TELEGRAMA: El diablo acecha en las dos puntas.

Juan Donnet

Los que somos políticamente incorrectos; los que estamos saturados de la estulticia de la crasa racionalidad cotidiana ; los que pateamos con saña el tablero de la glorificación de la mediocridad mortecina y estúpida de las convenciones inmanentes, tenemos la terrible tentación de irnos al otro extremo; la profundidad abisal del grotesco, de lo macabro, de lo extravagante, de lo gótico excesivamente negro.

El Diablo acecha en las dos puntas. Solo la Fe, la razón y el sentido común nos pueden mantener en un medio virtuoso no geométrico, sino ontológico. En una moderación que no es medianía ni mediocridad, ni conformismo con el ethos del Sistema, sino verdadero equilibrio cristiano.



Categorías:Telegrama

Etiquetas:,

3 respuestas

  1. Exactamente Juan, bien dicho. Eso es mi tema. Ese es el peligro.

  2. Con los pies en el suelo y con la mirada en el cielo, decía san Josemaría Escrivá, quien también gustaba de repetir cabeza, corazón y papel y lápiz. El cristianismo es muy amigo del Hodie, nunca, hoy, ahora.

  3. Nunca, no, Nunc.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: