ALIANZA DE INICUOS Y ADVERSARIOS ENTRE SÍ, CONTRA CRISTO – LA PREGUNTA ENVENENADA Y LA RESPUESTA MARAVILLOSA

 

 

Juan Donnet

 

 

 

 

Gloria, credo y prefacio de la Santísima Trinidad.

 

INTROITO

Si escudriñares nuestras iniquidades, Señor; Señor, ¿quién podrá resistir? Pero en ti está el perdón, oh Dios de Israel. — Salmo: Desde lo profundo clamo a ti, Señor: Señor, escucha mi voz. T. Gloria al Padre.

 

COLECTA

Oh Dios, refugio y fortaleza nuestra: oye las piadosas preces de tu Iglesia, tú, que eres el mismo autor de la piedad, y haz que, lo que pedimos fielmente, lo consigamos eficazmente. Por Nuestro Señor Jesucristo.

 

EPISTOLA

Lección de la Epístola del Ap. San Pablo a los Filipenses (Flp., I, 6-11).

Hermanos: Confiamos en el Señor Jesús que, el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Es justo que yo sienta esto de todos vosotros: porque os tengo en el corazón; y en mis cadenas, y en la defensa y confirmación del Evangelio, todos vosotros sois los compañeros de mi gozo. Porque Dios me es testigo de cuánto os amo a todos vosotros en las entrañas de Jesucristo. Y lo que pido es que vuestra caridad crezca más y más en ciencia y en todo conocimiento: para que probéis cosas mayores, para que estéis puros y sin mancha el día de Cristo, llenos de frutos de justicia, por Jesucristo, para gloria y loor de Dios.

 

GRADUAL

Qué bueno y deleitoso es habitar como hermanos unidos! V. Como el ungüento en la cabeza, que se escurre hasta la barba, hasta la barba de Aarón.

Aleluya, aleluya. V. Los que temen al Señor, esperan en El, que es su ayudador y su protector, Aleluya.

 

EVANGELIO

Continuación del santo Evangelio según San Mateo (Mt„ XXII, 15-21).

En aquel tiempo, yendo los fariseos, tuvieron consejo para sorprender a Jesús en sus palabras. Y le enviaron sus discípulos, con los herodianos, diciendo: Maestro, sabemos que eres veraz, y que enseñas de veras el camino de Dios y no te preocupas de nadie: porque no miras la persona de los hombres: dinos, pues, qué te parece: ¿es lícito dar tributo al César, o no? Pero Jesús, conocida la maldad de ellos, dijo: ¿Por qué me tentáis, hipócritas? Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. Y díjoles Jesús: ¿De quién es esta imagen, y esta inscripción? Dijéronle: Del César. Entonces les dijo El: Dad, pues, al César lo que es del César; y a Dios, lo que es de Dios.

 

OFERTORIO

Acuérdate de mí, Señor, que dominas sobre todo poder: y pon en mi boca la palabra justa, para que agraden mis palabras al príncipe.

 

SECRETA

Haz, oh Dios misericordioso, que esta saludable oblación nos libre incesantemente de nuestras culpas, y nos proteja contra toda adversidad. Por Nuestro Señor Jesucristo.

 

COMUNION

Clamo porque tú me oyes, oh Dios: inclina tu oído, y escucha mis palabras.

 

POSCOMUNION

Hemos recibido, Señor, los dones de tu sagrado Misterio, suplicándote humildemente hagas que, lo que nos mandaste celebrar en recuerdo tuyo, se convierta en remedio de nuestra enfermedad. Tú, que vives.

 

 

COMENTARIO

ALIANZA DE INICUOS Y ADVERSARIOS ENTRE SÍ, CONTRA CRISTO – LA PREGUNTA ENVENENADA Y LA RESPUESTA MARAVILLOSA

 

Se acerca la Pasión, la presión de la envidia de la casta religiosa de Israel se hace sentir sobre Cristo. Ahora se alían con los partidarios del Rey Herodes.

Los fariseos le buscaban la vuelta para sorprenderlo en alguna palabra y poder acusarlo. Lo adulan. Pero Cristo no responde a palabras hipócritas, sino a la intención de aquellos hijos del Maligno.

Tan hipócritas y falsos son, que se unen a sus adversarios: los herodianos lugartenientes del poder de Roma; pues Herodes fue puesto por el César; y representaba esa Roma que le cobra impuestos a Israel: los fariseos estaban a favor de independizarse de Roma y contra el pago de impuestos. Pero aquí se unen para enredar al Señor.

La pregunta que le hacen es verdaderamente envenenada: ¿Es lícito o no pagar el tributo al César?

Si Jesús responde que no, lo acusarían de rebelión contra Roma, de levantisco y de revolucionar al pueblo. Si responde que sí, lo acusarían de antipatriota pro-romano que está de acuerdo con la dominación de Roma.

A la adulación trucha que le hacen, el Señor responde con fuerza: ¿Porqué me tientan hipócritas?

Esto es para reflexión de los paladines del buenismo inerme y afeminado de la otra mejilla a ultranza y descontextualizada; de los cobardes y gelatinosos de la dulzura inclaudicable.

Sí, el Señor no es ese hippie de sonrisa estúpida y amariconada que emana siempre almíbar, que vendió el personalismo post conciliar: es viril, enérgico, temperamental, además de misericordioso y de ser la Verdad Absoluta.

Su sabiduría se muestra en su actitud y su respuesta: Mostradme la moneda del tributo. Y ellos le presentaron un denario. Y díjoles Jesús: ¿De quién es esta imagen, y esta inscripción? Dijéronle: Del César. Entonces les dijo Él: Dad, pues, al César lo que es del César; y a Dios, lo que es de Dios.

Esta respuesta es infinitamente más que una expresión de ilustre desdén: está cargada de Doctrina y sabiduría cristiana hasta el Fin del mundo.

El César -las obligaciones del cristiano para con el mundo y su gobierno, su ciudad- merece su parte, sí. Impuestos y obediencia, SIEMPRE QUE LA OBEDIENCIA NO VAYA CONTRA DIOS, NO IMPIDA DAR A DIOS LO QUE ES DE DIOS.

A Dios hay que dar lo que le corresponde: Todo.

Y en este todo entra también lo que se le debe al César, porque el cristiano no se rebela contra la autoridad mundana sin motivo claro. Esto lo afirma San Pablo diáfanamente.

Pero debe quedar absolutamente claro que Dios está primero, y lo que se le dé al César nunca debe ser nada que le corresponda a Dios: cumplir con las obligaciones del gobierno civil de acá abajo, SIEMPRE Y CUANDO NO VAYAN CONTRA DIOS. En caso de que vayan contra Dios, hay que desobedecer y OBEDECER A DIOS ANTES QUE A LOS HOMBRES.

 

 

EL CESAR CRECE DESPUÉS DEL CONCILIO Y DIOS DISMINUYE

Con el II Concilio Vaticano se oscureció la Doctrina católica en este punto, como en otros cauces muy importantes. A pesar de haber declarado sus promotores e iniciadores, Juan XXIII y Pablo VI que era un Concilio Pastoral, que no se proponía definir Doctrina, y consecuentemente no fue encabezado con la Solemne Fórmula de invocación de la Infalibilidad Ex Cáthedra, DE FACTO CAMBIÓ DOCTRINA EN CUATRO CAUCES MUY IMPORTANTES.

Reforma Litúrgica: incide en la Doctrina: Viraje del teocentrismo al antropocentrismo; de la Verticalidad a la Horizontalidad; de la Trascendencia a la inmanencia.

Ecumenismo: Se promovió un irenismo claudicante de la Verdad en favor de un diálogo (comillas) con los herejes y enemigos inveterados de la Iglesia. Los resultados los vemos hoy: Indiferentismo práctico e incluso teórico.

Colegialidad: con las conferencias episcopales y los sínodos se oscurece la autoridad episcopal y papal, con el resultado paradójico que vemos hoy de una especie de autocracia papal sin límite.

Y el que nos importa hoy: LIBERTAD RELIGIOSA.

Con pasajes ambiguos de los textos constitucionales y sobre todo con la Declaración Dignitates Humanae, se inicia una época de claudicación trágica en la Iglesia: la aceptación del Laicismo liberal que siempre promovieron los enemigos de la Iglesia. El CRECIMIENTO DEL CÉSAR Y LA DISMINUCION DE DIOS.

La Iglesia conciliar abdica formalmente del imperativo de implantar el Reinado sociopolítico y cultural de Cristo en el mundo y le admite poder al César para que lo impida. Acepta un Estado Laico Liberal, neutro (comillas) que le otorga el mismo nivel a todas las cosmovisiones: La Verdad y el error están al mismo nivel ahora. Relativismo e indiferentismo desde el Estado aceptado alégremente por la Iglesia.

Y la neutralidad es una quimera: El Estado, de hecho, adopta la confesionalidad solapada del Sistema; de los resortes de poder del mundo enemigo de Dios; del César más enemigo que nunca. Y así lo hace sentir.

Para recuperar la parte de Dios que se entregó insensatamente al César por el II Concilio Vaticano, hay que recuperar el Imperativo de la Implantación del Reinado Social de Cristo en el mundo; algo básico para el cristianismo.

 

EL REMEDIO

Y para esto no hay mas remedio que revisar y rectificar el trágico y claudicante II Concilio Vaticano, donde la Iglesia, con la sonrisa aquiescente de Rhaner y Theilard, hace genuflexión ante el César y lo llama Maestro.

Y porqué no, Esposo…..

Hay que volver a las Fuentes: la Escritura, vivida por la Tradición e interpretada por el Magisterio hasta 1962.

Demos a Dios lo que es de Dios, el imperativo de instaurar en el mundo la lucha por el Reinado sociopolítico de Cristo, dejando para el César lo que realmente le debemos.

¡Genuflexión solo ante Dios! Ante el César respeto y obediencia siempre que no se extralimite en sus exigencias y no pida lo que no le corresponde: lo que le corresponde a Dios.

En el Nuevo Orden Mundial que se avecina, el César se vuelve totalitario y pretende no dejar ningún resquicio para Dios. Pidamos la Gracia de reivindicar con palabras, obras y lucha, el lugar que le corresponde a Dios.

Que la Santísima Virgen nos de virilidad para esta lucha.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

Anuncios