El síndrome de Estocolmo (Por Ángel Ortega)

1 1.528

 

 

Ángel Ortega

Adoración y Liberación

 

 

Estamos en un momento de nuestras vidas en el que algunas veces se retuercen nuestras creencias dentro del cuerpo, porque a base de escuchar lo mismo, de ver lo mismo y de palpar lo mismo, llega un momento en el que reaccionamos justificando la agresión.

En un secuestro que se demora en el tiempo, nuestra mente llega a confundir la realidad, a ver como normal lo que no lo es y a justificar el delito.

Es una de las debilidades del ser humano, la unión del amor hacia el hombre y el sentimiento de rechazo hacia el mal. Es como una balanza que espera descompensarse hacia uno de los extremos cuando ponemos en él algo más de peso.

Si una situación se va haciendo perpétua, el mal le va robando terreno al bien; a falta de cariño, el corazón se desata del lazo humano que nos une a los demás.

Este es el Síndrome de Estocolmo, posiblemente el más peligroso de todos; aparece cuando la mente del torturado termina por confundir la realidad con la irrealidad, destapando y aceptando la verdad del propio torturador.

 

 

La mente, cuando aventaja a sus límites, traspasa la barrera de la comprensión, hace suyo lo que nunca fue y deja de importarle al maligno, que recoge a la presa con alegría y la hace inútil para los demás.

 

Son ya casi dos años de lucha, de aguante, sobre todo mental, y la élite la ha estado alargando en el tiempo, precisamente esperando que seamos infectados por el síndrome, que no por el virus. Ésta es la verdadera pandemia, sumisión y aceptación del mal, a través del tiempo. Seguro que no pocos de los que empezaron esta lucha en el platillo correcto han visto en los malhechores la bondad del enemigo, el Estocolmo del acontecimiento.

El que pretenda armarse hasta los dientes de valor humano, terminará alterando los términos y presa de la susodicha enfermedad. La mente, cuando aventaja a sus límites, traspasa la barrera de la comprensión, hace suyo lo que nunca fue y deja de importarle al maligno, que recoge a la presa con alegría y la hace inútil para los demás.

Si, por el contrario, hacemos del acto del malvado, una grandísima oportunidad de bendición, de oración y de perdón, a través de la Misericordia de Dios, será Él, en todos los casos, quien haga que la balanza se incline hacia el lado correcto. Así, entonces no tendrá cabida la justificación.

Esperar en Cristo es siempre la razón que nos motiva a pensar que con Él no hay síndrome ni daño y que lo único que nos puede corresponder para siempre es la Gloria de la Eternidad.

Dejemos Estocolmo en Suecia y viajemos por el camino seguro de la salvación, que es Cristo Jesús.

 

 

 

 

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Alberto Ramón Althaus says

    Mire Info es ignorante en muchas cosas y tiene miedo y cuando uno quiere explicarle que la Iglesia no es Dios y que es Creatura y que su perseverancia final no es mérito propio sino de Dios que ha prometido que las puertas del infierno no prevalecerán sobre Ella como no saben las diferencias entre Iglesia terrenal e Iglesia santa y creen que la Iglesia terrenal ha sido la misma siempre y que no ha sufrido nunca crisis, decadencias en santidad, etc y que no puede ser destruida caen en una confusión por la cuál la Iglesia terrenal es convertida en ídolo, la confunden con la Iglesia santa y a esta última con Dios y por la obediencia con mala conciencia a ciertos miembros de la Iglesia terrenal y por poner la fe en los hombres dicen que es la Iglesia la que vence al final cuando es la mirada de Cristo la que vence. Tienen ojos para leer y no leen ni ven ni se dejan decir nada y por miedo mantienen a todos en la ignorancia sobre temas hoy muy importantes y en eso desparraman.
    La Iglesia del renacimiento fue una Iglesia terrenal con gran decadencia moral y religiosa que generó la crisis de la reforma protestante, esta crisis fue en parte solucionada por la contrarreforma. Hay dos Iglesias terrenales diferentes antes y después de Trento y hay otra después del CVII que es un concilio contra Trento, la Iglesia terrenal ha caído en las mundanidades de la Iglesia del renacimiento agravadas por lo que la Iglesia terrenal sufre crisis y estas crisis son tipos del antitipo final que será el Apocalipsis. Se habla de una Mala Mujer y una Babilonia y todo parece indicar que es Roma. Luego, puede adulterarse la fe de gran parte de la Iglesia terrenal incluso en su jerarquía como en el arrianismo sin que ello evite que quede un resto fiel o Iglesia santa. El Apocalipsis es claro en muchas cosas y recapitula, vuelve a mostrar las mismas cosas desde distintas distancias como señala San Agustín y corrige Castellani porque no siempre muestra las mismas cosas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: