Muerto Herodes, el Ángel del Señor se apareció en sueños a José en Egipto y le dijo: «Levántate, toma contigo al niño y a su madre, y ponte en camino de la tierra de Israel; pues ya han muerto los que buscaban la vida del niño». El se levantó, tomó consigo al niño y a su madre, y entró en tierra de Israel. Pero al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea en lugar de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allí; y avisado en sueños, se retiró a la región de Galilea, y fue a vivir en una ciudad llamada Nazaret; para que se cumpliese el oráculo de los profetas: «Será llamado Nazareno».

Señor, hoy celebramos la festividad de la sagrada familia. Tu designio fue que tu hijo iniciará su camino en la tierra en el seno de una familia. La familia será siempre el hábitat insustituible. Que así sepamos entenderlo, y que así sepamos defenderla.

Señor Jesús, que yo sepa programar la buena noticia del Evangelio de la familia y de la vida.

Anuncios