De la desconfianza a la paranoia hay un paso… y ese paso no es de Cristo (Por Vicente Montesinos)

"Pero lo que sí que sé a ciencia cierta es que desconfiar de todo es tan peligroso como creérselo todo. Y que además donde sí entramos sin duda alguna es en el terreno del deterioro del alma. Desconfiar de todo y de todos por sistema es en cierta forma una manera de desconfiar de Dios, que lo ha creado todo; que todo lo ha dispuesto, y que todo lo ve"

11 6.518

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

Vicente Montesinos

Director de Adoración y Liberación

 

 

La situación que estamos viviendo nos ha llevado a ser desconfiados. A desconfiar de todo, y de todos. A poner todo en cuarentena. A escrutar cada cosa que aparentemente es positiva hasta encontrarle el lado malo, la sospecha, el “gato encerrado”, el “nos la están pegando”.

Está bien. Está bien. No es para menos. Vivimos en un cambalache en el que como dijera Santos Discepulo, “los inmorales nos han igualao”, y donde ya “todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor…”. Y ciertamente transitamos un espacio donde el “enemigo común” es evidente, pero en el cual ya no sabemos de quién fiarnos ni siquiera dentro de esa cosa heterodoxa y caótica que algunos vienen en llamar “disidencia”, otros “resistencia”,  y otros de mil maneras más.

Pero creo honestamente que nos estamos volviendo un poco locos. Y que caemos en el peligro de, como dicen en mi tierra, “pasarnos tres pueblos”. Y ello lo digo como coordinador de un espacio católico: señores, la desconfianza extrema no es de Cristo. Y no se me entienda mal. No quiero decir (por si algún listo ya tiene preparada la escopeta) que “todos los extremos son malos”. No. Los extremos de Verdad no son malos. Son los extremos de Verdad. Y por tanto únicos, inmutables, perennes. Si ser radical (ya saben, del latín raíz) en Cristo, es ser extremista; aquí tienen al primero. Pero una cosa es eso, y otra llegar al punto de que nos envie un mensaje un amigo y lo analicemos a ver si detrás del mismo está el CNI. No. Eso no es de Cristo.

¿Que Monseñor Viganò se juega la vida por defender a la Iglesia de Cristo…? Seguro que es disidencia controlada, seguro que está aliado con Bergoglio y nos engaña… A ver si en el fondo está haciendo teatro…

¿Que Miguel Bosé se juega su carrera por oponerse a las vacunas? No puede ser bueno. Eso es una pose. El era un rojo. Era gay… Es de los malos… Es imposible…

¿Que Novac Djokovic se planta ante el deporte mundial y hace temblar el sistema poniéndolo contra las cuerdas? No me fío… Algo oculta…. Es masón… Lo vi con un judío en una foto…

¿Que uno habla de los peligros del 5G? Se ha vendido… Está con los malos de la disidencia que dicen que la vacuna se activa por el 5G… Trabaja para el mal…

Y así… hasta mil.

Y les digo una cosa: Cristo nos pide ser astutos como serpientes… sí, pero también sencillos como palomas (Mateo 10,16) Y esta vorágine de desconfianza extrema y de reencarnación de Hobbes para cada paso que damos, desde luego, se aparta de manera evidente de los mandatos de Cristo.

Hemos de seguir sin descanso dando esta batalla. Hemos de seguir atentos, despiertos. No podemos dejar de dar el bonum certamen, como tan bien nos recuerda Monseñor Viganò, con San Pablo. Pero una vida de desconfianza en todo y en todos, excepto en esos pocos privilegiados que situamos como merecedores de nuestro crédito, y que, inevitablemente, antes o después, dejarán también de serlo, nos conduce a una vida de desesperanza, aislamiento, resentimiento y amargura; aspectos todos ellos que, insisto, son de todo, menos de Cristo.

No podemos dejar que las circunstancias nos lleven a consolidar una conducta extrema que para mí solo puede tener un nombre: trastorno de personalidad paranoide. Ese que se caracteriza por un sentimiento generalizado de desconfianza injustificada donde constantemente sospechamos de los demás, interpretando las intenciones y motivos de todos como maliciosos. Trasladar a los demás nuestros problemas y juicios permanentes como mecanismo de defensa es relativamente normal en todas las personas. Y más en tiempos de guerra. Pero creo que estamos cayendo en conductas que bordean muchas veces el trastorno paranoide, y que muchos manejan con el objetivo de evadir los sentimientos y pensamientos que les resultan inaceptables. Hasta el punto de caer en una negación extrema de su realidad. Y no lo veo sano. Ni humano. Ni cristiano.

Puedo comprender que la situación es excepcional. Y que estamos librando una batalla a vida o muerte. Sí. Como diría el castizo… ¿me lo dicen o me lo cuentan? Pero si ante todo aquel que se acerca, ante todo aquello que nos llega, y ante tantas y tantas obras que, en su batalla desesperada, muchos hermanos están llevando a cabo, con más o menos acierto, pero con recta intención; sólo generamos suspicacia,
desconfiando de las intenciones de los otros; recelos y pensamientos acerca de que los demás actúan de forma perjudicial para mí; y además todo ello viene acompañado de pensamientos como “me están engañando”, “me quieren estafar”, “me quieren perjudicar”…. hemos entrado en una dinámica absolutamente destructiva para nuestra mente, y también, y es lo más grave, para nuestra alma. Por no hablar del daño que somos capaces de generar a nuestro alrededor, creyéndonos tan, tan, tan despiertos; que todo ser humano con el que nos cruzamos pensamos que está dormido… o peor, que es un idiota.

Creo que nos vendría bien a todos darle una vuelta a este tema, para poder seguir dando el buen combate de forma eficaz, y coherente. Cuando somos capaces de no retirar la confianza a todos porque sí; las personas nos sentimos emocionalmente en un clima adecuado y positivo para desarrollarnos, lo cual a su vez puede fomentar la reciprocidad y la credibilidad; dejando de perdernos a muchas almas que, a lo mejor (démosles el beneficio de la duda) no forman parte de ese 99% de lupus que habitan en nuestra cabeza.

Cuando falta la confianza de una manera excesiva y paranoide, la persona no solo no es capaz de desarrollarse a plenitud, sino que no logra expresar de manera adecuada lo que piensa, lo que siente; y por lo tanto su conducta se ve bloqueada, congelada, reprimida. La persona no logra vivir en toda su esencia, lo que muchas veces la hace presa de sus propios miedos, se cierra a las relaciones interpersonales en cualquier ámbito, creciendo en inseguridad emocional y quizás, hasta en baja autoestima. No sé. Aquí entramos en un campo en el que no soy profesional. Meramente aficionado.

Pero lo que sí que sé a ciencia cierta es que desconfiar de todo es tan peligroso como creérselo todo. Y que además donde sí entramos sin duda alguna es en el terreno del deterioro del alma. Desconfiar de todo y de todos por sistema es en cierta forma una manera de desconfiar de Dios, que lo ha creado todo; que todo lo ha dispuesto, y que todo lo ve.

¿Te has parado a pensar que dimensiones puede alcanza el dolor de Dios cuando es abofeteado por una persona que desconfía de todo aquel que le rodea? La desconfianza extrema es, en cierto sentido, peor que el pecado, porque es la fuente y la raíz del pecado mismo. Si el Enemigo ha logrado sembrar en tu corazón la desconfianza excesiva, tendrán que venir, como consecuencia, los temores y la sensación de peligro; y el sufrimiento vinculado a esos sentimientos: y únicamente a través de las consecuencias de ese mal podrás apreciar lo mucho que te has apartado.

El sufrimiento, el temor y la sensación de peligro serán para ti una constante llamada a la conversión. Y tendrás que cargar con el peso del temor mientras no te conviertas, mientras no seas como un niño que se entrega sencillamente en los brazos de su Padre que le ama.

«El paciente debe ser curado —dice L. Szondi— hasta que aprenda a Orar». Y no se trata de un simple recitar una oración. Se trata de una actitud profunda en la oración, de una oración confiada, del niño que se abandona plenamente en los brazos de su Padre.

No dejemos que el príncipe de este mundo nos gane la batalla. No vaya a ser que por “no querer confiar en nadie para no hacerle el juego al mal”, acabemos haciéndole el juego, tan listos como somos, al Mal con mayúsculas. A ese que, sí, y siempre, debe ser motivo de desconfianza. A ese al lado del cual todos los malos más malos del mundo mundial, son hermanitas de la caridad.

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

11 comentarios
  1. H. R. Pacios says

    Sagrado Corazón de Jesús, EN TÍ CONFÍO. Jesús, en Tí confío. Confiamos en Dios Nuestro Señor, porque bien sabemos que todo lo bueno que hemos tenido en la vida viene de Él y solamente de Él, no siendo nosotros más que inútiles siervos o instrumentos de su Santísima Voluntad. Así pues, Confianza PLENA en Dios, Padre Creador, Hijo Redentor y Salvador, Nuestro Señor Jesucristo y Espíritu Santo Paráclito.

    Confianza PLENA en la Palabra de Dios, los cuatro Santos Evangelios, porque la Palabra estaba junto a Dios y la Palabra es DIOS. Confianza PLENA en el NUEVO TESTAMENTO y en las Sagradas Escrituras en general.

    Confianza plena también en la Bienaventurada y Santísima Virgen María, Inmaculada y Excelsa Madre de Dios y Nuestra, Reina de Cielos y Tierra. Confianza PLENA en sus revelaciones aprobadas por la Santa Iglesia de Jesucristo, la Católica Apostólica.

    Confianza en la Iglesia Triunfante del Cielo, en sus santos, santas, arcángeles y ángeles. Confianza en las revelaciones aprobadas de santos y santas.

    Confianza en los hermanos y hermanas consagradas de clausura y contemplación, que tanto rezan por nosotros y tantísimo bien nos hacen y nos atraen. Pidamos por ellos y pidámosles con confianza oraciones. Confianza en los misioneros y misioneras.

    Confianza en los sacerdotes católicos, en los curas (porque son los únicos que pueden salvar almas, curándolas del pecado), más necesarios que cualquier personal sanitario o médico, independientemente de sus pecados, porque su poder es más grande que el de todos los magnates, políticos y poderosos de este mundo. Ellos son los ministros de Dios, llamados por Santísima Voluntad de Dios a su vocación y no por voluntad propia, que nos aplican los siete benditos Sacramentos, sin los cuales no hay salvación eterna posible. Y quien no confíe en el poder del que está investido un sacerdote católico (independientemente de que pueda incurrir en pecado de modo consciente o inconsciente), un cura, que lea al Santo Cura de Ars sobre los sacerdotes y medite en ello.

    Pero desconfianza TOTAL en las sectas, los falsos profetas, herejes y blasfemos contrarios a la Palabra de Dios, iluminados, políticos, sindicalistas, masones, patronos, mercaderes, magnates, etc. Desconfianza TOTAL en todos ellos hasta que no den fruto de arrepentimiento, penitencia y conversión. AL ÁRBOL SE LE CONOCE POR SUS FRUTOS, don Vicente Montesinos y demás hermanos y hermanas de fe católica de Adoración y Liberación (medio que estimo LIBRE).

    Entre los dos hijos del dueño de la viña, ¿quién cumplió la palabra del padre y fue a trabajar a la viña? ¿Valen las palabras de los hombres solamente para otorgar la CONFIANZA? ¿Vale honrar a Dios solo con los labios? ¿Puede dar fruto bueno un árbol malo?

    El que quiera CONFIANZA ha de ganársela ofreciendo frutos de arrepentimiento, penitencia y conversión sincera de corazón. La Fe católica es cuestión de AMOR A DIOS INCONDICIONAL. Y se ama a Dios porque se confía plenamente en Él, por eso hablamos de FE, de ESPERANZA en Dios, en que su Palabra y Santísima Voluntad se acabará cumpliendo y de CARIDAD, no para gloria nuestra, que habremos de negarnos a nosotros para seguir a Dios, sino para gloria de DIOS, porque queremos agradar no al mundo para ser vistos y alabados por los demás, sino para complacer a Dios, que nos ha regalado su Infinita Misericordia y Caridad apiadándose de nosotros hasta el punto de morir en Cruz por nuestra eterna Salvación.

    Ni Viganó, ni Bergoglio (o Francisco), ni Djokovic, ni Bosé, ni los ingenieros de la red 5G, sean como sean en lo personal (no le atañe a nadie más que a ellos y a Dios. No es lo mismo pecado que pecador) ni ninguno de nosotros puede ponerse a la altura de Aquel en el que hay que confiar por encima de todos y todo si se espera CURACIÓN verdadera de cuerpo, mente y alma, Jesucristo Nuestro Señor: JESÚS, EN TÍ CONFÍO. La IDOLATRÍA, venga de quien venga y se centre en quien se centre, no solo es SATÁNICA, sino que acarreará condena eterna al INFIERNO (medítese Ap 21,8, que es Palabra de Dios Todopoderoso, aunque no figure en la constitución ni en el BOE ni en ley de país ninguno).

    Ya puede haber una anti INQUISICIÓN SATÁNICA psicológica o psiquiatra punitiva (como la soviética o la de la RDA para todo no comunista o socialista) que persiga a los DESCONFIADOS no inoculados (llamados NEGACIONISTAS, cuando no hay más NEGACIONISTA que el que NIEGA a Jesucristo Nuestro Señor, Dios Verdadero) que DESCONFÍAN de las “vacunas” o inoculaciones que se parecen cada vez más a la marca de la bestia de Ap 13 sin la cual no se va a poder comprar o vender (trabajar) y se tratará de exterminar al no marcado por el perseguidor Nerón mundial actual, o que les tilde de LOCOS por desconfiar de esas inoculaciones que no protegen de NADA y que sí pueden estar causando un daño IRREPARABLE DE POR VIDA (la poca que le pueda quedar a todos los inoculados). Ya nos pueden llevar a sus gulags, lubiankas, chekas, Paracuellos, etc. a asesinarnos por no aceptar VOLUNTARIAMENTE esa marca inoculable, sea lo que sea, pero nada bueno, pero que desistan de que aceptemos de modo VOLUNTARIO marcarnos con esa inoculación. No se jactará satanás ante Dios mismo de lograr el consentimiento en LIBRE ALBEDRÍO del alma a su condenación eterna por caer en el engaño por segunda vez después de lo que acaeció con Adán y Eva. Nosotros CONFIAMOS en DIOS, en Jesucristo Nuestro Adorado Señor, que pudo devolver la vida a Lázaro, a la hija de Jairo, al hijo de la viuda de Naím, que pudo devolver la vista a los ciegos, la movilidad a los paralíticos, la salud a los hemofílicos, que limpió a los leprosos, devolvió la audición a los sordos, dio de comer a 5000 hombres sin contar mujeres y niños e hizo Y HACE CADA DÍA tantos milagros de sanación que ni todos los libros del mundo podrían describir, hasta tal punto que Él mismo RESUCITÓ GLORIOSAMENTE tras haberle dado muerte en la Cruz los que NO confiaron en Él, como hoy, los que no confían tampoco, quieren acabar con los que SÍ persisten y perseveran en la CONFIANZA EN EL QUE HASTA SOBRE LA MUERTE tiene poder. Que los inoculados NO crean en MILAGROS porque no creen en Dios es su problema que no nos lo han de IMPONER a los no inoculados o marcados. La libertad religiosa está en vías de extinción en todo el mundo, pero no por ello se va a ceder a los ídolos, incluso bajo peligro de MARTIRIO por no inocularse.

    Que los que han CONFIADO en las inoculaciones recapaciten si pueden decir lo mismo que San Pablo en el Nuevo Testamento, si saben DE QUIÉN SE HAN FIADO. Y que no vengan con la monserga del peligro de muerte (nos pueden matar de miles de maneras y NO, no va a haber “vacuna” para todas y cada una de ellas. Curioso que ni en Adoración y Liberación, un medio supuestamente libre, no se establezca una comparativa entre la actual catástrofe del covid con la que sí se supo retener a tiempo, la del ébola, ¿es posible que el mundo haya perdido incluso la memoria de acontecimientos recientes?, o ¿qué está pasando aquí al silenciar esa comparativa, crucial para poder discernir lo que ahora ocurre?). En un mundo con aborto y EUTANASIA, las autoridades políticas, sanitarias, “científicas”, burocráticas, empresariales, mundiales (OMS, ONU, UE, etc.), etc., todas ellas ATEAS cerriles más integristas fundamentalistas que los afganos (y ya es decir), han perdido no ya su dignidad que nunca tuvieron (las prostitutas tienen incluso más, por eso entrarán antes en el Cielo que ellos), sino hasta el más mínimo hilo de CONFIANZA, salvo para esos IDÓLATRAS fanatizados pro “vacunas” que no tienen ni un hilo de FE y CONFIANZA en Dios y se entregan con fanatismo al que MIENTE hasta callado, como el padre de la mentira, homicida desde el principio, satanás. Ya nos advirtió hace pocos años una de las últimas santas en ser finalmente derrotadas en este mundo infernal, Santa Teresa de Calcuta, sobre las IMPLICACIONES MORALES DEL ABORTO, en las que pocos meditan si acaso alguno. Vino a advertirnos muy seriamente que si el mundo admite el ABORTO, cualquier forma de HOMICIDIO será ya algo plenamente extendido y aceptado. ¿Es posible que nadie entienda la inoculación en términos de CONFIANZA en la MENTIRA del demonio o rechazo de la misma por CONFIANZA PLENA EN DIOS?.

    Les recuerdo que en enero de 2020, los expertos “científicos” reunidos en comité secreto (no dan sus nombres para no ser tildados de lo que son verdaderamente, HECHICEROS, por muchos premios Nobel que tengan, los muy cobardes. De Dios no escaparán), con su portavoz al frente, conscientes de lo que se venía encima, MINTIERON de modo criminal asegurando que el virus chino no mataría más que a una o dos personas si acaso (ya van más de 100,000 muertos en España y con cifras de mortalidad hoy censuradas, porque las inoculaciones MATAN MUCHO MÁS Y MULTIPLICAN LA MORTALIDAD DEL VIRUS CON SUS VARIANTES. Ya incluso hay una guerra entre países que no admiten unas u otras inoculaciones, Pfizer, Astrazeneca, Sputnik, etc.), que los aeropuertos, puertos y carreteras no necesitaban ser controlados (como se hizo con el ébola hace pocos años), que no era necesaria la mascarilla, luego que sí, luego encarcelaron en sus casas a la población, con represión policial brutal a inocentes, luego dijeron por voz de un genocida ególatra presidente marxista que el virus ya estaba vencido, etc. MINTIERON de modo CRIMINAL Y TERRORISTA hasta que les sangró la lengua. Pero ni eso ha sido suficiente para los integristas fanáticos de las inoculaciones, esos IDÓLATRAS de la “medicina moderna”, de la “razón”, la “ciencia” y la “ilustración”, o del becerro de oro,pues la ruina de muchos es inminente, incluso los ricos (el Magnificat se empieza a cumplir). Fueron siervos, pues, de SATANÁS. Y hoy, incluso persiguen con mucha más saña e intensidad a los que no se quieren poner la MARCA INOCULADA, pues la VOLUNTARIEDAD (clave esta para entender lo que hoy ocurre) ahora ya no funciona con meter MIEDO A LA MUERTE a los no inoculados. Ahora hay que pasar a la COACCIÓN y PERSECUCIÓN, para luego desembocar en simple EXTERMINIO del no inoculado hasta que Dios nos proteja de sus descarríos. Y, entre medias, cuando los “pasaportes covid” empiecen a ser falsificados en masa, se pasará a la famosa marca en mano derecha o frente. El endurecimiento será gradual, pero inexorable. El enloquecimiento no de los no inoculados, sino justamente de los IDÓLATRAS de las “vacunas” o marcas inoculadas, es creciente, como su desesperación. Y eso sí que no viene de Dios, sino del demonio. El no inoculado vive tranquilo (incluso alegre por Gracia de Dios), pero el inoculado cada vez está más y más atribulado. El no inoculado vive CONFIADO en Dios porque comprende que sin el consentimiento de Dios no cae un pájaro del árbol, mientras que el IDÓLATRA inoculado, pendiente de no quedarse en la ruina o envenenado con tanta mentira, engaño, manipulación e hipocresía, incapaz de discernir y aterrorizado empieza a sentir en él o ella las llamas del infierno que le acosa, pues todos sus ÍDOLOS se están viniendo abajo (democracia, leyes, constitución, política, políticos que son imagen de la bestia que seduce a la población con falsas señales, como las “vacunas” y sus medios de manipulación de masas adjuntos, magnates de todo tipo, mercaderes del mundo, masones, osgs, sindicatos, patronales, burócratas (especialmente de la OMS, ONU, UE, parásitos del mundo además de criminales en masa), hechiceros mal llamados científicos, vendidos como putas por un plato de lentejas a la propaganda de la marca inoculada, etc.).

    Y después de haber metido la pata, junto a Viganó, con el siervo del demonio y de la mentira, Donald Trump, el férreo defensor actual de las “vacunas” o marca inoculada, no vengan ahora con que hay que confiar en él en las próximas elecciones. Eso sí que es ser un Judas Iscariote, enemigo de Jesucristo Nuestro Señor. El católico verdadero SOLO CONFÍA EN DIOS NUESTRO SEÑOR, no tiene ídolo alguno. Y no confía en embusteros, manipuladores, mercaderes, mentirosos, hipócritas, genocidas, todos ellos ateos y anticristos encarnados. Que toda potestad sea reducida por Dios Nuestro Salvador a ruinas y sea estrado para sus Santísimos Pies.

    SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN TÍ CONFÍO. INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA, SED LA SALVACIÓN MÍA.
    JESÚS, EN TÍ CONFÍO.
    QUIS UT DEUS?

    ¿QUIÉN COMO DIOS?, ¿las “vacunas” o marca inoculada? ¿la “diosa” (ÍDOLO) “razón”? ¿la “ilustración”? ¿las autoridades políticas, la ley, las reglas, las normas todas preceptos de hombres cada vez más enloquecidos y satanizados? ¿la democracia y el estado de “derecho” a asesinar al no nacido con aborto y al nacido con eutanasia, a divorciarse, a destruir familias, etc.? ¿la “ciencia” y la “medicina” moderna (en los tiempos de la EUTANASIA DE MASAS) y sus hechiceros, necios a los ojos de Dios (ciencia que ha fracasado estrepitosamente y no ha “arrollado” obstáculo alguno y sí ha creado muchos, cada vez más)?

    Si no CONFÍAS en DIOS, Padre, Hijo y Espíritu Santo, eres en verdad el más digno de lástima y compasión, pues NADIE está tan enfermo como el que NO pone su CONFIANZA EN DIOS.

  2. H. R. Pacios says

    Por cierto, don Vicente Montesinos y personal de Adoración y Liberación, paso a resumirle lo que es PARANOIA o trastornos paranoides según no un gañán de esos burocráticos de bata blanca y fumado o un sacacuartos ladrón de consulta privada, todos más preocupados de su nómina que del cliente o paciente al que raramente si acaso alguna benefician, sino según el eminente y excelente psiquiatra J. A. Vallejo Nájera (q. e. p. d.), que hasta tiene calle en Madrid salvo que los asesinos genocidas actuales se la hayan quitado por eso de la ley de vengaza roja histérica (no histórica), que ya no deja ni los nombres del almirante Cervera por ser “franquista” con casi medio siglo de adelanto:

    “Sujetos que presentan como único trastorno importante ideas delirantes (ideas falsas, sobrevenidas patológicamente e irreductibles por la argumentación lógica)”. Según la gravedad se habla de trastornos paranoides (menos graves) o paranoias (más grave).

    “La paranoia típica es de comienzo lento, insidioso sobre una personalidad paranoide…y forma un delirio crónico, sistematizado, no modificable por argumentación lógica y que se relaciona con las vivencias del sujeto, conservando éste íntegras la inteligencia, la memoria, la lucidez y la capacidad de juicio y raciocinio; siempre que no se trate de su tema dilirante”

    Es decir, que un paranoico es una persona sensata excepto en el tema de su paranoia. Si consideramos la pandemia actual como fuente de paranoia estaremos MINTIENDO, pues la catástrofe se inició en la mayor parte de países del mundo hace dos años, luego no ha podido comenzar de modo lento e insidioso. Los trastornos que padecen las personas inoculadas ya venían larvados de tiempo atrás, su miedo irracional era un resíduo anterior de trastornos previos. Y a ello ha contribuido más que ninguna otra cosa su falta de Fe en Dios, pues no hay mayor medicina preventiva y curativa que la Fe (los santos y santas NO MIENTEN, los políticos y demás hechiceros no paran de mentir). El mundo se aleja de Dios, consecuencia: muchas más paranoias y psicosis además de suicidios, depresiones y un sinfín de maldades, no hay más. Y lo peor es que, dado que la Fe se vive, pero no se “razona”, los creyentes son justos los tildados de locos. Ya San Pablo afirma que ser fiel a Cristo es escándalo para judíos y locura para gentiles (ateos). Pero sigamos con Vallejo Nájera:

    “Los delirios paranoicos son de temas muy variados; los más frecuentes tratan de ideas de persecución o injusticia, celos o amores, y de grandeza.
    En los delirios de persecución, el paciente se siente acosado por personas poderosas, sectas o parientes. Una forma atenuada es el delirio de referencia, en el que se supone espiado y cree que todos hablan de él, murmuran, etc.
    Los delirios de injusticia, llamados también querulantes y pleitistas, hacen que el paciente se sienta tratado injustamente por un tribunal, superiores en la empresa, por la familia de su cónyuge, etc., y tienda a plantear constantemente pleitos y reclamaciones.
    En los delirios de grandeza la convicción de la enorme importancia de su persona (se cree jefe de estado, rey, pontífice, profeta elegido, etc.).
    Los delirios de celos son una fuente de amargura y riesgo para la pareja…
    Las emociones y la conducta del paranoico corresponden a sus ideas delirantes. Está asustado si el delirio es de persecución, prepotente si es de grandeza y hostil e incluso peligroso si es de celos o injusticia…. Por ejemplo, hasta hace pocos lustros, los maridos paranoicos con delirio de celos era frecuente que matasen a su mujer….en cambio ahora las persiguen con sus abogados, divorciándose y negándose a pasarle la mensualidad privándolas de los hijos, etc.”

    Con todo esto, queda bien claro que la PARANOIA es un trastorno PERSONAL, autoreferencial, de vivencia de cada individuo (sería enfermizo total para Perico Fulánez creerse que Soros, Bezos, Gates, Zukelberg, Mask, Biden, Xi lin ping, etc., quieren hacerle la vida imposible a él y solo a él porque “sospechosamente” no le funciona la conexión a internet o se siente “vigilado” por ellos. Vamos, es de cachondeo total, para no parar de reír), no de masas, que afecta al que no solo desconfía, sino al que lo hace de un modo INFUNDADO e ILÓGICO. Pero, como es natural, no se refiere, por poner un ejemplo, al inmenso trastorno que sufrieron millones de españoles católicos a partir de 1936 cuando eran perseguidos criminal y verdaderamente por su Fe, cosa que ni es falsa, ni enfermiza, sino REAL. Otra cosa es que psiquiatras de escuelas POLÍTICAS (nunca científicas), como las comunistas, socialistas y soviéticas, nieguen toda persecución, tortura o crimen evidentísimos contra los no socialistas o marxistas, como le ocurrió a Sajarov o Solzenytsin en la URSS por anticomunistas. O los que decidieron eliminar la homosexualidad (y ahora abogan por eliminar toda degeneración sexual, incluida la pedofilia y la transexualidad) en 1985 de la lista de trastornos mentales (DMS) por decisión POLÍTICA de poderosos y ricos lobbies sodomitas o antipoblación, que no científica (aunque los propios “científicos” se nieguen a reconocerlo bajo coacción o amenaza de perder el trabajo,hoy incluso a los que nieguen la imposibilidad de elegir sexo con operaciones transexuales, un verdadero atentado contra la salud mental de las propias víctimas que acaban suicidándose en no pocos casos). Recordemos incluso recientemente que hasta un alto mando de la Guardia Civil, un generalazo de esos, reconoció que el objetivo del cuerpo no era la seguridad en la pandemia ni la de los españoles, sino la de minimizar las críticas al gobierno marxista terrorista genocida español actual, luego ¡qué no harán además de tildar de paranoicos a todos los que critiquen al gobierno, los políticos, la democracia, las inoculaciones, etc.!! con todo su ejército de putas vendidos a ellos. Lo de tildar de LOCOS y paranoicos a los católicos que rezan es propio de toda la vida de ATEOS integristas fundamentalistas que, no solo no creen en Dios, sino que lo odian y sirven a satanás, padre de la MENTIRA, haciendo uso de todas las armas de las que disponen para alejar las almas de Dios, incluso tildando a santos y santas de paranoicos, como a Santa Teresa de Jesús, a San Josemaría Escrivá de Balaguer, san Luis María Griñón de Monfort, San Francisco de Asís, etc.

    Y con respecto a los delirios paranoicos en sí, ustedes piensen en si los políticos y poderosos de este mundo padecen o no, con creciente intensidad, delirios paranoicos graves de grandeza como los de Nerón, que hasta se erigen en ídolos de sus propios pueblos o clientela, a los que no dudan en asesinar en masa y privarles hasta de ir a misa, amenazando de cárcel a los curas que abran los templos como ocurrió el año pasado.

    Simplemente y para acabar: ¿qué fomenta más una personalidad paranoide y los trastornos psíquicos, mentales, depresiones, suicidios, etc., un mundo de egolatría, narcisismo, yoísmo, meísmo, conmigomismo, nihilismo, materialismo, antropocentrismo, o un mundo que pone a Jesucristo en el centro de sus vidas? Eso es lo que hay que meditar profundamente.

  3. Alberto Ramón Althaus says

    De acuerdo pero todo esto tiene que ver con el discernimiento en la prudencia infusa que trata los temas religiosos y establece el justo medio.
    Pero para poder discernir qué es confiable y quién es confiable necesitamos poseer todas las virtudes naturales y sobrenaturales y los dones del Espíritu Santo lo que significa que necesitamos ser santos para poder discernir sin equivocarnos gravemente en temas complejos.
    Y los temas actuales son complejos para la gran mayoría de los católicos iniciados y remisos y por ello en los tiempos finales se habla de un pequeño grupo de elegidos que pueden llevar a cabo dicho discernimiento y que lamentablemente muchos serán engañados.
    Por otro lado, todo católico iniciado y remiso no está exento de culpa grave por no haberse santificado y por no poder discernir los signos de los tiempos y todo católico debe conocer su fe y aprobar lo que debe ser aprobado y reprobar lo que debe ser reprobado y defender la fe y si no la conoce, estudiarla.
    Ahora, en los temas actuales el católico necesitaría ser santo para no equivocarse pero, también, puede pecar gravemente por omisión porque el pecado por omisión grave existe pero para quitar angustia a lo que se señala; el católico iniciado y remiso puede, muchas veces, ser capaz de distinguir el buen del mal consejo.
    El artículo es un buen consejo pero es un principio para aprobar como Dios en la Creación vio y dijo que era bueno lo que había creado y, así, la creatura humana debe aprobar la obra del Creador y las dos creaciones la Primera y la Segunda Creación con el Nuevo Adán y la Nueva Eva, Cristo y María y del costado de Cristo la Iglesia como creatura divina.
    Entonces, ¿Cómo no equivocarse en estos tiempos de confusión y de revolución dentro de la Iglesia y en el Mundo?
    Si se trata de tiempos finales o los signos son evidentes sólo podrá salvarse un pequeño rebaño por las dificultades que se presentan para la salvación de muchos, la mayoría de los hombres y de los católicos no serán capaces de discernir lo que es o no religiosamente correcto.
    Por lo que el artículo anterior está bien si se dirige al resto fiel pero será incomprendido y malinterpretado por una gran parte del rebaño porque la Bestia podía confundir y hacer caer incluso a los elegidos si ello fuera posible pero por los elegidos Dios acortará los tiempos.
    Debemos aprobar lo que deba ser aprobado y amar y pedir por nuestra perseverancia final y confiar en Dios en tiempos de prueba y tentación, lo que se prueba es la fe de los católicos y la paciencia y fortaleza.
    Y no hay forma de quitar cierta inquietud porque, como decía San Agustín: “nuestro corazón está inquieto hasta que no descanse en Dios” pero sí debemos manejar esa inquietud impidiendo caer en la angustia y la tristeza y por ellas en la desesperación y el pecado.
    Y para ello debemos ser mendigos del amor (como en las grandes órdenes mendicantes de los dominicos y los franciscanos).
    Debemos ser mendigos del amor de Dios y del prójimo para poder ser humildes y poder santificarnos porque nos esperan tiempos difíciles. Saludos

    1. H. R. Pacios says

      Alberto Ramón Althaus, con el debido respeto y agradecimiento por participar valientemente (feliz y santo año nuevo a usted y los suyos), ¿puede un árbol bueno dar frutos malos o un árbol malo dar frutos buenos? No se pierda usted en sofismas, encíclicas o teologías, que lo único que hacen es CONFUNDIR aún mucho más a los fieles. Si no hay que ser un teólogo filósofo doctor, leñe. Dios quiere corazones humildes y sencillos.

      Qué “estudiar” ni que ocho cuartos, don Alberto. Si los apóstoles y la inmensa mayoría de santos no tenían formación y ni tan siquiera sabían leer y escribir (San Pedro y los apóstoles no sabían ni leer ni escribir, como la inmensa mayoría de los que hoy gozan de la Gracia de la Salvación eterna en el Cielo, que esto de leer y escribir es más reciente de lo que muchos se creen y acaso ha traído más mal que bien, porque ha acabado ensoberbeciendo al “culto”). Lo que tenían los santos y santas era HUMILDAD y AMABAN SINCERAMENTE a Dios tanto que ojalá nosotros siguiésemos ese ejemplo siempre (pidámoslo en oración), que nos ardiera el corazón de amor incondicional a Dios, aunque nos maten por ello o aunque nos malinterpreten, don Alberto. Fuera complejos, que los mártires no los tuvieron a la hora de afirmar su Fe ante sus verdugos. Con pasión desatada, como nos enseñó San Agustín, por ejemplo. Dígame usted qué formación tenían Lucía, Francisco y Jacinta, que hasta la Santísima Virgen María les pidió que aprendieran a leer y escribir. Bendita y Misteriosa es la Santísima Voluntad de Dios, que revela la Verdad a los sencillos y humildes y se la oculta a los sabios de este mundo, ¿o no, don Alberto?

      Tenemos que dejarnos de ser católicos presuntuosos sabiondos, que no es necesario tanto equipaje doctrinal para acercarse a Dios y amarle sobre todas las cosas. Dios no exige saber latín para salvarse, don Alberto. Dios quiere nuestra alma y nuestro corazón, que le queramos con toda el alma y todo el corazón, que correspondamos a ese Amor Infinito que Él nos tiene y que le llevó a encarnarse, a hacerse niño y a su Santísima Pasión, a dar su Preciosísima Vida y Sangre por nuestra salvación eterna, aunque hoy, desgraciadamente, incluso muchos de nuestros seres queridos le rechacen del modo más insensato que pueda imaginarse,porque no confían en Él. ¿Cabe una desgracia e insensatez mayor que rechazar la Infinita Misericordia de Dios?

      Y en cuanto a lo de mendigar el Amor de Dios, ya tenemos meditación de su Pasión, prueba de su Infinito Amor, Bondad y Misericordia con nosotros. Tenemos que corresponder a ese Amor Infinito. Y la labor de propaganda o apostolado, como le enseñó el mismo Señor a Santa María Margarita de Alacoque y al Beato Bernardo de Hoyos, forma parte de ese pacto de Consagración al Sagrado Corazón de Jesús.

      Menos mal que Adoración y Liberación, con sus virtudes y defectos, con su fidelidad y su sensacionalismo ficcional a veces, como todos nosotros, que también nos equivocamos, permite la libre expresión de la Fe en su foro. Porque lo que son otros…

      1. Alberto Ramón Althaus says

        Mi estimado Pacio hay temas nuevos y no tan nuevos que confunden a los fieles y no hay doctrina que los trate porque en el Concilio Vaticano I y en la Iglesia no fueron debidamente tratados salvo por autores perseguidos como el P. Castellani.
        ¿Qué hacer con el Concilio Vaticano II y sus documentos?
        ¿Qué hacer con la nueva misa de Pablo VI y con la misa tradicional?
        ¿Hasta que punto la misa del nuevo orden santifica?
        ¿Benedicto renunció o no renunció?
        ¿Puede un papa actuar como no católico y seguir siendo papa?
        ¿Qué se debe hacer cuando la jerarquía de la Iglesia no defiende sino que la ataca la fe y a la humanidad apoyando el nuevo orden mundial y las vacunas experimentales?
        ¿Qué se debe hacer o decir ante todas las afirmaciones heréticas de la jerarquía incluido Bergoglio?
        ¿Un antipapa sigue siendo papa?
        Todos temas que sin ciencia no se resuelven y la ciencia supone, por lo menos, algún desarrollo doctrinal que no existe con lo que se ha creado un gran misterio de iniquidad que no se resuelve con el buenismo que se lee en su comentario.
        Con respecto a la virtud del estudio de ciertos temas por parte de los católicos y sacerdotes, opuesta al vicio de la curiosidad y de la pereza, debo decirle que es una virtud importante y afirmo que nadie puede ser santo sin poseer la virtud del estudio de ciertas cuestiones religiosas para lo cuál no necesita saber leer o escribir pero sí saber razonar y no ser reacio a razonar ciertos temas porque el estudio no se relaciona con saber leer y escribir sino con saber y querer razonar o negarse a hacerlo por pereza y llevar a los otros a la pereza porque el estudio es trabajo y esfuerzo e implica cierta molestia que debe ser superada para llevar adelante una vida honesta.
        No somos mahometanos no es suficiente una evangelización de tres días para hacer un católico sino que se necesita una evangelización de tres años y lo afirman muchos sacerdotes cuando tratan las diferencias con el Islam.
        La ciencia no se opone a la fe, no somos protestantes, no nos guiamos por la sola fe, tampoco somos brutos que nos negamos a razonar sino que unimos razón y fe.
        En cuanto a que existen católicos que pueden crecer por la contemplación, sí pero son los santos y esa contemplación exige ser discernida y razonada o estudiada y para ser santos necesita iniciar la persona el camino de santidad y pasar por la ascética y mística en el que se encuentran las dos noches oscuras.
        El simple católico iniciado o el católico iniciado y remiso que no es un santo y no inició el camino de santificación y eso es lo que sucede con la gran mayoría de los católicos.
        Debo darle a Ud, y a Bergoglio y su jerarquía malas noticias para los tiempos finales porque como están las ovejas sin pastor se perderán sus almas y sólo quedará un pequeño rebaño de fieles.
        Y ello porque los llamados son muchos pero los elegidos pocos y para esos tiempos la jerarquía de la Iglesia formará una Mala Mujer que hará perder a la gran mayoría del rebaño de almas y ya está formada.
        Es cierto que muchos santos no tuvieron estudios de letras y ciencias pero no les faltó la virtud del estudio o sea de razonar y hacerse aconsejar y pensar ciertos temas con seriedad y en su corazón.
        En cuanto, a esa visión, de que los católicos en su gran mayoría son santos por ser ignorantes debo decirles que es una rotunda falsedad, la gran mayoría son católicos iniciados o iniciados y remisos desde la punto de vista de la mística, o sea, se encuentran con un organismo sobrenatural de la gracia en germen y no desarrollado y con virtudes débiles y expuestos a los pecados mortales y hay pocos católicos proficientes y quizás ninguno perfecto en esta época.
        En los tiempos finales la gran mayoría de los católicos van a caer en la apostasía universal.
        Con respecto al discernimiento y estudio que se requiere los temas señalados más arriba nos muestra lo difícil que le ha puesto la jerarquía de la Iglesia la salvación del alma al católico.
        El discernimiento no se trata de la prudencia natural sino de la prudencia infusa que ordena todo a la religión salvo las virtudes del amor, fe y esperanza.
        Ahora, tenga presente que en los tiempos finales sólo se salvará un pequeño grupo de elegidos, los santos, no los católicos iniciados y tampoco los católicos iniciados y remisos que son la gran mayoría que caerán en la apostasía general por culpa grave de gran parte de la jerarquía de la Iglesia.
        Dios acortara esos tiempos para que los elegidos se salven porque sino ni los elegidos se salvarían.
        Eso significa que la gran parte del rebaño será llevado por sus pastores convertidos en lobos al abismo y a la perdición y ésto es lo grave y espantoso porque la mayoría de los católicos se encuentran en la situación de católicos iniciados y remisos y serán confundidos y no podrán salvarse porque le faltará el discernimiento para saber cómo actuar.
        Pero el discernimiento de la prudencia infusa supone la posesión de todas las otras virtudes naturales, de las virtudes sobrenaturales y de los dones del Espíritu Santo desarrolladas debidamente y supone la santidad.
        Y aquí está el problema porque muchos católicos antes se salvaban por la sola misericordia divina y sin llevar a cabo una vida de gran santidad pero en los tiempos finales la confusión será tal que sólo un pequeño rebaño fiel será preservado.
        O sea, la jerarquía es la que establece los tiempos en la Historia de Salvación y Dios que permite actuar a esa jerarquía y ésta ha acelerado esos tiempos y Dios permite esa aceleración de esos tiempos finales pero esta jerarquía es la que lleva a cabo la construcción de la Mala Mujer quita el obstáculo y permite que aparezcan las dos Bestias del gobierno global y de la religión ecuménica global.
        La Mala Mujer que se va lejos del Esposo se sienta sobre los poderosos de la tierra sobre la Bestia del Mar o nuevo imperio global como los imperios de Daniel o Bestias con dos categorías hombres aquellos que se creen dioses que gobiernan a otros hombres reducidos a la condición de animales, a la Mala Mujer la Bestia le dará muerte.
        Es la jerarquía la que exige que permanezcan en los templos junto con los herejes y no se vayan lejos de los templos para mantener la fe como en el arrianismo porque el atrio y las naves serán destruidos y sólo se salvará el tabernáculo, ha cesado muchas veces en estos dos años el sacrificio perpetuo o santa misa, se han puesto ídolos como la Pachamama en el templo de Dios, se habla de la Madre Tierra como un nuevo ídolo que exige sacrificios humanos, etc.
        Los hijos de la oscuridad son más astutos que los hijos de la luz pero no pueden los hijos de la luz comportarse como necios y pretender que Dios los salve.
        Dios les ha dejado las Sagradas Escrituras y los cinco Apocalipsis, uno de Daniel, los tres de los Evangelios sinópticos y el de San Juan y les ha dado una orden, que estudien los signos de los tiempos y que mantengan aceite en las lámparas y cuando vean la abominación de la desolación sentarse en el lugar santo, entonces, ya es y deben huir.
        Ahora, leer ciertos temas en internet e interesarse por ellos es estudiar, preguntar y pedir consejos es estudiar, escribir para tratar de razonar mejor es estudiar y discernir requiere de estudio o razonamiento serio y de trabajar ese razonamiento.
        Cristo no dicen combatan a las dos Bestias o al anticristo sino que deben huir.
        Ahora, la falta de discernimiento y del estudio que supone el discernimiento no es una virtud es una falta de virtud y en una falta de una virtud fundamental que es la prudencia infusa que es inspirada por Dios pero que supone las otras virtudes naturales y sobrenaturales y los dones del Espíritu Santo desarrollados y no es virtuoso no estudiar ciertos temas y negarse a razonar los mismos y caer en la pereza, en la acedia hacia esos temas o en la curiosidad.
        Lo que Ud. intenta enseñar es pecado y grave.
        Ahora para empezar a razonar ciertos temas es necesario contemplar los signos de los tiempos e intelegir o ponerse en posición de silencio y oración, es necesario partir de la oración y, por ello, muchos doctores de la Iglesia señalan que han aprendido más en una hora de contemplación que en muchos años de estudio pero, una vez que se contempló o que se recibió el consejo o la contemplación de otro, uno no puede permanecer sin estudiar la misma, no puede escucharse y negarse a razonar y a discurrir sobre ciertos temas salvo que la contemplación nos haga innecesario el razonamiento pero eso no se da en esta vida de manera completa y perfecta por lo que la contemplación debe ser seguida por el trabajo de estudiar, de razonar, de discernir lo que Dios nos ha dado y de tratar de discurrir de manera tal de sacar de ese tesoro otras riquezas que se encuentran ocultas.
        En cuanto a que Ud. niegue la necesidad del ser humano de recibir amor para después poder darlo y de ser mendigo del amor del prójimo y de Dios, es su criterio lo combato señalando que han existido grandes órdenes mendicantes y que el amor no se consigue sin humildad y si la base es Cristo la humildad es lo que debe segur después y para personas soberbias muchas veces es mejor comenzar por ser mendigo del amor y como la cananea pedir a Cristo con humildad y como el publicano desde el último asiento del Templo y no decir somos hijos de Abraham y por ello nos salvaremos porque Dios puede de las piedras sacar hijos de Abraham. Saludos

  4. H. R. Pacios says

    Usted, Alberto Ramón Althaus NO CREE EN DIOS. Le repito y NO ES BUENISMO ni papanatismo, es la pura verdad: los apóstoles y la inmensa mayoría de SANTOS Y SANTAS no sabían ni leer ni escribir. Le repito, la sabiduría de los hombres es NECEDAD para DIOS, no lo dice este don nadie que escribe, sino San Pablo, usted que presume de leer y olvida las Sagradas Escrituras, en las que el mismo Jesucristo Nuestro Señor, DIOS VERDADERO, en el que usted ya se ve que NO CREE, agradece al Padre por haber revelado la Verdad a los sencillos y ocultársela a los sabios de este mundo. Pero como usted NO CREE en Dios escribe las sandeces que escribe. Y si hay una indolencia, pereza y negligencia que un católico no puede tolerar, esa es la de no acudir a las Sagradas Escrituras.
    ¿Quiere usted invalidar el Concilio Vaticano II? Entonces dígame, ¿se equivocaba San José María Escrivá de Balaguer y el Beato Pedro Casciaro acerca del mismo o los que se equivocan son los que introdujeron herejías en el POSTCONCILIO, los que introdujeron “humo de satanás” (es decir, POLÍTICA) en la Iglesia ?

    Le ASEGURO que la misa tradicional se CELEBRA con normalidad. Aquí en Madrid, en el Cerro de los Ángeles, por ejemplo, en el convento de las hermanas carmelitas descalzas todos los primeros sábados de cada mes. Y NO ESTÁ PROHIBIDA la misa tradicional. Y le recuerdo a usted, QUE NO CREE EN DIOS, que el mismo ESPÍRITU SANTO hizo hablar en lenguas extranjeras a los apóstoles en Pentecostés. Espero que usted que NO CREE EN DIOS, no censure la conducta del Espíritu Santo . ¿Quién puede hoy seguir una misa en latín aparte de los que han estudiado a fondo esa lengua o los filólogos? ¿Quieren una misa que excluya a todo el que no sepa latín aunque sea un bendito? Pues bien, que Dios no le mande a usted y todos los que como usted quieren instrumentalizar la Palabra de Dios de modo político al infierno, por herejes y blasfemos, además de NO CREYENTES. Y recuerde usted que LA PRIMERA MISA FUE EN ARAMEO, el idioma natal de Jesucristo, no el latín, idioma de Nerón. Y que los misioneros enseñan la Palabra de Dios, los Evangelios, en la lengua nativa de cada nación (de lo contrario no hubiese sido posible la evangelización que pidió el Señor), luego no hay “nueva” misa. La misa es de ayer, de hoy y de siempre sea en la lengua que sea. No dejará de haber misa ni aunque todo el infierno entero quiera suprimirla, porque la Santa Iglesia Católica prevalecerá incluso sobre las puertas del Infierno.

    Por otra parte, SANTIFICA la Gracia santificante de DIOS, no los méritos de cada cual, incluidos los santos y santas, o la misa en sí misma. De nada vale honrar a Dios solo con los labios, incluso a diario y en una misa en latín, si luego se transgrede la Palabra de Dios a conveniencia de cada cual. El mismo Jesucristo dejó muy claro, excepto para los que no creen en Dios, que hay que cumplir con su Santísima Voluntad y sus mandamientos, no con los de Donald Trump o cualquier magnate o político comunista, socialista o liberal conservador masón.

    Lo de Benedicto es IRRELEVANTE, porque los católicos somos de Dios, Padre, Hijo Jesucristo y Espíritu Santo, no de Apolo, ni de Pablo, ni de Cefás, ni de los Juanes, Paulos, Leones o Benedictos, etc. El derecho eclesiástico son preceptos de hombre, no figuran en la Bíblia. ¿En Nombre de quién se administran los Santos Sacramentos, en el de Francisco, Benedicto, Viganó, …?

    ¿Puede San Pedro negar tres veces a Jesucristo y ser reconocido como Primer Papa, la Piedra fundacional sobre la que Jesucristo fundó su IMPERECEDERA Y SANTA IGLESIA CATÓLICA (y ninguna otra más)? ¿O es que quiere usted a Viganó, el obispo de Donald Trump, como sucesor de San Pedro?

    ¿Qué se puede hacer por Francisco y sus cardenales y obispos que apoyan las inoculaciones y la política, las blasfemias y herejías de miembros de la Iglesia, se llamen Bergoglio o Viganó, etc.? Pues, a pesar de nuestros pecados de ira ante esta situación, a pesar de nuestro abatimiento y nuestro sufrimiento intenso por todo ello, REZAR, REZAR MUCHO (el Santo Rosario, la Corona de la Misericordia, el Trisagio, etc., en Adoración y Liberación han publicado, como buenos cristianos, muchas oraciones. Récense pues), MORTIFICARSE, LLEVAR LA CRUZ A CUESTAS Y OFRECER TODOS ESTOS SUFRIMIENTOS por la renovación de la Santa Iglesia Católica, la de Jesucristo Nuestro Señor, Dios Verdadero, debería saberlo todo buen católico y no andarlo preguntando. Además, ¿no es verdad que sin Dios NADA PODEMOS HACER? Pues no queda otra que tener paciencia y rogar a Dios llevando la Cruz. DIOS TODOPODEROSO obrará conforme a su Santísima Voluntad. No hay otra. Ni Viganó ni Trump van a cambiar la situación a mejor. Incluso en ese sentido nos lo mandó el propio Jesucristo por medio de Santa Faustina Kowalska y la Santísima Virgen María en La Sallete, Lourdes, Fátima, Garabandal, etc., y en muchas otras revelaciones, que no el “buenismo” ese del que escribe usted que NO CREE EN DIOS.

    Antipapas ha habido varios a lo largo de la historia, pero no por ello va a dejar de existir la Santa iglesia Católica. Dios, más bien, no suele permitir un MAL si no espera sacar de él un BIEN mucho mayor. Bergoglio no va a vivir para siempre, Dios SÍ. Otra cosa es que los que no creen en Dios no solo no tienen fe, sino que tratan de quitársela a los que la tienen. Así que ni el buenismo ni el MALISMO van a “resolver” nada de nada. Lo resolverá todo Dios según su Santísima Voluntad.

    ¿Que nadie puede ser santo sin el estudio? ¿Que para estudiar no es necesario saber leer o escribir? ¿Usted sabe lo que ha escrito? Supongo que lo que usted llama “razonar” y “estudiar” se refiere a MEDITAR la Palabra de Dios, a hacer lo que hacía la Santísima Virgen María maestra de humildad, guardar las palabras en su Inmaculado Corazón. Lo irrazonable es que usted haga una serie de preguntas sobre la misa tradicional (si no se sabe ni leer ni escribir, ¿pretender además seguir una misa en latín?), sobre si un papa es o no es y si el otro renunció o no y sobre herejías que el que no sabe leer ni escribir, difícilmente podrá “estudiar” de oídas de alguien como el obispo de Donald Trump, por ejemplo. No tiene ni pies ni cabeza lo que usted escribe.

    Desde luego que hay mucha desidia y pereza, pero eso ya lo tenemos en el Nuevo Testamento en lo que nos afirma San Pablo, que en los últimos tiempos, los hombres serán más amantes de los placeres que de Dios. Pero que se necesiten tres años de evangelización, ¿que tontería es esa? Usted, si no fuera NO CREYENTE, sabría que al ladrón arrepentido le bastó un acto de contricción perfecto en la cruz para ser admitido por Nuestro Señor en el Cielo, ¿pero qué invenciones de sectas y herejes son esas de que hacen falta tres años de evangelización? Mire, la Salvación es un misterio de la Infinita Misericordia de Dios con sus criaturas. Y de nada vale honrar a Dios con los labios, como hicieron toda su vida (que no solo tres años) los escribas y fariseos, si luego el CORAZÓN está alejado de Dios. Vuelva usted a los Evangelios, léalos detenidamente y en silencio, y medítelos bien, que como NO CREE EN DIOS, dice las sandeces que dice. Lea y medite bien el EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN y conviértase. No sea usted vago, perezoso, indolente y no creyente. Tómese el trabajo de leer los Evangelios y todo el Nuevo Testamento después. Deje las sectas y vuelva a Jesucristo con el corazón contrito. Y déjese de estupideces de buenismo o malismo y de complejos inoculados o no inoculados.

    Supongo que el pequeño rebaño es aquel al que pertenece usted, que además no se perderá con la “Mala Mujer” (en la Bíblia se cita la Gran Ramera de Babilonia), con Bergoglio y como las ovejas descarriadas que no pertenecen a ese rebaño (espero que no esté fuera de la Iglesia Católica ese rebaño al que usted alude), como el que escribe. Vaya, no sabía que usted fuera Juez y parte de ese rebaño, de lo contrario sería usted bastante presuntuoso, además de ateo. Prefiero creer que será Dios el que envíe a sus ángeles a separar trigo de la cizaña.

    Los santos, insisto, lo son por gracia de Dios y por amar a Dios sinceramente, no por ignorancia (cosa imposible). Lo que le he escrito, lo que pasa es que usted no lee por perezoso, es que la mayoría no sabían ni leer ni escribir, no que fueran ignorantes, que eso se lo inventa usted. La sabiduría es DON DEL ESPÍRITU SANTO, no de letras o ciencias.

    La jerarquía de la Iglesia no juzgará a la humanidad salvo lo dispuesto en 1 Co 6 para los que sean santos. Juzgará Dios, pero no la jerarquía ni ninguno de sus miembros por el simple hecho de serlo. Por otra parte, la jerarquía eclesiástica no tiene poder ninguno sobre gobiernos, de hecho, efectivamente, cada vez es menor el número de personas que cumplen con el precepto de ir a misa según mandato de Dios: “Haced esto en conmemoración mía” (que lo manda Dios, Jesucristo, no la jerarquía, como dice usted), luego no es de extrañar que un pequeño rebaño sea el que quede fiel. También el santo cura de Ars, que no era jerarquía, deja muy bien claro lo que un católico ha de guardar para obtener de Dios la gracia de la Salvación eterna, que NADIE puede conseguir por méritos propios o “salvarse” como dice usted. La salvación es cuestión de fe y de obras, pero sobre todo, de amor a Dios sobre todos y todo, y es Dios el que salva, nadie más, ni siquiera la jerarquía de la que usted habla. Esa jerarquía puede administrar los sacramentos, pero la última palabra la tiene Dios. Y, repito, Zaqueo, Magdalena, el centurión y el ladrón arrepentido experimentaron una conversión inmediata según los Evangelios. Lo que usted escribe de “católicos” iniciados es propio de logias masónicas. Los católicos hablamos de BAUTIZADOS. Usted NO CREE EN DIOS.

    ¿Que los “hijos de la luz se comporten neciamente no pueden pretender que Dios los salve”? SIN DIOS NO PODEMOS HACER NADA. Y si son hijos de Dios, no pueden ser necios. Usted contradice el Nuevo Testamento. Lo dicho, usted NO CREE EN DIOS. Y no hay más que UN Apocalípsis, el de san Juan, los otros son escatología. Usted NO CREE EN DIOS.

    ¿No ha dicho usted mismo que no saber leer y escribir no es obstáculo para estudiar? Entonces, ¿cómo vuelve usted a escribir sobre “leer ciertos temas en internet”? ¿Y qué pecado, de los siete capitales en concreto es el que he escrito, ya que usted dice que lo que he escrito es pecado? Es usted el que dice que hay que indagar. Pues explíquese. USTED NO HA CITADO NI UNA SOLA VEZ A JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR (NOMBRE COMPLETO, solo una vez, y al final, a Cristo), A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA, MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA, INMACULADA CONCEPCIÓN, AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA y ni a UN solo santo o santa (solo al P. Castellani), tanto que escribe usted de “estudiar” “sabiendo o no leer o escribir” (hay que ver que “nivel” ha exhibido usted de “iniciado” o “avanzado” de su LOGIA o secta o lo que sea).

    Usted hace lo que los judíos de Jn 8, pero le copio y pego de nuevo fragmentos resumidos de lo que he escrito anteriormente que compruebo que ni lo ha leído, ni lo ha comprendido ni lo ha “estudiado”. LEA, VUELVA A LEER Y NO INVENTE, que lo escrito deja perfecta constancia y evidencia de quien MIENTE y quien no lo hace:

    Lo que tenían los santos y santas era HUMILDAD y AMABAN SINCERAMENTE a Dios tanto que ojalá nosotros siguiésemos ese ejemplo siempre (pidámoslo en oración), que nos ardiera el corazón de amor incondicional a Dios, aunque nos maten por ello o aunque nos malinterpreten, don Alberto.

    Dios quiere nuestra alma y nuestro corazón, que le queramos con toda el alma y todo el corazón, que correspondamos a ese Amor Infinito que Él nos tiene y que le llevó a encarnarse, a hacerse niño y a su Santísima Pasión, a dar su Preciosísima Vida y Sangre por nuestra salvación eterna,

    Y en cuanto a lo de mendigar el Amor de Dios, ya tenemos meditación de su Pasión, prueba de su Infinito Amor, Bondad y Misericordia con nosotros. Tenemos que corresponder a ese Amor Infinito.

    Y USTED DICE QUE LO QUE “ENSEÑO” ES PECADO PERO NO CITA QUÉ PECADO O PECADOS. No es enseñanza mía en absoluto. Cito las Sagradas Escrituras y a santos y santas (usted no cita a ni uno. Solo a Cristo y muy al final). QUE DIOS NUESTRO SEÑOR LE PERDONE.

    1. Alberto Ramón Althaus says

      Pacio en cuanto a todas sus dudas expresadas con gran desesperación y su ataque personal hacia quién no conoce, le recuerdo que señalé que eran temas confusos y no me expedí en un sentido ni en otro sobre los mismos.
      Ahora sí lo hago.
      Como Ud. bien la sabiduría de los hombres es necedad.
      ¿Qué significa eso?
      Que los hombres no pueden salvarse a sí mismos por el conocimiento o la gnosis natural pues caen en gnosticismos, ni salvarse por la sola voluntad o la imaginación o la emoción.
      Los hombres no pueden salvarse por medios naturales.
      Un estudio de las verdades reveladas de manera sobrenatural no es necedad; es teología y filosofía católica, que un hombre razone ciertas verdades de fe no es algo malo sino muy bueno y necesario.
      El tema de remitirme Ud. a las Sagradas Escrituras es de protestante y es un indicio de que Ud. es un reformista o protestante, sin saberlo.
      Por ejemplo que Ud. afirme que no son convenientes los méritos de los hombres y las acciones meritorias para la salvación, esa sola afirmación lo ponen a Ud. en el protestantismo y es una herejía.
      Ud. no sabe que lo que dice en gran medida es una herejía protestante porque no ha estudiado su fe pero, además, porque repite como loro todo lo que dice Bergoglio sin razonar.
      Ocupémonos de sus errores y pecados que no son sólo suyos sino de la actual jerarquía y de gran parte del rebaño.
      El rito de Pablo VI no tiene nada que ver con la santa misa tradicional, o sea, con el rito de san Pío V que fue desarrollado en 1570 sobre ritos anteriores no inventado de la nada como el de Pablo VI.
      Si el rito de Pablo VI se basaría en el rito extraordinario, entonces, no se justificaría hacer la guerra al rito extraordinario pero no es así están en gran oposición porque uno es católico y el otro reformista.
      La misa tradicional dio lugar junto con la Contrarreforma a una época de gran santidad en la Iglesia y permitió el combate contra la Reforma protestante.
      La Iglesia terrenal será juzgada por los frutos pero ¿Cuántos frutos ha dado la misa tradicional y cuántos frutos ha dado la nueva misa?
      Ese es su criterio para juzgar, es el criterio de la Iglesia y es un criterio acertado pero debe saber distinguir con buena conciencia lo que está bien y lo que está mal y no sé si Ud. ve verdaderamente la crisis actual de la Iglesia que se parece a la Iglesia del renacimiento que dio lugar a la Reforma protestante y a la Contrarreforma.
      Recordemos que la misa de San Pío V con la Contrarreforma combatieron la gran corrupción renacentista y los grandes problemas sexuales del clero y de la jerarquía junto con otros problemas pastorales graves, falta de ascética y mística y, por supuesto, falta de estudio por parte de los sacerdotes y la jerarquía y la Iglesia creció en santidad y amor.
      El Concilio Vaticano II fue un anti Trento una reforma de la contrarreforma, una protestantización de la Iglesia. Bergoglio afirma ser el seguidor del Concilio Vaticano II y lo es.
      Bergoglio habla de una reforma. Ud. dice que hay que juzgar al árbol por los frutos
      ¿Cuáles son los frutos del Concilio Vaticano II? ¿Cuáles son los frutos de la actual jerarquía?
      Dos cismas en proceso uno en China otro en Alemania, una Iglesia de los escándalos, el humo de satanás en la Iglesia y toda la Iglesia en una revolución francesa y masónica, el problema de las vacunas del Covid y vamos sumando.
      Veamos la Iglesia y el Mundo ahora y veremos cuáles son los frutos del Concilio Vaticano II y de la misa de Pablo VI.
      La misa de Pablo VI no sólo suprimió el latín y toda una cultura musical y de culto reemplazándola por la guitarrita y canciones de uno que fue acusado vergonzosamente sino que hizo mucho daño bajo la guía de Bugnini (masón) e hizo perder de vista a la Iglesia tres cosas muy importantes: 1) el centro de la santa Misa es la Eucaristía, 2) la Eucaristía y la santa Misa no son una cena protestante sino el sacrificio incruento que actualiza el sacrificio cruento de Cristo en la Cruz y 3) la importancia de la oración, de la contemplación y del silencio ausentes en la nueva misa y, sin contemplación, no hay santidad.
      La comunidad de creyentes no miraban antes el rostro del sacerdote y el sacerdote no miraba el rostro de las personas sino todos la cruz de Cristo y la Eucaristía y en comunidad daban culto y alabanza y, eso es lo más grave, el culto al hombre y no a Dios se percibe en la misa de Pablo VI.
      Pero saber qué frutos son buenos y cuáles malos suponen discernir y estudiar y no es necesario saber leer y escribir para estudiar.
      Ud. como no puede estudiar ni discernir todo le parece igual y no se preocupa por la crisis de la Iglesia o la niega o no lo conoce y, entonces, dice cualquier cosa como Bergoglio y cree que con eso basta para expulsar todos los demonios que lo acosan y que trabajan para mantenerlo en su mala conciencia de no estudiar y discernir las cosas como se deben.
      El Concilio Vaticano II estableció el derecho de profesar cualquier religión lo que tiene relación con la Revolución Francesa y los derechos del hombre, ese derecho iguala todas las religiones e Iglesias y transforma la evangelización en no necesaria junto con el ecumenismo, la Iglesia de siempre a veces por el bien común político podía tolerar que ciertas falsas religiones funcionaran pero no las convertía en derecho.
      Es una herejía continuada en el ecumenismo de Asís, en la política de Bergoglio y por gran parte de la jerarquía y del rebaño.
      Otra herejía es la no reprobación del comunismo que hoy vemos aprobado por Bergoglio y la jerarquía junto con el ateísmo.
      Todas herejías tienen como origen el Concilio Vaticano II.
      No puede sin estudio argumentar salvo como lo hace, o sea, sin orden y con gran confusión para todos. Ud. no se define como partidario de Bergoglio, no es necesario con que apruebe todo el concilio Vaticano II y la misa de Pablo VI ya lo aprueba a Bergoglio.
      Usted está en el árbol que da frutos malos y no quiere ver los malos frutos del árbol y por eso cae en la verborragia sin argumentos.
      Ud. es el que ha perdido la fe y lo lamento y por eso está desesperado y por eso viene a este sitio pero hasta que no ceda su orgullo, no ante mí, sino ante Dios nada se podrá hacer porque Dios respeta las decisiones de los hombres incluso las que llevan a su perdición.
      Saludos y piense y estudie estos temas en la Virgen María y en Cristo Rey como lo está haciendo

      1. H. R. Pacios says

        Almuerto, las dudas se las expresé al P. Aberasturi, no a usted, que no cree en Dios. No hay más que leerle, no cita usted a nadie más que a usted (egolatría extrema). Lo que le he pedido es que me diga qué pecados hemos cometido de los siete pecados capitales y nos suelta usted una condena infernal de toda la Iglesia post Concilio Vaticano II, no ha dejado usted a NADIE a salvo.

        NO. Lo de los sabios de este mundo lo dice San Pablo por mandato de Dios, no los que no somos nadie, don Almuerto. Y el ataque, es el que usted ha realizado contra la Verdad. Relea lo que usted escribe.
        La desesperación es propia del que no invoca el nombre de Dios, como usted (Hch 2, 21), así que lo que diga usted sobre salvación es lo propio de un rabino o telepredicador protestante o testigo de geová o quién sabe, no de un católico.

        Ahora usted se desdice sobre lo de salvarse (es usted el que ha escrito “…los hijos de la luz pero no pueden los hijos de la luz comportarse como necios y pretender que Dios los salve.”). Me alegra que se retracte usted, porque entre los pecados, no figura el de la necedad, de lo contrario ¡quién se podría salvar!. San Pablo nos enseña que nuestro conocimiento es limitado, tal vez el suyo es más, pero no nos ha enseñado nada más que barbaridades.

        No, mire, el PROTESTANTE jamás invoca el Sagrado Corazón de Jesús ni el Inmaculado Corazón de María. El protestante no reconoce a Jesucristo como Dios Verdadero, cree en la predestinación y considera que solo la fe salva. Además hace una libre interpretación de las Sagradas Escrituras a conveniencia de sus pecados. Y ¿cómo que remitirse a las Sagradas Escrituras es de protestantes si cada día se lee en misa desde siempre, incluso en la tradicional? Usted no cree en Dios, ni es católico ni ama a Dios sobre todas las cosas, de lo contrario no censuraría comentario alguno sobre las Sagradas Escrituras como protestante, nada menos. Usted o está enfermo de egolatría porque solo acepta su “filosofía” y su “teología” sin citar ni un solo santo, siquiera San Pablo. Incluso este canal cita el evangelio del día. ¿Comete Adoración y Liberación herejia protestante al citar los Evangelios? Usted no cree en Dios ni sabe lo que afirma. Usted está envenenado de egolatría. Solo admite su “filosofía” y su “teología”. Por otra parte cito a santos y santas, usted no cita a ni uno solo salvo Pío V. ¿Qué santo o santa es protestante? Se equivoca usted, el protestante, si no es usted será la gente con la que usted trata y que a usted ha engañado y lavado el cerebro vilmente. Y la filosofía, venga de donde venga, y la teología, no es más que palabra de hombres, que no de Dios, por mucho que usted lo niegue.

        Vuelva a leer, que usted ni lee ni reproduce mi mensaje. ¿Dónde escribimos lo de CONVENIENCIA? Eso lo manipula usted. Le digo que la salvación no depende de nuestro mérito, sino de la GRACIA SALVÍFICA de Dios, pero usted mete de modo taimado, como los judíos, la palabra CONVENIENCIA. Nadie es digno de Dios por su propio esfuerzo, nadie obtiene la salvación fuera de la Santa Iglesia Católica, ya hasta San Pablo nos lo recuerda, como nos recuerda que SIN DIOS NADA PODEMOS HACER. Y eso no lo dice Bergoglio, lo dice San Pablo. Que usted pretende separarse de la Iglesia Católica, la de Jesucristo, pues se separa usted de Dios, así de claro. La Santa Iglesia Católica es la Esposa de Cristo, formada por pecadores, pues Jesucristo no vino a llamar a justos, sino a pecadores.

        Por cierto, lo del pequeño rebaño del que usted habla como un hereje ególatra, lea: Rm 9, 25-27, que no su filosofía y “teología” “católica” (protestante o de logia masónica de iniciados y ególatra recalcitrante):

        “Como dice también en Oseas: Llamaré pueblo mío al que no es mi pueblo; y amada mía a la que no es mi amada. Y en el lugar mismo en que se les dijo: No sois mi pueblo, serán llamados: Hijos del Dios vivo. Isaías también clama en favor de Israel: Aunque los hijos de Israel fueran numerosos como las arenas del mar, solo un resto será salvo”.

        El pequeño rebaño hace referencia a los pocos judíos que serán elegidos por Dios para la salvación. Pero la salvación se ha extendido a los gentiles. Se ve que usted no cree en Dios, de lo contrario no caería en la HEREJÍA de masón de considerar que solo los circuncisos serán salvados.

        Precisamente Bergoglio o Francisco parece que ha metido la pata en innumerables ocasiones y, desde luego, prefiero ni saber las ocurrencias que ha tenido, para no sufrir por tenerle de papa, sustituto o lo que sea. Prefiero leer a Benedicto XVI. Miente usted y además MAL. Le molestará que haya escrito sobre Viganó y Trump, por eso escribe usted lo que escribe.

        Vamos a ver. Le he pedido que me diga pecados en los que se ha incurrido por nuestra parte ya que usted dice que lo que hemos escrito (no enseñado, que no son mis enseñanzas, me remito al Nuevo Testamento y a los santos y santas, repito. Y repito porque usted no se entera o no se quiere enterar), no que nos recite los PECADOS de la jerarquía a la que usted tanto acusa según su razón. Dígame los de los escritos anteriores. Si usted es sacerdote y confiesa usted a los papas, cardenales, obispos y curas, les dice a ellos sus pecados, pero no a los demás. No me cite temas que ni he tratado.

        Vamos a ver. El rito de Pío V o el de Pablo VI, será responsabilidad de ellos ante Dios mismo. NO le he citado rito ninguno. Usted no me hable de los pecados que usted ve en los demás (en usted no ve ni uno, claro). Dígame los pecados en los que he incurrido en mis escritos, no me salga con Pablo VI ni con Bergoglio ni con misa tradicional o con otros ritos. Usted NO HA LEÍDO tan siquiera lo que le he escrito. NO LE HE ESCRITO NADA DE RITOS ni de Pío V, ni de Pablo VI, solamente le he afirmado que en el Cerro de los Ángeles, Madrid, España, hay MISA TRADICIONAL en latín los primeros sábados de cada mes. Pero los que no somos más que feligreses, ni quitamos ni ponemos nada a ningún rito. ¿Se entera usted ya? Por tanto, si usted ve pecado en el rito, me puede usted ACUSAR de toda la herejía que usted quiera, pero no podré hacer nada, como cientos de millones de feligreses, por cambiarlo o evitarlo porque eso es materia de almas consagradas.

        Bien, la Iglesia Católica está en crisis, incluso peor que en aquellos tiempos de la rebeldía de Lutero, que eran los de Santa Teresa de Ávila. Pero eso es descubrir ahora el Mediterráneo. Y un feligrés no puede cambiar la misa. Puede llamar la atención a un sacerdote, pero no cambiarla. Por otra parte, antes que discernir entre lo que está bien o lo que está mal, HAY QUE DISCERNIR LO QUE ES VERDAD DE LO QUE ES MENTIRA. Si no se sabe discernir lo que es verdad, ¿cómo puede uno afirmar lo que es bueno y lo que es malo? Jesucristo es camino, VERDAD y vida. No lo olvide.

        La cita de conocer al árbol por sus frutos es del Evangelio según san Mateo (Mt 12, 33-37). Usted no solo acusa, sino que atribuye ignorantemente citas. Y le repito, san Jose María Escrivá de Balaguer y el Beato Pedro Casciaro, por poner solo unpar de ejemplos, citan sufrimiento profundo del post concilio Vaticano II. Si eso ya lo sabe todo el mundo, nada nuevo. Y sí, se han vaciado seminarios, templos, etc. Sin ninguna duda. Pero de eso no le he discutido nada. En este mismo canal, Adoración y Liberación, ya hace mucho que he expresado mi dolor a comulgar de pie y en la mano, como muchísima gente, pero eso no se lo he discutido antes. Tampoco me gusta la música moderna en misa y sí el gregoriano. Pero de eso no le he escrito nada tampoco. ¿Me acusa de pecado por que me asocia usted (que yo ni he citado a Pablo VI) al progresista argentino y a Pablo VI y su misa no tradicional?

        “Ud. como no puede estudiar ni discernir todo le parece igual y no se preocupa por la crisis de la Iglesia o la niega o no lo conoce y, entonces, dice cualquier cosa como Bergoglio y cree que con eso basta para expulsar todos los demonios que lo acosan y que trabajan para mantenerlo en su mala conciencia de no estudiar y discernir las cosas como se deben.”
        ¿Donde he negado o he expresado despreocupación por la crisis de la Iglesia que ni he citado? Usted miente, engaña y manipula, como los políticos. ¿Nos atribuye a millones el pecado de la misa de Pablo VI según usted: “Ocupémonos de sus errores y pecados que no son sólo suyos sino de la actual jerarquía y de gran parte del rebaño”?

        Me acusa usted, entre otros cientos de millones, de ser perseguido por demonios, de la crisis de la Iglesia, de desesperación, de perder la fe, de los cismas de China y Alemania (futuros), de la misa de Pablo VI, de panteísmo, de reformista protestante, de que todo me da igual, de otorgar derecho a falsas religiones, sectas y falsos profetas y también de comunismo y ateísmo, de orgulloso, del Concilio Vaticano II y la misa de hoy. ¿Hay algún PECADO del que usted no nos acuse “a gran parte del rebaño”? ACUSA usted que parece LUCIFER mismo, el acusador. Y ha condenado usted a casi toda la Iglesia Católica, consagrados y no consagrados, que no acuden ni pueden acudir a la misa tradicional en latín y, mucho menos, cambiarla al rito de Pío V. Pero además ha acusado usted sin leer ni reparar en lo que he escrito aquí ni en otras noticias, en este canal, porque lo de decir que no nos importa nada es ya el sumum. Insisto, don Alberto, que Dios se apiade de usted y le perdone por condenar a centenares de millones al infierno con sus acusaciones. Que Dios no le condene a usted por lo que ha dejado escrito y por las terribles acusaciones que usted ha formulado.

  5. H. R. Pacios says

    Ya que hay mucha preocupación y tribulación en Adoración y Liberación y lectores por la santa misa tradicional y no tradicional, por los escándalos de la Iglesia, invito a todos ustedes a que a partir de hoy y en adelante recen al menos un misterio del santo Rosario por el papa Francisco y sus vicarios, para que Dios obre en ellos el mismo milagro de conversión que obró en Saulo para hacerle su apóstol de los gentiles, para que la Eucaristía se celebre para la mayor Gloria y Alabanza a Jesucristo Nuestro Señor, Dios verdadero, y no para agradar al mundo, y porque todas las almas consagradas y no consagradas, sin excepción, sean fieles a Jesucristo y no al mundo, la política sea del signo que sea y las herejías.
    Un misterio diario a partir de hoy por la santidad de toda la Iglesia Católica sin excepción. Que Dios saque de tanto mal actual mucho más bien en el futuro. Confío en que si ustedes son católicos de verdad, atiendan esta invitación.

    1. Alberto Ramón Althaus says

      Pacia no voy a responder a sus ataques e insultos contra mi persona en los comentarios que ha realizado arriba.
      Pero le debo decir que si estuviera delante mío no se expresaría así porque, en ese caso, con justicia debería defenderme.
      Lo hace, sí, desde lejos.
      En cuanto a que Ud. afirme que la necedad no es un vicio o pecado mortal y que pueden salvarse los necios y ese es el tema de discusión: debemos seguir a la jerarquía actual como necios para salvarnos o actuar con discernimiento y prudencia infusa y sobrenatural y conforme a la fe católica íntegra.
      Debo recordar la parábola de Jesús sobre las vírgenes prudentes y las vírgenes necias que se refiere al fin de los tiempos y le aseguro que los necios no se salvarán porque Jesús lo asegura.
      El resto de su comentario no lo he leído.
      Su último pedido carece de validez por la forma bárbara, inhumana y anticristiana de comportarse con el prójimo.
      No tiene autoridad moral y le faltan modales para pedir nada, los ha perdido en el trayecto.
      En cuanto a intentar amedrentar por insultos a los católicos que piensan distinto.
      No va a tener éxito conmigo.
      Les hago frente a los sujetos como Ud. y los venzo en su mismo juego, no me gustan los violentos y abusivos o qué cree que estoy haciendo aquí.
      Su comportamiento es una muestra de la decadencia de Bergoglio, su jerarquía y una gran parte de la Iglesia terrenal y la grave crisis de amor y santidad que han ocasionado.
      No pido que sean retirados sus comentarios porque demuestran lo bajo que ha caído Bergoglio y los suyos; una vergüenza y un escándalo no sólo para los católicos sino para los hombres de bien y una muestra de la necedad en movimiento.

      1. H. R. Pacios says

        No conozco a Bergoglio. Insisto, Almuerta Ramona Altísima, le pido que rece un misterio diario en su rezo del Santo Rosario por el papa Francisco y todos sus vicarios, porque sean santos y no mundanos y políticos y no hagan chantaje espiritual con las inoculaciones, porque la misa se celebre como agrade a Dios y no al mundo y porque todos los católicos sean santos y fieles a Jesucristo Nuestro Señor, Dios verdadero, con discernimiento entre la Verdad, que es Jesucristo y la mentira de políticos que lleva a la perdición a las almas. Que infinito amor tiene Dios por su Santa Iglesia Católica, su Esposa amada, muchísimo más que usted y que todos los demás, por eso a Él han de ir nuestros ruegos.

        Le he dado, Almuerta, una dirección conocida en toda España de un convento donde se celebra la misa tradicional en latín todos los primeros sábados de cada mes, para que usted pueda seguir la misa. Si usted quiere defenderse no a distancia, sino en persona, allí me encontrará. Pero hasta entonces, atienda la petición que le formulo (si es que usted verdaderamente está atribulado por la crisis actual de la Iglesia Católica) de rezar un misterio, al menos, por el papa Francisco y sus vicarios, para que abandonen la mundanidad y la política y celebren la misa para gloria de Dios y no del mundo, ya que usted aparentemente muestra tanto interés en ello, que en la política y la mundanidad está el origen de todas las herejías, algunas de las cuales ha citado usted acusándome y a millones de católicos, de todas ellas:

        Mt 5, 43-45: “Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo.
        Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos.” (RECE MUCHO).

        Mt 15, 1-3: Se acercaron entonces a Jesús algunos fariseos y escribas venidos de Jerusalén, que le dijeron: “¿Por qué tus discípulos transgreden la tradición de los antepasados? Pues no se lavan las manos a la hora de comer. Él les respondió:
        “Y vosotros, ¿por qué transgredís el mandamiento de Dios por VUESTRA TRADICIÓN?

        Mt 15, 7-9: ¡Hipócritas! Bien profetizó de vosotros Isaías cuando dijo:

        Este pueblo me honra con los labios,
        pero su corazón está lejos de mí.
        En vano me rinden culto,
        pues enseñan DOCTRINAS
        QUE SON PRECEPTOS DE HOMBRES.

        Mt 15, 19-20: “Porque del CORAZÓN salen las intenciones malas: asesinatos, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios, injurias. Eso es lo que contamina al hombre que el comer sin lavarse las manos no contamina al hombre”.

        Ef 6, 12-13: Porque nuestra lucha no va dirigida contra SIMPLES SERES HUMANOS, sino contra los PRINCIPADOS, las POTESTADES, los DOMINADORES de ESTE MUNDO tenebroso y los ESPÍRITUS DEL MAL que están en el aire. Por eso, tomad las armas de DIOS, par que podáis resistir en el día funesto; y manteneros firme después de haber vencido todo.

        Y el papa Francisco, como cualquier otro anterior, es un hombre, independientemente del juicio que caiga sobre él por parte de Dios.

        Con respecto a los PECADOS CAPITALES, reconocidos por la Iglesia desde SIEMPRE, no desde el Vaticano II, aunque su “filosofía” y “teología” le lleve a condenar a toda la Iglesia, que es Esposa de Cristo:

        Soberbia (contra la humildad)
        Avaricia (contra la largueza)
        Lujuria (contra la castidad)
        Ira (contra la castidad)
        Gula (contra la templanza)
        Envidia (contra la caridad)
        Pereza (contra la diligencia)

        Como ve, no figura la necedad, pero sí figura, entre otros muchos, en el siguiente pasaje:

        Lc 24, 25: (a los discípulos de Emaús):
        El les dijo: “¡Qué poco perspicaces sois y qué mente más tarda tenéis para creer todo lo que dijeron los profetas!”

        Maestro (Mt 23, 8-12) que nos otorga sabiduría frente a la necedad, es Jesucristo, que convirtió a los discípulos de Emaús explicándoles las Sagradas Escrituras y lo que a Él concernía.

        También, en lo referente al Nuevo Testamento y las Sagradas Escrituras que usted descalifica y desprecia como “protestantes”, frente a su “filosofía” y “teología” de iniciados (lenguaje de MASÓN):

        2 Co 4, 3-4: Y si todavía se piensa que nuestro Evangelio está velado, lo está para los que se pierden, para los incrédulos. El dios de este mundo cegó a éstos su entendimiento, para impedir que vean el resplandor del GLORIOSO EVANGELIO DE CRISTO, que es IMAGEN DE DIOS.

        El ACUSADOR es el demonio, el diablo, satanás. Y le repito una vez más, los católicos, no somos ni de Apolo, ni de Cefás, ni de Pablo, ni de Francisco, ni de Bergoglio, ni de los Pablos, Juanes, Benedictos, etc., SOMOS DE JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR. Ustedes los JUDÍOS, MASONES, JUDAS ISCARIOTES, CAIFASES, Y DEMÁS SECTAS Y FALSOS PROFETAS, NI SIQUIERA CITAN AL SEÑOR JESUCRISTO CON SU NOMBRE, DIOS VERDADERO.

        En cuanto a la censura sobre los comentarios que usted quiere imponer en este canal, le aseguro que esta conversación va a formar parte de los correos electrónicos de los obispos de España, para que comprendan el gran mal que aqueja a la iglesia por uno y por otro lado, los peligros que hay de desviarse a izquierda o derecha y no ser fiel a Jesucristo, Dios Verdadero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: