Vicente Montesinos

Los vídeos del Papa Francisco dieron comienzo en 2016 con esta barbaridad que nos iba marcando muy bien el camino hacia el que íbamos a ir, video al que la gran mayoría no quiso dar importancia, al que muchísimos católicos alabaron, y lo que es peor, a pesar del cual y de todos los siguientes y de todas las herejías posteriores, muchísimos siguen sin ver.

En este homenaje a la ruptura del depósito de la fe, y burla a la misión dada por Cristo de anunciar el Evangelio a todos los pueblos y de convertir a todos, se compilan en minuto y medio todas las herejías y burlas a la sana doctrina, al magisterio bimilenario, a la tradición, y a los mandatos de Cristo habidos y por haber.

Y lo he querido traer a colación porque evidentemente, y una vez más, de aquellos barros estos lodos. Y poco más tuvo que hacer Francisco para enseñarnos por donde quería ir. Creo que, sinceramente, él no engaño a nadie. Los engañados son la gran mayoría de los católicos, porque se han querido dejar engañar.

Frases como: “muchos encuentran a dios de diversa manera “, o “solo hay una certeza: y es que todos somos hijos de dios “, adornadas con imágenes de Jesucristo puesto al lado y al nivel de unos budas, o de signos judíos, islámicos, etc.; muestran lo que es el ecumenismo para esta jerarquía: todas las religiones son iguales, y da igual la que cada uno profese.

Así nos fue; y así nos está yendo.

No olvidemos de dónde viene todo esto para poder seguir luchando contra lo que sigue viniendo.

Anuncios