MONSEÑOR VIGANÒ: «FRATELLI TUTTI, EXCEPTO LOS CATÓLICOS…»

1 18

Adoración y Liberación

Redacción

 

Estimados hermanos: hemos recibido esta carta de Monseñor Viganò, que con suma alegría les compartimos; tanto en su versión original, como en la traducción al español llevada a cabo por Adoración y Liberación.

A su vez les dejamos vídeo sobre la misma.

¡Dios les bendiga!

 

 

 

 

 

QUICUMQUE VULT SALVUS ESSE

o dell’idolatria del Vaticano II

 

 

 

 

Similes illis fiant qui faciunt ea,

et omnes qui confidunt in eis.

Ps 113, 16

 

 

 

Mientras que las naciones que alguna vez fueron católicas introducen leyes que promueven el aborto y la eutanasia, la teoría de género y los «matrimonios» sodomíticos; mientras que en los Estados Unidos un presidente legítimamente electo se ve usurpado en la Casa Blanca por un “presidente” corrupto, depravado y pro-aborto colocado en el poder por un gigantesco fraude ante el aplauso adulador de Bergoglio y obispos progresistas; mientras la población mundial es secuestrada por conspiradores que se lucran con la psicopandémia y la imposición de pseudovacunas ineficaces y peligrosas, la solicitud de Francisco se centra en la catequesis, en un monólogo organizado el 30 de enero para el público seleccionado de la Oficina Nacional de Catequesis de la Conferencia Episcopal Italiana [CEI]. La muestra fue presentada con motivo del 60 aniversario del Oficio Catequético, «un instrumento indispensable para la renovación catequética después del Concilio Vaticano II».

En este monólogo, escrito con toda probabilidad por algún funcionario gris de la CEI en forma de esbozo y luego desarrollado gracias a la improvisación en la que el orador se siente agusto, se usaron todas las palabras deseadas por los seguidores de la iglesia conciliar: ante todo la palabra “kerygma” que todo buen modernista nunca puede omitir en sus homilías, a pesar de que casi siempre ignora el significado del término griego, que con toda probabilidad ni siquiera sabe cómo declinar sin fallar en acentos y terminaciones. Evidentemente, la ignorancia de quienes repiten el estribillo del Vaticano II es el instrumentum regni desde el que que el Clero se vio obligado a dejar de lado la doctrina católica para privilegiar el enfoque creativo del nuevo camino. Ciertamente, usar la palabra anuncio en lugar de kerigma trivializaría los discursos de los iniciados y también revelaría la intolerancia desdeñosa de esta casta de élite hacia la mayoría que se aferra obstinadamente al nocionismo postridentino prohibido.

No es casualidad que los innovadores detesten con todas sus fuerzas el Catecismo de San Pío X, que en la brevedad y claridad de sus preguntas y respuestas no deja ningún margen a la creatividad del catequista. El catequista debe ser – pero desde hace sesenta años ya no lo ha sido – el que transmite lo que ha recibido, no un esquivo “recuerdo personal” de la historia de la salvación que de vez en cuando elige qué verdades transmitir y cuáles dejar de lado, para no ofender a sus oyentes.

En la misericordiosa Iglesia Bergogliana, heredera de la Iglesia posconciliar (que son sendas variantes de un espíritu que ya no tiene nada de católico), es lícito discutir, refutar y rechazar cualquier dogma, cualquier verdad de Fe, cualquier documento magisterial y cualquier pronunciación papal anterior a 1958. Ya que, según las palabras de Francisco, uno puede ser “hermano y hermana de todos, independientemente de la fe”. Cualquier creyente puede comprender claramente las gravísimas implicaciones del presente pseudo-magisterio, que contradice descaradamente la constante enseñanza de la Sagrada Escritura, la Divina Tradición y el Magisterio apostólico. Sin embargo, la ingenua víctima de décadas de reprogramación conciliar de católicos podría creer que, en esta babel compuesta de herejes, manifestantes y entregados al vicio, queda al menos un espacio para los ortodoxos, súbditos devotos del Romano Pontífice.

¿Todos hermanos, independientemente de la fe? Este principio de aceptación tolerante e indistinta no conoce límites… excepto si eres realmente católico. De hecho, leemos en el monólogo de Bergoglio en la Sala Clementina el 30 de enero:

 

«Esto es magisterio: el Concilio es el magisterio de la Iglesia. O estás con la Iglesia y, por tanto, sigues el Concilio, y si no sigues el Concilio o lo interpretas a tu manera, como quieres, no estás con la Iglesia. Debemos ser exigentes y estrictos en este punto. El Concilio no debería negociarse… No, el Concilio tal como está. Y este problema que estamos viviendo, de selectividad con respecto al Concilio, se ha repetido a lo largo de la historia con otros Concilios»

Que el lector tenga la bondad de no detenerse en la prosa incierta de nuestro orador, que en su improvisación “espontánea” combina el caos doctrinal con la masacre de la sintaxis. El mensaje del discurso a los catequistas precipita en contradicción las misericordiosas palabras de Fratelli Tutti, obligando a un cambio necesario del título de la carta “encíclica” a: “Todos hermanos, con excepción de los católicos”. Y si es muy cierto y aceptable que los Concilios de la Iglesia Católica sean parte del Magisterio, no se puede decir lo mismo del único “concilio” de la nueva Iglesia, que -como he dicho muchas veces- constituye el más colosal engaño que alguna vez llevaron a cabo los pastores del rebaño del Señor; un engaño – repetita juvant – que se produjo en el momento en que una camarilla de expertos conspiradores decidió utilizar los instrumentos del gobierno eclesiástico – autoridad, actos magisteriales, discursos papales, documentos de las Congregaciones, textos de la Liturgia – con un propósito opuesto a la que estableció el Divino Fundador cuando instituyó la Santa Iglesia. Al hacerlo, los súbditos se vieron obligados a adherirse a una nueva religión, cada vez más descaradamente anticatólica y, en última instancia, anticristiana, usurpando la sagrada Autoridad de la antigua, despreciada y desaprobada religión preconciliar.

Nos encontramos entonces en la situación grotesca de escuchar la negación de la Santísima Trinidad, la divinidad de Jesucristo, la doctrina del sufragio por los muertos, los propósitos del Santo Sacrificio de la Misa, la Transubstanciación y la Virginidad perpetua de María Santísima sin incurrir en sanción canónica alguna (si no fuera así, casi todos los consultores del Vaticano II y de la actual Curia romana ya habrían sido excomulgados); pero “si no sigues el Concilio o lo interpretas a tu manera, como quieras, no estás con la Iglesia”. La glosa de Bergoglio sobre esta exigente condena de cualquier crítica al Consejo nos deja verdaderamente incrédulos: me hace pensar en un grupo de obispos que partieron después del Vaticano I, un grupo de laicos, y grupos, para continuar la “verdadera doctrina” que no era la del Vaticano I: “Somos los verdaderos católicos”. Hoy ordenan mujeres.

Cabe señalar que “un grupo de obispos, un grupo de laicos, grupos…” que se negaron a adherirse a la doctrina infaliblemente definida del Concilio Ecuménico Vaticano I fueron inmediatamente condenados y excomulgados, mientras que hoy serían recibidos con los brazos abiertos , independientemente de la fe, y que los Papas que en ese momento condenaron a los Viejos Católicos condenarían hoy al Vaticano II y serían acusados ​​por Bergoglio de no estar con la Iglesia. Por otra parte, las lectoras y acólitas de reciente invención no son preludio de nada más que del “Hoy ordenan mujeres” donde invariablemente acaban quienes abandonan la enseñanza de Cristo.

Curiosamente, la apertura ecuménica, el camino sinodal y la pachamama no impiden la demostración de intolerancia hacia los católicos, cuya única falta es que no quieren apostatar de la Fe. Y, sin embargo, cuando Bergoglio habla de “ninguna concesión a quienes pretenden presentar una catequesis que no concuerde con el Magisterio de la Iglesia”, se desautoriza a sí mismo y al supuesto primado de la pastoral sobre la doctrina teorizada en Amoris Lætitia como conquista de los que construyen puentes y no muros, para usar una expresión querida por los cortesanos de Santa Marta.

Así que de ahora en adelante podríamos actualizar el incipit del Credo Atanasiano: Quicumque vult salvus esse, ante omnia opus est, ut teneat Modernistarum hæresim.

 

 

+ Carlo Maria Viganò, arzobispo

3 de febrero de 2021

Sancti Blasii Episcopi et Martyris

 

 

CARTA ORIGINAL QUICUMQUE DE MONSEÑOR VIGANÒ

VÍDEO DE VICENTE MONTESINOS CON COMENTARIO

 

 

 

 

 


© Copyright.
No se permite descargar este vídeo ni su audio sin previa autorización de Adoración y Liberación
¿Nos ayudas a poder seguir clamando al mundo la verdad?
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
¡No se lo pierda y comparta ya este enlace!
———————
¡Dale a Unirse en ayl.tv, para estar ya con nosotros en la nueva plataforma! ¡Y si puedes hacerlo en una de las modalidades de apoyo, para que podamos mantener este proyecto, te lo agradecemos profundamente!
¡Ya ha nacido AYL.TV! ¡La plataforma audiovisual alternativa de Adoración y Liberación, católica remanente, patriota, sin censuras y sin publicidad!
1) ¡Entra ya en AYL.TV y pincha en UNIRSE! Es importante ya que así se suscriben a la nueva plataforma, bien en su modalidad gratuita, o bien en las modalidades de ayuda al proyecto, que hay varias, y desde solo 1 euro al mes (menos de un café); a fin de que podamos mantenerla y hacerla crecer. En nuestra nueva plataforma no hay PUBLICIDAD para una ABSOLUTA INDEPENDENCIA DEL SISTEMA, PARA NO DEPENDER DE LAS CENSURAS DE NADIE, y para una MEJOR EXPERIENCIA SIN ANUNCIOS DE TODOS NUESTROS AMADOS HERMANOS. Sea como fuer denle a UNIRSE. Así podrán recibir los correos; comentar en la plataforma; etc… También es muy importante que cuando le pregunte el navegador si desean recibir notificaciones, DIGAN QUE SÍ, para que el sistema le AVISE CADA VEZ QUE PUBLIQUEMOS UN CONTENIDO.
Y para no perderte ninguna de las informaciones que podamos seguir dando por nuestras diversas vías:
2) Recuerda suscribirte a DANDO CAÑA en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC2OST1xkjLcRlB-jqJaPddw?sub_confirmation=1
3) Suscribirte a ADORACIÓN Y LIBERACIÓN en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UClD06A-_NT1iJ8lxNs-doJw?sub_confirmation=1
4) Suscribirte a DUC IN ALTUM en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCu9z3_47guy34n9c1jQO_xQ?sub_confirmation=1
5) Suscribirte a nuestro canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
6) Susciribirte a nuestra web escrita: adoraciónyliberación.com
7) Y suscribirte a nuestro nuevo Canal de Podcasts en Ivoox (https://www.ivoox.com/podcast-adoracion-liberacion-podcast_sq_f11160985_1.html)
¡Hazlo ahora! ¡Viva Cristo Rey!
——————
NUEVAS VÍAS DE CONTACTO
➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM: t.me/adoracionyliberacion
➡️VK: vk.com/adoracionyliberacion
➡️DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
➡️WEB: adoracionyliberacion.com
➡️E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
➡️E-MAIL director: vicentemontesinos@ayl.tv
➡️E-MAIL Director Espiritual P.Tamayo: padretamayo@ayl.tv
➡️E-MAIL Subdirectora: lauramoheno@ayl.tv
➡️E-MAIL Damián Galerón: damiangaleron@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
¡AYUDA A QUE AYL.TV PUEDA SEGUIR!
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real a YouTube necesitamos medios económicos para poder seguir desarrollando y pagando los gastos que supone mantener y mejorar el proyecto. Si quieres que logremos una verdadera pataforma libre en castellano, católica remanente y patriota, donde todos podamos expresarnos, libremente, frente a la dictadura del Estado Profundo (NOM) y de la Iglesia Profunda (RUM) puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) :
ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en:
paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Anna says

    Carlo María Viganó, tiene un calor inmenso y un amor X Cristo indescriptible, es muy difícil X muchi que se quiera ir ya en contra de 3stis masones luciferinos, recordemos que nuestro Dios permite la destrucción de casi toda su iglesia X razones más que respetables, ya no hay vuelta atrás y son muchos los malignos, solo nos queda esperar en Cristo su gran misericordia y como dice la oración a Israel…
    Señor elimina a todos nuestros enemigos, para que vean tu Gloria!!!!!!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: