Vicente Montesinos

 

El Cardenal Marx y el Papa Francisco
El Cardenal Marx y el Papa Francisco

 

 

La verdad es que quién a esta alturas; y más siendo hombre o mujer de fe, siga negando el daño (irreparable si no supiéramos que Cristo siempre vence) que está haciendo Bergoglio a la Iglesia, una de dos: o es mal intencionado o está absolutamente en Babia o desinformado. Empiezo a no ver más opciones.

Y es que el Papa ha clavado otro clavo más en las sangrantes heridas de la Iglesia, ahora a propósito de la importantísima reunión mantenida ayer con los Obispos alemanes en Roma en relación a la llamada “Intercomunión“. Esperábamos con temor la cacicada de turno.

Según informa la Santa Sede en un comunicado, en el transcurso de la reunión, el arzobispo Luis Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, comunicó que el Papa Francisco aprecia el compromiso ecuménico de los obispos alemanes y les pide que encuentren, en espíritu de comunión eclesial, un “resultado posiblemente unánime”. Y arreglado.

El tema está muy claro. Como casi todo en la Iglesia de Cristo. Hasta que lo toca Francisco; el rey midas de la confusión. Es tan sencillo como decirles a los Obispos alemanes: oigan ustedes, acójanse a las Sagradas Escrituras, el magisterio bimilenario, la sana doctrina y la tradición; lo cual impide (y no yo, que no soy, o no debería ser un monarca absoluto que pueda cambiar 2000 años en 5) clarísimamente accedan a la Sagrada Eucaristía quienes, por profesión religiosa, no pueden creer en ella en sentido católico -los luteranos-. Roma locuta, causa finita. 

Pero no. Se despacha con que aprecia su lucha por el ecumenismo (ya sabemos pues su opinión) y deja a la Conferencia Episcopal Alemana que resuelva el asunto como le de la gana. Punto pelota.

Ya lo hizo en Amoris Laetitia y lo ha vuelto a hacer. Las Conferencias Episcopales que resuelvan como les venga en gana un asunto que es clarísimamente de la Iglesia Universal. A la que por esta vía, ya no le queda nada de católica ni de apostólica (sobre lo de santa podemos hacer un debate ad hoc)

Otra confusión. Otra pasito, suave, suavecito, en la desintegración de la Iglesia Universal y en la acelerada, pues, protestantización de la misma. Al final cada pastor resolverá lo que le salga de sus reales sitios, y la tan preciada y doctrinalmente obligatoria universalidad de nuestra Iglesia, fulminada.

Que los protestantes reciban el Cuerpo de Cristo es dar la Sagrada Comunión a los herejes. ¿Ah, que no son herejes? Pues díganme que fue la reforma luterana si no una herejía. Nos la pinten como nos la pinten, y por más imágenes de Lutero y laudatorios “testigo del Evangelio” nos quiera hacer tragar Bergoglio.

¿Pero este hombre porque tiene tanta prisa en acabar con todo? Y sobre todo… ¿qué más tiene que hacer para que el pueblo católico alce su voz en masa, presidido por sus pastores, para poner fin a esta pesadilla?

Una herejía más en ciernes… suave suavecito; pero rápido rapidito…

¿Qué podemos hacer más para abriros los ojos, hermanos? ¿Qué más podemos hacer?

Señor, si es posible, haz que pase pronto de nosotros este cáliz… Pero que no se haga nuestra voluntad… sino la tuya.

Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios os bendiga.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios