Gloriosa Santa Clara de Asís,

por aquella fe inquebrantable

que te hizo servirte de las cosas terrenas

buscando las del cielo,

por aquella esperanza firme

con que venciste todas las dificultades

que se oponían a tu santificación,

por aquella caridad pura y ardiente

que te movió en todo los momentos

de la vida,

yo te suplico con humilde confianza

que intercedas ante Dios

y me obtengas su favor en lo que te pido

(hágase la petición)

y esperanza firme y caridad ardiente

para con Dios y el prójimo.

 

Padre nuestro, Ave María y Gloria.

 

Amén.

Anuncios