MEDJUGORJE (Por Ángel Ortega)

3 167
SIGUENOS EN TELEGRAM
Ángel Ortega
Si hay un lugar en el mundo donde más se está construyendo en favor de nuestra Santa Iglesia, con celebraciones masivas de Misas, aglomeraciones de personas esperando ser perdonadas en Cristo Jesús a través de la Penitencia, oraciones en comunión con santos y devotos, unidad en la fe y Amor hacia el prójimo, ese es sin duda alguna Medjugorje, verdadero pulmón de la Iglesia y punto de encuentro para muchos fieles católicos.
Yo diría que, ahora mismo, ni el Vaticano le hace sombra y, tal vez, por esa pérdida de protagonismo que en este momento tiene, con la consiguiente pérdida de ingresos, nunca ha sido tratada como se merece.
No es una cuestión ni religiosa ni social sino económica, porque Bergoglio ha convertido la cúpula de san Pedro en cueva de bandidos.
Muy triste, de verdad, me siento muy triste de ver en qué han convertido la capital católica del mundo. Si hace muchos años era mi primer destino de viaje, ahora lo es Medjugorje. Lo siento. No le doy un sólo céntimo a la falsa iglesia del maligno.
Me llamarán como quieran llamarme, pero sólo el Señor dictará sobre mí la condena que me merezca. Nadie más que Él. A Dios gracias.
El verdadero destino de Medjugorje sólo el Hacedor lo sabe. Pero hay una frase que resuena a diario en el verdadero católico, guía personal y a la vez comunitaria, «Por sus frutos los conoceréis». Todo el que se precie de contribuir a la edificación del futuro Reino de Cristo en la Tierra, debe y deberá reconocer que Medjugorje es, a día de hoy, la Catedral más importante de todas, sin menospreciar al resto, por supuesto. Su árbol está cargado de frutos, lo estuvo y lo estará porque el verdadero creyente, a pesar de sus errores, seguirá contemplando, atónito, la luz que allí se desprende.
3 comentarios
  1. Carlos Encarnação says

    Señor Ángel Ortega

    «Si hay un lugar en el mundo donde más se está construyendo en favor de nuestra Santa Iglesia,… ese es sin duda alguna Medjugorje, verdadero pulmón de la Iglesia y punto de encuentro para muchos fieles católicos.».
    De verdad, señor Ortega?
    Yo lo pensaba así, también, pero hoy, no.
    Todo empezó con una alerta de Helga Saboia Bezerra y esa «bombshell» llamada ‘Tomislav Vlasic’:
    «MEDJUGORGE – POR QUE NÃO DEVEMOS ACREDITAR EM NESSAS APARIÇÕES» (https://www.youtube.com/watch?v=3G7d9H7FBlE)
    Después conocí «Medjugorje: Faithful or Fraudulent?» (https://www.youtube.com/watch?v=z5cWqQnyZRs) y la explicación de Donal Anthony Foley, un «scholar» de apariciones marianas.
    Y tantas las incongruidades de los videntes y de otros. Por ejemplo:
    «Dios conduce todas las religiones…» – Svetozar Krljevic O.F.M.; «Los creyentes de todas las religiones son aceptados por su Hijo.” – «vidente” Ivanka Ivankovic.
    Ver también: «Medjugorje: Condemned by Tradition» (https://www.virgosacrata.com/medjugorje.html)
    Lo siento !, señor Ortega, pero Medjugorje no me huele. Quizás, un catolicismo «new wave» y peligrosamente engañoso. Y CANTIDAD NO ES CALIDAD, no ?
    Hay que tener mucho cuidado en propagar publicamente ciertos temas, en estos días, porque el Inimigo hace sus trampas… además, muy bien hechas.
    Sí, por favor hable de Garabandal, muchas veces. Gracias !

    1. Adoración y Liberación says

      Gracias por su comentario, Don Carlos. Si el Señor Ortega lo desea, le responderá convenientemente. Un saludo en Cristo

      1. Ángel Ortega says

        Querido Carlos. No le voy a discutir su comentario porque cada uno tiene su opinión, fundada o no, pero propia opinión al fin y al cabo.

        Para millones de católicos, Medjugorje es un punto clave en el devenir del catolicismo del siglo XXI por una sencilla razón, nos vamos a quedar sin lugares de culto, nos vamos a quedar sin sagrarios, porque Jesús no se encarnará en la sagrada Eucaristía. Eso es lo que la Humanidad ha conseguido.

        Yo, soy más práctico, voy a la yugular, al epicentro desde donde se remueve nuestra madre Iglesia. Y qué me encuentro. Me encuentro con un vacío humano que hace que el espíritu de pereza me recorra de arriba a abajo, con personas sin poder de decisión,con obligaciones vaticanistas, con Fratelli Tutti a todo sermón y con la sensación de no encontrar lo que busco, a Jesús Resucitado.

        Ante este panorama, y a pesar de todo el bien que todavía se hace, cualquier lugar de referencia católica donde las personas allí reunidas compartan su espíritu en el amor y en la unidad del Cuerpo Místico de Dios, tendrá mi complacencia.

        Si, por la circunstancia que fuera, en lugar de a divina fragancia oliera a azufre pestilente, ¿no cree Carlos que se notaría? Yo, a Dios gracias, todavía no he sentido ese funesto aroma de muerte, y, para mí, es suficiente.

        Que Dios lo bendiga y la Reina de la Paz le cobije en su Santo Regazo.

        Ángel Ortega.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: