URGENTE MONSEÑOR VIGANÒ. EXCLUSIVA ESPAÑOL AyL: «La persecución a los buenos sacerdotes sucede mientras todos los fornicadores son promovidos por Bergoglio»

1 936

 

 

VÍDEO COMENTARIO DE VICENTE MONTESINOS

 

 

 

 

 

Con motivo del apoyo a la Coalición de los Sacerdotes Cancelados, que surge para ayudar a todos los consagrados perseguidos por Bergoglio y los suyos, solo por ser fieles a la Santa Tradición, Monseñor Viganò nos remite este comunicado, que con gozo les compartimos en exclusiva en español en Adoración y Liberación. 

Un comunicado en el queda claramente demostrada la injusticia de la campaña promovida contra Su Excelencia por todo el modernismo, e incluso por parte de un sector, supuestamente tradicional, que con una irresponsabilidad por la que deberá dar cuenta, intenta debilitar al único sucesor de los apostoles que esta llamando a lo que nos aflige por lo que es: a esta jerarquía corrupta, secta modernista, y a quien usurpa el Trono de Pedro, por su nombre: BERGOGLIO.

No se dejen engañar por los cantos de sirena de quienes intentan hacerles creer que Viganò reconoce al actual usurpador de la Silla de Pedro. Él, como nosotros, le llama por el único nombre que le pertenece: Jorge Mario Bergoglio.

No se dejen engañar por quienes mienten diciendo que Viganó ataca con estos comunicados a Su Santidad el Papa Benedicto XVI, y lean…

No les pase como al bueno de mi querido padre Minutella, a quien tanto admiro, y a quien han arrastrado a este campaña.

Viganò, como intentamos nosotros, lo único que hace es rendir tributo a la verdad y a lo obvio: todo este desmadre no nace de la nada, y Bergoglio no crece de la tierra como un champiñón. Recoge, magnifica y lleva a la máxima y más cruel expresión la tarea iniciada por el terrible conciliabulo Vaticano II.

¡Disfruten de este comunicado imperdible y que nos conforta en la fe; y santa lectura!

 

Vicente Montesinos

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

 

COALICIÓN DE SACERDOTES CANCELADOS

Dubuque, Iowa

septiembre 22, 2021

 

 

 

 

 

Queridos hermanos sacerdotes,

Queridos hermanos y hermanas:

 

No les digo nada que no sepan ya, cuando digo que la Iglesia de Cristo está atravesando una crisis muy grave, y que la Jerarquía Católica ha fracasado en las graves obligaciones de su misión apostólica y es en gran parte corrupta. Los orígenes de esta crisis y esta apostasía son ahora evidentes incluso para los más moderados. Han estado en haber querido alinear a la Iglesia con la mentalidad del mundo, cuyo príncipe, no lo olvidemos, es Satanás:  princeps mundi hujus  (Jn 12, 31).

 

Como católicos, sabemos y creemos que la Santa Iglesia es indefectible; es decir, que no puede ser vencida por las puertas del Infierno, a través de la promesa de Nuestro Señor:  portæ inferi non prævalebunt  (Mt 16, 18). Pero lo que vemos que sucede nos muestra la realidad de una situación terrible, en la que una parte corrupta de la Jerarquía – que yo llamo la iglesia profunda  en aras de la brevedad – se ha entregado totalmente al estado profundo. Es una traición que coloca a los pastores y a los niveles más altos de la Iglesia ante una responsabilidad moral muy grave y requiere  decisiones valientes por parte de sacerdotes y laicos que en otros momentos serían difíciles de adoptar y justificar. Nos enfrentamosa una guerra, a un enfrentamiento histórico, en el que nuestros generales no sólo no están dirigiendo al ejército para enfrentar al enemigo, sino que en realidad le están ordenando que se desprenda de sus armas y se rinda incondicionalmente, alejando a los soldados más valientes y castigando a los oficiales más leales. Todo el estado mayor de la Iglesia Católica se ha revelado aliado con el enemigo y es en sí mismo un enemigo de aquellos a quienes debería estar defendiendo: enemigo de Cristo  y de aquellos que se glorian en servir bajo Su bandera.

 

¿Cómo podemos entender, a la luz de la Revelación, esta situación que es tremenda y única en toda la historia de la Iglesia? Debemos tener ante todo una mirada sobrenatural, con la que comprender que los acontecimientos actuales están permitidos por Dios, y que en cualquier caso nunca lograrán vencer a la Iglesia. La gran apostasía ha sido predicha en las Sagradas Escrituras y no debe pillarnos desprevenidos. Iluminados por las palabras del Apocalipsis de San Juan y por las revelaciones privadas aprobadas, podemos entender que los últimos tiempos son necesarios para separar finalmente el trigo de las malezas, permitiéndonos reconocer quién está con Cristo y quién está en contra de Él. Asimismo, debemos comprender que las tribulaciones que nos encontramos son también el justo castigo a las durante décadas –me atrevo a decir siglos– infidelidades de católicos y parte de la Jerarquía: infidelidades privadas y públicas, enraizadas en el respeto humano, en el temor, en las desviaciones morales y doctrinales, y en los compromisos con la mentalidad secular y con los enemigos de Nuestro Señor. Si consideramos que  la Revolución Francesa fue el castigo de Dios por el fracaso de Luis XIV para consagrarle la insignia del Reino, entendemos bien las consecuencias de la desobediencia del Rey de Francia para el futuro de Europa.

 

 

Recordemos el mensaje que Nuestro Señor confió a Saint  Marguerite  Marie  Alacoque en 1689, con la tarea de transmitirlo al Rey de Francia Luis XIV:

 

Hagan saber al hijo mayor de Mi Sagrado Corazón, que así como su nacimiento temporal fue obtenido gracias a la devoción a los méritos de Mi Santa Infancia, así su nacimiento a la gracia y la gloria eterna se obtendrá por medio de la consagración que hará de sí mismo a Mi Adorable Corazón, que desea triunfar sobre su corazón,  y por medio de esto, sobre los corazones de los grandes de la tierra.

 

El Sagrado Corazón quiere reinar en su palacio, para ser representado en sus estandas y grabado en sus brazos, para hacerlo victorioso sobre todos sus enemigos, poniendo a sus orgullosos y altivos enemigos a sus pies, para que triunfe sobre todos los enemigos de la Iglesia.

 

El Sagrado Corazón desea entrar con pompa y magnificencia en los palacios de príncipes y reyes, para ser honrado hoy tanto como fue indignado, humillado y despreciado durante su Pasión. Desea ver a los grandes de la tierra bajados y humillados a sus pies, tal como fue aniquilado.

 

Pero si hace más de tres siglos la desobediencia de quienes gobernaban los asuntos públicos merecía el severo castigo del Rey de reyes, imaginemos qué calamidades  puede haber provocado la desobediencia de quienes gobiernan la Iglesia. Así, si con la Revolución Francesa  la sociedad civil expulsó al Rey Universal de Su Divino Señorío para usurparlo y difundir los errores del Liberalismo y el Socialismo, con la revolución conciliar los Papas y Obispos quitaron la triple corona de la Cabeza del Cuerpo Místico y De Su Vicario, haciendo de la Iglesia de Cristo una especie de república parlamentaria en nombre de la colegialidad y la sinodalidad. Tomemos nota de ello: Nuestro Señor Jesucristo no sólo ya no es reconocido como Soberano de las naciones. Ahora ni siquiera es reconocido como Soberano de Su Iglesia, en la que la meta de la gloria de Dios y la salvación de las almas ha sido reemplazada por la gloria del hombre y la consiguiente condenación de las almas. Lo que ayer fue un vicio es hoy una virtud; lo que ayer fue una virtud es hoy un vicio: toda la acción actual de la secta modernista que infesta el Vaticano, las Diócesis y las Órdenes Religiosas se caracteriza por el vuelco de lo que se nos ha enseñado y transmitido.

 

En este contexto de rebeldía e infidelidad, quienes permanecen fieles y se esfuerzan por seguir haciendo lo que siempre han hecho son objeto de una verdadera y clara persecución. Comenzó con el ridículo a los tradicionalistas, designándolos como lefebvrianos  o  preconciliares. Luego, de acuerdo con la práctica que hemos visto utilizada en los regímenes totalitarios, los buenos católicos han sido definidos como locos o enfermos, lo que los sociólogos llaman la  patologización de la disidencia. No piensen que estoy usando expresiones exageradas: hace apenas unos días un sacerdote en Costa Rica fue suspendido del ministerio y obligado a someterse a tratamiento psiquiátrico simplemente por haber celebrado la Misa de Pablo VI en latín a pesar de la prohibición de su Obispo, Mons.  Bartolomé Buigues. Hoy asistimos a la  criminalización  de los disidentes, y si aún no vemos su eliminación física, sabemos cuántos de ellos son suspendidos  a divinis, privados de sus propios medios de apoyo y desterrados de la vida eclesial. Y esto sucede mientras que al mismo tiempo personas escandalosas y fornicadores de todo tipo no solo no son castigados y expulsados del Ministerio, sino que incluso son promovidos e inmortalizados en fotos de pie junto a Bergoglio, quien los tiene cerca porque sabe que puede usarlos de la manera que más le convenga. Entendamos entonces por qué la corrupción de los prelados es instrumental para el plan de la secta conciliar: sus faltas son un excelente medio para obtener su obediencia y complicidad en la realización de las peores atrocidades contra la Iglesia y los fieles.

 

La iniciativa de la Coalición de los Sacerdotes Cancelados  es ciertamente una respuesta a lo que está sucediendo, porque este proyecto tiene la intención de brindar asistencia a los sacerdotes que son víctimas  de persecución y de abusos canónicos por parte de obispos infieles y renegados. Su autoridad, usurpada para hacer el mal en lugar de gobernar el rebaño que se les ha confiado con sabiduría y caridad, se desvanece en el mismo momento en que la usan contra el propósito para el cual ha sido establecida. Es cierto que tienen el poder: pero este poder es un abuso tiránico sobre el cual no se puede ni se debe permanecer en silencio. Es nuestro deber alzar nuestras voces para condenar firmemente los actos ilegítimos de los pastores que han demostrado ser mercenarios, si no lobos voraces. Y también es nuestro derecho no solo desobedecer órdenes que son ilegítimas, inválidas y nulas, sino también realizar actos de objeción de conciencia y formar iniciativas destinadas a proteger a las víctimas de estos lobos vestidos de oveja.

 

Permítanme también sugerir, junto con esta loable iniciativa, que se establezca una Fundación internacional que pueda recoger ofrendas y donaciones de los fieles, desviándolos de las parroquias y diócesis que conniven con el actual régimen bergogliano. Cuando los obispos vean que están recibiendo un golpe en sus cuentas bancarias, probablemente serán persuadidos de moderar su enfoque de ostracismo a los buenos sacerdotes. Cuando los tribunales, civiles o eclesiásticos, se alíen con aquellos que son perseguidos, sus perseguidores probablemente tendrán más cuidado al abusar de su poder. Mientras tanto, iniciativas como la  Coalición para los Sacerdotes Cancelados  y otros proyectos similares brindarán la oportunidad de practicar las obras de misericordia y adquirir mérito ante Dios. Cada uno de nosotros, de acuerdo con nuestros medios, puede hacer una contribución concreta, no necesariamente solo financiera, incluso simplemente asignando sus ofrendas a aquellos que las merecen y no a aquellos que las usan para oprimir al buen clero.

 

No olvidemos, sin embargo, que además de la asistencia material, todos estamos llamados a redescubrir el sentido de comunidad, del que a la Jerarquía conciliar le encanta hablar sin poner nunca en práctica en un sentido católico. Si somos verdaderamente hermanos en Cristo, entonces, como hermanos, debemos ayudarnos unos a otros también dando la bienvenida a nuestros sacerdotes, ofreciéndoles un lugar para quedarse, preparando un altar en casa alrededor del cual podamos reunir a nuestros amigos. Debemos poner nuestras capacidades a su servicio , incluso las más humildes, como saber cocinar, cómo construir un muro o reparar un techo – para aquellos que hoy son expulsados de sus rectorías y se encuentran en la calle. Debemos pensar en los jóvenes que han respondido generosamente a una vocación sacerdotal o religiosa en el corazón de la Tradición y que hoy ven en peligro su ordenación o profesión religiosa si no aceptan las desviaciones doctrinales y morales que ahora impone la secta conciliar. Debemos dejar claro a los pocos obispos y cardenales que permanecen fieles al Magisterio que no puede haber posibilidad de diálogo con aquellos que han demostrado ampliamente que están alineados con el enemigo. Y debemos orar a la Divina Majestad, por intercesión de la Reina del Cielo y la Madre del Sacerdocio, pidiéndole que se digne a aceptar nuestros sufrimientos y los sufrimientos de estos buenos sacerdotes por la conversión de la Jerarquía que hoy ha sido corrompida de arriba a abajo.

 

A estos muchos, demasiados, sacerdotes, religiosos y clérigos –entre los que no olvidemos también hay muchas religiosas, monjas y hermanas– dirijo mi afectuoso recuerdo, compartiendo sus sufrimientos, exhortándolos a todos a ofrecerse como víctimas en expiación por los pecados de los ministros de la Iglesia. Únanse en el Santo Sacrificio de la Misa a la ofrenda de la Víctima divina, pura, santa e inmaculada: que su vida sea un sacrificio agradable a Dios, en un verdadero espíritu sacerdotal. Y que todos repitan, antes del final de sus días, las palabras del Cántico de Simeón: quia viderunt oculi mei salutare tuum  (Lc 2, 30).

 

Recordé anteriormente la causa de los males presentes: la rebelión contra la Realeza Universal de Nuestro Señor Jesucristo. La consagración de cada uno de nosotros, de las familias, de las comunidades, de las naciones y de la Santa Iglesia al Sacratísimo Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María es capaz de mover a la Santísima Trinidad a la compasión y poner fin a esta terrible lacra, o al menos acortarla y acelerar el triunfo del Rey de las naciones sobre el enemigo del hombre. Este es mi más sincero deseo; esta es la noble intención que debe animar cada una de nuestras acciones; este es el fundamento para el tremendo e inexorable final de los planes de Satanás.  Christus vincit, Christus regnat, Christus imperat!

 

 

 

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo

 

 


 

 

AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
https://ayl.tv/cuenta-de-membresia/tipos-de-suscripcion/

¡No se lo pierda y comparta con todos el enlace!

1) ¡Entra ya en AYL.TV y pincha en UNIRSE! Es importante ya que así se suscriben a la nueva plataforma, bien en su modalidad gratuita, o bien en las modalidades de ayuda al proyecto, que hay varias, y desde solo 1 euro al mes; a fin de que podamos mantenerla y hacerla crecer. Sea como fuere denle a UNIRSE. Así podrán recibir los correos; comentar en la plataforma; etc…

Y para no perderte ninguna de las informaciones que podamos seguir dando por nuestras diversas vías:

2) Recuerda suscribirte a DANDO CAÑA Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC2OST1xkjLcRlB-jqJaPddw?sub_confirmation=1

3) Suscribirte a ADORACIÓN Y LIBERACIÓN Youtube: https://www.youtube.com/channel/UClD06A-_NT1iJ8lxNs-doJw?sub_confirmation=1

4) Suscribirte a DUC IN ALTUM Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCu9z3_47guy34n9c1jQO_xQ?sub_confirmation=1

5) Suscribirte al nuevo canal VICENTE MONTESINOS: https://www.youtube.com/channel/UC_bDZK4g-aEBieZVoKRAwaA?sub_confirmation=1

5) Suscribirte a nuestro canal de Telegram desde donde te llegará información de todas nuestras publicaciones y datos exclusivos: t.me/adoracionyliberacion

6) Suscribirte a nuestra web escrita: adoraciónyliberación.com

7) Y suscribirte a nuestro Canal de Podcasts en Ivoox (https://www.ivoox.com/podcast-adoracion-liberacion-podcast_sq_f11160985_1.html)

8) Puedes suscribirte también al Canal de Telegram personal de nuestro director Vicente Montesinos en t.me/vicentemontesinos

——————

NUEVAS VÍAS DE CONTACTO

➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM ADORACIÓN Y LIBERACIÓN: t.me/adoracionyliberacion

➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM VICENTE MONTESINOS: t.me/vicentemontesinos

➡️ FACEBOOK: https://www.facebook.com/adoracionliberacion/

➡️ TWITER: https://twitter.com/adoralibera

➡️ INSTAGRAM: https://www.instagram.com/adoracionliberacion/

➡️ DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA

➡️WEB: adoracionyliberacion.com

➡️  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv

➡️ E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv

——————

MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO

Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí: 

https://ayl.tv/cuenta-de-membresia/tipos-de-suscripcion/

Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193

Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion

Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv

Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

————————–

Les invitamos a acceder a estas buenas lecturas; recomendadas para todos en estos tiempos:

– Jorge Alverto Vásquez: San Agustín y el final apocalíptico del milenio: https://amzn.to/3ko8U9X

– Ana Catalina Emmerich: La amarga Pasión de Cristo: https://amzn.to/2QQjV8N

– Ana Catalina Emmerich: La vida oculta de Jesús: https://amzn.to/3u51A6a

– Ana Catalina Emmerich: La vida oculta de la Virgen María: https://amzn.to/3csYAdT

– P. Gabriel Amorth (exorcista): 100 oraciones contra el diablo: https://amzn.to/3bH7uE4

– P. Castellani: El Apokalipsys: https://amzn.to/2OYiLH7

– P. Castellani: El Evangelio según San Juan: https://amzn.to/2NiLeqM

– Todo sobre San José: https://amzn.to/3sf7LEp

– Aprender Latín Eclesiástico: https://amzn.to/3r7kMhI

– Laureano Benítez: Canon, una investigación que demuestra la verdad histórica de los evangelios: https://amzn.to/30WK0of

– Laureano Benítez: Historias del Padre Pío: https://amzn.to/3s3Pz0n

– Mauricio Ozaeta: Quinto Reino: https://amzn.to/3tuNPxg

– Taylor Marshall: Infiltración. El complot para destruir la Iglesia desde dentro. https://amzn.to/3ldWxNJ

– Laureano Benítez: El Himalaya de mentiras de la memoria histórica: https://amzn.to/3s6tHRP

– Laureano Benítez: La dictadura en tiempos del virus: https://amzn.to/3r4QpIT

– Coronavirus: como acabar sigilosamente con la humanidad: https://amzn.to/3eKULCu

– Jose Antonio Bielsa: Agenda 2030: Las trampas de la nueva normalidad: https://amzn.to/2P56p0v

– Marco Tosatti: Neovatican Gallery (inglés): https://amzn.to/3fTnANA

– Japón a la luz de la Evangelización (Antonio Peña): https://amzn.to/3wCdmXd

– La casa de Palma (Antonio Peña): https://amzn.to/2TEhM1h

1 comentario
  1. templario says

    «Cuando los tribunales, civiles o eclesiásticos, se pongan de parte de los perseguidos, puede ser que los perseguidores procuren no abusar de su autoridad».

    Que ingenuidad tan grande la de Viganó.
    Él mismo reconoce que nos encontramos en el «Fin de los Tiempos», asi como que ahora vamos a conocer al anticristo, -lo dijo en declaraciones anteriores-. ¿Cómo cree que los tribunales se van a poner de parte de los perseguidos?
    Todo lo que hace Bergoglio es para preparar el camino al anticristo, por lo tanto que se olvide de tan absurda idea.
    Lo que tiene que hacer Viganó es declarar públicamente que Bergoglio ha usurpado el trono y que se están cumpliendo las Sagradas Escrituras:
    Apocalipsis 13, ya que Bergo es una de las dos bestias.
    2ª Tes 2: porque fue quitado el primer Katejon, B-XVI.
    Catecismo 675; porque en breve vamos a conocer al anticristo.
    Daniel 12,11: Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días.
    12 Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días.
    13 Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.
    Non Nobis.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: