Vicente Montesinos

 

 

Angelelli oficia una Misa Montonera_thumb[1]
Angelelli oficia una “Misa Montonera”

 

No voy a empezar más artículos diciendo… Una nueva de… La última de… Otra más… Porque ya me canso… Para eso tenemos la sección el “Armen Lío”, de cada día; y aquí voy a limitarme a exponer los hechos y mis opiniones. Porque es cierto que un lenguaje tan repetitivo puede convertirse en cansino, cuando la realidad te obliga a utilizarlo todos los santos días, y a todas las santas horas. Porque lo de esta Iglesia en salida no para… en salida de la verdad y del Evangelio, claro…

Hemos conocido el decreto de beatificación de Monseñor Enrique Angelelli. Lo de ser beatificado o canonizado, en este pontificado, empieza a ser una “profesión de alto riesgo”, perdónenme la vulgaridad. Porque vamos, parece que Bergoglio rebusque los “beatos” y “santos” a conciencia para acabar con la fe en los Santos y Santas de Dios. ¡Tantos y tantas! ¡Tan ejemplares para nosotros! ¡Tan milimétricamente y fielmente estudiados y llevados a los altares hasta hace poco!

La beatificación viene además justificada por su “martirio”. Pues bien, esta mentira y esta manipulación no pueden servir para “llevar un alma” a los altares. Entre otras cosas porque Angelleli no es mártir, y ello porque no murió por odio a la fe, ni entregando su vida por Cristo, sino en un accidente de coche.

Ello está atestiguado por al menos seis testimonios; que hayan dado la cara, y de personas apolíticas, además de por muchas otras personas que conocen de sobra este hecho, sin haber salido a la palestra.

Pero en todo caso, e independientemente de la causa de la muerte, es evidente que Angelelli, que en paz descanse, no dio su vida por el Evangelio. Entre otras cosas porque basta estudiar mínimamente el devenir de su existir, para comprender porque ello resultaba del todo imposible.

Monseñor Angelelli fue uno de los pilares de la presunta “revolución” que introdujo hasta los tuétanos el marxismo en la Iglesia argentina… Marxismo del que han bebido muchos sacerdotes, y… muchos obispos. De hecho hubo quien se atrevió a denunciar estos desmanes, dirigidos desde La Rioja; como el propio Carlos Sacheri, quien además, fue asesinado por ello. Luego Sachero sí que es, sin ir más lejos, un mártir. Aunque Bergoglio no lo beatificará. No tengan la menor duda.

No hace falta que expliquemos aquí como este grupo de obispos y sacerdotes utilizaron, para variar, a los “pobres”, para llevar a cabo su revolución marxista, y sus predicaciones sirvieron como munición constante para la violencia y el asesinato, poniendo a la Iglesia al servicio del marxismo.

Ni recordar las misas celebradas por el Obispo para los terroristas Montoneros.

El decreto firmado por Francisco “reconoce” el martirio de Angelelli, así como de tres de sus colaboradores; los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, y el seglar Pedernera.

En primer lugar, está por probar que fueran asesinados, lo cual en el caso del Obispo está más que probado que no fue así.  Y aunque así fuera, habría que probar que la muerte se llevó a cabo “per odium fidei”.

Extender el odium fidei a los posicionamientos políticos de las víctimas, nos lleva demasiado lejos, y por supuesto, fuera de los cauces de la beatificación para la Iglesia. Los asesinatos, en el caso de que se hubieran producido, serían, por supuesto, execrables, pero no por ello causa de beatificación.

Para forzar esta beatificación, que es lo que se ha hecho, hubiera sido más honesto incoar un proceso basado en las virtudes del Prelado y de sus colaboradores… Y ello para Francisco, en esta Iglesia “en salida”, pro marxista, y arreglada con los intereses del NOM, no hubiera sido difícil de cocinar… Se lo aseguro.

Quedo pues a la espera de que alguien me explique la beatificación de Angelelli, a quien en La Rioja conocían por “Satanelli”… No sabemos porqué…

 

P.D: A lo mejor Tucho, una vez tome posesión el próximo sábado, y  recién llegado de Roma, puede darnos una explicación…

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.
.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios