Juan Donnet

 

 

 

 

Hoy en día -pero ya a partir del Discurso de Apertura de Juan XXIII del IICV-  se ha degradado, por parte de la iglesia del nuevo paradigma bergogliano, el concepto de Misericordia; se lo ha convertido en aprobación, convalidación, bendición, por parte de Dios, del pecado, la miseria, la impenitencia, la perversidad, el Mal a fin de cuentas.
Pero la Palabra es clara, al igual que 1962 años de Tradición que la vivió y Magisterio que la interpretó: El desprecio de la Gracia y la desobediencia rebelde atraen el castigo de Dios.

Lo vemos claramente en la Epístola: después de todos los prodigios que vio el pueblo de Israel, en el desierto igual despreciaron los dones de Dios y fornicaron: 23000 murieron en un día. No tentemos a Dios! advierte seriamente San Pablo.

Lo mismo en el Evangelio. Jerusalén despreció al Mesías y lo mató miserablemente: el Castigo se acerca y es profetizado por Jesús. Destrucción y muerte con imágenes fuertes. El Enemigo estrellará a tus hijos delante de tí.

Lenguaje apocalíptico, dirá el imbécil progremodernista, en su luciferino arte de aguar, de vaciar, de licuar la Palabra de Dios.

Ese concepto le alcanza para evadirse de la claridad meridiana de la Palabra.

Pero el que quita algo de la Palabra, el Señor le quitará su lugar del Libro de la Vida dice seriamente el Apocalipsis. A lo cual el cretino progremodernista también contestará sonriente: Lenguaje apocalíptico….es todo símbolo de hombres perseguidos, neuróticos, out systems, brutos que se oponían sin motivo al Poder del Mundo. Nosotros somos mas astutos, inteligentes, civilizados, aggiornados, mejorados; nosotros pactamos con el Poder del Mundo: esto es a la vez astucia y misericordia cristianas.

Pero se enterarán de la gravedad de las advertencias apocalípticas y de la seriedad de su lenguaje cuando desciendan al Lago de Fuego, entre llanto y rechinar de dientes.

 

Colecta
Abranse Señor los oídos de tu misericordia a las súplicas de los que te imploran; y para que los concedas lo que desean, haz que pidan lo que te es grato conceder. Por Nuestro Señor Jesucristo…

 

EPÍSTOLA (I Co 10 6-13)

6 “Estas cosas sucedieron en figura para nosotros para que no codiciemos lo malo como ellos lo codiciaron. 7. No os hagáis idólatras al igual de algunos de ellos, como dice la Escritura: «Sentose el pueblo a comer y a beber y se levantó a divertirse.» 8. Ni forniquemos como algunos de ellos fornicaron y cayeron muertos 23.000 en un solo día. 9. Ni tentemos al Señor como algunos de ellos le tentaron y perecieron víctimas de las serpientes. 10. Ni murmuréis como algunos de ellos murmuraron y perecieron bajo el Exterminador. 11. Todo esto les acontecía en figura, y fue escrito para aviso de los que hemos llegado a la plenitud de los tiempos. 12. Así pues, el que crea estar en pie, mire no caiga. 13. No habéis sufrido tentación superior a la medida humana. Y fiel es Dios que no permitirá seáis tentados sobre vuestras fuerzas. Antes bien, con la tentación os dará modo de poderla resistir con éxito.”

 

EVANGELIO (Lc 19, 41-47)

41 “Al acercarse y ver la ciudad de Jerusalén, lloró por ella, 42. diciendo: «¡Si también tú conocieras en este día el mensaje de paz! Pero ahora ha quedado oculto a tus ojos. 43. Porque vendrán días sobre ti, en que tus enemigos te rodearán de empalizadas, te cercarán y te apretarán por todas partes, 44. y te estrellarán contra el suelo a ti y a tus hijos que estén dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has conocido el tiempo de tu visita.» 45. Entrando en el Templo, comenzó a echar fuera a los que vendían, 46. diciéndoles: «Está escrito: Mi Casa será Casa de oración. ¡Pero vosotros la habéis hecho una cueva de bandidos!» 47. Enseñaba todos los días en el Templo. Por su parte, los sumos sacerdotes, los escribas y también los notables del pueblo buscaban matarle,”

Anuncios