De la exhumación del cuerpo de Franco; de las mentiras que duran 80 años; del Arzobispo Osoro, y de otras barbaridades.

Vicente Montesinos

 

 

 

 

No son temas muy recurrentes estos en Adoración y Liberación; pero dada la actualidad relativa a todas las barbaridades que quieren hacer con el Valle de los Caídos; con los restos mortales de quién fuera Jefe del Estado de España por 40 años; y de paso, con la Cruz y el catolicismo, cuya destrucción es el verdadero motivo de todas esta movidas; voy a hablar hoy del tema en cuestión.

Así de paso seguro que nos granjearemos más enemigos; que, sinceramente, en los tiempos que corren; empiezo a sospechar que es motivo de gloria, más que de tribulación.

Y de paso quizá hagamos conocer alguna cosa a nuestros miles de hermanos fieles católicos de buena fe que, engañados por la ideología dominante, no han podido recibir ninguna reflexión de este tipo; no por su culpa, sino por la dictadura que nos des-gobierna desde hace más de 40 años, que claramente lo impide.

Ya decía Antony Beevor, y no sin razón,  que “la guerra civil española es uno de los pocos conflictos mundiales cuya historia la han escrito con mayor eficacia y mendacidad los perdedores que los vencedores. Las generaciones más jóvenes no pueden ni imaginar como era la vida en España desde Febrero de 1936”.

No hay nada más cierto. La guerra la ganó Franco y los fieles españoles, frente a los enemigos de España. Sin embargo son estos los que escribieron la historia, y la siguen escribiendo, de forma que cualquier cosa que se salga del guión marcado por ellos es tachada de fascista, facha, etc, etc, etc…

Por eso conviene saltarse la censura (que sigue, hoy con más vigor que nunca, hasta el punto de que en breve escribir lo que estoy escribiendo será causa de prisión), para recordar únicamente la HISTORIA. NI MÁS NI MENOS QUE COMO FUE. Sin propagandas, censuras, ni mentiras.

En febrero de 1936 un Frente Popular que aglutinó a anarquistas, socialistas totalitarios y comunistas, además de a golpistas separatistas, se alzó con el poder en España por medio de unas elecciones fraudulentas. Ahí empezó la historia.

¿Cual fue la consecuencia? La inmediata puesta en marcha de una tremenda espiral de violencia y asesinato de quienes no pensaban como ellos. El símbolo claro de esta barbarie fue la quema de Iglesias y la persecución brutal de los católicos. Sí. Como lo oyen. Porque el genocicio que intentaron desde el primer momento poner en marcha (y vaya sí lo lograron) fue un genocidio de católicos, por el mero hecho de serlo. Todo ello llevó además a un estado de caos nacional, a la paralización de la economía de España, a la desaparición del tejido productivo nacional, y a la pobreza. A una extrema pobreza que invadió la nación de punta a punta.

Escrito está lo que se consolidó en esos meses. No hay que inventar nada, como llevan 80 años haciendo estos descerebrados, y sus sucesores, que por desgracia, han vuelto (nunca se fueron) para quedarse. Desde lo que publicaba el periódico “El Socialista” ( “estamos decididos a hacer en España lo mismo que se ha hecho en Rusia, y en cuanto hayamos fortalecido nuestras posiciones debemos ir mas allá”); hasta lo que afirmó el estalinista Largo Caballero ( la revolución que queremos solo puede obtenerse por medio de la violencia).

Y evidentemente, esa más de media España que querían aniquilar, formada básicamente por los católicos de bien, herederos de una brillante historia de 5 siglos, se preparó para defenderse y resistir a los planes de genocidio trazados desde la izquierda y los separatistas (no se si la historia les resulta familiar)

En marzo de 1936 un buen grupo de civiles, ayudados por militares bajo la dirección del general Mola, se moviliza para preparar  un movimiento nacional que evitara la ruina y la desmembración de España, dispuestos a intervenir sólo en el caso de que las circunstancias lo hiciesen absolutamente necesario.

Es historia también que así transcurrieron esos meses; entre la quema de iglesias, el asesinato de católicos, la erección de repúblicas independientes, la destrucción de la paz social y un clima permanente de guerra en el que los combatientes fueron solo los que por la fuerza habían alcanzado el poder, y los sometidos esa gran parte de la España católica.

Y se aguantó. Vaya si se aguantó. Hasta que el 12 de julio, la policía al servicio del régimen, asesina al líder de la derecha, José Calvo Sotelo. ¿Qué hizo el gobierno de la república? ¿Detener a los asesinos? No. Detener a la gente de derechas.

Un relevantísimo e importantísimo General (Francisco Franco, que fue el más laureado de los militares de Europa, y el general más joven de todo el continente) intentó por todos los medios frenar el alzamiento. Y hasta esos oscuros días de julio se opuso al mismo, no con pocas protestas entre los civiles de derechas, los católicos y los militares, quienes se irritaban por el hecho de que Franco intentara como fuera evitar un derramamiento de sangre.

Los hechos de ese julio de 1936 hicieron, sin embargo, que ya no pudiera quedar opción; y que Franco decidiera unirse a la revolución liberadora.

Luego, la verdad, y toda la verdad; es que el alzamiento del 18 de julio de 1936, que marca el inicio de la Guerra Civil, no se produjo contra un gobierno legítimo, como nos han vendido, y nos siguen queriendo imponer. Se produjo contra un soviet revolucionario que pretendía acabar, en el sentido literal, con la más de media España que no pensaba como ellos. Y perpetrar el mayor genocidio de católicos de la historia.

No hay ninguna duda histórica al respecto de lo que aquí les estoy relatando. Lo sabemos nosotros. Y lo saben ellos. Aunque no permitan que podamos expresarlo. ¡Son tan demócratas! Demócratas de pira incendiaria y checa.

Y ahora, de nuevo, los guerracivilistas, ya en el poder, sin haber sido votados ni elegidos por el pueblo; están dispuestos a reabrir heridas, volver a las trincheras, y enfrentar de nuevo a media España contra otra media, en un nuevo e insoportable ejercicio de revanchismo, mentira y política dictatorial. Sánchez, el PSOE, los comunistas de Podemos, los separatistas… Otra vez todos dispuestos a dar la batalla dictatorial; con la gravedad añadida de que ahora… no hay nadie enfrente para pararles los pies… Ni siquiera la Iglesia como referente moral, entregadas sus armas espirituales al enemigo, y con la cabeza agachada ante los enemigos de Dios y de España. ¿Qué, no les gusta como suena eso? ¿No les gusta lo que digo? Pues es lo que hay. A mi no  me tiembla el pulso en decir lo que pienso, que no es otra cosa que toda la verdad.

Franco. Que obsesión con Franco. Y con la Cruz. ¿Donde va este mequetrefe al que han votado el 14% de los españoles a sacar a Franco de su tumba; y a derruir el Valle, su Cruz y lo que se ponga por delante?

Franco, contra todo pronóstico; consiguió parar esa barbarie, con menos hombres y menos medios que el Gobierno; con valor y con patriotismo. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo

Franco sacó a España de su endémica pobreza. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Franco creó una poderosísima clase media en nuestro país; motor de un claro y evidente desarrollo, que los actuales políticos ya se han encargado de destruir. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Franco situó a España como la octava potencia mundial, mientras que hoy se encuentra en el puesto 17. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Franco consiguió que la industria constituyese casi el 40% del producto interior bruto de España. Hoy es el 14%. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Con Franco no había lugar para millones de políticos, enchufados públicos, especuladores y vividores. Justo las clases que hoy lastran nuestra economía. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Con Franco… ¡Se eliminó el paro! ¿Nunca se lo habían dicho? ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo. Hoy nuestro paro está entre los tres más altos de Europa.

¿Saben cual era la deuda pública de España con Franco? ¡El 0%! ¿A qué nunca lo habían oído? Hoy roza el 141%; y estamos en una situación que está a punto de llevar a España a la quiebra. ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Todo esto, y mucho más, da cuenta de como gobernó a España Francisco Franco; datos que, analizados por cualquier mente no sectaria, serían ponderados en la justa medida del mérito que tuvo este Jefe de Estado que recogió a un país arruinado después de la república y la guerra, y lo llevó a las más altas cotas de trabajo, bienestar, prosperidad y paz social. ¡Larguísimos años de paz y concordia!

Y no digamos ya, si entramos a valorar el asunto como católicos: Francisco Franco salvó a España del comunismo y atajó la que fue la mayor persecución religiosa que conoce la historia: trece obispos, seis mil sacerdotes y religiosos y decenas de miles de católicos asesinados y martirizados por odio a la Fe. Sangre martirial que se convirtió en semilla de cristianos.

España, bajo la Jefatura de Francisco Franco, se constituyó en Estado Católico, con la bendición y apoyo de la Iglesia en España, heroica, ejemplar, que no conoció ni un solo caso de apostasía.

Y mucho más podríamos decir. Y casi todo bueno. ¿Les extraña? ¿No lo sabían? Siento si les perturba leerlo.

Hoy asistimos a la mayor de las traiciones de un país para un Caudillo al que tanto debe. Asistimos a la indignidad de unos ilegítimos desgobernantes que han traído de nuevo el odio, la revancha, y la lucha anticatólica a nuestras calles.

Y por asistir, asistimos al acto más vil que podíamos esperar con respecto a Franco: no dejarle ni descansar en paz, y llevar sus restos de aquí para allá como si los de un perro se tratara.

Pero lo peor de todo; ¿saben lo que es? Que asistimos a la cobardía, vileza y traición de una jerarquía eclesial entregada al mundo, a su desgobierno y a los planes anticatólicos. Y no sabemos para qué. Señores obispos de España: ¿piensan ustedes que todos estos marxistas van a llenar las Iglesias? ¿O es que quieren pedirles perdón por respirar?

¿Cómo puede haber silencio de la Iglesia ante la vileza de los planes contra el Valle de los Caídos y la memoria de Franco?

Y especialmente usted, Don Carlos. ¡Ay Don Carlos! Marchó de Valencia con ínfulas progres y siendo “el Bergoglio de España”; y en Madrid ha acabado de pulir su figura en este cambalache de progresía, cobardía y entrega al enemigo.

¿Cómo puede ser, Osoro, que  el Arzobispado de Madrid que usted ostenta, no se oponga a la profanación de la tumba de Francisco Franco?

Como bien le han recordado fieles valientes en su carta de hace unos días; Francisco Franco fue condecorado por SS Pío XII con la más alta honorificencia de la Santa Sede: la Orden Suprema de Cristo. Sólo con este dato, que usted a buen seguro conoce, es suficiente para que, privada y públicamente, se oponga a la agresión que el Gobierno de España anhela perpetrar contra los restos mortales del Caudillo.

Y por muchas más cosas. Por los valores que el catolicismo encarna. Aquellos que, a las órdenes de su jefe, están dispuestos, sin duda, a desbaratar.

Yo no puedo más que transmitirle mi opinión y mi queja.

Pero Alguien, superior, muy superior (hasta más superior que Francisco, fíjese) se encargara de ponernos a todos en nuestra lugar. A mi. A usted. Y hasta a Franco.

Santos o nada. Hasta el cielo no paramos.

 

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

Anuncios


Categorías:Actualidad, BLOG, Editorial

Etiquetas:, , ,

8 respuestas

  1. Cuando en mi adolescencia leí “Antigona”,me impresionó profundamente su enseñanza intemporal:El respeto absoluto y no negociable que merece todo muerto.Ya Chesterton,con su agudeza portentosa,reseña en El hombre eterno que la unica especie animal que siempre ha enterrado ritualmente a sus congeneres es la humana.
    En nuestros dias,en los que el ser humano se está animalizando a velocidad vertiginosa,no es de extrañar que su creciente falta de respeto se atreva hasta con los difuntos.El homo democraticus es asi:Capaz de aprobar cualquier tropelia,con tal de contar con mayoría para hacerlo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Realmente no creo que vaya a haber otra guerra civil, para pelear se necesitan dos.
    Por lo visto la mayor parte de los españoles vive en limbo, o definitivamaente del “otro bando”. Tal vez nos lleven al manicomio.

    Le gusta a 1 persona

  3. Antes, los enemigos de la Iglesia estaban fuera de la Iglesia; ahora están dentro y arriba, muy arriba, más arriba todavía, en la cumbre, en la cátedra de Pedro, pero muy pocos se atreven a pronunciarse y actuar en consecuencia. Nos quieren echar a los católicos de nuestra propia casa, anatematizados como rígidos.

    Le gusta a 1 persona

  4. L’ORIGINE DEL MALE
    Libro sulla gnosi: “l’eresia delle eresie” nella Chiesa
    VITA E BIOETICA07-07-2018
    Preoccupa che ora la riflessione sull’eresia venga spostata dai contenuti erronei della dottrina alle “intenzioni”, come vuole la gnosi che è riuscita anche a fare in modo che di eresia nella Chiesa non si parli più. La gnosi cercò di colpire fin da subito la fede cristiana, ma allora fu combattuta. E oggi?

    È in libreria il nuovo libro di Stefano Fontana “Chiesa gnostica e secolarizzazione. L’antica eresia e la disgregazione della fede” (Fede & Cultura, Verona 2018). Anticipiamo, per gentile concessione dell’Editore, un ampio brano della Introduzione dal titolo “La Gnosi, lacerazione di Cristo, lacerazione dell’uomo”.
    La Gnosi è un’eresia e le eresie sono sempre una lacerazione della realtà e della verità di Cristo. L’eresia è un fatto drammatico. Preoccupa che oggi essa venga intesa come un contributo al dibattito teologico o, addirittura, come lo stimolo dialettico utile a far procedere la vita della Chiesa. Questa concezione dell’eresia come polo dialettico di un processo di sviluppo positivo – e quindi positiva essa stessa pur nella sua negatività dialettica – è una visione gnostica. Preoccupa anche che oggi la riflessione sull’eresia venga spostata dai contenuti erronei della dottrina eretica alle “intenzioni” dell’eresiarca. Anche questa separazione tra il contenuto e la forma, la realtà e la coscienza, l’oggetto e il soggetto deriva dalla Gnosi.
    La Gnosi è un’eresia che confonde le idee sull’eresia, è un’eresia ingannevole che influenza negativamente l’intero processo di distinzione/separazione tra verità ed errore. Per questo la Gnosi è “l’eresia di tutte le eresie”, come ebbe a dire Pio X a proposito del modernismo, che era ed è eresia gnostica. La Gnosi è camaleontica e sfaccettata, si presenta in modi diversi e così penetra più a fondo, spesso inavvertita. Dissimulando la sua pericolosità, viene accolta per quello che non è. E’ riuscita anche a fare in modo che di eresia nella Chiesa non si parli più.
    La Gnosi cercò di colpire fin da subito la fede cristiana. É di origine orientale e sincretistica, ma con Marcione e Pelagio divenne un’eresia cristiana. Essa nega la creazione, l’incarnazione, la salvezza come opera della grazia che purifica la natura. Contro la Gnosi manichea combatterono Sant’Ireneo e Sant’Agostino, contro la Gnosi catara lottarono i Domenicani con la santità e la predicazione e i Crociati di Simone de Montfort con la spada, contro la Gnosi dell’aristotelismo eterodosso combatté San Tommaso d’Aquino con la retta filosofia e la retta teologia, contro quella degli Spirituali e di Gioacchino da Fiore combatté San Bonaventura, contro quella modernista Pio X e il cardinale Merry del Val. Oggi chi combatte contro di essa?
    La Gnosi pone la salvezza dell’uomo nelle mani dell’uomo, che si salverebbe conoscendo qualcosa o facendo qualcosa. Il peccato originale è l’archetipo di ogni Gnosticismo. Il progressismo, il positivismo, il socialismo e il marxismo sono forme di Gnosi, come anche la teoria del gender e il trans-umanesimo. Laddove l’uomo pretende di darsi la salvezza lì si esprime lo Gnosticismo. E’ il peccato originale che si rinnova. Secondo la Gnosi esistono due divinità, del bene e del male. Marcione contrapponeva il Dio del Vecchio Testamento al Dio del Nuovo, il primo legislatore e vendicatore e il secondo clemente e misericordioso. Quando si contrappone la Legge antica alla Legge nuova, il Decalogo alle Beatitudini, è alla Gnosi che ci si riferisce. Così quando si contrappone il Cristo della storia al Cristo della fede. Il protestantesimo contiene questa dilacerazione nel proprio cuore. Sono aspetti gnostici sia la demitizzazione che la de-ellenizzazione del cristianesimo, ambedue di origine protestante. Demitizzazione significa negare il Cristo della storia, considerando i racconti evangelici come dei miti, fino a non ritenere necessaria per la fede nemmeno l’esistenza di Gesù. De-ellenizzazione significa la separazione del cristianesimo dalla filosofia greca, ossia dalla ragione che conosce il reale per via naturale. Anche questo è un effetto della dottrina delle due divinità, il Dio del male parlerebbe alla ragione, il Dio buono parlerebbe al cuore, il primo sarebbe il Logos e il secondo la Caritas. Tra i due ci sarebbe incompatibilità e bisognerebbe liberare la fede dalla ragione e la carità dalla verità.
    Quando sentiamo parlare di misericordia senza giustizia o di amore senza verità, notiamo gli echi di queste visioni gnostiche. Quando qualche vescovo afferma che sullo statuto dell’embrione e del feto la fede non ha niente da dire perché si tratterebbe di una questione filosofica, o quando qualche altro afferma che un giudizio sulla pillola (abortiva) dei cinque giorni dopo deve pronunciarsi la scienza e non la fede, siamo chiaramente in ambito gnostico di lacerazione della verità e della realtà.
    Secondo la Gnosi la materia è male. Anche la creazione e la procreazione umana sono quindi dei mali. La Gnosi – soprattutto nella forma del Catarismo – celebra la sessualità sterile e quindi il rapporto omosessuale. Anche oggi si celebra la sessualità sterile, in ossequio alla Gnosi perenne, mente si penalizza e si denigra la sessualità fertile. La contraccezione, l’aborto, la fecondazione artificiale e l’utero in affitto dipendono da questa concezione della materia, e quindi della natura creata e del corpo, come cose strumentali prive di un messaggio per noi. Per lo gnostico è possibile gestire il corpo come uno strumento di un piacere dissoluto e nello stesso tempo salvarsi perché la materia è altra cosa dallo spirito e questo può rimanere puro anche nella sozzura.
    La denatalità programmata politicamente, l’impegno concorde degli organismi internazionali per la crescita zero o sotto zero; la convergenza dei grandi centri di capitale, delle Corti internazionali di giustizia e dei poteri politici transnazionali nell’imporre l’aborto come diritto, la sterilizzazione, la distruzione degli embrioni umani; la programmazione della sostituzione di interi popoli mediante l’immigrazione; il proposito di superare le religioni confessionali per approdare ad un’unica religione mondiale di tipo sincretistico o genericamente umanistico secondo il progetto massonico; la persecuzione del cristianesimo e specialmente del cattolicesimo stretto nell’angolo tra rivendicazione della propria identità e sottomissione al mondo…sono aspetti macroscopici e planetari della Gnosi contemporanea che osservatori come Michel Schooyans, Marguerite Peeters, Gabriele Kuby, Riccardo Cascioli ci hanno bene illustrato e come i Rapporti annuali sulla Dottrina sociale della Chiesa nel mondo dell’Osservatorio Cardinale Van Thuân altrettanto bene documentano.
    Si tratta del “nuovo disordine mondiale” o, come anche viene chiamato, “la società aperta”. Lo sdoganamento dell’omosessualità anche in ambito cattolico, il fatto che l’esercizio della sessualità fuori del matrimonio non faccia più specie o che per oltre il 70 per cento dei cattolici la masturbazione non sia più da considerarsi un peccato, sono effetti della lunga influenza dello Gnosticismo. Quando si pensa di poter essere spiritualmente salvi pur contribuendo a leggi e politiche contro la legge di natura si dissocia Cristo creatore da Cristo redentore come vuole lo Gnosticismo.
    img
    Stefano Fontana

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: