El Vaticano ha violado el Código de Nuremberg. Y es cómplice de las muertes por el suero

Una autoridad destacada en materia de COVID-19 ha pedido al Vaticano que abandone inmediatamente su apoyo y sus obligaciones en materia de vacunas, advirtiendo de que su posición al respecto le hace cómplice de las muertes causadas por las vacunas y viola un código crítico de bioética.

2 2.469

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

 

Queridos hermanos de Adoración y Liberación.

Nos parece oportuno ofrecer a su atención algunos extractos de esta entrevista, realizada por Edward Pentin al Dr. Pete McCullough, una autoridad mundial en el campo del Sars-Cov 2; y que ha puesto sobre realce nuestro querido hermano Marco Tosatti.

Santa lectura

Vicente Montesinos

 

 

El doctor Peter McCullough, internista, cardiólogo y epidemiólogo afincado en Dallas, que cuenta con 54 publicaciones revisadas por expertos sobre el COVID-19 y que ha testificado ante el Senado de Estados Unidos sobre la respuesta a la pandemia, también pidió al Vaticano que “inicie inmediatamente una campaña de interés público sobre las lesiones y las muertes causadas por las vacunas”.

Hablando por teléfono el 11 de febrero, fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, dijo que cree que el Vaticano ya tendrá que “rendir cuentas por los cientos de miles de vidas perdidas a causa de las vacunas en todo el mundo”, porque ha violado el Código de Nuremberg, un conjunto de principios éticos que excluyen cualquier presión, coacción o amenaza de represalias para cualquier tratamiento médico, especialmente si es nuevo y experimental.

El especialista estadounidense se ha ofrecido a asesorar al Papa sobre las vacunas en el futuro.

Metodista, McCullough dijo que se sintió obligado a hablar porque considera que la pérdida de vidas a causa de las vacunas y sus efectos negativos es inaceptable, y que los que no se resisten son cómplices de un crimen. “No puedo quedarme de brazos cruzados, mirando que esto ocurra sin hablar”, dijo. “No veo cómo algún cristiano puede hacer eso”.

A pesar de la enseñanza del Vaticano de que la vacunación “no es, por regla general, una obligación moral y que, por tanto, debe ser voluntaria”, ahora (la Santa Sede) impone a todos los empleados y visitantes -excepto a los que asisten a las liturgias y audiencias papales- que estén totalmente vacunados o se hayan recuperado recientemente del virus para poder entrar en el territorio del Vaticano.

El papa Francisco ha sido también uno de los principales defensores globales de las vacunas COVID-19, calificando la vacunación como “un acto de amor” y una “obligación moral”, e instando con frecuencia a una distribución justa de la vacuna en todo el mundo, especialmente entre los más pobres. El año pasado mantuvo dos reuniones secretas con Albert Bourla, director general de Pfizer, que tiene un contrato con el Vaticano para distribuir su vacuna COVID-19.

El apoyo de Francisco a las vacunas se ha utilizado también para hacer frente a las exenciones religiosas en otros países, la más reciente en una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, que el viernes pasado defendió la vacunación obligatoria para los profesores de las escuelas públicas en la ciudad de Nueva York.

 

 

Este es el pasaje que habla de la peligrosidad del suero:

El número de muertes que se considerarían raras, y con las que tenemos que convivir, que pueden ocurrir debido a circunstancias muy insólitas, como una reacción alérgica, sería de unas 150 al año. Así que nuestro Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas [Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS)] registra cada año alrededor de 150 muertes para todos los años hasta 2021.

Lo que ocurrió en 2021 es que el 22 de enero ya habíamos alcanzado los 182 muertos, ya había 30 muertos de más. Y mirando hacia atrás, si hubiéramos tenido un adecuado comité de supervisión de la seguridad de los datos y comités de ética humana adecuados que examinaran esto, habríamos detenido el programa estadounidense en febrero y habríamos dicho: “Escuchen, hay demasiadas muertes”.

Ahora, mientras estamos sentados aquí hoy, estamos en más de 21.000 muertes en el mismo sistema. Por lo que te digo, raro sería 150 por todas las vacunas juntas, y 50 por producto. Por lo general, si en un medicamento hay cinco muertes inexplicables en un plazo de 30 días, se le aplica una advertencia con recuadro negro [la advertencia más estricta de la FDA para los medicamentos comercializados, que advierte al público y a los profesionales sanitarios de efectos secundarios graves, como lesiones o muertes]. Si hay 50 muertes en un plazo de 30 días, independientemente de la causalidad -porque nunca podemos evaluar realmente la causalidad, sólo si ocurre temporalmente-, si llegamos a 50 muertes, el producto queda fuera del mercado.

Mientras estamos sentados aquí hoy, estamos en 21.000 muertes en nuestro sistema de informes de seguridad de vacunas de los CDC. Por eso te digo que en ningún caso la muerte puede considerarse rara. Ahora bien, la forma correcta de describirlo es que se trata del producto biológico más peligroso y mortal jamás utilizado en la historia de la humanidad, y punto.

 

A continuación, McCullough explica los criterios que se utilizan normalmente para evaluar un medicamento y concluye:

Así hemos satisfecho los principios de causalidad de Bradford Hill, y por eso les digo sin ninguna duda que las vacunas están causando la pérdida de vidas y no es algo raro. Y por eso, a causa de esto, todo el mundo protesta contra estas vacunas y se ven estas protestas en todo el mundo. Nadie quiere inyectarse estas vacunas. Ahora se han hecho obligatorias. La gente tiene miedo de perder la vida con la vacuna. En consecuencia, se trata de la supervivencia humana.

 

Sin embargo, aquí resalta la reacción de muchas personas ante el suero:

Pienso que el día de mañana, si lo pusieran en el libre mercado y dijeran: “Oiga, tiene que pagar para vacunarse”, nadie compraría estas vacunas. Pienso que si sólo se ofrecieran en forma optativa, no creo que nadie se vacunaría. De hecho, cuando fueron opcionales en abril, nadie las tomó. Se corrió la voz de que las vacunas eran peligrosas, la gente empezó a ver morir a sus familiares, y por eso la gente no se vacunó. Así que no necesitamos muchos datos. El verano pasado se hizo una encuesta informal en Internet por Twitter y se preguntó: “¿Conoces a alguien que haya muerto después de vacunarse?”. La respuesta fue alrededor del 12%. Es suficiente. Es suficiente.

La gente habla en la iglesia y en las redes sociales de que las personas que han perdido familiares. Todos saben que nadie quiere estas vacunas. Este es el motivo por el que están protestando. Por eso la gente deja su trabajo. Los mandatos de las vacunas están llevando a la gente a ponerse una inyección y no saben si van a morir o no. No saben, en cierto modo, si han cometido su acto fatal.

No se puede subestimar lo crítico que es esto.

 

 

Y aquí se desmiente el eslogan repetido ad nauseam de que el suero habría salvado vidas:

Bueno, estas son suposiciones. La primera suposición falsa es que las vacunas protegen contra la mortalidad por COVID, cosa que no hacen. Ni un solo ensayo aleatorio lo ha demostrado. A continuación, se hace la siguiente suposición falsa: que el COVID-19 en sí mismo es incurable y que vamos a dejar que todos mueran con el COVID-19. Y luego se ponen en el análisis todas estas falsas suposiciones y se dice: “Bueno, caramba, las vacunas han salvado cientos de millones de vidas”. Es toda una serie de suposiciones falsas. Parece que las vacunas no han detenido en absoluto el COVID. No han reducido en absoluto la mortalidad por COVID. Ya hemos examinado los datos de hospitalización. En todos los casos en los que hemos analizado la hospitalización, no se han detenido las hospitalizaciones. Nunca han detenido las hospitalizaciones en ensayos aleatorios, no lo hacen de forma observacional, pero las vacunas han causado realmente una pérdida masiva de vidas, lesiones y discapacidades permanentes. Ahí es donde estamos realmente ahora.

 

 

Y sobre el Vaticano, la opinión de Pete McCullough es extremadamente clara y severa:

El Vaticano debería abandonar todas las obligaciones, todas las restricciones y todas las defensas o preocupaciones sobre las vacunas: El Vaticano debería iniciar inmediatamente una campaña de interés público sobre las lesiones y las muertes causadas por las vacunas. Debería disculparse formalmente por haber adoptado una posición sobre las vacunas que ha sido perjudicial y deberían rendir cuentas por los posibles cientos de miles de vidas perdidas a causa de las vacunas en todo el mundo, porque el Vaticano ha violado lo que se llama el Código de Nuremberg: el Vaticano ha violado un código crítico de bioética y debe reconocerlo inmediatamente. Debe disculparse inmediatamente por este grave error que han cometido. El Código de Nuremberg establece que nadie, bajo ninguna circunstancia, debe ejercer presión, coacción o amenaza de represalia por cualquier tratamiento o procedimiento médico que se realice, y en particular cuando el procedimiento es nuevo, está en fase de investigación, es experimental y no se conocen los resultados.

Acabo de decirle que se trata de material genético inyectado en el cuerpo humano, y no tenemos ni idea de cuánto tiempo durará ni cuán grandes serán las lesiones. Parecen catastróficos sólo en la visión inicial de esto. El Vaticano debe invertir su posición. Deben escuchar a las personas con autoridad, incluido yo, inmediatamente. Y estoy feliz de hablar directamente con el Papa. Esto no es un problema de falta de educación. El Vaticano y todos los líderes religiosos tienen toda la información que pueden obtener. Estos sistemas son sistemas abiertos. Un grupo francés dijo en marzo de 2021: “Cierren el programa, no es seguro”. El documento que publiqué con [Roxana] Bruno y sus colegas, un documento mundial que incluyó a Europa, imploraba a todos los gobiernos que instalaran comisiones de seguridad y comenzaran a revisar los datos de seguridad. Un grupo consultivo basado en la evidencia en el Reino Unido en junio de 2021 informó oficialmente a la MHRA y dijo: “cierren el programa”. Hemos recibido peticiones que pedían que se cerrara el programa. Esto no es un problema de falta de educación: es un problema de complicidad. Pasará a la historia que el Vaticano es cómplice por la pérdida masiva de vidas mediante inyecciones.

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

2 comentarios
  1. Juan P FS says

    Muy interesante el informe/explicación y ojala y pare el Vaticano de seguir en este juego sucio de las “vacunas”.. Pero solo una situación, no se que tan factible sea que pudieran poner las ligas donde se haga referencia a la información que aquí se está compartiendo, por que muchos pueden decir que solo son palabras, pero con ligas ya sea a videos, audios, otras noticias, pues se puede uno amparar para decir que todo esto es correcto.

  2. Alberto Ramón Althaus says

    La tentación de Satanás
    La tentación de Satanás es “seréis como dioses conocedores del bien y del mal” está relacionada a la negativa de la creatura de aceptar su naturaleza y de aceptar un Creador.
    El hombre que no quiere ser creatura y no quiere un Creador; no acepta su naturaleza y se rebela contra la naturaleza y contra Dios.
    Por eso el pecado original desordenó la naturaleza del hombre y lo privó de la gracia de Dios.
    La tentación de Satanás empieza con Eva y no con Adán.
    Adán solo se le presentó al demonio como un ser desconocido, no sabía cómo tentarlo.
    Eva está con respecto a Adán en análoga posición a la que los ángeles están con respecto a Dios.
    Adán es cabeza de la familia y Eva ocupa el lugar de colaboradora pero la dirección en la familia pertenece a Adán.
    Cuando aparece Eva en escena el demonio sabe a quién tentar y Eva no sólo se rebela contra su naturaleza y contra Dios sino contra Adán y su posición en la familia.
    Adán se queja con Dios diciendo: “la mujer que me diste no me sirve” o me gobierna con lo que afirma, sin reconocer, que no ha actuado como hombre y que Eva ha ocupado el lugar de Adán al tentarlo pero se queja con Dios de un pecado que es sólo suyo con lo que vuelva a ser injusto con Dios a no arrepentirse ni pedir perdón ni intentar enmendar nada.
    Eva es la que tienta a Adán y éste accede a la tentación por lo que pecan en comunidad contra Dios.
    A partir de allí no solamente está herida la naturaleza humana, o sea, caída sino que está herido el matrimonio y la unión de Adán y Eva en la cual habrá discordia por el poder, la mujer querrá ser cabeza y el hombre se dejará o no dominar.
    Habrá discordia en la familia y en el matrimonio.
    El feminismo nos recuerda esta rebelión de la mujer en contra de la familia a la que se suma el hombre feminista que promueve otro “orden”, institución y moral distintos al natural y establecidos por Dios que en realidad son un desorden, una institución anárquica y una inmoralidad.
    El matrimonio, como institución humana por todo lo señalado no sólo es imperfecta y llena de conflictos y problemas en los individuos que la forman y en la misma convivencia sino que estará transida de pecado o de gracia según la decisión de ambos esposos y la voluntad de Dios y según la cultura de la muerte o la cultura cristiana que impere en la sociedad.
    En el matrimonio y en la convivencia si bien la gracia viene a eliminar los pecados y a elevar la naturaleza humana de sus integrantes para que puedan cumplir como esposos los mandamientos de Dios pero aunque ambos esposos sean santos no podrán ser inmaculados como María y sin pecado como Cristo y estarán en conflictos y caerán en pecados veniales y serán tentados y tendrán distintos desórdenes que dará a sus vidas mayor o menor felicidad e infelicidad.
    Esta situación no puede remediarse más que por la gracia de Dios y en la medida en que los cónyuges sean santos.
    Con lo que por ello los discípulos al conocer la indisolubilidad del vínculo afirmaron que era mejor no casarse y Cristo dijo que “esa doctrina no es para todos”.
    La mujer consagrada a Cristo, la religiosa, dentro de la Iglesia es propiamente esposa de Cristo de forma análoga, salvando las distancias, el alma es esposa de Cristo y la Iglesia es Esposa de Cristo, pero el lugar de la religiosa no es ser cabeza de la Iglesia y no puede ser sacerdote por la sencilla razón de que la esposa no puede ocupar el lugar del Esposo sin rebelión contra su propia naturaleza y contra Dios.
    De manera propia la religiosa dentro de la Iglesia debe imitar las virtudes de María, debe ser imitación de María, otra María y como está injerta en Cristo puede decirse de manera impropia que es otro Cristo o que debe imitar a Cristo.
    El religioso y el sacerdote dentro de la Iglesia es propiamente esposo de la Iglesia y debe ser otro Cristo o imitación de Cristo y por ello ocupa un lugar de cabeza y jerarquía en la Iglesia que es Mujer, Madre y Esposa.
    De manera impropia el sacerdote dentro de la Iglesia debe imitar las virtudes de María, debe imitar a María pero si se niega a ser otro Cristo en la santa Misa y propone que ese lugar sea ocupado por la mujer lo que hace es rebelarse contra Dios y contra el orden establecido por Dios. Lo que se llama una revolución, inversión o reforma herética.
    En la santa Misa el sacerdote es propiamente Cristo quién dice las palabras “este es mi Cuerpo” y no puede ser dicha más que por un varón porque Cristo es varón y Cabeza de la Iglesia que es Mujer, Esposa y Madre.
    Por todo lo señalado hasta el fin de los tiempos y hasta la muerte la vida del hombre, de la mujer y de la familia serán complicadas y difíciles en un valle de lágrimas y ello no puede solucionarlo ni el derecho, ni la educación, ni la política, ni ningún gnosticismo que nos quiera engañar con la construcción del paraíso en la tierra.
    No se resuelve nada con igualar jurídica, mediática y culturalmente el hombre y a la mujer dentro de la familia, muy por el contrario de esa manera se promueve una anarquía, no hay institución humana que pueda sobrevivir con dos cabezas o dos gobernantes, es necesario, natural y ordenado por Dios que ante la imposibilidad de llegar a consensos en ciertos temas y ante la existencia de disensos el hombre deba tomar la decisión, que en esos casos el hombre ordene y la mujer obedezca. Esta es la verdad y no hay otra.
    La anarquía propiciada dentro de la familia por la masonería cabalística, el NOM y los gobiernos a través de la igualdad de la patria potestad del hombre y de la mujer lo que ha generado es el divorcio, la destrucción de la célula de la sociedad que es la familia con la destrucción de la moral de la sociedad. Este es un error buscado.
    Hoy lo que vemos en muchos hogares de occidente son poliandrias, o sea, mujeres solas proletarias que van pasando con su prole de varón en varón y ni siquiera se trata de la poligamia del islam. La indefensión, la injusticia y la soledad que todo esto ha generado en la mujer ha llevado a muchas de ellas al incremento del odio hacia el varón y a radicalizar su feminismo, incapaces de comprender la naturaleza de sus males que es de orden sobrenatural pero, también, cultural.
    El hombre también sufre frente a esta falta de institución del matrimonio y de la familia que algunos falazmente llaman “familia irregular”.
    Todo ello lo sufre como un fracaso y no se trata de una visión subjetiva (según enseña con falacia la psicología moderna) porque es un fracaso provocado por los impulsores de la cultura de la muerte que el varón no pueda tener una familia en el tiempo y que deba decidir no casarse para intentar evitar los conflictos que generan la destrucción jurídica, mediática y cultural de la familia, la imposibilidad de criar a sus hijos, etc.
    Por supuesto que la convivencia (llamada en otro tiempo concubinato y cuya expresión hoy está prohibida salvo para escritos científicos o explicaciones como la que llevamos a cabo) no es una solución y, ambos, varón y mujer sufren esta situación con angustia, infelicidad y odio que es dirigido hacia el otro género y no hacia los constructores de la falsa cultura de la muerte.
    Este odio promovido por la cultura de la muerte entre el hombre y la mujer lleva a muchos a buscar formas de convivencia y matrimonio con otra persona del mismo sexo, además, las personas del mismo sexo se entienden mejor y pueden ser amigos con más facilidad por lo que tienen en común. Por lo que la destrucción de la familia, el divorcio y la promoción del odio y de la guerra de los sexos están relacionados con la difusión de la ideología de género.
    Así como el hombre al negarse a aceptar a Dios ha producido lo que Nietzsche denominó la muerte de Dios y el asesinato de Dios, al no haber una naturaleza humana, una ley natural y un derecho natural ante el que responder, se comenzó a hablar de la muerte del hombre o del asesinato del hombre y ahora habría que agregar la muerte de la mujer y el asesinato de la mujer, todo ello significa que el hombre y la mujer son una construcción social y, por lo tanto, los gobiernos como encargados de ordenar la comunidad al bien común son los que deben decidir qué es el hombre y qué es la mujer, quién debe ser hombre y quién mujer, o mejor dicho, que es este ser inteligente que habita este planeta.
    La muerte y el asesinato de Dios y la muerte y el asesinato del hombre y la mujer fueron presentados y promovidos en términos optimistas y festivos como una distribución por parte de los poderosos de este mundo de verdades relativas o de juguete, de derechos y poderes igualados incluso con los animales, plantas, ríos y piedras; como la libertad absoluta de la persona sobre sí misma, lo que se denominó el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo.
    Esta libertad absoluta es acaparada por los gobernantes que no deben dar explicaciones de sus decisiones políticas y la distribución que hacen los gobiernos y los medios entre la población de verdades relativas o de juguete se transforma en un poder absoluto y en una libertad absoluta de los poderosos para imponer sus ideas de construcción de una nueva sociedad y de un nuevo orden mundial a las masas y a los individuos aislados e indefensos sin que ellos puedan oponerle ninguna verdad, bien o derecho absoluto.
    El aborto si es visto como un bien y un derecho exige obligaciones de parte de los ciudadanos, un derecho para unos es una obligación para otros, el derecho y la libertad absoluta de la mujer a dar muerte a su hijo sin nacer se transforma en obligación de los médicos de participar activamente en el aborto, en obligación de los educadores de enseñar el aborto como un bien y un derecho, en obligación de los medios de comunicación de difundir el aborto y promoverlo y en obligación de los ciudadanos de no discutir ni pensar diferente este tema. Se impone, entonces, desde el poder político una nueva moral que desconoce el derecho y la libertad de los que piensan diferente en el tema del aborto aunque sean mayorías democráticas se impone, entonces, la moral de la minoría, las mayorías pueden pensar diferente mientras no expresen esos pensamientos y, luego, serán adoctrinadas.
    En definitiva el aborto es utilizado por los poderosos para con libertad absoluta y poder absoluto hacer sus negocios y construir su sociedad y como el aborto es un bien y un derecho, el poderoso podrá imponer el aborto en el futuro a las mujeres que pasan al patriarcado de los gobiernos de este Mundo, el peor de los patriarcados que bajo la excusa del control de la población y la defensa de la ecología impondrá el aborto obligatorio.
    La eutanasia si es vista como un bien y derecho exige obligaciones de parte de los ciudadanos, un derecho para unos es una obligación para otros, el derecho y la libertad absoluta del hombre de pedir que se le de muerte se transforma en obligación de los médicos de participar activamente en esa muerte, de asesinar o “facilitar el suicidio”, en obligación de los educadores de enseñar que la eutanasia como un bien y un derecho, en obligación de los medios de comunicación de difundir la eutanasia y promoverla y en obligación de los ciudadanos de no discutir ni pensar diferente este tema.
    Se impone entonces desde el poder político una nueva moral que desconoce el derecho y la libertad de los que piensan diferente en el tema de la eutanasia aunque sean mayorías democráticas se impone una moral de las minorías de manera dogmática, los ciudadanos pueden pensar diferente mientras no expresen esos pensamientos y serán adoctrinados.
    En definitiva, la eutanasia es utilizada por los poderosos para con libertad absoluta y poder absoluto hacer sus negocios y construir su sociedad y como la eutanasia es un bien y un derecho; el poderoso podrá imponer la misma en el futuro incluso a los que deseen vivir sobre el bien mayor de la ecología y de la salvación del planeta, lo que indirectamente significa: reducción de la población mundial y control absoluto sobre la misma. Se promueve y se convence a los que no son útiles al sistema para que se sometan a esta limpieza.
    La Pachamama de Bergoglio y la Madre Tierra exigirán sacrificios humanos, entre ellos, el aborto y la eutanasia que serán obligatorios bajo la excusa de salvación del planeta serán argumentos utilizados para la reducción de la población y su control.
    La ideología de género si es vista como un bien y derecho exige obligaciones de parte de los ciudadanos, un derecho para unos es una obligación para otros, el derecho y la libertad absoluta del ser humano de hacer uso y abuso de su sexualidad se transforma en obligación de los médicos de participar activamente en el cambio de género, en obligación de los educadores de enseñar la ideología de género como un bien y un derecho y la única verdad, en obligación de los medios de comunicación de difundirla y promoverla y en obligación de los ciudadanos de no discutir ni pensar diferente este tema.
    Se impone, entonces, desde el poder político una nueva moral que desconoce el derecho y la libertad de los que piensan diferente en el tema de la ideología de género aunque sean mayorías democráticas se impone de manera coercitiva y coactiva la moral de las minorías, pueden los ciudadanos pensar diferente mientras no expresen esos pensamientos y serán mientras tanto adoctrinados por el Nuevo Hermano.
    En definitiva, la ideología de género es utilizada por los poderosos para con libertad absoluta y poder absoluto hacer sus negocios y construir su sociedad y como la ideología de género es un bien y un derecho el poderoso podrá imponer en el futuro conductas sexuales y matrimonios que no generen hijos, incluso, a los que piensen diferente sobre el bien mayor de la ecología y de la salvación del planeta lo que es una forma políticamente correcta de no mencionar el verdadero objetivo de la reducción de la población mundial y su control absoluto.
    Se promueve y se impone coercitiva y coactivamente a los niños y jóvenes prácticas e ideas sobre un sexo no reproductivo para que se sometan al sistema.
    La ideología de género ya es obligatoria para la población y fue impuesta desde arriba y no por mayorías democráticas, es obligatoria y pronto será impuesta de manera aún más coercitiva y coactiva para el control de la población.
    La ecología enseña que los animales, las plantas, las rocas y los ríos tienen derechos y son personas no humanas, un derecho para estos seres es una obligación para los seres humanos, los animales, las plantas, las rocas y los ríos se igualan en derechos a la persona humana, por ello el gobernante puede con libertad y poder absoluto y sin dar muchas explicaciones o argumentar disponer de la población como si fueran animales, plantas, rocas y ríos de manera bajo la excusa de la salvación del planeta y de la ecología lo que se encuentra es una reducción de los derechos del hombre a la condición de derechos de juguete que no pueden serles opuestos a los poderosos que en su libertad absoluta pueden decidir sobre los animales, plantas, ríos o rocas como sobre los hombres. Ecología es otra palabra políticamente correcta para encubrir las decisiones de control de la población y de reducción de la población mundial.
    Los médicos, militares, académicos, educadores y policías están obligados a participar de este esfuerzo por reducir la contaminación y salvar el planeta que significa reducir la población mundial y el consumo de la misma hasta los niveles arbitrarios que decidan los poderosos.
    Los educadores están obligados a enseñar que está bien y es una obligación del gobierno el control absoluto y la reducción de la población.
    Los medios de comunicación están obligados difundir estas ideas y promoverlas y los ciudadanos estarán obligados a no discutir ni pensar diferente en este tema se impone desde arriba una moral y un dogma diferente que no corresponde con el sentir de las mayorías que son adoctrinadas en el camino.
    Se impone, entonces, desde el poder político una nueva moral que desconoce el derecho y la libertad de los que piensan diferente en el tema del control y reducción de la población mundial aunque sean mayorías democráticas.
    En definitiva la ecología es utilizada por los poderosos para con libertad absoluta y poder absoluto hacer sus negocios y construir su sociedad y como la ecología es un bien y un derecho tan valioso como la vida humana y la vida de la comunidad, el poderoso podrá imponer en el futuro conductas que lleven al control y reducción de la población sobre el bien mayor de la ecología y de la salvación del planeta.
    La ecología ya es obligatoria, en muchos sentidos, para la población y fue impuesta desde arriba y no por mayorías democráticas.
    Todas estas ideas forman parte de la cultura de la muerte opuesta a la cultura de la vida y a la cultura católica y reproduce las ideas de la cábala y de la masonería de que existen hombres con alma divina que deben gobernar sobre los hombres con alma animal y deben gobernar a la población como si fueran animales.
    Todo esto sólo puede realizarse de manera eficiente desde un gobierno global que imponga unos pocos ricos y poderosos que deciden sobre grandes masas empobrecidas y controladas.
    Este es el último imperio del que habla Daniel y es el imperio que menciona como Bestia del Mar el Apocalipsis de San Juan, el mar es el terreno de la política. Sobre la base del Covid se ha obligado a la población mundial por distintos medios al uso de vacunas experimentales (no estamos contra las vacunas sino contra los remedios y vacunas experimentales que se imponen a la población sin responsabilidad de las farmacéuticas y de los gobiernos) todo lo que nos indica de manera clara que el gobierno global del NOM se verá representado pronto por el Anticristo y que Cristo vuelve pronto para destruirlo y restaurar todas las cosas creando nuevos Cielos y nuevas Tierras.
    Independiente de lo que cada uno pueda creer o aceptar de este artículo comentario es necesario señalar que es una necedad que las ovejas se preocupen por el derecho de los lobos, lo que quiero decir es que aquellos que apoyan una cultura de la muerte y todas las ramificaciones mencionadas le están haciendo el juego a los poderosos del Mundo.
    Estas personas se hacen las necias para pasarla bien pero este mentirse y mentir lleva a consecuencias no deseadas, cada mentira nos aleja de la verdad y de la realidad y nos hace entrar en la locura y en lo irracional.
    Toda esta falsa pandemia ha demostrado hasta que forma las masas están dispuestas a dejarse manejar y a sumarse a los poderosos del Mundo y seguirles el juego pero esto no se hace sin pérdida de racionalidad y de verdad por parte de las personas que se han vuelto más ignorantes y manejables. Las mentiras terminan creyéndose y el mentiroso termina creyendo que la mentira es un bien y por lo tanto algo que debe ser difundido y dicho. El hombre se vuelve esclavo de las mentiras y del pecado.
    Los romanos decían que había dos cosas que el derecho no podía hacer: que un hombre se convirtiera en mujer y que un caballo fuera senador pero los poderosos de este mundo carecen hoy de estas limitaciones con lo que estamos armando lo que será el peor imperio de todos con el mayor tirano, el Anticristo. Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: