¿Cómo distinguir a los verdaderos profetas de los falsos?

Es curioso que en el mundo de hoy aparecen gran cantidad de personas que dicen llamarse profetas de Dios,  que aseguran ser auténticos, y debemos preguntarnos ¿será esto posible?

4 2.051

 

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

 

 

Por el Pequeño Cireneo

 

Los auténticos profetas que han existido a lo largo de la historia de nuestra fe, ocupan un lugar relevante en las Sagradas Escrituras principalmente en el Antiguo Testamento.

Profetas que estuvieron atentos para escuchar la voz de Dios y dar a conocer lo que Él les ordena, que transmitieron al pueblo de Israel Su mensaje.

Es importante en estos tiempos tan confusos, poder distinguir entre los falsos y los verdaderos profetas, ya que resulta preocupante ver la cantidad de personas que se dicen inspiradas por Dios o que son sus mensajeros.

Por esto, debemos ser muy cautelosos, pues  realmente es con el paso del tiempo, cuando vemos la veracidad del mensaje y si lo anunciado por el profeta se cumple.

De vital importancia, comprobar si el mensaje está acorde con la Palabra de Dios o hay elementos ajenos a ella que la distorsionan.

Por eso, al menos los profetas de hoy día deberían ir acompañados por una dirección espiritual seria y que perdure a lo largo del tiempo.

Es el mismo Señor quién nos avisa y previene diciendo:

“Cuidado con los falsos profetas que vienen a vosotros con piel de oveja, por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”

(Mateo 7)

 

“Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos”

(Mateo 24_11).

Algunos de estos supuestos profetas, dan signos de contradicción en sus mensajes por lo que hay que saber discernir y no caer en más confusión. 

Es bastante evidente que estamos en los últimos tiempos  que el Señor marcó para la historia de la salvación, y justo ahora se nos hacen muy vívidas las palabras del apóstol San Pablo que nos dan una gran luz sobre este tema cuando nos dice:

“Porque vendrá tiempo, que no soportarán la enseñanza sana, sino que, llevados del propio capricho, se rodearán de maestros para que les halaguen el oído, y dejarán de escuchar la verdad, volviéndose de nuevo a los mitos”

(San Pablo)

 

Los falsos profetas destruyen la fé con testimonios falsos y manipulados, abriendo las puertas al maligno para así apartar y desviar a las personas creyentes.

Es de vital importancia, conocer la Palabra de Dios y leerla meditandola  detenidamente. 

Otro aviso importante aparece en la segunda carta de Timoteo cuando nos dice:

“En los últimos días, se presentarán coyunturas difíciles: los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, orgullosos, difamadores, rebeldes a los padres, desagradecidos, impíos, sin corazón, irreconocibles, calumniadores, disolutos, crueles, enemigos de lo bueno, traidores, temerarios, engreídos, más amigos del placer que de Dios, teniendo apariencia de religión, pero renunciando realmente a su fuerza”

(2 Timoteo 3_(1_4)

 

Si tenemos como referente la Palabra de Dios, no seremos  engañados, ni confundidos. 

En la misma carta a Timoteo dice:

“Toda la escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en la virtud. De esta manera el hombre de Dios estará bien formado y pertrechado por toda obra buena”

Si seguimos con fe y fortaleza la Palabra, encontraremos todas las respuestas que necesitamos conocer y no habrá confusión y  descubriremos a los falsos profetas que pululan en esta época de la historia. 

El Señor nos deja Su Palabra para que por medio de ella, de su estudio y conocimiento nos libremos y no seamos engañados.

Como punto de referencia sin igual miremos al mayor de los profetas “Moisés”, en él, se cumple la inmensa grandeza de la elección de Dios sobre este hombre elegido para una tarea titánica que finalmente y tras muchos sufrimientos llevó a cabo.

No ha existido otro profeta como él, al que Dios le habla de esa forma y se manifiesta por medio del fuego en la zarza ardiente.

Moisés nos enseña que Yahvé es Dios y no hay ni existe otro fuera de el.

Así dice el Deuteronomio:

“Desde lo alto de los cielos te hizo oír su voz para instruirte y sobre la tierra te hizo ver su gran fuego, y en medio del fuego oíste sus palabras. Y porque amo a tus padres y escogió después de ellos a su descendencia, te saco de Egipto yendo delante de ti con su gran poderío, arrojando de delante de ti a naciones más grandes y más poderosas que tú, para introducirte en su tierra y entregarte la en heredad, cómo lo hace en este día. Tu debes saber hoy, por lo tanto y recordarlo en tu corazón, qué Yahvé es el único Dios en lo alto de los cielos y aquí abajo en la tierra, y que no existe otro.”

Deuteronomio 4(36_39)

Un profeta verdadero por tanto siempre muestra la verdad, obedece a la Palabra del Altísimo, recibe las revelaciones del Señor, siempre para el beneficio del pueblo de Dios, cómo ocurrió con todos los profetas del Antiguo Testamento, y pone sobre aviso a los hombres de lo que Dios desea para su pueblo.

Los profetas son personas valientes y valerosas a los ojos de Dios y en definitiva anuncian la salvación, ya que en ellos la justicia y el derecho divinos se manifiestan pues son “la voz viva de Dios”.

 

Para que un profeta auténtico pueda realizar su tarea necesita una verdadera experiencia del Señor, y en esa experiencia el profeta es purificado por medio de la oración y vive  alejado del mundo para así poder aprender a confiar plenamente en Dios y solo en Él. 

Y una vez lleno de su palabra la anuncia y denuncia.

En estos tiempos de desaliento, maldad, oposición a las cosas del Señor, hemos de estar muy despiertos a la voz de los verdaderos profetas y desterrarla de los falsos que continuamente crecen y confunden engañando a los hijos de Dios.

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

4 comentarios
  1. Chencho says

    Así es, por ejemplo… un falso profeta en la actualidad sería Damián Galerón

    1. H. R. Pacios says

      Exacto. Pero Moisés NO es profeta, sino PATRIARCA del pueblo judío, liberado por Dios de la esclavitud de Egipto.

      Al falso profeta se le conoce por su fruto, como al árbol. No puede haber un árbol malo que de fruto bueno, ni árbol bueno que de fruto malo. Mt 7, 15-20 es la prueba contundente que nos enseña Dios mismo, Jesucristo Nuestro Señor.

      El FALSO PROFETA es el que hace señales, seduce y engaña al servicio de la bestia, el que miente como satanás, padre de la mentira y homicida desde el principio. Por ello la distinción entre la Verdad, que es Jesucristo, Dios verdadero, y la mentira, propia de los hijos de satanás, es clave para conocer al falso profeta. En los tiempos actuales, el falso profeta es el POLÍTICO y el magnate empresarial, burócrata o financiero de este mundo. Los frutos están a la vista de todo el mundo, irradian más mentira que el uranio radiación.

      El falso profeta es imagen de la bestia como el hombre y la mujer, son imagen y semejanza de Dios, su creador. El demonio trata de hacer burla de todo cuanto Dios ha creado, y por eso él también tiene su imagen en el falso profeta.
      Los enemigos de la Santa Iglesia Católica Apostólica (que es la de Jesucristo Nuestro Señor y de todos sus fieles), los hijos de las tinieblas y de satanás, la cizaña y estirpe de la serpiente y enemigos de Dios, tratan de identificar al falso profeta con el papa, sea quien sea, aprovechando que incluso los elegidos pueden ser engañados por satanás. Estos enemigos de Dios, también identifican la Gran Prostituta de Babilonia (democracia), o imperio romano renacido, con la Santa Iglesia Católica Apostólica, para alejar a los fieles de ella y conseguir así su condena eterna en el infierno. Pero la Santa Iglesia Católica Apostólica prevalecerá sobre las puertas del infierno porque tal es la Santísima Voluntad de Dios Todopoderoso, de la que aquella es Esposa amada, y la Gran Prostituta de Babilonia será completamente destruida (Ap 18, 9 y ss.), para llanto de esos magnates, políticos y mercaderes y sus esclavos.

  2. Jorge Garcia says

    No hubo ni habra un profeta mas grande e importante que Juan el bautista.

    1. H. R. Pacios says

      Verdad. Juan el Bautista, el Elías del Señor, es el más grande de los profetas nacidos de mujer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: