Vicente Montesinos

 

 

papa_francisco_46

 

 

Llevamos mucho tiempo informando del Caso Alfie Evans. Hemos ido contando su sentencia de muerte, la lucha ejemplar de sus padres, los recursos judiciales, las esperanzas, las nuevas caídas, los intentos, la lucha…, y sobre todo, el silencio de todas las instituciones, civiles y religiosas ante esta barbarie, que en el caso de la Iglesia Católica, y lo digo con vergüenza, es más que silencio, ya que Monseñor Paglia, quien preside, paradojas de este Pontificado, la Academia Pontificia para la Vida, ha justificado de forma clara esta muerte atroz, perpetrada, ya no sólo contra el derecho a la vida, que es divino, sino contra la propia voluntad de los padres del niño, lo cual es inaudito, y contra el propio Alfie, porque lo que es evidente es, que este valiente soldadito, se resiste a que lo ejecuten.

Todo parece llegar a su fin; y los hechos que envuelven a la ejecución son terribles… Unos hospitales que esperan que llegue el niño para curarlo, un Estado (¡ay, Imperio Británico!) que se lo quita a sus padres, lo secuestra y decide que debe de morir; unos padres que siguen en la lucha y disponen el traslado de Alfie para llevárselo hacia la esperanza de vivir (recordamos que en las últimas horas los señores Evans han dispuesto todos los medios para sacar a Alfie del cadalso que es el Hospital británico que lo acoge mientras lo mata); y unas fuerzas de seguridad que… por “orden de Su Majestad”… ¡impiden salvar al niño, y les bloquean la salida!

Entre tanto, parece que los verdugos descansan en fin de semana, y alargan la agonía hasta el lunes…

Y muchas más cosas que les contaría, y que hemos podido conocer en Adoración y Liberación, pero que sólo abundarían en el dolor, y no aportarían más calificativos negativos a lo que está sucediendo, porque sencillamente, es insuperable.

Esto es un secuestro de un niño arrebatado a sus padres.

Estas son unas coacciones tremendas impidiendo a unos padres llevarse a su pequeño a curar.

Esto es un ASESINATO, llevado a cabo por el anglicano imperio británico, con la católica bendición apostólica.

Así de duro. Así de claro.

En breve les damos cuenta de acciones que vamos a promover.

Porque hasta el cielo no paramos…

¡Que Dios les bendiga!

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que ¡Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Anuncios