¡Maldito estólido caprichoso! ¡”Esfuérzate y sé hombre!”, le espetó el rey David a su hijo Salomón (1Reyes 2,2).
La Iglesia no tiene que “actualizarse”, ni siquiera “renovarse”, a la manera humana o mundana, sino permanecer fiel a sí misma, es decir, a su Cabeza, Nuestro Señor Jesucristo.

 

 

Álex Holgado

 

 

“La Iglesia tiene que actualizarse”, dicen.

Expresión tópica de la formidable conspiración del rupturismo para conducirnos a la nada, al vacío religioso y cultural anterior a toda civilización.

Somos y existimos gracias a las generaciones que nos han precedido, y que nos evitan empezar de ese cero bárbaro del que partió la humanidad. Estamos instalados sobre los hombros de una enorme torre de antepasados, de santos, que nos permite vislumbrar desde una altura moral y experiencial privilegiada.

Y no debemos -no podemos- renunciar a este tesoro milenario. Salvo que pretendamos suicidarnos.

“Actualización” es un término venerado hasta la saciedad, una fórmula para tontos que viven para estar a la última, a la última tontería de esta sociedad consumista, vacua y circense.

Actualizar es despreciar, vilipendiar, rebajar, distorsionar, aminorar, ultrajar, violentar, ignorar, una valiosa herencia por el solo hecho de no entenderla. Por propia incapacidad o pereza. Lo rechazo porque no se adecua a mis deseos.

¡Maldito estólido caprichoso! ¡”Esfuérzate y sé hombre!”, le espetó el rey David a su hijo Salomón (1Reyes 2,2).

La Iglesia no tiene que “actualizarse”, ni siquiera “renovarse”, a la manera humana o mundana, sino permanecer fiel a sí misma, es decir, a su Cabeza, Nuestro Señor Jesucristo.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Anuncios