EL IMPERATIVO INDECLINABLE DEL ESTABLECIMIENTO DEL REINO SOCIOPOLÍTICO DE CRISTO EN EL MUNDO

 

 



 

 

 

Juan Donnet

 

 

 

El establecimiento del Reino social de Cristo en el mundo es un imperativo de la Iglesia contenido en su misión:

Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado.

Pueblos y naciones, con sus leyes y costumbres y estructuras políticas deben someterse, plegarse, al Reino de Cristo. El mundo entero, en la medida que fuera posible por la libertad bien usada de los hombres.

La Iglesia siempre lo supo y lo sabe así.
Esto se había logrado, con sus mas y sus menos; Occidente había sido ganado en gran parte para el Reino de Cristo en la Edad Media y tiempos inmediatamente posteriores. Las sociedades estaban configuradas en su derecho de manera justa y sana, con la ley natural y el cristianismo.
Pero sabemos que el Mysterium Iniquitatis -que llamaremos Revolución Anticristiana: Revolución de ahora en adelante- actuaba ya desde la venida de Cristo, y atacó a la Iglesia en su superestructura de ideas, filosófica y teológica;  el mal comienza en la corrupción de esta superestructura; averiada esta con ideas erróneas, la Fe, y la praxis se degenerarán también hasta las costumbres de la vida cotidiana en la iglesia y en la sociedad secular.
El nominalismo atacó el realismo objetivo de la escolástica en la Edad Media y comenzó su labor de corrupción; sin la ontología de los universales es difícil concebir a Dios. Luego ya con este veneno dentro, emergió el Protestantismo, intoxicado con subjetivismo y fideísmo, lo cual lo hizo desembocar en un naturalismo rabioso, puesto que lo sobrenatural de la Gracia en la naturaleza humana no existía; y Dios quedaba muy lejos del pobre hombre con una naturaleza totalmente corrompida: de ahí a concentrarse en la vida inmanente natural y empecinarse en una fe púramente subjetiva, y laicismo liberal para la vida en el mundo, hay solo un paso….
En 1789 explotó la autodeterminación de la razón humana endiosada y el liberalismo con todo su cortejo de ideas erróneas, naturalismo, humanismo antropocentrista, laicismo feroz….grito de autonomía luciferina del hombre y su ciudad respecto de Dios.
Este espíritu de laicismo, de pretensión de autonomía de la sociedad humana respecto de Dios, y sus connotaciones modernistas filosóficas y teológicas, recorrió transversalmente la historia y penetró en la Iglesia, en el modernismo, y fue advertido y condenado clára y vehementemente por los Papas, Pío IX en el Syllabus, Leon XIII en Libertas, San Pío X en Pascendi; en Quas Primas de Pío XI, Humanis Géneris de Pío XII. El Estado político debía defender la Ley Natural y la Ley de Dios, favoreciendo la Religión católica. Esto es Doctrina Católica.
La infiltración y presión del modernismo y liberalismo, que sostienen la autonomía de la Ciudad del hombre -humanismo antropocéntico- respecto a Dios, y en consecuencia, abdican del imperativo del Reino social de Cristo en la tierra, presionaron a la Iglesia ya desde dentro para que se pliegue, acepte la adecuación a la Revolución; de allí las advertencias y condenas de los Papas.
Pero en 1958 y morir el gran Pío XII accede al Papado Juan XXIII, de ideas innovadoras y permeable a las grandes líneas de la Revolución; ese buenismo confiado y optimista en el mundo, trágicamente prometeico y pelagiano, con cuyas ideas la Iglesia avanzaría y se pondría en su máximo punto de actualización, fusionándose con el espíritu liberal que venía desde 1789, convocó al II Concilio Vaticano para aggiornar, poner al día, actualizar a la Iglesia al momento de la historia del mundo, precisamente aplicando las ideas de la Revolución: la aceptación del sano laicismo: la aceptación de la autonomía de la Ciudad del Hombre; la aceptación del Estado liberal laicista neutro, -una utopía de buenismo estúpido, pues el Estado liberal es Nuevo Orden Mundial anticristiano: he ahí su confesionalidad solapada o no- bajo el cual la Iglesia sería una cosmovisión mas dentro del pluralismo, en igualdad de condiciones que otras cosmovisiones ideológicas y religiones adámicas erróneas. Esto no es otra cosa que la Abdicación del Imperativo de Establecimiento del Reino sociopolítico de Cristo en la tierra. La adecuación, la adhesión del magisterio de la Iglesia a la Revolución. Lo cual queda plasmado en los documentos del II Concilio: el humanismo antropocéntrico en Gaudium et Spes y la Reforma Litúrgica; el indiferentismo en Nostra Aetate y en la nueva eclesiología de Lumen Gentium, donde se pone en crisis el Dogma de Extra Ecclesiam Nulla Salus, ya que la Iglesia de Cristo deja de ser la Iglesia Católica y ahora subsiste en ella. Esto significa que también la Iglesia es otros diferentes desgajamientos cismáticos….
Pero sobre todo, la abdicación del imperativo de establecimiento del Reino sociopolítico de Cristo en el mundo se plasma en Dignitates Humanae, donde el II Concilio se rinde cláramente a la Revolución aceptando la Libertad Religiosa ya condenada por los Papas mencionados con toda claridad.  Se acepta el laicismo tan presionado y buscado por la Revolución: se acepta la autonomía de la sociedad respecto de Cristo, que ya, entonces, no es mas su Rey: su reinado queda confinado a los corazones de los individuos: la Religión queda privatizada. A esto Monseñor Lefebvre con su poder de síntesis calificó del Destronamiento de Cristo, en su libro brillante y profético Le Destronaron: acá.
Se pueden hacer piruetas alquimistas conceptuales neoconservadoras de todo tipo pero es imposible negar esta verdad diáfana. Se ha abdicado del Reino social de Cristo y se lo ha destronado de la Ciudad del Hombre.
Todos los Papas conciliares aceptaron este Destronamiento de Cristo; la rendición ante la Revolución. Que hayan, después de eso, hecho algunas advertencias y algunas encíclicas bastante bien hechas, no remite la situación: el mal ya está hecho, la entrega al enemigo ya está consumada. Lo que hacen con sus encíclicas algo ortodoxas y advertencias piadosas, es como abrir el corral de las ovejas, hacer entrar una manada de lobos y luego poner cartelitos de «cuidado con el lobo»…Es una incongruente y trágica iniquidad, mas allá de las intenciones, que no nos interesan -las juzgará Dios-; nos interesan los hechos objetivos. Y esos si los podemos juzgar católicamente para discernir donde está la Doctrina y la Verdad que hay que seguir y obedecer y donde no.En estos últimos Domingos del Tiempo después de Pentecostés, donde nos acercamos a la Solemnidad de Cristo Rey, es necesario tomar conciencia y orar y contemplar, formarse y reflexionar, pero también difundir, aclarar, dilucidar la verdad de esta abdicación histórica de una jerarquía infiel que prefirió agradar al mundo antes que al Rey del Universo.
Obviamente, el II Concilio Vaticano no debe ser aceptado en aquello que contraviene la Verdad Revelada, porque no es un Concilio Dogmático, sino pastoral, sin intención de definir Doctrina, como lo han reconocido explícitamente Juan XXIII y Pablo VI. Sus títulos de «Constitución Dogmática» para GS por ejemplo, no son mas que títulos, porque la aclaración de los Papas deja limpio el carácter no Dogmático del Concilio. Sobre consideraciones rápidas sobre el II Concilio Vaticano, aquí.
Nuestro imperativo, el del Católico, tradicional -no debería hacer falta poner este epíteto, pero para que no haya confusiones- es bregar para volver a aceptar la Doctrina de siempre, la verdadera de la Iglesia, la que no abdica ni se rinde ante la Ciudad del Hombre; la que no abdica ante la Revolución, y mantiene en alto la Revelación, la Tradición y el Magisterio de siempre; la Doctrina de siempre, para no ceder al imperativo de bregar por el Reino social de Cristo. Hoy ciertamente muy difícil, ya que la Revolución ha penetrado en todo el tejido de la vida sociopolítica y cultural del mundo con una gran campaña conspirativa que viene desde hace mucho tiempo, y aún penetró desde el II Concilio Vaticano, como lo dijimos en un magisterio abdicante de una jerarquía infiel, débil, apóstata y deseosa de congraciarse con el mundo; que ha entregado al César lo que es de Dios.
Repasemos el verdadero Magisterio de la Iglesia, en la encíclica Quas Primas, de Pío XI, que condensa la Doctrina sobre el tema, acá, para renovar nuestra lucha por el establecimiento, en lo que sea posible, del Reino de Cristo en la sociedad humana, y que no quede miserablemente confinado a los corazones, privatizado según el espíritu liberal de la Revolución; que es ahí donde lo quiere, guardado dentro de la subjetividad del bautizado, pero que no se le ocurra emerger y transoformar el mundo!

No podemos aceptar esa claudicación miserable; la Fe católica debe emerger de los corazones y transformar la cultura, la sociedad y la política.Viva Cristo Rey!

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo en:

Consultas generales: info@adoracionyliberacion.com
Redacción: redaccion@adoracionyliberacion.com
Donativos: donativos@adoracionyliberacion.com
Juan Donnet: juandonnet@adoracionyliberacion.com
Damián Galerón: damiangaleron@adoracionyliberacion.com
Vicente Montesinos (Director) : director@adoracionyliberacion.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a info@adoracionyliberacion.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.



Categorías:BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN

Etiquetas:,

10 respuestas

  1. Fuerza en la Oracion por Chile que hoy esta cubierto por la ola de legiones maleficas que han destruido
    la Paz el progreso de muchas personas que hoy ven sus fuentes laborales incendiadas quedo al descubierto la precariedad de FE no hay elevacion de espirittu para manifestar descontento todo confundido con vandalismo y destruccion .
    Rogamos por fuerza en Oracion y gratitud por tenernos en Espiritu de solo su Auxilio y Proteccion
    les saludo con FE

  2. kevlar steiner
    Hace 49 minutos
    Señores argentinos, paren el comunismo, el aborto y todo lo que va unido a ello antes de que se apoderen de todo el pais, como ha pasado en España. Eso se presenta con disfraces de «democracia» de «libertad» t de todo lo demás, pero es un disfraz, luego la democracia desaparece, la libertad también. Escribo desde España, no se dejen engañar, España está destruida de raiz, no permitan que a la Argentina le pase lo mismo, no le abran la puerta a los falsos profetas, a los comunistas, a los abortistas a los defensores de la sodomía, a los curas progres que son las antítesis del cristianismo,, etc. etc primero ellos toman el poder y despues meten en la carcel a todo el que no piense como ellos, como está pasando en España con la Fiscalía del odio. No dejen que pase en su pais lo que ha pasado en el nuestro, por la traición de todos
    CAPITAL FEDERAL
    CON ABORTO NO TE VOTO
    TLV1

  3. Reino Social de Cristo después que wojtyla lo destronó.. Difícil lo veo. Solo un milagro.

    Prácticamente jp2 se unió a los que gritaban no queremos que este reine… se unió a sus hermanitos mayores y a los ateos soviets nomenklatura que serían más o menos los mismos. Cabalistas talmúdicos que dirigen la revolución desde el este y la usura desde el oeste.

    • No solo Wojtyla, sino todo el Concilio y los Papas conciliares tuvieron esa infausta y trágica coincidencia.

      • coincidían en nombrarse entre ellos, entre los que estaban en la misma línea progre demoledora …..así lograron reemplazar toda la jerarquía, idéntico sistema están utilizando hoy en día para reemplazar las poblaciones en Europa con el plan Kalergi, otra coincidencia más y van….

  4. agarrate fuerte catalina ponete el cinturón de seguridad porque se viene una curva muuuu cerrada…¡religiosas sinodales!!!…awggggghhhhhh…..el semidiós diálogo», con ese argumento no creo que Evangelicen a naides po….
    cooptadas vedosianas a full

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: