Vicente Montesinos

 

 

 

 

 

El tiempo se acaba, los problemas arrecian, y los planes van a toda vela. Por ello, Francisco, ha abandonado su habitual política de tres pasos adelante y uno atrás; para quitarse la careta de forma clara, en una entrevista concedida a Reuters.

Os dejamos el análisis de algunos de los temas que ha tocado el “incansable” Bergoglio:

 

 

  • El Papa y los populismos: Refiriéndose a la política migratoria de Trump, el Papa que no quiere meterse en política para pedir a los estados que DEJEN DE ASESINAR A NIÑOS, no tiene problemas en criticar la política del presidente de los Estados Unidos de América, tildándole de populista, al manifestar que “el populismo no es la solución”. Sin embargo, parece que el populismo sí que es la solución en Venezuela, en Cuba o en Bolivia, entre otras; en manos de dictadores populistas comunistas como Maduro, Castro o Morales; que a Bergoglio no molestan. Que él se refiera al populismo como un mal es absolutamente delirante, cuando disfruta reuniéndose con los líderes más populistas y marxistas del planeta, cuando no con los presuntos gurús religiosos del populismo y la teología de la liberación, cuyos libros tiene en la mesita de noche, y a los que no tiene inconveniente en dirigir palabras de cariño.

 

  • El Papa y la China comunista: Francisco ha manifestado que es optimista sobre las conversaciones que podrían conducir a un acuerdo histórico sobre el nombramiento de obispos en China. Esa es la visión de Bergoglio a la infamia que se está ejecutando contra la Iglesia Católica china fiel; en favor de la Iglesia hereje comunista china. Optimismo. Claro que puede ser optimista. Se seguirá en el camino que él desea: dejar en manos de los dictadores comunistas chinos el nombramiento de Obispos políticos; y burlar el presente y la memoria de los santos obispos, sacerdotes y laicos chinos católicos fieles a la Iglesia Católica que llevan decenios de martirio, muerte y persecución. Optimismo. Histórico. Claro. Sin duda.

 

  • El Papa y la pedofilia en Chile: después del lamentable espectáculo dado en Chile por Bergoglio y sus enviados; ahora manifiesta que “podría aceptar más dimisiones de obispos” por el escándalo sexual que el Vaticano tapó y mal gestionó durante tanto tiempo; y después de la histórica dimisión en bloque del episcopado chileno. Ahora habla de “aceptar”, como si no supiéramos todos lo sucedido.

 

  • El Papa y los católicos fieles a la doctrina tradicional: para seguir en este suma y sigue de retirada de velos; Francisco ha manifestado sin  pudor, y con cierto orgullo, que defiende su liderazgo en la Iglesia Católica (evidente es que lo ejerce, frente a prácticamente una testimonial oposición mitrada y sacerdotal; y con los laicos fieles en vanguardia de la resistencia a este desastre de Iglesia que Francisco dirige) y que de esta forma hace frente a las “críticas de conservadores dentro y fuera de la Iglesia que dicen que su interpretación de las enseñanzas católicas es demasiado progresista“. Además afirma con calma que en la Iglesia  “el liderazgo está en la calle”. Por una parte me viene a la cabeza la Iglesia que desea: una Iglesia de pancarta y 15-M. Por otra parte me viene a la cabeza también cuando se afirmaba que Francisco Franco estaba obsesionado con las “conspiraciones judeo-masónicas” (al que, por cierto, habrá que reconocerle el ser un visionario en este asunto); al constatar que Bergoglio está obsesionado con los católicos fieles a la sana doctrina, el magisterio bimilenario y la tradición. Para él somos sus enemigos, y los únicos no merecedores de su “salvación” de saldo y liquidación; en la Iglesia del  “quién soy yo”, del “Dios te ha hecho así”, y del “infierno no existe”. Al menos hay que reconocerle haber plasmado esta vez por escrito en una entrevista lo que lleva 5 años aplicando con rigor. Sobre este tema añade con descaro que “reza por los conservadores que a veces dicen cosas desagradables sobre él” (ojo a la categoría a demonizar para el Papa, sin tapujos; no son los lobbies LGTBI, los eutanásicos, los pro abortistas, los dictadores comunistas o los herejes protestantes, no; somos los “conservadores”; quienes para el Papa tenemos el cielo vetado, si es que cree en su existencia)

 

  • Bergoglio y las mujeres en el Iglesia: apunta ya claramente a la revolución que sueña en esta materia, afirmando que quiere “designar a mujeres para los puestos más altos en la administración del Vaticano“. Un pasito más, suave, suavecito, en sus aspiraciones. Porque lo único que no pueden hacer las mujeres en la Iglesia católica es ser sacerdotisas, obispesas o papisas. Así es que temblemos. Porque además afirma uniéndose al feminismo radical que “las mujeres son mejores que los hombres para resolver los conflictos“. Ahí va esa. Olvida Francisco, y no es de extrañar, que la criatura humana con mayor “puesto” en la Iglesia, y a distancia sideral de los demás, es una mujer: la Santísima Virgen María; Madre de Dios y Madre nuestra. Pero eso parece no recordarlo.

 

  • Bergoglio y la inmigración en Europa: el papa que no se mete en política afirma en la entrevista a Reuters que los populistas (todos son populistas menos sus amigos los populistas marxistas, insisto) están  “creando psicosis” con el tema de la inmigración, “incluso cuando las sociedades que envejecen como Europa necesitan más inmigrantes“. Sin inmigración, agregó, Europa “se vaciará”. Insultante declaración de quien parece querer vaciar a Europa, pero de católicos, alentando la inmigración musulmana ilegal en nuestro continente, para facilitar la repoblación del mismo por los mahometanos, y tapándose los ojos ante el aborto a manos llenas en la sociedad occidental, lo cual sí que va a dejar vacía a Europa: vacía de dignidad, de valores, de justicia, y de paso de católicos, en clarísimo retroceso, con el beneplácito del Vaticano.

 

  • Bergoglio y Cuba: sin miramientos ni respetos humanos, de los que aplica para todos los temas que demuelen la doctrina tradicional, afirma que “le entristece la decisión de Trump de implementar nuevas restricciones a los viajes y al comercio estadounidense con Cuba, y que ello hace retroceder la apertura de su predecesor, el presidente Barack Obama hacia Cuba, cuya política, fue un buen paso adelante. De nuevo halagos sin tapujos para la Administración Obama, que ha sido, de mano de Hillary y del afroamericano, un verdadero nido de abortos y asesinatos de inocentes en el vientre de su madre; genocidio solo frenado por Trump. Pero ello a Bergoglio parece no importarle tampoco.

 

Y más. Y mucho más. Críticas a Trump por no favorecer la lucha contra el cambio climático (verdadera preocupación de esta Iglesia ecológica); críticas a Burke y los cardenales de la dubia (quienes van muriendo esperando una simple respuesta de su pontífice); proyectos de reforma de la Administración Vaticana (imaginamos que para seguir expulsando a los teólogos fieles y seguir colocando a los James Martin); y autosatisfacción por el asunto de las finanzas vaticanas (imaginamos que sin tener en cuenta los “problemillas” financieros que no interesan, como los de sus amigos Ticona o Madariaga)

 

Esto es real. No es ciencia ficción. Hasta aquí mi breve análisis de una entrevista concedida por el “pontífice” de la Iglesia Católica, quien se ha dejado de fingimientos.

Si lo ha hecho a propósito; o fruto de su perenne imprudencia, da igual. En el fondo el resultado es el mismo: deja a la luz la ideología y los planes de Bergoglio para que a la Iglesia Católica no la conozca ni el más pintado.

 

En el nombre de Cristo, se despide este pecador, que confía incesantemente, eso sí, en la Misericordia de Dios para con él. ¡Santos o nada! Y porque hasta el cielo no paramos, ¡que Dios les bendiga, y la Santísima Virgen de Fátima nos auxilie!

 

 

 

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Anuncios