ES LA HORA DE PÍO XIII

Vicente Montesinos

 

 

 

 

Hace 15 días firmé en Adoración y Liberación un artículo titulado FRANCISCO, VÁYASE…; en lo que fue la primera petición formal de un medio católico hecha a Bergoglio para que abandonase de una vez el ministerio petrino, por el bien de la Iglesia, de su alma y de las millones de almas que está arrastrando al averno (por cierto, creo, corríjanme si me equivoco, que Adoración y Liberación sigue siendo el único medio católico en sostener esta petición; a pesar de todo lo que hemos vivido en estas últimas horas).

Al cabo de unos pocos días, se decía que el “Washington Post” pedía abiertamente la dimisión de Francisco; aunque, como bien quise aclarar, no fue este medio el que pedía dicha dimisión (lo cual no entraría en la lógica de los apoyos del “mundo” de los que se rodea Bergoglio); sino un colaborador republicano de Donald Trump, que escribía en dicho medio un op-ed, lo más lejano posible, por cierto, a la línea editorial del mismo.

En aquel momento me pregunté como podía ser que celebráramos, o anunciáramos cuanto menos, una petición de dimisión de Bergoglio del WP, además erróneamente explicada, y siguiéramos sin apoyar desde los medios católicos decentes (los medios papólatras sabemos a que se dedican) la dimisión por vaso colmado del peor Papa de la historia de la Iglesia.

Y así han seguido transcurriendo los días, entre escándalos de pederastia, encubrimiento de la homoherejía, ataques a la familia tradicional prevista por Nuestro Señor; Encuentros mundiales de la familia vergonozosos hechos a mayor gloria del Lobby LGTBI, y decenas y decenas de barbaridades, ataques a la tradición y doctrina sana, escándalos y corruptelas que hacían cada día más increíble que absolutamente ningún obispo, arzobispo, monseñor o cardenal dijeran: ¡basta!.

En los atribulados círculos de católicos fieles a Jesucristo, las sagradas escrituras, el magisterio bimilenario, la tradición, los santos, los doctores y padres de la Iglesia y la sana doctrina; veníamos mucho tiempo implorando la aparición de un San Pablo que le dijera claramente a Pedro que hasta aquí habíamos llegado. ¡Cuantas oraciones!

Pues bien, hermanos, parece, y digo parece, que ese “Pablo” ha hecho aparición, y, que, como ya muchos de ustedes sabrán, en un escándalo sin precedentes en la Historia de la Iglesia, y por medio de un durísimo memorándum publicado por el vaticanista italiano Marco Tosatti , Monseñor Carlo María Viganó cuenta con todos los pelos y señales, y con todas las garantías de veracidad, que el Papa Francisco conocía desde 2013 los abusos sexuales que cometía McCarrick sobre seminaristas y sacerdotes y le rehabilitó, y ello a pesar de que Benedicto XVI le había ordenado apartarse a una vida de penitencia y oración. Y a renglón seguido EXIGE LA DIMISIÓN DEL “SANTO PADRE”.

Todo ello explica como ha podido seguir sucediéndose y tapándose el escándalo de los abusos homosexuales del clero en Estados Unidos durante todo el pontificado de Bergoglio; y también nos hace entender porque McCarrick fue uno de los entusiastas “inspirados por el Espíritu Santo” para que Francisco saliera elegido Papa, en aquellos oscuros movimientos de la Mafia de San Gallen, que forzaron una elección de la que muchos dudan si es canónicamente válida.

¿Qué motivos podría tener Bergoglio para devolver a sus funciones al apartado McCarrick, sabiéndose como se sabía, y como documentado ha quedado, que Bergoglio pudo saber personalmente, que era un depredador sexual en toda regla? ¿Pagarle los favores del cónclave, donde todo estuvo amañado? ¿Potenciar la homoherejía y la mafia rosa gay en la Iglesia? ¿Comenzar el pontificado de la “misericorditis” y del “quién soy yo”? ¿O todo un poco?

Pues está claro que en este caso Roma sí paga a traidores, y que el pago de los favores de manipulación del cónclave tuvo que hacerse, a pesar de seguir poniéndose con ello en peligro la integridad sexual y moral de tantos jóvenes, y la credibilidad de la Iglesia y la fe en ella; pero creo que sí que se trata de todo un poco; porque al fin y al cabo ha quedado más que demostrado que la Mafia de San Gallen, la Mafia Rosa-Gay, y la Mafia de la Misericorditis es la misma. Es la misma y todas acaban en el mismo vértice. En la estafa de pontífice que ha sido Jorge Mario Bergoglio, como algunos, que seguimos sin movernos de nuestro sitio, hemos denunciado desde el primer día.

Les voy a dejar aquí enlace al documento escrito y difundido por Viganó, en una alarde de valentía que, por fin, ha llegado.

Léanselo. Por favor. Con calma. Entero. Son 14 páginas y explican el porqué algunos llevamos años luchando contra la “Iglesia de Bergoglio” y en favor de la Santa Madre Iglesia Católica de Jesucristo.

 

 

TEXTO COMPLETO Y ORIGINAL PUBLICADO POR MONSEÑOR VIGANÓ, QUINE FUERA NUNCIO DE SU SANTIDAD EN LOS EEUU (colgado en español por Infovaticana)

 

 

Pero antes de que lo lean todo, o después, como quieran, les hago unas últimas consideraciones:

 

  • Es evidente que los hechos dados a conocer hoy; son de por sí, motivo más que suficiente para que Bergoglio coja sus maletas y se vuelva a Argentina. O mejor, a un convento, alejado del mundanal ruido, donde poder retirarse en oración y penitencia; como el Papa Benedicto XVI exigió a McCarrick, hasta que el argentino lo rehabilitó, con las consecuencias que todos ustedes conocen.

 

  • Pero no es menos cierto que, con todo y con eso, y con la gravedad de este asunto, no es, ni el primero, ni el más grave, para exigir que Bergoglio se vaya. Mucho más graves han sido las continuas herejías y cambios de doctrina infundados, unilaterales y contrarios al mensaje de Cristo al que el “Papa Francisco” nos ha sometido. Como dice un buen amigo, esto recuerda a lo que hicieron con Al Capone. No le podían condenar por asesinato, y le condenaron por fraude postal. No, no. No estoy diciendo que los abusos y abusadores encubiertos por el Papa no sean graves. No se cojan a un clavo ardiendo. ¡Son gravísimos! ¡Dolorosísimos! Pero para que vean hasta que punto es grave todo lo que ha sucedido antes y hemos venido denunciando; y aquí todo el mundo se ha hecho el tonto. ¡Cuanta responsabilidad por omisión y silencio!

 

  • Igual que dije que era impensable que el Washington Post pidiera la dimisión de Bergoglio; era imposible también que, aún con este dossier en la mano, los medios generalistas, que no han tenido más remedio que hacerse eco, se pusieran contra Francisco. Y así ha sido. Los medios, sin ir más lejos, en España, ya hablan de “Viganó ultraconservador”, de “facciones fascistas de la Iglesia que atacan a Francisco…”, etc, etc… Es muy curioso. Todo los medios son del NOM. El NOM y por tanto todos los medios odian a la Iglesia. Siempre les basta una mota de grano en un ojo para liarla contra la Iglesia. Y ante un escándalo sin precedentes que atañe al máximo jerarca de su enemiga Iglesia… ¡Se ponen de su lado! ¿No les dice nada? ¿No abren aún los ojos? Yo se lo aclaro: la ONU, el Nuevo Orden Mundial, la Masonería, la Mafia de San Gallen, la Mafia Rosa-gay, la Mafia del la Misericorditis y la Iglesia del Nuevo Paradigma son la misma cosa… Y todas, sí, contra la Iglesia de Cristo… La que encarnamos esos “ultra rígidos” que ahora denunciamos esta barbaridad de Bergoglio, como hemos denunciado muchas más. En todo caso, y como decía un hermano en la fe, “Sí,  en un lado estamos los “homófobos”, “ultraconservadores” y “fascistas” y en el otro están los violadores de seminaristas, el tema es meridiano

 

  • Han de tener en cuenta, por acudir a la fuente, que Marco Tossati, el vaticanista italiano que primero ha publicado este documento de Monseñor Viganó, ha valorado el mismo de la siguiente manera: “Lo que están ustedes a punto de leer es uno de los documentos más dramáticos e importantes que en casi cuarenta años de cubrir la información religiosa (y en medio siglo de periodismo) me ha tocado leer

 

  • Otro aspecto a tener en cuenta es como otro importante vaticanista, Antonio Socci, da por acabado este triste pontificado. Aunque no son pocas las voces que afirman que Bergoglio no va renunciar, porque si renunciara perdería la inmunidad, y podría ser juzgado en los Estados Unidos por encubrimiento de actos criminales. Ojo; a la trascendencia de lo que estamos hablando.

 

  • Nadie puede acusar a Viganó de nada. Viganó dijo en su momento lo que tenía que decir y a quien se lo tenía que decir: a Francisco en persona. Ni caso. Todo lo contrario. Ahora lo hace público para que ya de una vez se tomen las medidas para acabar con la homoherejía y el homosexualismo en la Iglesia, que es todo lo contrario a lo que está haciendo Bergoglio. Viganó tiene pues, muchísimo mérito.

 

En fin… Podríamos seguir comentando aspectos de este gravísimo asunto y dando datos sin parar. Pero en esta noche española de este día histórico, creo que ya es suficiente.

 

Algo, no obstante, está meridianamente claro. Al menos para los que hacemos Adoración y Liberación. Como ya hemos manifestado, manifestamos y manifestaremos, Bergoglio debe irse.

Y con él deben irse las estupideces de los nuevos paradigmas, los lgtbi, la misericorditis, el “quien soy yo”, la “guay-iglesia”, los aplausos en las misas, los amores de Leticia, los “arrejuntados” que comulgan, los homenajes a Lutero, los “Lutero amigo del Evangelio”, los “todos somos hijos de Dios aunque lo llamemos de distintas formas”, los “humanae vitae ya no sirve”, las panderetas, los apoyos a movimientos secesionistas, los “hermanos mayores sionistas”, las “sangres paganas de Jesús”, los “la comunión es un símbolo”, los “la misa es una fiesta muy alegre”, los “tienen prohibido arrodillarse ante Dios”, los liturgos maximus, los “infiernos que no existen”, los “todos vamos al cielo”, y demás centenares de mamarrachadas que han llevado a la Iglesia Católica al borde de su desaparición.

 

No sabemos que va a pasar ahora, pero Cristo no pierde batallas, y su Iglesia resistirá, como sea, aunque, como dijo San Atanasio, sea porque ellos tienen los templos, pero nosotros la Fe y la Verdad; y estoy esperanzado en que todo esto va a ser para bien.

 

Tengamos en cuenta que de los barros del Vaticano II, y su transformación por la cara en un concilio doctrinal donde solo hubo propuestas pastorales (bastante nefastas por cierto), estos lodos. Lodos que hemos arrastrado desde aquel “el humo del infierno ha entrado en la Iglesia…” hasta el actual incendio, donde no queda ya nada en pie.

Ese concilio era salvable con pontífices como Juan Pablo II o Benedicto XVI, que dedicaron su pontificado a frenar las bárbaras “aperturas” que no eran más que concesiones a un mundo que siempre quiso acabar con la Iglesia. Mientras los papas polaco y alemán contuvieron a las locas, esto pudo llevarse más o menos adelante.

Pero una vez Benedicto XVI fue apartado de la escena y sustituido por el hombre encargado de dar la puntilla a la Iglesia de Cristo para convertirla en la Iglesia de la ONU y del Nuevo Orden Mundial, el declive ha sido constante. Y la pendiente hacia el averno también.

Por eso, y por todo lo dicho antes, Bergoglio ha de irse… ¡Y es la hora de PIO XIII!

¡Dios salve a su Iglesia!

¡AMDG!

¡Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios les bendiga!

 

 

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Anuncios


Categorías:Actualidad religiosa, BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN, Editorial

Etiquetas:, , , , , ,

26 respuestas

  1. Tengo una pregunta:
    La advertencia de Ap. 22 18-19 . Es sólo para el Apocalipsis o se extiende a toda la Biblia??

    Me gusta

    • Te digo mi opinión; hope:

      Aunque la advertencia en Apocalipsis 22:18-19 es específica para el libro de Apocalipsis, el principio contenido en éste, se aplica también a quien intencionalmente distorsione la Palabra de Dios.

      Moisés da advertencias similares en Deuteronomio 4:1-2, donde él ordena a los israelitas a escuchar y obedecer los mandamientos del Señor, sin añadir y quitar nada de Su Palabra.

      Proverbios 30:5-6 contiene una admonición similar para todo aquel que añada a las palabras de Dios: “Para que no sea reprendido y hallado mentiroso.”

      Aunque la advertencia en Apocalipsis 22:18-19 concierne específicamente al libro de Apocalipsis, su principio debe ser aplicado a toda la Palabra de Dios.

      Debemos, por lo tanto, ser cuidadosos de manejar la Biblia con precaución y reverencia para no distorsionar su mensaje.

      Me gusta

  2. Muy bien, Vicente, hay que terminar con estas inmundicias. No paremos hasta que Bergoglio este desalojado de Roma.

    Le gusta a 1 persona

  3. Specola, a diferencia de Bergoglio, normalmente tan locuaz, no se muerde la lengua. Ante acusaciones gravísimas de encubrimiento de conductas delictivas y pecados mortales, quien calla, teniendo el deber de hablar, otorga.

    Hoy ha estallado una autentica bomba atómica en la Iglesia Católica que ya está teniendo consecuencias devastadoras. Carlo Maria Viganò, nuncio en Estados Unidos desde el 19 de octubre de 2011 hasta el 16 de abril de 2016, ya no aguanta más y se ha decidido ha ofrecernos su “testimonio” de los hechos gravísimos que estamos viviendo en el seno de la Iglesia y que afectan a personalidades muy cercanas al Papa Francisco.

    El testimonio no nos lo ofrece uno que pasaba por ahí, o un secretario despechado, o la señora de la limpieza de creyó ver un papel. Está hablando un protagonista de primera mano de los hechos que relata. No dudamos en que será citado a declarar como testigo no pasando mucho tiempo en los cientos de procesos asquerosos que se encuentran abiertos. Sin duda mejor como testigo que como complice.

    Desde esta humilde specola llevamos tiempo apuntando a las necesarias complicidades romanas para que todos estos casos se puedan producir. Insistimos en que la “Cloaca Maxima” está en Roma. El testimonio de Viganò nos confirma con generosidad nuestras sospechas.

    ¿Y ahora qué? Nos tememos que iniciará el descrédito de Viganò sin entrar en el contenido de su desgarrador testimonio. En el viaje de vuelta de Irlanda el habitualmente locuaz Papa Francisco ha cayado. Y esto es lo más inquietante. Nos insiste en la condena de los abusos, una vez más, y dice que el que sepa que hable.

    ¡ Ya basta !

    ¡ Cuantos han hablado y han sufrido la persecución a muerte sin que el Papa Francisco moviera un sólo dedo !

    El Papa Francisco invita a hablar pero a quien, donde, con que consecuencias. Cuantos pueden decir que denunciaron a lo largo y ancho de orbe y no ha sucedido nada de nada. El silencio ya no sirve y es siempre cómplice. Los miles de obispos que callan como muertos ante la desorientación de sus fieles mirando más a Roma que a sus ovejas. Las ovejas se han cabreado y mucho. Ya no se fían de sus pastores y tienen motivos más que sobrados para hacerlo. ¿Seguiremos con el estruendoso silencio esperando a que todas las ovejas abandonen el rebaño?. Las imágenes de Irlanda son terribles.

    El coro de los tontos útiles calificando de rigorista a Viganò, no sabemos con que, quizás debe ser tolerante con la pedofilia o vete a saber. Dicen que no hay pruebas cuando estamos ante un “testimonio” de primer orden que cualquier tribunal se frotaría las manos. Los problemas nunca se solucionan ocultándolos y en este caso ya no pueden estar más a la luz pública. La Iglesia, querámoslo o no, tiene una estructura piramidal y la cúspide está tocada. Viganó no ha hecho otra cosa que relatar lo que tantos y tantos saben y callan. El silencio ya no sirve más que para complicar más las cosas. Con el jaque al Papa Francisco se ha dado también un jaque a todo el colegio cardenalicio lleno de mudos, sordos y ciegos. Los obispos que parece que han perdido sus sentidos crecen por doquier y prefieren seguir en su mundo feliz.

    Estamos delante de jornadas muy interesantes desde el punto de vista informativo. No decir nada es imposible y decir algo muy complicado porque el tiempo de las palabras ya se ha terminado.

    Felicitamos a Infovaticana que hoy se ha convertido, una vez más, en único referente en lengua española en donde se ha encontrado integro e inmediato el documento original de Carlo María Viganò de lectura obligada y que se comenta sólo.

    “Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna”

    Le gusta a 1 persona

  4. ¿ Ahora se enteran algunos de que Bergoglio recorta las escrituras a placer para que la misericorditis “comulgue” con ellas ? ¿ Ahora se enteran de que Bergoglio se coloca por encima de san Pablo y del mismísimo Jesucristo ? La misericorditis es el mayor fraude de la historia. ¡ Bergoglio véte ya ! https://infovaticana.com/2018/08/27/el-papa-evita-hablar-de-vigano-y-habla-del-aborto-como-la-eliminacion-de-un-ser-vivo/

    Le gusta a 1 persona

  5. Para REL Viganó ni está ni se le espera y su gravísima y fundadísima acusación a Bergoglio, ni siquiera desmentida genéricamente, no existe. Pero ya sabemos de sobra de qué va REL: Se desinforma para deformar. Son igual de cómplices. https://www.religionenlibertad.com/

    Me gusta

  6. Obispo de Texas: “Considero que los alegatos de Vigano son creíbles”
    27/08/18 9:30 AM por RORATE CÆLI
    Del Obispo de Tyler, Texas, el obispo Joseph Strickland. Lo publicamos aquí para que conste en el archivo de hechos históricos, considerándolo el primero en su tipo.

    Queridos sacerdotes, diáconos, religiosos y todos los santos fieles de la diócesis de Tyler,

    Una carta del arzobispo Viganó (ver abajo), anterior nuncio de los Estados Unidos, plantea graves declaraciones y clama por la renuncia de numerosos prelados de la alta jerarquía, incluído el papa Francisco.

    Dejemos en claro que al momento esto es solo un testimonio, pero como su pastor, lo encuentro creíble. Según el estándar, la respuesta debiera ser una profunda investigación, similar a las que se realizan cada vez que los alegatos resultan creíbles. Yo no tengo autoridad para iniciar tal investigación, pero alzaré mi voz cuando sea necesario para solicitar la investigación y suplicar que los hallazgos requieran la rendición de cuentas de todos aquellos que se encuentren culpables, incluso en los niveles más altos de la Iglesia.

    Mientras esto se desarrolla, exhorto a toda la Diócesis de Tyler a orar fervientemente por la Santa Madre Iglesia, y ruego la intercesión de Nuestra Santísima Madre. Somos el rebaño de Jesucristo. El es el Señor de Su Iglesia y Su Santo Espíritu nos guiará en esta oscuridad.

    Dios Padre Todopoderoso, Hijo y Espíritu Santo, ten piedad de Tu Iglesia y purifícala en el fuego de Tu amor.

    Santísima Virgen María, ruega por nosotros.

    Papas y obispos santos en el cielo, rueguen por nosotros.

    Hombres y mujeres santos, rueguen por nosotros.

    Ordeno a todos los sacerdotes a incluir esta nota en las misas del 26 de agosto, y publicarla en sus sitios web y redes sociales de inmediato.

    Reverendísimo Joseph E. Strickland

    Obispo de Tyler

    Le gusta a 1 persona

  7. Siete trompetas
    [Nota previa: escribí este post el sábado por la mañana. A la tarde de ese día, Mons. Carlo Maria Viganò se subió al Enola Gay y dejó caer la bomba atómica sobre el Vaticano. Lo mío es apenas un chasquiboom mojado]

    Es este uno de los post más difíciles que me ha tocado escribir. No sé por dónde empezar y mucho menos cómo terminar.
    No sé si hemos terminado de caer en la cuenta del pesadísimo bloque de piedra que ha caído sobre nosotros. Hemos sido aplastados. La magnitud y la gravedad de los abusos sexuales cometidos por los miembros del clero ha puesto a la Iglesia en una de las peores situaciones por las que ha debido atravesar a lo largo de su historia. Digámoslo aunque resulte duro: buena parte de la Iglesia está gobernada por una mafia de homosexuales que la ha utilizado para conseguir efebos a fin de satisfacer sus pasiones, y dinero para vivir cómodamente. Y por “gobierno de la Iglesia” me refiero a sacerdotes, obispos y cardenales. Y destaco que no se trata de un par de pecadores: se trata de un sistema perfectamente organizado que aún continúa operando. Esta es la magnitud y el horror de lo ocurrido.
    El informe del Gran Jurado de Pennsylvania que se conoció hace pocos días es demoledor. Son mil páginas en las que se reportan detalladamente los abusos sexuales cometidos por trescientos sacerdotes de las seis diócesis que integran ese estado. En un primer momento pensé que estaría inflado; que arrumbarían allí dimes y diretes y cotilleos periodísticos. Pues no. Están los documentos que prueban cada una de las afirmaciones que se hacen con detalles tan escabrosos que la lectura es casi imposible. No sólo se detallan los métodos de seducción a niños, adolescentes y jóvenes que utilizaran estos sacerdotes y lo que hicieron con ellos, sino también se prueba la existencia, incluso, de una verdadera red, en la que, por ejemplo, algunos se dedicaban a la producción de pornografía infantil, y otros “marcaban” a las víctimas consideradas “accesibles” dándoles determinadas medallitas a fin de que pudieran ser identificadas por otros sacerdotes pervertidos. Como ya lo había demostrado hace algunos años un documental brasileño que es mejor no mencionar, la mafia de sacerdotes gay que operaba en el mundo compartía no solamente datos sino también contactos y personas.
    Lo que también muestra el informe del Gran Jurado de un modo contundente es el encubrimiento sistemático por parte de los obispos que protegieron incomprensiblemente a los sacerdotes abusadores, trasladándolos a diferentes destinos, desoyendo las denuncias, entorpeciendo la investigación de la justicia, etc.
    Y esto no es algo que sucedió hace décadas. Esto está sucediendo. El sitio Church Militant denunció la semana pasada la existencia de una red integrada por sacerdotes y obispos -presumiblemente comandados todos por el excardenal McCarrick- que suministraba seminaristas homosexuales colombianos a seminarios de varias diócesis de Estados Unidos donde prestaban sus servicios sexuales a los superiores de esas casas de formación a cambio de cobijo y posterior imposición de manos. Puede leerse aquí el reporte. La traducción al castellano pueden encontrarla en este sitio.
    La pregunta que asoma necesariamente es hasta dónde llega esta gangrena, cuál es su extensión hacia los costados y hacia arriba. El informe se refiere solamente a lo ocurrido en seis diócesis americanas. Estados Unidos tiene 198 diócesis. ¿Habrá permanecido el resto inmune a este flagelo? No parece verosímil. Y ya sabemos lo ocurrido en otros países americanos: Chile, con seis obispos renunciados por, al menos, encubrimiento y un manto de sospecha sobre el resto; Honduras, con una carta de seminaristas denunciando las extendidas prácticas homosexuales en el seminario nacional y el escándalo del también renunciado obispos auxiliar de Tegucigalpa por cuestiones sexuales, y si cruzamos el Atlántico, la situación no mejora, y si cruzamos el Pacífico ya vemos lo que está ocurriendo en Australia con un obispo en prisión por encubrimiento.
    En nuestro país tenemos el caso emblemático de Mons. Juan Carlos Maccarone sobre cuyas refocilaciones no solamente hay testimonios sino también filmaciones. Ya hemos hablando del tema en este sitio. ¿Fue el único? No lo creo. No vamos a dar aquí publicidad a comentarios sin pruebas, pero todos sabemos que son varios obispos más, muchos curas y sabemos también de la existencia pasada y presente de seminarios gay friendly.
    La discusión pasa ahora por el modo de salir de este pantano, y en esto el rol primero y fundamental lo tiene el Santo Padre. Y lo primero que me pregunto es si Francisco puede o quiere hacer algo al respecto. La respuesta obvia debería ser rotundamente afirmativa, pero no creo que sea tan fácil. El Papa Benedicto XVI hizo mucho pero se dio cuenta ya no podía hacer más y por eso renunció. Cada vez me convenzo más que ésta -la infiltración de la mafia lavanda en la Iglesia- fue el factor determinante que forzó su lamentada renuncia. Es un problema que viene de lejos y este tipo de cosas, como los árboles, hunden sus raíces cada vez más profundamente y cada vez resulta más difícil arrancarlas. Las casi tres décadas del pontificado de Juan Pablo II fueron catastróficas en este sentido. Bajo sus propias narices se extendía un reguero que no puede ser ya detenido. Y no me refiero solamente al caso de Marcial Maciel. Por esos años corrían en Roma rumores que los incrédulos consideraban maledicencias pero que ahora aparecen como muy verosímiles y que es mejor no ventilar. ¿Cómo extirpar ahora un tumor tan grande? No es tarea fácil para el Papa “hacer algo”, aunque después de cinco años de pontificado algo hizo, muy poco y no sirvió para nada. Este problema no se resuelve con una Carta al Pueblo de Dios; se necesitan que muchas cabezas rueden y no solamente la de un cardenal octogenario y la de seis obispos chilenos. Se necesitan que rebane muchas más cabezas y, según el Washington Post, un antiguo defensor a ultranza del pontificado bergóglico, debe rodar la suya propia, la del mismo Papa.

    ¿Afilará el Papa Francisco la urgente y necesaria guillotina? Veamos algunos hechos de su historial que podrán darnos una pista:
    Cuando se destapó el caso Maccarone, el entonces cardenal Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, emitió un comunicado en el que manifestaba su “agradecimiento” al ex obispo de Santiago del Estero por la labor cumplida en aquella diócesis “al servicio de los pobres y de quienes tienen la vida y la fe amenazadas” y le expresaban su “afecto, comprensión y oración”, y su vocero afirmó que el video difundido con escenas de una relación sexual entre el obispo y su chofer correspondía a “la vida privada” de Mons. Maccarone.
    Son varios los casos que reportan los sacerdotes de la arquidiócesis de Buenos Aires relativos al encubrimiento de pedófilos por parte de Bergoglio. Por ejemplo, uno que está documentado periodísticamente: Gabriel Ferrini, abusado cuando tenía 15 años por el sacerdote Rubén Pardo, de la diócesis de Quilmes. Cuando el caso fue denunciado a su obispo y luego a la justicia, el sacerdote se fugó y fue recibido y encubierto por el cardenal Bergoglio en el Hogar Sacerdotal de Condarco 581 del barrio porteño de Flores. Con la ayuda del mismo cardenal, huyó cuando su escondite finalmente fue descubierto por la justicia, y finalmente murió de HIV, escondido en una ciudad del nordeste argentino. Aquí pueden encontrar los detalles del caso.
    Apenas llegado al Solio, nombró a Mons. Battista Ricca, uno de los iconos más relevantes de la mafia gay enquistada en la Curia Romana, en un altísimo puesto relativo al control de las finanzas vaticanas.
    Aupó y dio sobradas muestras de afecto al cardenal Daneels, encubridor serial de sacerdotes y obispos abusadores belgas y concede todo tipo favores y resarcimientos al cardenal Mahony, acusado también de encubridor por la justicia americana quien es, además, uno de sus cercanos consejeros.
    Nombró y aún mantiene en el famoso e inútil G-8 al cardenal Madariaga, encubridor del obispo Juan José Pineda y último responsable del escandaloso seminario de Honduras.
    Creó cardenales a personajes estrechamente relacionados al cardenal McCarrick, como Farrell, Cupich y Tobin, los tres profundamente comprometidos con las políticas gay friendely y con las reformas francisquistas, y que necesariamente debieron estar al tanto de las denuncias contra el “Tío Ted” y conocido sus andanzas con muchachitos. Y a otros como Sergio Obeso Rivera, en el último consistorio, que acaba de declarar que “las víctimas deberían de avergonzarse de hablar”.
    Contrariamente, ha ninguneado y relegado a obispos que se han distinguidos por la lucha contra la pedofilia. El caso más emblemático es el de Mons. Charles Chaput, arzobispo de Filadelfia, que realizó la investigación y depuración de los Legionarios de Cristo y que hace años debería ser cardenal.
    Acerquemos la lupa a un caso más cercano aunque seamos repetitivos.El P. Carlos Miguel Buela, fundador del Instituto del Verbo Encarnado, es “para la Iglesia, y desde hace tiempo, culpable”. Así lo admitió a los medios gráficos el vocero del obispado de San Rafael, y es culpable de abuso psicológico y abuso sexual perpetrado contra seminaristas y jóvenes sacerdotes. Después de muchas vueltas, el “castigo” que le infligió el Papa Francisco fue residir en un cómodo departamento de la ciudad de Génova, y asistido por tres jovencitos. (Aquí pueden leer una reciente síntesis del accionar de este personaje). A fin de poner orden en el IVE, cuya cúpula sabía de las andanzas del fundador y las justificaban como producto de una enfermedad, la Santa Sede decidió intervenir el capítulo general que tuvo lugar el año pasado, y nombró como interventor a uno de los favoritos del Santo Padre, el cardenal Francesco Coccopalmerio. Casualmente, hace unos meses la gendarmería vaticana detuvo al secretario de este purpurado en su departamento vaticano, en medio de una orgía de drogas y sexo homosexual.
    Podríamos seguir pero estos indicios bastan para convencernos de que el Papa Francisco no hará nada más que palabras, cartas y alguna lágrima perdida. No esperemos que corte las cabezas que tiene que cortar. Por todo esto, no veo yo salida alguna del pantano, y por eso mismo no sé cómo va a terminar esta historia.
    Repitámoslo: existe hoy en la Iglesia católica una red internacional organizada de activismo homosexual y cuya existencia amenaza no solamente al sacerdocio y a la vida religiosa sino a toda la Iglesia Universal.
    Sub umbra alarum tuarum protege nos.

    Para quienes les interese profundizar en este tema es de lectura imprescindible del libro de la periodista de investigación Randy Engel, católica devota, The Rite of Sodomy. Homosexuality and Roman Catholic Church. Son más de mil trescientas páginas de datos e investigaciones en las que, hace trece años, relataba lo que en esos momentos parecía una fantasía y hoy se revela como verdadero. Puede bajarlo desde aquí.
    Después de las revelaciones de Mons. Viganò, lo que yo solamente me animaba a sugerir entre líneas, ha quedado claro: el Papa Francisco integra la red de protección a una enorme e impensada cantidad de cardenales, obispos y sacerdotes homosexuales que practicaron y practican su vicio entre ellos y con seminaristas, jóvenes y adolescentes. Esta es la estremecedora realidad.
    ¿Todos estos personajes, incluido el Sumo Pontífice, tienen fe? Viganò relata, como un ejemplo entre tantísimos que le tocó conocer, que McCarrick junto con otros dos sacerdotes luego de una noche de desenfreno orgiástico del que también participaban seminaristas, al día siguiente concelebraban la Santa Misa. No es posible que gente de esta calaña tenga fe. Y es a ellos y a muchos como ellos, y a sabiendas de lo ocurrido, a quienes protegió el Santo Padre. ¿Por qué lo hizo? Uno de los motivos que da el nuncio apostólico es porque McCarrick operó antes del cónclave para que resultara elegido. ¿Fue ese el único motivo? Desde hace años se escuchan algunos más que por ahora no pasan de rumores, pero no que me sorprendería que Stiuso tenga grabaciones comprometedoras.
    ¿Qué hacer ahora para salir del lodazal? No lo sé, y no sé si alguien lo sabe. Algo va a ocurrir. Como dice Ludovicus, Bergoglio chocó la calesita. ¿Renunciará? Supongamos que lo hace. Será un enorme alivio para todos pero no será la solución del problema. ¿Qué candidato querrá hacerse cargo de una papa tan caliente? Y aquí no es sólo cuestión de querer; es ser capaz de sacar a la Iglesia de esta situación. Supongamos que pide la renuncia a todos los obispos del mundo. ¿A quién nombra? ¿Es que los sacerdotes son mucho mejores que los obispos y garantizarán una transición de retorno a la fe? No lo creo. Ciertamente que hay muchos sacerdotes buenos y santos, mucho mejores que los obispos, pero ¿son esas condiciones suficientes?

    Le gusta a 1 persona

  8. Y ahora los secretos de Maradiaga

    Otro fragmento de la carta del Arzob Carlo Maria Viganò, ex Nuncio de los EEUU ( de momento será el último que traduzca)

    Los nombramientos de Blase Cupich a Chicago y Joseph W. Tobin a Newark fueron orquestados por McCarrick, Maradiaga y Wuerl, unidos por un malvado pacto de abusos por parte del primero (McCarrick), y al menos de encubrimiento de abusos por parte de los otros dos. Sus nombres no se encontraban entre los presentados por la Nunciatura para Chicago y Newark.

    En cuanto a Cupich, uno no puede dejar de notar su arrogancia ostentosa y la insolencia con la que niega la evidencia que ahora es obvia para todos: que el 80% de los abusos encontrados fueron cometidos contra jóvenes por homosexuales que estaban en una relación de autoridad sobre sus victimas (NT: él prefiere hablar, como Bergoglio, de clericalismo como causa)

    Durante el discurso que pronunció cuando tomó posesión de la sede de Chicago, en la que yo estaba presente como representante del Papa, Cupich dijo que ciertamente no se debe esperar que el nuevo Arzobispo camine sobre el agua.
    Tal vez sería suficiente que permaneciera con los pies en el suelo y no tratar de poner la realidad patas arriba, cegado por su ideología pro-gay, como afirmó en una reciente entrevista con la revista América. Extendiendo su particular experiencia en el tema, habiendo sido presidente del Comité de Protección de Niños y Jóvenes de la USCCB (la conferencia de obispo de EEUU) , afirmó que el principal problema en la crisis de abuso sexual del clero no es la homosexualidad, y que afirmar esto es solo una manera de desviar la atención del problema real que es el clericalismo. En apoyo de esta tesis, Cupich “extrañamente” hizo referencia a los resultados de la investigación llevada a cabo en el momento álgido de la crisis de abuso sexual de menores a principios de la década de 2000, mientras que “cándidamente” ignoró que los resultados de esa investigación fueron negados por completo. los posteriores Informes Independientes del John Jay College of Criminal Justice en 2004 y 2011, que concluyeron que, en casos de abuso sexual, el 81% de las víctimas eran hombres. De hecho, el padre Hans Zollner, SJ, vicerrector de la Pontificia Universidad Gregoriana, presidente del Centro para la Protección de la Infancia y miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, dijo recientemente al diario La Stampa que “en la mayoría de los casos es una cuestión de abuso homosexual “.

    El nombramiento de McElroy en San Diego también fue orquestado desde arriba, con una orden perentoria encriptada para mí como Nuncio, por el Cardenal Parolin: “Reserve la sede de San Diego para McElroy”. McElroy también estaba al tanto de los abusos de McCarrick, como puede ser comprobado en una carta que le envió Richard Sipe el 28 de julio de 2016.

    Estos personajes están estrechamente asociados con individuos que pertenecen en particular al ala desviada de la Compañía de Jesús, lamentablemente hoy en día una mayoría, que ya había sido motivo de grave preocupación para Pablo VI y los siguientes pontífices. Solo tenemos que considerar al Padre jesuita Robert Drinan, S.J., quien fue elegido cuatro veces en la Cámara de Representantes, y fue un firme defensor del aborto; o el padre Vincent O’Keefe, S.J., uno de los principales promotores de The Land O’Lakes Statement of 1967, que comprometió seriamente la identidad católica de las universidades y facultades en los Estados Unidos. Cabe señalar que McCarrick, en ese entonces presidente de la Universidad Católica de Puerto Rico, también participó en esa empresa desfavorable que fue tan perjudicial para la formación de las conciencias de la juventud estadounidense, estrechamente asociada con el ala desviada de los jesuitas.

    El padre James Martin, SJ, aclamado por las personas mencionadas anteriormente, en particular Cupich, Tobin, Farrell y McElroy, nombrado consultor de la Secretaría de Comunicaciones, conocido activista que promueve la agenda LGBT, elegido para corromper a los jóvenes que pronto se reunirán en Dublín para el Encuentro Mundial de las Familias, no es más que un triste ejemplo reciente de ese ala desviada de la Compañía de Jesús.

    El Papa Francisco ha pedido repetidamente una transparencia total en la Iglesia y que los obispos y fieles actúen con parrhesia. Los fieles de todo el mundo también lo exigen de manera ejemplar. Él debe decir honestamente cuándo se enteró de los crímenes cometidos por McCarrick, quien abusó de su autoridad con seminaristas y sacerdotes.

    En cualquier caso, el Papa lo supo de mí el 23 de junio de 2013 y continuó cubriéndolo. No tomó en cuenta las sanciones que el Papa Benedicto le impuso y lo convirtió en su consejero de confianza junto con Maradiaga.

    Este último [Maradiaga] confía tanto en la protección del Papa que puede descartar como “chismes” las súplicas sinceras de docenas de sus seminaristas, quienes encontraron el coraje de escribirle después de que uno de ellos intentara suicidarse por abuso homosexual en el seminario.

    Ahora los fieles han comprendido bien la estrategia de Maradiaga: insultar a las víctimas para salvarse, mentir hasta el final para cubrir un abismo de abusos de poder, de mala administración en las propiedades de la Iglesia y de desastres financieros incluso contra amigos cercanos. como en el caso del Embajador de Honduras, Alejandro Valladares, ex Decano del Cuerpo Diplomático de la Santa Sede.

    En el caso del ex Obispo Auxiliar Juan José Pineda, después del artículo publicado en el semanario [italiano] L’Espresso en febrero pasado, Maradiaga declaró en el periódico Avvenire: “Fue mi obispo auxiliar Pineda, quien solicitó la visitación (del Vaticano), para limpiar su nombre después de haber sido sometido a mucha calumnia “. Ahora, con respecto a Pineda, lo único que se ha hecho público es que su renuncia ha sido simplemente aceptada, haciendo que su posible responsabilidad y la de Maradiaga desaparezcan pedidas en la nada.

    En nombre de la transparencia tan alabada por el Papa, el informe que el visitador, obispo argentino Alcides Casaretto, entregó hace más de un año solo y directamente al Papa, debe hacerse público.

    Finalmente, el reciente nombramiento como Sustituto, del Arzobispo Edgar Peña Parra también está relacionado con Honduras, es decir, con Maradiaga. De 2003 a 2007, Peña Parra trabajó como consejero en la Nunciatura de Tegucigalpa. Yo, como Delegado para las Representaciones Pontificias recibí información preocupante sobre él.

    En Honduras, un escándalo tan grande como el de Chile está a punto de repetirse. El Papa defiende a su hombre, el cardenal Rodríguez Maradiaga, hasta el final, como lo hizo en Chile con el obispo Juan de la Cruz Barros, a quien él mismo había nombrado obispo de Osorno contra el consejo de los obispos chilenos. Primero insultó a las víctimas de abuso. Entonces, solo cuando fue forzado por los medios, y por una revuelta de las víctimas y los fieles chilenos, reconoció su error y se disculpó, al tiempo que afirmó que había sido mal informado, causando una situación desastrosa para la Iglesia en Chile, pero continúa protegiendo a los dos cardenales chilenos Errázuriz y Ezzati.

    Incluso en el trágico asunto de McCarrick, el comportamiento del Papa Francisco no fue diferente. Sabía al menos desde el 23 de junio de 2013 que McCarrick era un depredador en serie. Aunque sabía que era un hombre corrupto, lo cubrió hasta el final; de hecho, hizo suyo el consejo de McCarrick, que ciertamente no estaba inspirado por buenas intenciones y por amor a la Iglesia. Fue solo cuando se vio obligado por el informe del abuso de un menor, nuevamente sobre la base de la atención de los medios, que tomó medidas [con respecto a McCarrick] para salvar su imagen en los medios.

    http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/08/y-ahora-los-secretos-de-maradiaga.html

    Le gusta a 1 persona

  9. FUE PRIMER CONSEJERO DE LA NUNCIATURA EN EE.UU

    Mons. Jean-François Lantheaume a CNA: «Viganó dijo la verdad. Eso es todo»
    Monseñor Jean-François Lantheaume, que fue primer consejero en la nunciatura apostólica en Washington D.C., ha declarado que el ex nuncio, Mons. Carlo Maria Viganò, dijo «la verdad» en su carta sobre el encubrimiento del ex-cardenal McCarrick

    27/08/18 11:17 AM

    (CNA/InfoCatólica) Mons. Viganó explica en su carta un suceso del que fue testigo Mons. Lantheaume:

    «En cualquier caso, lo que es cierto es que el Papa Benedicto impuso a McCarrick dichas sanciones canónicas, que le fueron comunicadas por el Nuncio Apostólico en los Estados Unidos, Pietro Sambi. Mons. Jean-François Lantheaume, entonces primer consejero de la Nunciatura en Washington y Chargé d’Affaires a.i. tras la muerte inesperada del Nuncio Sambi en Baltimore, me contó, cuando llegué a Washington –está dispuesto a dar su testimonio–, un coloquio borrascoso, de más de una hora, entre el Nuncio Sambi y el cardenal McCarrick, que había sido convocado en la Nunciatura: “La voz del Nuncio –me dijo Mons. Lantheaume–, se oía hasta en el pasillo”.

    CNA se ha puesto en contacto con Mons. Lantheaume y le ha solicitado una entrevista sobre las palabras de Mons. Viganó. El sacerdote, que ha dejado el cuerpo diplomático del Vaticano y presta su servicio ministerio sacerdotal en Francia, se ha negado a dar una entrevista, y ha dicho que no tiene intenciones de hablar más sobre el asunto, pero a su vez ha asegurado en su respuesta a CNA:

    «Viganó dijo la verdad. Eso es todo».

    Le gusta a 1 persona

  10. Dice Francisco en su entrevista aérea algo así como: “nada diré, el texto se comenta por sí solo”
    Un incontinente verbal como él ¿se queda mudo en un momento tan crítico?
    Pero, que nadie se engañe: como todo un vil politicastro, está “aventando hacia adelante el problema” para ver cómo evoluciona y decidir mejor cómo actuar.
    Como se dice, está comprando tiempo.
    Hasta en este momento dramático actuando como todo un miserable…

    Le gusta a 1 persona

  11. No creo ni remotamente que Benedicto XVI fuera apartado. Se apartó él para dar paso al nefasto Bergoglio.
    Creo que el matiz es importante pues significa que el Concilio Vaticano II necesitaba el personaje en cuestión, dispuesto a todo, para rematar los temas abiertos desde la inaguración de dicho Concilio.

    Le gusta a 1 persona

  12. Me gustaría hablar con Vd. sobre el tema en cuestión. Mi ídea, vivido personalmente el Concilio Vaticano II, y ahora años vista, me ha dejado claro, cristalino, lo que le he dicho en mi primer párrafo sacando la conclusión expuesta además de muchas otras que tengo muy presentes.

    Sí existía una mafia vaticanista, los cardenales ya no hubieran elegido a Ratzinger. Por aquí no van los tiros, créame.

    Me gusta

  13. Hola Maite C.
    Creo que las cosas no son tan simples, la realidad tiene tres dimensiones. Usted dice que si hubiera existido la mafia vaticanista, los cardenales no hubieran elegido a Ratzinguer. ¿Y por qué no? El que exista el mal no impide que exista el bien, conviven habitualmente en el mundo a todos los niveles. Usted habla de “Cardenales” como si fueran una masa amorfa y homogénea.Y esto no es así en absoluto. Puede usted leer el artículo de Luis Suárez Falcó. por cierto muy documentado, http://comovaradealmendro.es/2017/03/breve-cronica-de-un-golpe-de-estado-masonico-en-la-iglesia-estudio-juridico-teologico-de-la-renuncia-de-benedicto-xvi/#_ftnref76 donde se afirma lo que se conoce también por muchos otros medios
    “En septiembre de 2015, el Cardenal Dannels confirmó, en la presentación de su biografía oficial, algo que era ya sabido como un secreto a voces en algunos corrillos vaticanos: que el Cardenal Carlo Maria Martini había liderado una “Mafia” (sic) para impedir que el Cardenal Ratzinger fuera elegido en el Cónclave de 2005 y para que, una vez elegido, tuviera toda la oposición posible en su pontificado.

    Se reunían desde 1996, nada menos. Los miembros de ese grupo tomaron el nombre de Mafia de Saint Gallen por el nombre de la Abadía suiza donde se reunían, bajo la protección y la connivencia de su obispo, Ivo Fürer[58]. Eran, aparte de él, que se incorporó en 1999, el cardenal arzobispo de Milán, Carlo Mario Martini (fallecido en 2012) y su compatriota Achille Silvestrini, los cardenales alemanes Walter Kasper y Karl Lehman, el británico Basil Hume (fallecido en 1999), el obispo holandés Adriaan Van Luyn y el inglés Cormac Murphy O´Connor.”
    No es que el grupo masónico del Vaticano llegó y venció, no. El plan se urdió desde mucho antes. Lo que pasa que en 2005, por mucho que lo intentaron, no llegaron a los votos suficientes. El artículo sigue
    “El vaticanista Paul Baade ha confirmado que tres días después de la muerte de Juan Pablo II se reunieron en Villa Nazaret, en Roma, los Cardenales Martini, Murphy O´Connor, Silvestrini, Van Luyn, Bakis y Danneels, para impedir que saliera elegido el Card. Ratzinger en el Cónclave siguiente. Afortunadamente no lo consiguieron. El amigo íntimo de Ratzinger, Card. Meisner (quien, no por casualidad ha sido uno de los 4 Cardenales en presentar las Dubia contra Francisco por su herética Amoris Laetitia) fue el más encarnizado enemigo de ese grupo, y podría contar muchas cosas (si el secreto del Cónclave no se lo impidiese) de cómo se realizó esa trama[59].”
    Esto es tan sabido que, al menos dos integrantes de la mafia de saint Gallen lo ha admitido públicamente, tan seguras se encuentran de su inmunidad.
    Hay mucho más que comentar, pero no quiero cansarla más.

    Le gusta a 1 persona

  14. En cuanto que Ratzinguer se retiró para dar paso a Bergoglio, vuelve a tener usted una visión muy plana de las cosas. Ratzinguer es probablemente el mejor teólogo de nuestro tiempo, y nadie mejor que él para llevar con rigor y ortodoxia la aplicación del Vaticano II.Pero no le costará mucho encontrar abundante bibliografía que le informe de las intrigas a las que se vio sometido.
    Le aseguro que hay mucho tomate en todo esto, hasta el punto de que hay mucha gente que discute la validez del cónclave por el que se eligió a Francisco. Yo lo tengo claro. Si lee algo de la mafia de Saint Gallen y despues la Constitución Apostólica de San Juan Pablo II
    UNIVERSI DOMINICI GREGIS, sobre todo en el artículo 81.” Los Cardenales electores se abstendrán, además, de toda forma de pactos, acuerdos, promesas u otros compromisos de cualquier género, que los puedan obligar a dar o negar el voto a uno o a algunos. Si esto sucediera en realidad, incluso bajo juramento, decreto que tal compromiso sea nulo e inválido y que nadie esté obligado a observarlo; y desde ahora impongo la excomunión latae sententiae a los transgresores de esta prohibición. Sin embargo, no pretendo prohibir que durante la Sede vacante pueda haber intercambios de ideas sobre la elección.” se dará cuenta que hay mucho, mucho para debatir, o no.

    Le gusta a 1 persona

  15. Maite, podemos hablar cuando quiera. Será un placer. Pero disiento del planteamiento que intuyo en sus palabras.

    Podría darle argumentos, pero Aintzane los ha dado por mi. Lo que yo dijera no mejoraría ni una coma sus comentarios, a los que me sumo.

    Abrazos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: