Las siete contribuciones de Bergoglio al caso Alfie Evans.

Vicente Montesinos

 

Captura de pantalla 2018-05-02 a las 18.03.04

 

Los detalles que siguen sabiéndose sobre el asesinato de Alfie Evans, sinceramente, a mí me aportan poco ya. Luché con mis humildes fuerzas, mis pocas armas y mi esencial limitación para detener esa barbarie, ejecutada por el Reino de Isabel; con la bendición apostólica de Su Santidad. Como yo muchos (bien es verdad que al principio, casi diría yo, hasta casi el final, muy pocos); y sobre todo,  Alfie y sus padres, que lucharon más que nadie.

Ahora vamos sabiendo que además de ser asesinado pudo ser directamente ejecutado por fármacos que acabaran con esa “pesadilla” para médicos, jueces, entidades, organismos internacionales y pastores, que veían como, contra todos sus planes, Alfie vivía y vivía. Luchaba y luchaba. Se revelaba, con la ayuda de Dios contra ese macabro plan; mostrando por medio de este niño el Señor su Gloria, y que de Él nadie se burla.

Pero para todos estos asesinos y sus cómplices el final estaba escrito desde un principio; ya que como no nos cansamos de denunciar, su plan era matarlo a toda costa, y así lo han hecho. Con las “desconexiones” buscaron una muerte que no llegaba, y que muy probablemente, como vamos sabiendo, aceleraron a toda costa, de forma burda, grosera y cruel.

Pero hoy, y a medida que se conocen datos cada vez más escalofriantes (que insisto, aportan más a la crueldad y crimen de sus autores, pero poco a su intención, que fue la misma desde el principio), quiero centrarme, pasados ya unos días, en el papel jugado por Bergoglio en toda esta barbaridad.

Porque como siempre, hemos tenido que aguantar en las última fechas desfachateces del tipo “el Papa ha hecho todo lo que ha podido“,  y llamadas al orden por no “destacar” su aportación a golpe de Tweet en los últimos días; que en este foro nos hemos negado a tragar.

Así es que, aviso: voy a explicar lo que para mí ha sido la aportación de Francisco al caso Alfie Evans. Lo digo porque si la papolatría de alguno no le permite asumirlo, le aconsejo que no siga leyendo.

  • En primer lugar: en ningún momento procedió a desautorizar la sentencia condenatoria de muerte a Alfie; en la cual se citó, como justificación, un texto del propio Francisco que condena el “encarnizamiento terapéutico”, como mal mayor que la eutanasia. El juez se basó en las palabras de Su Santidad, y en ningún momento se alzó la voz de Bergoglio para decir: ¡Oiga, de mis palabras no se aproveche para matar a este niño, porque son erróneas, equivocadas, mal interpretadas…! O cualquier cosa que hubiera bastado para romper dicha coartada.
  • Monseñor Paglia, Presidente nada más y nada menos que de la Academia Pontificia para la Vida (cruel contradicción),  salió al paso a las críticas a la sentencia de muerte, echando un capote a jueces y médicos, para calificar los cuidados a Alfie como “encarnizamiento terapéutico”. En ningún momento Bergoglio lo desautorizo, y a día de hoy, el tal Paglia sigue cómodamente en su puesto. Ya me dirán, en manos de quién deja la Iglesia de hoy la defensa de la vida; con la anuencia de Su Santidad.
  • Tercer despropósito: Los Obispos ingleses, contra el magisterio, las sagradas escrituras, la tradición y la sana doctrina, se posicionan alegremente  a favor del sistema sanitario eutanásico inglés, mientras Alfie sobrevive a la “horca” y lucha contra ella. Ese fue el apoyo que recibió el niño y su familia de esta vergüenza de pastores. ¿Los desautorizó el Papa? No. ¿Les pidió que callaran? No. ¿Los llamó al orden? No. ¿Los cesó de sus puestos? No. Más apoyo de Su Santidad a Alfie y a la vida.
  • Cuarta contribución del Papa: Thomas Evans, desesperado, cree que la salvación está en Francisco. Acude a él y le solicita expresamente el asilo para Alfie en el Vaticano. Francisco no se lo concede. De esta forma consiente claramente su muerte, que para entonces estaba ya decidida, apoyada y legitimada.
  • Quinta contribución: acuciado ya por la presión mediática, y cuando al final de la batalla, los medios generalistas empiezan a hacerse eco de esta ejecución (porque no tienen más remedio, y no mucho después que los medios católicos, dicho sea de paso) pide de forma absolutamente farisaica al Hospital Bambino Gesù que “haga lo posible e imposible por Alfie“. A sabiendas, claro está, de que sin la concesión de la ciudadanía, el hospital nada podía hacer, máxime cuando su petición de traslado ya había sido rechazada por la judicatura inglesa.
  • Sexta contribución: El malévolo Paglia pide en el tiempo de descuento que haya “diálogo hospital-familia”. El Papa una vez más otorga con su silencio carta de naturaleza a las acciones de Paglia, sabiendo claramente la inferioridad de condiciones en que se haya la familia. Inferioridad que pudimos ver en las desesperadas llamadas al silencio de Thomas Evans en respuesta al vil chantaje del hospital; y todo ello para que, con menos presión, pudieran asesinar a Alfie a placer.
  • Séptima contribución y definitiva de Bergoglio: un par de tuits, y a dormir, mientras, al tiempo, se producen audiencias masivas y Angelus en la plaza de San Pedro, donde guarda silencio sobre el particular.

Las siete contribuciones de Bergoglio al caso Evans. Así de claro. Así de triste. Así de vergonzoso.

Ahora, los talibanes papólatras a ladrar. Ya lo espero. Pero ninguno me podrá desmentir ninguno de estos puntos; ni aportar acciones más leales, efectivas o sinceras del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, ante la ejecución a sangre fría de un hijo predilecto de Dios, cuya muerte, evidentemente, clama al cielo.

Dios tenga piedad de las almas que tanto han hecho para asesinar a Alfie, o que pudiendo haber hecho algo para evitarlo, no lo hicieron. Fueran las almas del Papa o del tendero de la esquina.

Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios os bendiga.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios


Categorías:Actualidad, BLOG, Editorial

Etiquetas:, , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: