El Limbo, lugar de unión con Cristo. Por Ángel Ortega

En la tradición católica, aún cuando hay muchos creyentes que, o dudan de su existencia o, directamente, no creen en ella...

1 1.256

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

Por Ángel Ortega.

 

 

En la tradición católica, aún cuando hay muchos creyentes que, o dudan de su existencia o, directamente, no creen en ella, el Limbo se puede “aventurar” a decir que es:

1)  Un estado o lugar temporal de las almas de los creyentes que murieron antes de la resurrección de Jesús (nombrado como Limbo de los Patriarcas o de los Justos) y que abandonaron cuando el Alma de Cristo partió de Su Cuerpo en Su Muerte y abrió las puertas del Infierno mencionado en el Credo que era el Limbo de los Justos, para llevarlos al Cielo, porque quien debía entrar primero era Jesús y así lo hizo, delante de todos ellos, que habían esperado allí desde sus muertes para el definitivo encuentro con Cristo, puerta segura del Cielo.

2)  El lugar permanente de los que murieron a temprana edad estando no bautizados y sin haber cometido ningún pecado personal, pero, lógicamente, sin haberse visto librados del pecado original a través del bautismo (conocido por Limbo de los Niños).

 Aunque su nombre se refiera a esos niños, también irían a él, según ciertas interpretaciones, aquellos adultos que no hubieran tenido la oportunidad de conocer la doctrina cristiana ni hubieran sido bautizados, no habiendo cometido pecado mortal alguno.

 Ninguno de los dos limbos se mencionan en toda la Biblia ni una sola vez, es cierto, pero nuestro Dios, que es infinitamente Justo y Misericordioso, no deja de mostrarnos y demostrarnos su Amor infinito hacia lo más preciado de la Creación, el hombre.

El 19 de abril de 2007, la Comisión Teológica Internacional de la Iglesia Católica, bajo el papado de Su Santidad Benedicto XVI, publicó un documento teológico que no constituye magisterio pero que se emite con la autoridad del Vaticano, que subraya que la existencia del Limbo de los Niños no es un dogma sino solamente una hipótesis teológica. El documento considera un misterio el destino preciso de los niños sin bautizar, aunque se tiene la esperanza de que puedan ir al Cielo por la Misericordia de Dios.

 Así pues, como dijo nuestro queridísimo Papa, Su Santidad Benedicto XVI, el Limbo es un misterio, una hipótesis y, como tal, no constituye un Dogma, al no tener la completa seguridad de su existencia.

 Pero, hermanos, os confieso que hay personas que conozco muy bien y que han tenido una visión de las almas de los niños no bautizados, que buscan el Amor de Dios que nos fue dado en la Creación del Mundo, en nosotros y se nos unen como luces diminutas necesitadas de nuestras súplicas a Dios para que derrame en ellos Su infinita Misericordia y puedan alcanzar el Cielo.

 Y, después de esto, es posible decir que el Limbo que nos queda, el de los Niños, está junto a nosotros, no ocupa un lugar definido como Cielo, Purgatorio o Infierno, pero se dispone aquí como condición liberadora que Dios ha otorgado a los hombres de buena voluntad, a través de la Divina Providencia.

 Rezar por esas almas es un privilegio, más aún si cabe que por las del Purgatorio, que también, pero éstas saben que finalmente alcanzarán el Divino Tesoro del Cielo, y aquéllas no, al no haber recibido el Santo Bautismo.

 Por todo ello, junto con las oraciones por las benditas almas del Purgatorio os animo a rezar especialmente por todas las que se encuentran retenidas en el Limbo para que, por la Misericordia de Dios, alcancen el Premio Eterno del Cielo.

 Que así sea.

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    El Homo skatós y la abominación de la desolación
    No queremos decir con skatós “el hombre último” sino relacionado con la abominación de la desolación o, como lo definió el P. Castellani, la peor de las inmundicias.
    ¿Qué es la peor de las inmundicias que va a estar en el lugar santo y, entonces, ya es?
    Cuando veas la abominación de la desolación entrar al lugar santo entonces ya es, dijo Cristo.
    La corrupción de lo óptimo es lo pésimo enseñó Santo Tomás de Aquino y tantos doctores con él. ¿Qué es lo óptimo en la Creación?
    El hombre que es “como” la coronación de la Creación. Entonces, el lugar santo debe estar lleno de personas que han corrompido su alma y su cuerpo.
    La rebelión de Satanás y de los primeros hombres es una inversión, una rebelión contra Dios aceptando la posibilidad de enfrentarlo y darle muerte, de allí que todos los pecados se dirijan al deicidio de Cristo que éste transforma en sacrificio de Salvación de muchos y, luego, a la destrucción de la Iglesia católica.
    La inversión empezó con fuerza y brío en la revolución francesa de mano de la masonería había que construir una nueva sociedad, una nueva realidad, un nuevo ser humano, la monarquía fue desplazada por una democracia de partidos, la aristocracia fue eliminada, Dios fue desplazado por el culto al hombre y a la diosa Razón, con el tiempo esas inversiones continuaron impulsadas por los poderosos de este mundo.
    Tanto los políticos como los grandes ricos y sus visiones cabalísticas y masonas de lo que debía ser la realidad y lo que debía ser el hombre.
    Una división de la sociedad en hombres con alma divina y hombres con alma de animal, dirigentes políticos y grandes empresarios y, por el otro lado, el hombre convertido en esclavo, en cosa, que se puede manipular, controlar y reducir bajo la escusa de la salvación del Planeta.
    De qué manera un hombre dios demuestra serlo sino decidiendo sobre el destino de los hombres con alma animal.
    Se fue replicando en la sociedad las estructuras de las Bestias o Grandes Imperios de Daniel con sus hombres dioses que gobernaban a los hombres esclavos o cosas.
    El Cesar era el hombre dios que era aceptado como tal para que el politeísmo y la unidad funcionen vendrá un nuevo Mesías que será el gobernante del mundo en el último imperio, el que fue, que ahora no es pero que será por poco tiempo.
    El faraón era un hombre dios y allí se encuentra el origen de la cábala masónica.
    La inversión siguió en las costumbres, filosofías, ciencias, razonamientos, hasta generar una disonancia cognitiva de grandes proporciones.
    Se distribuyeron verdades relativas y se eliminaron las absolutas para que los hombres con alma animal no pudieran oponerle ninguna verdad absoluta a los poderosos.
    Una verdad relativa es una verdad de juguete, el poderoso después decide según sus criterios personales y su arbitrariedad.
    Esta nueva forma de vivir dio lugar a un Homo skátos que es un hombre que tiene un comportamiento sin principios ni reglas morales y religiosos.
    La Bestia del Mar y la Bestia de la Tierra, o sea, el gobierno global imperialista y la nueva religión global ecuménica con su ONU o reunión de Asís democrática de las religiones e Iglesias exigía la formación de un hombre masón muy particular.
    Este Homo skátos tiene la característica de reunirse y formar alianzas transitorias y/o más o menos permanentes para hacer el mal, es un hombre conspirador, no un fuerte porque el fuerte es justo, es un hombre de intrigas, un oportunista, un hombre que obedece y que se doblega ante el mal pero también busca enriquecerse y empoderarse por el mal, un individuo masa pero que también adquiere características bestiales.
    El ser humano reducido a la condición de animal astuto e hijo de la oscuridad.
    Un hombre que escucha pero no habla, que pregunta pero no da respuestas, que no es sincero, que no se expone, que busca alianzas, un traidor, un enemigo en las sombras, alguien que destruye su propia familiar y a sus propios amigos y se traiciona a sí mismo. Un ser que quiere morir pero no puede.
    Un corrupto, la peor de las inmundicias, la abominación de la desolación. Es un hombre que no se la juega por nada ni por nadie, que se mantiene en el sistema ordenado al mal común.
    Que juega con las reglas del sistema aparentando, a veces, ser parte de un contrasistema dentro del sistema, un delator, un infiltrado, un colaboricionista. Un sujeto que por orden de un grupo va a sacar información al inocente y busca como corromperlo, pecar contra él o eliminarlo.
    Es el que niega que haya conspiraciones pero a eso se dedica.
    Las naves y el atrio serán destruidas y sólo se salvará el tabernáculo.
    Una Bestia o imperio requiere seres bestiales, estos seres bestiales imitan lo que ven que hacen los poderosos para que les vaya bien.
    El Homo skátos es la abominación de la desolación, el conspirador que niega la conspiración, el que se sienta y come de tu plato y está entre los amigos y simula amistad y hoy son legión.
    Me podrán decir que adoptó ese Homo skátos ese tipo de conductas para sobrevivir pero Dios no les pide que sobrevivan, el que persevere hasta el fin, ese será salvo.
    Cuando las personas que están en los templos dejen de comportarse como comunidad de fe y pasen a comportarse como una masonería, entonces, ya es.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: