Lo que es evidente es  Bergoglio prefiere a obispos y cardenales corruptos y abusadores, mientras sean de “su cuerda” que a obispos y cardenales fieles y santos pero que sean de sana doctrina. Nadie ta tiene ninguna duda de eso.
¿Quién soy yo para juzgar a Maradiaga o a McCarrick? Otra cosa es si hablamos de los intachables Viganó, Burke, Muller, Schneider o Sarah… Entonces la cosa cambia…

Vicente Montesinos

Padre Bernardo Font

En una carta remitida a Bergoglio, el sacerdote Bernardo Font, culpó al Cardenal Maradiaga de nuevos escándalos, colocando de nuevo al salesiano contra las cuerdas.

En dicha misiva a la que Adoración y Liberación ha podido acceder, Font culpa a Maradiaga de haber perdido por su culpa todo su patrimonio, y le explica al Papa que no se trata de una denuncia infundada, ya que ha entablado una demanda en los tribunales de justicia de Honduras contra el todopoderoso Cardenal, que sigue contando con el constante apoyo de Bergoglio, a pesar de la infinidad de escándalos en que se sigue viendo envuelto.

El Padre Font Ribot sigue esperando respuesta de Bergoglio, desde el pasado 5 de julio; a pesar de haberle contado al pontífice como se ha quedado en la absoluta quiebra al poner a la orden del cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga sus bienes patrimoniales heredados por su familia.

Entre las denuncias que siguen esperando respuesta de Francisco, el sacerdote le ha relatado como, cuando ya no tenía nada, Maradiaga se lo quitó de encima, suspendiéndolo del sacerdocio, tras 50 años de servicios a la Iglesia hondureña.

Bernardo Font relata como Maradiaga lo nombró Secretario Ejecutivo de los Medios de Comunicación de la Iglesia Católica, y allí puso a disposición del salesiano su patrimonio hereditario, consistente en varias empresas de bienes y raíces, acciones en compañías aéreas y otras, tanto en Honduras como en Puerto Rico.

El sacerdote además cuenta como le quiso contar desde el principio al Cardenal todo sobre sus actividades empresariales, a lo que Maradiaga le respondió: “No abandone sus negocios, mejor ayúdenos”.

Teniendo a disposición todo el patrimonio del presbítero – sigue explicando al Papa el sacerdote – el cardenal Rodríguez Maradiaga lo suspendió del sacerdocio, sin la menor oportunidad de explicación y defensa.

Font sigue contando que el año 2015 le envió una carta a Rodríguez Maradiaga pidiéndole una explicación sobre su suspensión, pero lastimosamente, hoy a tres años no ha recibido contestación alguna.

Font pide ayuda a Bergoglio, ya  que a raíz de la situación en la que se encuentra actualmente, ha sido marginado y afectado económica, moral y psicológicamente, y ha caído en una fuerte depresión. Así mismo le pide al papa justicia y que se  le reintegre al servicio eclesial en el que, según indica,  fue “usado y tirado, después de que di lo mejor de mi vida y mis recursos para apoyar las acciones de un arzobispo que hoy está henchido de poder y soberbia”.

En la misma carta el padre Font le dice al pontífice que en la iglesia hondureña hay atropellos constantes y una “crisis dramática”, en temas tan delicados como la “crisis de homosexualismo en el Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa”.

También afirma que existe persecución de aquellos clérigos que no son afines al gobierno, pues la jerarquía, con pocas excepciones, está en complicidad con el sistema dictatorial y corrupto.

En conclusión: Maradiaga tiene un extenso historial de corrupción, estafas e inmoralidades como jerarca de la Iglesia hondureña y como Cardenal, pero sigue contando con la confianza de Bergoglio, que lo tiene en su círculo de amistad.

Este es el Cardenal Maradiaga.

Y este el papa que venía a limpiar la Iglesia de corrupción; y que lo que está es limpiándola, sí, pero de la sana doctrina y del depósito de fe que se le ha confiado.

Lo que es evidente es  Bergoglio prefiere a obispos y cardenales corruptos y abusadores, mientras sean de “su cuerda” que a obispos y cardenales fieles y santos pero que sean de sana doctrina. Nadie ta tiene ninguna duda de eso.

¿Quién soy yo para juzgar a Maradiaga o a McCarrick? Otra cosa es si hablamos de los intachables Viganó, Burke, Muller, Schneider o Sarah… Entonces la cosa cambia…

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios