FIRMA INVITADA: Una generación maldita de sacerdotes.

Damián Galerón

Me sorprendí notablemente cuando hace poco más de un año, la mayor parte del clero diocesano vasco se expresó de forma abierta y declarada contra sus obispos; no era la primera vez que sucedía. Esta “rebelión” se expresó a través de una carta firmada por la gran mayoría de los párrocos; nada menos que el 80%. Les pedían que se marcharan. ¿Las razones?, eran bastante simples: no les aceptaban como obispos porque no son nacionalistas ni tampoco apoyan la causa del independentismo vasco.

Estamos hablando de las diócesis de San Sebastián y Bilbao. Sin embargo, en los últimos 40 años, esas dos diócesis, nunca han tenido mejores obispos que los actuales. Me refiero a Iceta y Munilla, obispos de Bilbao y San Sebastián respectivamente, nacidos ambos en el país vasco, teniendo como lengua materna el euskera, a parte del castellano.

Conozco el ambiente; nací en esa zona del país vasco y me formé allí hasta pasada la adolescencia. Estudié entre las localidades de Escoriaza y Arechavaleta, una zona radical abertzale, centro geográfico del terrorismo de la ETA. Estamos hablando de la década de los años 60.

Hacía solo un par de años que se había fundado el grupo terrorista ETA en el seminario de Derio, cerca de Bilbao. Aunque por esos tiempos yo era jovencito, iba captando ciertas cosas que se percibían en el ambiente religioso. No había problemas con el idioma, pero se percibía esa mentalidad cerrada que, responde en parte, al ambiente rural. En los oficios religiosos, a los alumnos nos daban las homilías en castellano, pero a los fieles, lo normal era el euskera, al menos en determinados lugares.

Sin embargo, ya por ese entonces se percibía un ambiente muy especial en el ámbito eclesiástico, no solo en las parroquias, los conventos y sacristías, sino en general dentro de todas las órdenes religiosas del País Vasco.

Todavía en esos años, el País Vasco era un hervidero de vocaciones religiosas; y de hecho, era raro encontrar un país de cualquier lugar del mundo que no tuviera, ya fuera un sacerdote, un misionero o un obispo que no fuera vasco. Era realmente admirable.

Sin embargo, algo comenzó a torcerse a partir de esos años. Dentro del contexto de la vida religiosa, a partir de la década de los años 50, y justificándose en que había que luchar contra el régimen de Franco, se introdujo el marxismo dentro de las instituciones religiosas de una forma realmente acelerada.

Como no podía ser de otra forma, fueron los Jesuitas los pioneros de este proceso de demolición de la vida religiosa. No debemos olvidar que los Jesuitas, la orden religiosa más poderosa de toda la historia de la Iglesia, es de origen vasco, ya que su fundador, Ignacio de Loyola, lo era.

¿Qué sucedió en esa zona del norte de España para que siendo un hervidero de vocaciones religiosas, se haya convertido en poco menos de 40 años en un erial donde no hay siquiera una sola vocación?

Describir este fenómeno es un asunto extremadamente complejo, pero resumiendo este enorme galimatías, podemos decir que la deriva extremista que surgió en esa zona del norte de España, contó con el silencio cómplice de los diversos obispos vascos. Y no solo de parte de los obispos vascos, sino que también entre el resto de los obispos españoles, guardaron un cómplice silencio, cuyo resultado, es la situación actual.

En realidad, aunque no se quiera reconocer, fue una guerra ideológica entre los propios religiosos, que abarcaba a las parroquias, sacristías, conventos, colegios, órdenes religiosas, instituciones benéficas, ikastolas (escuelas), etc.

En muy pocos años y de una forma sigilosa pero muy eficaz, se fue imponiendo la tesis marxista entre los religiosos, pero todo ello, perfectamente camuflado bajo la forma de un activismo pseudo-religioso, donde era casi imposible diferenciar los límites existentes entre la religión y un extremismo político. Desgraciadamente, esto dio origen al nacionalismo independentista vasco, el cual, puso las bases que llevaron a la justificación del crimen organizado por el grupo terrorista ETA.

En la década de los años 60, gran parte del grupo terrorista de ETA estaba formado por religiosos; y estos religiosos, no pocos sacerdotes entre ellos, eran los ojos, los oídos, los confidentes, los estrategas, los encubridores de cualquier delito.

Los mismos obispados, los conventos, las sacristías, los claustros y las parroquias, se convirtieron en encubridores de los delitos de sangre.

Todo formaba parte de una infraestructura que servía de apoyo logístico al crimen organizado del terrorismo. Y entre estos sicarios del terror, había no solo religiosos consagrados, sino también sacerdotes.

No voy a entrar a precisar acontecimientos, porque hay hechos que superan incluso los límites del propio pudor.

Si todo este ambiente ya era de por sí terrible, vino posteriormente un personaje que culminó el desastre que ya existía dentro de la vida religiosa. Este personaje, no podía ser otro que un obispo: monseñor Setién.

Si tuviéramos que recurrir a ejemplos militares para explicar un poco lo sucedido, se suele utilizar la palabra “tierra quemada”; es decir, un ejército en retirada, destruye todo lo que encuentran a su paso para impedir al enemigo la utilización de cualquier tipo de estructuras que todavía permanezcan sin daños. Si esto lo aplicamos a lo sucedido en el País Vasco, podemos decir que monseñor Setién, provocó una auténtica devastación en el ámbito religioso.

No merece la pena entrar en detalles, pero sí menciono una anécdota: nunca olvidaré la entrevista que le hizo el diario EL PAIS, hace ya unos cuantos años. Le dedicó nada menos que cinco páginas completas. Tuve que leer dos veces las cinco páginas para intentar comprender sus respuestas. No conseguí entender lo que decía. Tras volver a repasar de nuevo la entrevista llegué a una conclusión: estaba ante un hombre, un obispo en este caso, que era en realidad un hombre sinuoso, retorcido, maquiavélico, sibilino, malvado… y aun así, creo que me quedo corto en mi diagnóstico sobre él.

Retorcido, por no decir que perverso, hasta límites que avergüenzan el sentido común. Llegaba hasta límites de negarse a oficiar una misa de difuntos por algún policía o guardia civil asesinados por el grupo terrorista. ¿Motivos? Simplemente que no era de los suyos. A las víctimas, es decir, a los familiares del asesinado, les negaba el saludo. ¡¡¡Y era obispo!!! Sus hijos espirituales, es decir, los sacerdotes vascos, le imitaron maravillosamente en sus gestos; algunos, llegaron incluso a convertirse en sicarios destacados del grupo terrorista ETA. No dudaban en pegar un tiro en la cabeza a quienes “no eran como ellos”.

Habría que recurrir a ciertos textos del libro del Apocalipsis, para encontrar semejante grado de Abominación entre los pastores que dirigen la Iglesia.

El obispo que le sucedió en la diócesis de San Sebastián, un tal Uriarte, acabó demoliendo lo poco que dejó el otro. El resultado no fue otro que una guerra interna entre los propios religiosos consagrados, en la cual, ganaban por mayoría absoluta los sacerdotes favorables al grupo terrorista ETA, de quienes no pocos, eran confidentes para que siguieran matando.

En toda la historia de la Iglesia Católica desde su fundación hace 2000 años, no es fácil encontrar un caso tan claro de “infestación diabólica” como el sucedido en la iglesia vasca. Y es tal el grado de perversión a la que se llegó, que hace unos años, un buen amigo mío, sacerdote pasionista, me dijo cómo había sido testigo en uno de los centros que tienen en el País Vasco de que entre los propios religiosos vascos no se hablaban entre ellos debido a la causa nacionalista y que no dudaban en hacerse la vida imposible unos a otros.

A partir de la década de los años 70, entre el 80 y 90 % de los párrocos eran nacionalista y apoyaban la causa del terrorismo de la ETA. Las persecuciones entre los propios sacerdotes no se hicieron esperar. A todos los párrocos que no apoyaban la causa nacionalista les amenazaban de muerte, de manera que unos cuantos tuvieron que tomar el camino del exilio. Conviene matizar que, en esa zona del norte de España, todos los párrocos eran vascos; no había ni uno solo que no fuera de la tierra.

Algunos tuvieron que exiliarse. Recuerdo bien el caso del padre Jaime Larriñaga, párroco de Maruri, cerca de Bilbao. Vasco hasta la médula, de lengua materna euskera y de generaciones vascas que se remontan a siglos atrás. Pues bien, los propios sacerdotes nacionalistas, no solo le negaban el saludo, sino que decían que no era vasco de verdad; simplemente porque defendía el evangelio frente a la politización en que se habían convertido las homilías en el resto del país vasco.

Se llegaba al extremo de amenazar a los fieles que iban a la misa dominical del padre Larriñaga. Tuvo que exiliarse a Madrid cuando le informaron de que el grupo terrorista ETA ya tenía preparado su asesinato. Alguno de los párrocos nacionalistas, habían pasado información a ETA para que le metieran una bala en la cabeza. Y no era el único caso.

Pasadas unas cuantas décadas, no pocos de estos “animales consagrados”, abandonaron el sacerdocio y pasaron a formar parte del partido Nacionalista Vasco (PNV). Desde entonces, el País Vasco se convirtió en un lugar nada aconsejable para vivir. Sometido a una atroz dictadura ideológica del grupo terrorista, apoyada por la casi totalidad del clero vasco, vaciaron las iglesias y dejaron sin vocaciones religiosas a lo que durante siglos fue un vergel de vocaciones y santos.

Esta dictadura ideológica, que todavía subsiste, provocó el exilio forzado de unas 200.000 personas a partir de esos años de verdadero terror. Todavía hoy impera la ley del silencio, a pesar de los dos buenos obispos que tienen, quienes intentan reverdecer un paisaje humano y espiritual desolado por el odio.

Sin embargo, hay una buena noticia en todo esto, y es que la mayoría de esta panda de animales, todos ellos nacionalistas con el odio convertido en metástasis en su vida personal, escapados del monte, pero que por un error, un día les ordenaron sacerdotes, todos ellos superan ya la franja de los 70 años de edad.

Algunos han muerto; otros están en camino hacia un destino donde las sombras eternas será su única morada; si no se arrepienten.

Sé de algún caso, de ciertos religiosos con delitos de sangre, si bien, ignoro en estos momentos si ya fallecieron o no. Y sé que había más de uno. Y por lo que sé, jamás se arrepintieron de sus delitos; delitos de sangre.

Si hoy saco a relucir la rebeldía sacerdotal de esta panda de animales contra sus obispos, no es por simple curiosidad. Lo menciono porque esta Abominación, ya fue profetizada en su momento para el País Vasco.

Pero lo peor es que veremos dentro de poco a muchos sacerdotes, portadores de verdaderos errores y herejías que actualmente proliferan a lo largo y ancho de la Iglesia, oponiéndose totalmente a la propia Iglesia milenaria.

Y dentro de esta oscuridad espiritual que lo está invadiendo todo, el mal, a través del espíritu de soberbia, se irá afirmando por todas partes; y no solo se negará la veracidad del Evangelio, sino también la existencia de la propia Iglesia.

Anuncios


Categorías:BLOG, HISTORIA Y DECADENCIA

Etiquetas:,

37 respuestas

  1. LA OPCIÓN BENEDICTO SE VA EXPANDIENDO POCO A POCO

    “Il monachesimo è la risposta che lo Spirito Santo dà al mondo, ma anche alla stessa Chiesa che ha compiuto troppi compromessi”. L’Opzione Benedetto spiegata dal monaco Zielinski alla Giornata del Timone-Toscana. “Il cristianesimo ha perso la sua forza e credibilità morale nell’occidente dando così spazio a una cultura che è apertamente anticristiana. Accondiscendendo al politicamente corretto stiamo contribuendo anche noi al suicidio dell’uomo. L’opzione Benedetto si presenta in modo veramente rivoluzionario come guida valida per i laici, sia nella vita privata che professionale in un mondo piatto dove lo sguardo è totalmente orizzontale”.

    http://lanuovabq.it/it/opzione-benedetto-risposta-alla-chiesa-dei-compromessi

    Le gusta a 1 persona

  2. Echenique, me gustaría que te atuvieras al tema del artículo, si no te importa, aunque dentro de la discusión o intercambio de ideas el tema puede desviarse a otros que tengan relación. Pero comprende que cara al autor, el que tú inicies el debate en este artículo con lo que en ese momento tienes en la cabeza puede desconcertar al recién estrenado en el blog aparte del desaire que supone al esfuerzo que ha hecho al escribirlo.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Aintzane, pero el artículo, magnífico en la exposición de hechos, se limita a ello, quizás voluntariamente por razón de espacio. Carece de diagnóstico y, más todavía, de tratamiento. He querido hacer referencia a la opción Benedicto para no caer en el desaliento que rezuma el artículo. De todos modos, gracias por tu observación. Tomo buena nota. La solución para la Iglesia Católica está, precisamente, en ser católica, no en ser marxista, como pretende la teología de la liberación, o en ser protestante, como pretende la misericorditis.

      Le gusta a 2 personas

  3. Buenos días, Damián. Bienvenido al blog.
    Te has estrenado con un tema que me toca muy de cerca puesto que he nacido y vivido en el País Vasco toda mi vida.
    Muchas de las cosas que cuentas son ciertas: el ambiente de terror, sobre todo, así como la complicidad del clero con ETA, la deriva doctrinal de la Iglesia en el País Vasco, la ausencia de vocaciones y las herejías predicadas desde el púlpito, etc.
    Disiento en lo que dices en varios puntos. He de decirte antes que no he leído nada sobre la historia de ETA, aunque el libro más conocido es el de Antonio Elorza. De todas formas, dudo de que la bibliografia sobre el tema, escasa y poco fiable por el terror al que tú aludes en tu artículo, sea objetiva. ETA sigue infiltrada, aunque nos quieran hacer creer que, una vez que ciertos partidos han llegado a las instituciones, sólo es lo que aparece. Pero hay demasiados intereses, demasiado miedo para pensar que lo que se dice sobre ETA sea objetivo.
    El primer punto en el que disiento es que focalizas mucho en el clero el inicio y la composición de la organización.
    El inicio de ETA no tuvo lugar en el Seminario de Derio, aunque seguro que tú tienes datos que avalan que en dicho seminario se manifestó claramente en una época concreta. El reclutamiento de sus miembros tuvo lugar en los años 40, al poco tiempo de acabar la guerra civil. Esto te lo digo por el testimonio directo de un familiar muy cercano que fue reclutado pero que no llegó a cruzar la frontera porque la remesa anterior fue interceptada por la policia. Ese retraso fue el motivo por el que ese familiar mío recapacitó y renunció a esos planes perversos, gracias a Dios.
    Piensa que en esa época había escasez en España, hambre y falta de trabajo, y los jóvenes que habían participado en la guerra civil eran presa fácil. En cuanto a quién reclutaba a esos jóvenes, es vox pópuli que lo hacía el PNV en el exilio, aunque ellos nunca lo han reconocido oficialmente porque distorsionan la historia a su favor y son unos cobardes.
    En España, y ya de una manera oficial, se considera que ETA surgió de un grupo de estudiantes, cuyos nombres se pueden encontrar en Google, y que fundaron la revista EKIN el año 1952.
    El otro punto en el que disiento es el de las vocaciones, y lo hago con mucha alegría. Efectivamente, Mons. Iceta es un Obispo estupendo, aunque todos tenemos nuestros defectos. ÉL llegó a Bilbao el año 2018 y tuve el honor de cantar en el Coro de la Catedral tanto en la ceremonia de su consagración como Obispo como en su primera Misa como tal.
    En cuanto llegó, empezó su afán por las vocaciones sacerdotales, tiene una docena de seminaristas, y durante algunos años se han ordenado del orden de 2 ó 3 al año. No sé la cifra exacta. Para rezar por las vocaciones, él ha organizado una hora de adoración al Santísimo los terceros domingos de mes después de la Misa de 7 de la tarde en la Catedral.
    Bueno, no me extiendo más.
    De nuevo, bienvenido al blog.

    Le gusta a 2 personas

  4. Una generación de sacerdotes que cayó en la utopía del paraíso en la tierra con la fórmula del marxismo, el separatismo y el odio, cosechando toneladas de amargura, y que no acaba de dar paso a otra medianamente sana, pues no se ve más que desierto y algunas semillas en el seminario de San Sebastián.

    Le gusta a 1 persona

  5. https://www.elcorreo.com/vizcaya/pg060904/prensa/noticias/Cartas_OPI_VIZ/200609/04/VIZ-OPI-111.html
    Aunque me incomoda citarme a míisma, viendo la foto que encabeza este artículo os paso este enlace a esta carta al director que el “jefe de redacción”(je 😂 je) suavizó. Para que veáis que alguna florecilla había en el erial. Ya pasaré más cosas

    Le gusta a 1 persona

  6. Fe de erratas: Mons Iceta se hizo cargo de la diócesis de Vizcaya el año 2008y no en 2018

    Le gusta a 1 persona

    • Desconocía los datos que aportas sobre el seminario de Bilbao. Ojalá vaya a más. Pido a Dios que, tanto Iceta como Munilla y Elizalde, den más pasos de desenmascaramiento de la misericorditis demoledora. Los pueden y los deben dar. Tienen muy buena formación.

      Le gusta a 1 persona

      • Así es Echenique. Evidentemente estas tres obispos han reconducido la iglesia vasca hacia el alejamiento del nacionalismo. Lo que era palmariamente necesario. Ahora les falta completar su coherencia con el alejamiento de la papo la tría, y salir del tiesto en el que vive en instalados todos los obispos de España. Mimbres tienen. Seguimos esperando

        Me gusta

  7. “”Alabado sea el SSMO. SACRAMENTO!!”” Estoy azorada, con esta descripción de hechos tan puntuales… Ahora, entiendo un poco más, las Apariciones de Nstra. Benditisima Madre, en Garabandal… Gracias. Mil Santas Bendiciones del Buen Padre Dios!!! Amén.

    Le gusta a 1 persona

  8. Ahora, el paraíso que se pretende implantar en la Iglesia es el paraíso homosexualista de la misericorditis. y muy pocos obispos se enfrentan a él. ¿ Lo harán Munilla, Iceta y Elizalde ? http://lanuovabq.it/it/opzione-benedetto-risposta-alla-chiesa-dei-compromessi

    Le gusta a 1 persona

  9. Una buenísima noticia. La gente se va enterando de quien es Bergoglio y lo que pretende: la demolición de la Iglesia Católica, como ya se demolió la del País Vasco. Quizás el modelo vasco de demolición le ha servido, pero nos vamos enterando. http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/09/popularidad-de-bergoglio-baja-del-72-al.html

    Le gusta a 1 persona

  10. Para demoler, la mentira sirve. La practicó la iglesia vasca, que incluso apoyó el asesinato, y la practica la misericorditis.
    http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/09/francisco-mintio-ante-la-camara-sobre.html

    Le gusta a 1 persona

  11. Es gravísimo. Bergoglio tiene que caer o hacerlo caer. Es un miserable, como tantos clérigos del País Vasco. Ya va siendo hora de que se diga ante qué personaje estamos, por muy papa que sea, cosa que empecé a dudar hace un tiempo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Secundo la idea de Aintzane. Los comentarios tienen que estar relacionados con el artículo en cuestión. Muy bien, Aintzane.

    Le gusta a 1 persona

  13. Una acotación al Sr. Galerón. La crisis de vocaciones en las Vas congadas, se debe, fundamentalmente, al CVII. Es evidente que una Iglesia terrorista no es el mejor caldo de cultivo para las vocaciones, pero fue el CVII el que destrozó la Iglesia. Prueba de ello es que tampoco hay vocaciones en lugares donde no ha habido terrorismo.

    Le gusta a 1 persona

  14. Van surgiendo iniciativas que demuestran el nivel de hartazgo de los fieles. Si en el País Vasco, en tantas iglesias, se hubiese actuado así, otro gallo cantaría. Es un derecho legítimo de los fieles la queja expresiva . http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/09/feligreses-consiquen-quemar-bandera-gay.html

    Le gusta a 1 persona

  15. Marco Tosatti también se hace eco de las mentiras pontificales, mentiras utilizadas ya antes, para conquistar el poder, y que también y tan bien manejó la iglesia vasca. http://www.marcotosatti.com/2018/09/17/bergoglio-il-caso-del-pedofilo-padre-grassi-e-un-video-imbarazzante-e-sconcertante/

    Le gusta a 1 persona

  16. EL GRAN ACUSADOR

    MAGNÍFICO ARTÍCULO, DE LECTURA OBLIGATORIA, PARA QUE SE VEA HASTA QUÉ PUNTO DISTORSIONA BERGOGLIO, EL GRAN MANIPULADOR, LOS TEXTOS BÍBLICOS, COMO LO HICIERION TANTOS CURAS VASCOS, QUE HASTA APOYABAN EL ASESINATO EN NOMBRE DE CRISTO O NEGABAN LOS FUNERALES A LAS VÍCTIMAS, IGUALMENTE EN NOMBRE DE CRISTO.

    La semana pasada, el Santo Padre en una de sus homilías matinales, habló del Gran Acusador que, según él, en los últimos días se está dedicando a acusar a los pobres obispos. Analicemos un poco este paso de su homilía que es muy revelador de lo que Bergoglio tiene en la cabeza.
    En primer lugar, cuando el Papa habla de “el gran acusador” se refiere claramente al demonio y lo hace a partir de varios textos bíblicos que lo califican de ese modo. De hecho, Satán significa en hebreo acusador o calumniador, y lo mismo significa en griego diablo. En el primer capítulo del libro de Job, Satanás o el Acusador, se presenta ante el tribunal de Dios acusando a Job de que su piedad es interesada y que, si pierde todo, se volverá contra su Señor. El profeta Zacarías narra: “Me hizo ver después al sumo sacerdote Josué, que estaba ante el ángel de Yahveh; a su derecha estaba Satán para acusarle” (3,1). En este caso, Satanás busca presentar falsas acusaciones contra el patriarca Josué. Finalmente, en el Apocalipsis se dice: “Y oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios día y noche, ha sido arrojado” (12,10).
    Vemos en todas estas correspondencias bíblicas que el Acusador, es decir, Satanás, acusa a los “hermanos”, es decir, a los “santos” (sean los del AT como Job o Josué, o sean los del NT), con mentiras, buscando que sean condenados.Lo que quiere el Demonio es que se salve la menor cantidad posible de hombres y su inquina es sobre todo con aquellos que más cerca están de Dios, o que Él ama de un modo más particular. A ellos, trata de embarrarlos con engaños y calumnias ante “el temible tribunal de Dios” a fin de que sean rechazados de su presencia. Sin embargo, Yahveh le quita las ropas sucias a Josué y lo viste con ropas espléndidas (Zac. 3, 3-4), porque esas son las vestiduras que le corresponden como sumo sacerdote, y no las que quiere endilgarle el Acusador. Y es por eso, por sus mentiras y calumnias contra los santos, que será arrojado en los últimos tiempos.
    La exégesis que propone el Papa Francisco es novedosa. Según él, la maldad del Acusador no consiste en la mentira sino en sacar a la luz los pecados reales y concretos de los pobres obispos. Lo dice claramente con expresión resignada en la homilía: “Es verdad. Todos los obispos somos pecadores. Pero él busca revelar los pecados, que se vean, para escandalizar al pueblo”.
    Se trata de un cambio drástico del sentido del texto revelado: el problema no es el pecado de los obispos; el problema es que sean dados a conocer, es decir, que los prelados sean acusados públicamente de lo que verdaderamente cometieron, y así el pueblo termine escandalizado. Lo que ellos hagan tras la puerta de sus alcobas, corresponde a su vida privada.
    No es una novedad. El cardenal Bergoglio dijo exactamente los mismo a través de su vocero, el P. Guillermo Marcó, en agosto de 2005 con el caso de Mons. Juan Carlos Maccarone, el obispo manfloro que fue pescado refocilándose con su chofer, y también lo dijo en el caso de Mons. Fernando Bargalló, que fue pescado con su barragana de las playas caribeñas: “Trabajó para los pobres y esto le valió la persecución”, dijo Bergoglio en la homilía de despedida de Bargalló. Es decir, fue acusado a pesar del gran trabajo que hacía por los pobres (Una curiosidad: Bargalló, aunque depuesto, sigue participando de las reuniones de la Conferencia Episcopal Argentina, donde clama en alta voz por su reposición porque ya hizo penitencia).
    El problema, entonces, no es el pecado contra el sexto mandamiento secundum vel contra natura que comenten los obispos; eso corresponde a su vida privada. El problema es la acusación pública de esos pecados, lo cual es obra del demonio, el Gran Acusador que ha sido liberado.
    Quizás exagero, pero considero que es muy grave el hecho. El Papa Francisco ha manipulado deliberadamente la Palabra de Dios durante una homilía (¿magisterio?), tergiversando el texto sagrado a fin de sostener una enseñanza errónea según la cual lo grave no es el pecado en sí -ya que es inevitable porque todos somos pecadores-, sino su publicidad.
    ¿Quién hablaba de un Falso Profeta?
    https://caminante-wanderer.blogspot.com/2018/09/el-gran-acusador.html

    Le gusta a 1 persona

  17. OTRA MANIOBRA DE DISTRACCIÓN: ROSARIOS CONTRA VIGANÓ, AUNQUE NO LO DIGA ASÍ. NO NOS CHUPAMOS EL DEDO. SÓLO QUE EL ROSARIO SE VOLVERÁ CONTRA QUIEN LO MANIPULA PARA SALVAR EL TEMPORAL. TAMBIÉN EN EL PAÍS VASCO HUBO MUCHA MANIPULACIÓN. https://www.religionenlibertad.com/video/111497/Los-0.000-regalos-del-Papa-tras-el-Angelus.html

    Le gusta a 1 persona

  18. Echenique enséñame porfi cómo haces para responder a cada comentario que no me sale
    Quiero intercalar comentarios y no puedo

    Le gusta a 1 persona

  19. Aintzane,
    es muy complejo este tema, de manera que solo se puede responder de forma muy genera.l Por ejemplo conozco bastante a fondo gran parte de los países de América del sur, y puedo decirte que los jesuitas vascos, influyeron decisivamente en la implantación de la teología de la liberación, no solo en toda América central y América del Sur, sino también en el interior de la Iglesia. ¿Crees de verdad que es una casualidad que haya en estos momentos un Papa jesuita?. No, para nada, aquí no hay casualidades.

    Y tanto es así que, personajes tan conocidos como el padre Ignacio Ellacuría, asesinado como sabemos en la Universidad de El Salvador, formaba grupos de supuestos “catequistas” o evangelizadores, o como quieras llamarlo, para imponer el marxismo en toda esa zona de centro-américa.

    Y este sacerdote se formó en los seminarios del país vasco, teniendo en cuenta que este hombre era jesuita y detrás de su política de implantación del marxismo en esa zona centro-americana, estaba el apoyo de Fidel Castro; (tal y como lo lees). Y lo digo porque esta zona del mundo donde actualmente vivo, la conozco como la palma de mi mano. Escribiré dentro de poco sobre todo esto.
    Un cordial saludo.

    Le gusta a 1 persona

  20. La situación actual me hace pensar en una gran marmita de hechicero en el que se van añadiendo ingredientes, a cada cual más vomitivo.
    Tenemos a un Papa ( a ojos vista se sienta en la silla de Pedro en el Vaticano), llegado al poder de forma fraudulenta, con trampas y triquiñuelas mafiosas, colocado ahí por el enemigo con el solo objetivo de destruir.
    Exactamente igual que Pedro I el Okupa, se sienta en la silla del presidente aquí en España, (y seguimos echando basura en la pócima). Amancebado con etarras y separatas catalanes, pregunto: ¿Qué puede ir a mejor?
    Seguiremos clamando al cielo, como los israelitas en Egipto. Pero esto no se arregla si no es con una intervención directa del Cielo, enviando a otro Moisés, o lo que Dios tenga a bien.
    Lo que está claro es que esto por el momento no va a ir a mejor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: