va lejos del Esposo, adultera y prostituye su fe, a Israel los profetas le han llamado ramera, a la nueva Israel, la Iglesia o una parte de Ella le cabe ese nombre porque sólo a la Esposa que se va lejos del Esposo le corresponde ese nombre cuando se aleja del Esposo. Nunca va a ser Bestia seguirá siendo mujer pero se va a convertir en una mala Mujer.
    A la mala Mujer se le dará muerte, a la Iglesia de la Publicidad se le dará muerte, la Bestia del Mar le dará muerte y se comerá sus carnes, la masonería le dará muerte.
    Esta mala Mujer es la Iglesia de la Publicidad, el Partido del Mundo en la Iglesia, la contraIglesia dentro de la Iglesia, los que estaban entre nosotros pero no eran de los nuestros según San Pablo, la cizaña dentro de la Iglesia que en los últimos tiempos será separada para la ciega, la Iglesia pecadora o del pecado, la ciudad de Satanás dentro de la Iglesia opuesta a la Iglesia santa, una Iglesia reformada y protestantizada, etc.
    Ahora, volvamos a Babilonia que se relaciona con la mala Mujer del Apocalipsis, Babilonia que como a la mala Mujer la Bestia le dará muerte o como dice “en una hora será destruida”, madre de rameras porque todas las rameras o herejías se separan de la Iglesia y tratan de buscar acuerdos con los poderosos de este mundo, se van lejos del Esposo mientras la Iglesia ha permanecido con el Esposo por casi dos mil años.
    La Iglesia católica tiene una religión y un Estado que es el Estado del Vaticano.
    El Estado del Vaticano está en Roma que tiene las siete colinas.
    Así que cuando el Apocalipsis señala la muerte de la mala Mujer y de la Babilonia está indicando un mismo suceso desde el punto de vista de la Iglesia y del Estado del Vaticano.
    No es Babilonia la masonería cabalista repartida en todo el Mundo que según afirma Viganó va a ser destruida en una hora esa es una interpretación totalmente errónea, no hay motivo para que Babilonia sea la masonería muy por el contrario la masonería será parte de las dos Bestias señaladas arriba que ayudarán a gobernar al Anticristo y al Falso Profeta que encarnan ese espíritu de apostasía.
    El Anticristo y el Falso Profeta se servirá de esta masonería y conformará un gobierno global que no será oculto sino manifiesto y una vez que lo establezcan todos los hombres querrán morir (incluso los de la masonería) pero no podrán y todos gritarán cerros cúbrannos.
    El mal al manifestarse en un gobierno y religión global será tan bestial que mostrará todo el sin sentido del pecado, toda la necedad del hombre quedará expuesta, querrán crear el paraíso en la tierra y crearán un infierno en la tierra, ni siquiera tendrán paz porque Gog se enfrentará a Magog se les dará el gobierno del Mundo durante tres años y medio para que lo choquen para que demuestren que no sirven de nada y para que se compruebe que sin Dios nada podemos.
    Lo cierto que la Iglesia católica, sin perjucio de un resto fiel, está, desde mi punto de vista, terminada, el katejón para la venida del Anticristo ha sido removido y eso lo reconoce Viganó pero lo que le falta a Viganó es coherencia en sus interpretaciones y fe.
    Bergoglio ha dicho la verdad “hoy todos reformistas.”
    Esta es la apostasía general, el misterio de la iniquidad y la abominación de la desolación dentro del templo porque Dios nos dice las cosas de muchas formas porque no entendemos y somos necios.
    La jerarquía de la Iglesia ha sido tomada señala Viganó, todos los cardenales apoyan a Bergoglio y sus acciones, casi todos los obispos y sacerdotes lo apoyan, la mayoría de los fieles lo apoyan, hay cismas en proceso en Alemania, una destrucción de la Iglesia china por medio de un acuerdo secreto de Bergoglio con los comunistas chinos, un camino sinodal iniciado y continuado bajo una moral y doctrina anticatólicas.
    La Iglesia está terminada puede quedar una Iglesia del silencio pero la Iglesia católica ha sido destruida y sólo le basta a la Bestia del Mar comerse sus carnes por medio de Iglesias nacionales al estilo alemán.
    Entonces, Bergoglio, Viganó, el presente comentarista, la Iglesia terrenal y el Mundo van a morir y deben morir, no se ingresa en la eternidad si no se muere, Dios es la eternidad, no se accede a la eternidad si uno no muere, si la Iglesia terrenal no muere, si el Mundo no muere, tampoco podrán ser creados nuevos Cielos y nuevas Tierras, ni resucitarán los muertos para el juicio final, ni la Jerusalén celestial va a bajar del Cielo si Cristo no vuelve pronto.
    Entonces, Cristo va por el camino diciéndole a los discípulos todo lo que debía sufrir en la Cruz y Simón se detiene para amonestarlo porque piensa como hombre y no como Dios y sirve de escándalo y Cristo le dice “sal de aquí Satanás”, no junta desparrama, es conveniente que Cristo muera de esa forma porque sino ninguno será salvo y porque sino no podrá enviar al Espíritu Santo.
    Y San Pablo sólo enseña una cosa a Cristo crucificado y afirma que si Cristo no resucitó vana es nuestra fe.
    Y ahora vamos todos caminando junto a Cristo y Dios nos dice por el Apocalipsis (que es la Revelación) que la Iglesia terrenal y este Mundo deben morir y que será una muerte horrible, habrá sufrimientos y dolores como nunca antes y como no los habrá después y que todo eso debe pasar para que Cristo vuelva pronto y nosotros como Simón nos negamos a escucharlo y enseñar el Apocalipsis o lo enseñamos mal y con ello vamos cumpliendo el Apocalipsis no viendo los signos de los tiempos, comiendo y bebiendo, pensando qué haremos como Iglesia y a nivel global en treinta años y Dios nos dice necios esta misma noche tu alma será reclamada.
    Todo esto nos muestra el pecado final cometido en comunidad, la apostasía general, el no creer que Cristo vuelve pronto.
    Por ello, no entendemos y no vemos, cuando Cristo les habla a los discípulos y les habla en parábolas no sólo se refiere a la muerte de cada persona sino a la muerte de la Iglesia terrenal y del Mundo.
    Deja a los muertos enterrar a los muertos.
    Vuelvo pronto.
    Por ello el Apocalipsis es un libro de esperanza pero esperanza como virtud teologal y no de esperanza mundana en lo que vamos a hacer mañana, de esperanza en Cristo que vuelve pronto, en encontrarse con Dios, todo este sufrimiento del Apocalipsis nos debería hacer desesperar si no tuviéramos la esperanza del católico en que Cristo vuelve pronto y con Él se cumplen todas las profecías y se cierra la Historia de Salvación.
    Si se ama al Mundo y a la Iglesia terrenal más que a Dios no se ha cumplido el primer mandamiento amar a Dios sobre todas las cosas.
    Vamos a morir en algún momento, el Mundo va a morir en algún momento y la Iglesia terrenal va a morir en algún momento lo que debería interesarnos no es si la Iglesia terrenal continúa diez o quince años más sino si Cristo vuelve o no vuelve porque si no vuelve vana es nuestra fe porque eso significa que no resucitó y eso significa que no es Dios.
    Entonces, si no creemos en Cristo nos aferramos a algo que no es Cristo, nos aferramos a tener descendencia, a hacer una obra reconocida por los hombres, a quedar en la historia, nos ocupamos de la Iglesia terrenal como de una ONG muy piadosa, nos ocupamos y preocupamos de muchas cosas vanas y que son vanidad de vanidades.
    Somos como Marta corriendo de un sitio a otro tratando de ocuparnos de lo secundario cuando María se ocupa en lo único importante que no le será arrebatado.
    ¿Cuándo vuelva hallaré fe a mi regreso? ¿Fe en qué? En mi regreso.
    Los signos se van cumpliendo y los católicos esperan de alguna manera que se les conceda un tiempo más para vivir esta vida terrenal y que se le conceda un tiempo más a la Iglesia terrenal y al Mundo pero lo piden porque no tienen fe en que Cristo vuelva pronto.
    Ahí están los signos, se van cumpliendo uno por uno y no tienen fe y esperan que Bergoglio pase pronto cuando deberían enseñar y esperar que Cristo vuelve pronto.
    Ese es el meollo de nuestra fe en los tiempos finales como bien lo señaló el Padre Castellani que Cristo vuelve porque sabemos por la fe y sin fe ignoramos que resucitó y subió a los Cielos y desde allí a de venir a juzgar a vivos y muertos.
    Esta es nuestra fe y no otra y si no se enseña esto, nos dedicamos a lo accesorio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: