22 de abril de 1451: nace Isabel La Católica, la mujer que cambió la historia de España y del mundo. Por Rafael María Molina

1 15

Rafael María Molina

Historiador

 

 

 

 

 

Van a cumplirse 570 años. El 22 de abril de 1451 nacía en Madrigal de las Altas Torres (Ávila), la mujer que pasaría a la historia como Isabel la Católica. Nadie imaginó en aquel momento que Isabel fuera a jugar un papel determinante en la historia de España y del mundo ni que fuese a ser reina. Era hija del rey Juan II de Castilla y de la reina de Isabel de Portugal, famosa por su belleza (no hay que confundirla con la posterior Isabel de Portugal, esposa de Carlos V, 70 años más tarde, también famosa por su belleza). Isabel no estaba destinada a ser reina ya que tenía a dos varones por delante de ella. El heredero de la Corona de Castilla era su hermanastro Enrique, el futuro Enrique IV, 26 años mayor que ella. Pero es que por delante de ella estaba también su hermano Alfonso, que, aunque 2 años menor que Isabel, pues había nacido en 1453, estaba por delante en la línea de sucesión al ser varón. Isabel era más bien rubia y de piel clara. Todos los cronistas contemporáneos alaban su belleza física, aunque es cierto que más tarde, a partir de los 40 años, engordó rápidamente.

En sus primeros años de vida siendo Isabel todavía muy niña, la situación en la Corona de Castilla, estaba dominada por un gran drama político: el enfrentamiento que había derivado en guerra civil, entre el poderoso valido o primer ministro de Juan II, Álvaro de Luna y la poderosa coalición nobiliaria que se agrupaba en torno al Príncipe de Asturias, el futuro Enrique IV, enemigo de Álvaro de Luna. Después de largos años de enfrentamientos, finalmente los nobles, ayudados por la reina Isabel, consiguieron que el débil Juan II accediera a deponer y ejecutar a Don Álvaro de Luna, en 1453. Juan II no tardó en arrepentirse y caer en una gran depresión por haber ejecutado a quien había sido su amigo más estrecho (y algunos cronistas de la época insinuaron que fue algo más que amigo). Fue la historia de Álvaro de Luna y su relación con Juan II, propia de un drama de Shakespeare, como ha señalado algún historiador.

 

 

Juan II murió en 1454, cuando Isabel tenía apenas 3 años y aunque ella no fue consciente de todo ello, los ecos del final de Álvaro de Luna siguieron muy presentes en Castilla durante largos años. Isabel cuando tuvo uso de razón probablemente sacó como lección de toda esa historia la de no confiar el poder a un primer ministro todopoderoso y el sujetar con firmeza las ambiciones políticas de la aristocracia.

Isabel vivió durante sus primeros años en el palacio de Madrigal de las Altas Torres, hoy convertido en Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, y en la villa de Arévalo con su hermano Alfonso con el que estaba muy unida. Pero en 1461 se trasladó a Segovia y a Madrid, siguiendo a la corte de su hermanastro, el rey Enrique IV. En esa época se reactivó el conflicto político y nobiliario que acabaría derivando en una nueva guerra civil. Enrique IV era igual de débil de carácter que su padre Juan II y la misma coalición nobiliaria que había combatido a Álvaro de Luna, encabezada por el poderoso Marqués de Villena, Juan Pacheco, ahora pretendía arrebatar todo el poder político a Enrique IV. Además, la situación se agravaba con la acusación de impotencia e incluso homosexualidad que hacían los nobles contra el rey.

Fruto de ello fue lo que se conoce como “Farsa de Ávila” en 1465, cuando los nobles declararon rey como “Alfonso XII” a Alfonso, el heredero del trono y hermano de Isabel. Pero Alfonso murió repentinamente en 1468, tras comer una trucha, probablemente envenenado por Juan Pacheco, a quien en ese momento interesaba reconciliarse con el rey (aunque los enemigos de Isabel más tarde la acusaron a ella, acusación sin fundamento, que aún hoy repiten algunos detractores de Isabel la Católica). Desde luego las crónicas de la época no dejan duda que quedó muy afectada por la muerte de su hermano menor al que quería mucho. Por si fuera poco, Isabel ya sufría otra tragedia familiar, la primera de las muchas que iba a padecer, ya que su madre Isabel de Portugal, se había sumergido en la locura por celos patológicos (el mismo problema que heredaría su nieta, Juana la Loca, hija de Isabel). Así pues, Isabel la Católica, como ha señalado algún historiador, fue hija y madre de loca.

Siendo apenas adolescente Isabel se vio, pues, plenamente inmersa en el volcán de intrigas políticas que era entonces la Corona de Castilla, y ya iban quedando claras tanto su intensa religiosidad como su fuerte personalidad y carácter, que tanto la distinguían de su padre y de su hermanastro, ambos de personalidad débil. Isabel había quedado como heredera de la Corona, pero se vio desplazada por el nacimiento de la hija de Enrique IV, la princesa Juana. Hoy se sabe que, aunque Enrique IV tenía serios problemas de fertilidad, la hija era suya, ya que parece que unos médicos judíos consiguieron que Enrique dejase embarazada a su esposa la reina Juana de Portugal mediante una precaria fecundación in vitro. Pero entonces fue opinión general que la hija era en realidad del noble Beltrán de la Cueva, amigo del rey, por eso fue llamada Juana la Beltraneja. Isabel no aceptó ser desplazada como heredera y consiguió que su débil hermanastro la volviera a designar como heredera por la llamada Concordia de Guisando en 1468.

Hoy en día los historiadores más hostiles a Isabel la califican de ambiciosa, fría, astuta y desleal a su hermanastro el rey, pero los historiadores más objetivos como Tarsicio de Azcona, Luis Suárez Fernández, principal experto en el reinado de los Reyes Católicos, o Manuel Fernández Álvarez han demostrado que Isabel mantuvo en todo momento su respeto a Enrique IV, que defendió sus derechos como heredera con lealtad y que nunca quiso proclamarse reina viviendo su hermano, aunque algunos nobles la animaron a ello.

Pacheco para apartarla de la sucesión, trató de casarla con el noble Pedro Girón que murió repentinamente, aunque Isabel se había negado a casarse con él. También el rey la había querido casar con el duque de Guyena, hermano del rey francés y uno de los principales nobles franceses, Isabel se negó también. Isabel había elegido casarse con otra gran figura por derecho propio, Fernando de Aragón, primo segundo suyo y heredero de la Corona de Aragón, más tarde conocido como Fernando el Católico. El matrimonio que les unió, cambiando la historia de España para siempre, tuvo lugar el 19 de octubre de 1469, en Valladolid.

El matrimonio llevó a cabo la Unión de Reinos, la unión dinástica entre Castilla y Aragón, que es el origen de España como Estado nación. Al morir Enrique IV, Isabel se proclamó reina de Castilla el 13 de diciembre de 1474 en Segovia. No faltan historiadores hostiles que califican esta proclamación de “golpe de Estado”, contra la auténtica heredera Juana “la Beltraneja”, pero lo cierto es que independientemente de su legitimidad, la Beltraneja era también una figura de débil personalidad que no tardó en dejarse dirigir por su esposo, el rey Alfonso V de Portugal, por la coalición nobiliaria y por su aliado el rey de Francia Luis XI. Todavía sería necesaria una difícil guerra contra todos ellos, pero finalmente Isabel y Fernando se consolidaron como reyes de Castilla y Aragón.

Isabel fue reina de Castilla, de Aragón y de Sicilia. Por cierto, fue muy querida en Cataluña, según todas las Crónicas. Su gran religiosidad, así como su coraje y su papel decisivo en impulsar la fase definitiva de la Reconquista con el sometimiento definitivo del reino musulmán de Granada y en la gran empresa de la Conquista, colonización y evangelización de América, son de todos conocidos. Fue quien más creyó en Cristóbal Colón, con la evangelización como objetivo principal.

No es exagerado decir que Isabel tal vez haya sido la mujer, que, en los últimos mil años, más ha influido en la historia universal, pues tuvo una relevancia decisiva en el Descubrimiento de América. Fue un ejemplo de valentía femenina, determinación y carácter, se casó con quien quiso sin someterse a imposiciones, se negó a dejarse manejar y mostró un talento político que la llevó al trono e hizo doblegarse ante ella a muchos hombres.

Sin embargo y a pesar de la exitosa serie de TVE sobre ella de hace algunos años, Isabel la Católica es un personaje políticamente incorrecto para el feminismo oficial, que no soporta su religiosidad y prefiere admirar a actrices, cantantes o figuras de tercera o cuarta categoría como Frida Kahlo.

En cualquier caso, la huella de Isabel la Católica es imborrable en la historia del mundo y, desde luego, resulta trascendental en la historia de España.

 


AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
¡No se lo pierda y comparta con todos el enlace!
Les invitamos a acceder a estas buenas lecturas; recomendadas para todos en estos tiempos:
– Canon, una investigación que demuestra la verdad histórica de los evangelios. DE NUESTRO COLABORADOR LAUREANO BENÍTEZ: https://amzn.to/30WK0of
– Historias del Padre Pío. DE NUESTRO COLABORADOR LAUREANO BENÍTEZ: https://amzn.to/3s3Pz0n
– Nuevo libro de nuestra colaboradora, Estefanía Acosta; BENEDICTO XVI: ¿PAPA «EMÉRITO»?. En español: https://amzn.to/2PZ74Rg
– Nuevo libro de nuestra colaboradora, Estefanía Acosta; BENEDICTO XVI: ¿PAPA «EMÉRITO»?. En Inglés: https://amzn.to/3cstZvN
– Nuevo libro de nuestra colaboradora, Estefanía Acosta; BENEDICTO XVI: ¿PAPA «EMÉRITO»?. En Portugués: https://amzn.to/3l9Mg52
– 100 oraciones contra el diablo, del Padre Amorth: https://amzn.to/3bH7uE4
– El Apokalipsys, del Padre Castellani: https://amzn.to/2OYiLH7
– El Evangelio según San Juan, del Padre Castellani: https://amzn.to/2NiLeqM
– Aprender Latín Eclesiástico: https://amzn.to/3r7kMhI
– Quinto Reino, de Mauricio Ozaeta: https://amzn.to/3tuNPxg
– Todo sobre San José: https://amzn.to/3sf7LEp
– Ana Catalina Emmerich; La vida oculta de la Virgen María: https://amzn.to/3csYAdT
– Ana Catalina Emmerich; La vida oculta de Jesús: https://amzn.to/3u51A6a
– Ana Catalina Emmerich: La amarga Pasión de Cristo:  https://amzn.to/2QQjV8N
– Neovatican Gallery de Marco Tosatti (inglés): https://amzn.to/3fTnANA
1) ¡Entra ya en AYL.TV y pincha en UNIRSE! Es importante ya que así se suscriben a la nueva plataforma, bien en su modalidad gratuita, o bien en las modalidades de ayuda al proyecto, que hay varias, y desde solo 1 euro al mes; a fin de que podamos mantenerla y hacerla crecer. Sea como fuere denle a UNIRSE. Así podrán recibir los correos; comentar en la plataforma; etc…
Y para no perderte ninguna de las informaciones que podamos seguir dando por nuestras diversas vías:
3) Suscribirte a ADORACIÓN Y LIBERACIÓN Youtube: https://www.youtube.com/channel/UClD06A-_NT1iJ8lxNs-doJw?sub_confirmation=1
5) Suscribirte a nuestro canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
6) Suscribirte a nuestra web escrita: adoraciónyliberación.com
7) Y suscribirte a nuestro Canal de Podcasts en Ivoox (https://www.ivoox.com/podcast-adoracion-liberacion-podcast_sq_f11160985_1.html)
8) Puedes suscribirte también al Canal de Telegram personal de nuestro director Vicente Montesinos en t.me/vicentemontesinos
——————
NUEVAS VÍAS DE CONTACTO
➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM ADORACIÓN Y LIBERACIÓN: t.me/adoracionyliberacion
➡️CANAL OFICIAL DE TELEGRAM VICENTE MONTESINOS: t.me/vicentemontesinos
➡️VK: vk.com/adoracionyliberacion
➡️DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
➡️WEB: adoracionyliberacion.com
➡️  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
➡️ E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí: https://ayl.tv/cuenta-de-membresia/tipos-de-suscripcion/
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. H. R. Pacios says

    Gracias a Adoración y Liberación por este recordatorio de la gran Isabel I de Castilla, la católica. Una grandísima, fiel y valiente mujer española como no pocas que han engrandecido nuestra amada patria, España, y toda la Cristiandad. Fernando el católico tuvo que disfrazarse de mozo de mulas para poder acudir a Castilla a casarse con ella. Hoy descansan eternamente en el panteón real de la Alhambra de Granada. Vaya dos grandes regalos de Dios para nuestra amada patria, España, y para toda la Cristiandad. Que de Dios gocen en el Cielo e intercedan por España, hoy abismalmente diferente a la de entonces, especialmente en lo tocante a moral cristiana.

    Sólamente añadir que LA UNIDAD DE ESPAÑA, como de toda la Cristiandad en la tierra y sus naciones (mayoría de pasado español, tanto en América como en Europa, Asia y África), de la que España es la máxima artífice en sus santos, santas, mártires y misioneros de todos los tiempos (la nación que más ha aportado al mundo), VIENE DE DIOS, la fe católica y todos los sanos, santos y buenos valores cristianos (cimiento de la civilización cristiana mal llamada «occidental») que se desprenden de ella y que están contenidos en el NT, de los que España ha sido la más destacada difusora mundial en su incomparablemente gloriosa historia católica y evangelizadora, contra viento y marea de los enemigos de Dios y de España, que son lo mismo.
    Sin Dios y su Santísima Voluntad, por medio de sus fieles españoles, hubiese sido imposible la unidad de nuestra patria y la evangelización de los españoles de América (de Alaska a Tierra de Fuego), Asia (Filipinas e islas del Pacífico), Europa (Flandes, Franco Condado, hoy Suiza, Austria, buena parte de Alemania e Italia y buena parte de Francia, especialmente el sur y el noreste) y África (Sahara, Rif, Guinea Ecuatorial, el Oranesado, etc.).

    La ley humana no une, divide más bien. La LEY DE DIOS inscrita a fuego en los corazones de sus fieles UNE y de DIOS, por medio de sus fieles consagrados y no consagrados en los dos últimos milenios (los que han sido y son fieles a su Santísima Voluntad contenida en la Biblia, hoy por desgracia en número menguante), viene TODO LO BUENO Y SANTO (IDIOMA ESCRITO Y HABLADO, UNIDAD frente a división surgida del alejamiento de Dios y la vana pretensión del antropocentrismo ilustrado, LIBERTAD O LIBRE ALBEDRÍO verdadero (fidelidad a la VERDAD, que nos hace libres, y ausencia de pecado que esclaviza, aunque los necios insistan en lo contrario, en la mentira), PROPIEDAD PRIVADA incluso para los más pobres y desheredados (encomienda en América hasta la nefasta independencia de los satánicos masones criollos, que arruinó la prosperidad en Hispanoamérica, abriendo las puertas del corrupto populismo, del narco terrorismo y del marxismo que hoy atenazan a nuestros hermanos de América), CARIDAD con todos, pues todos necesitamos caridad, primero de Dios mismo, sin cuya ayuda nada somos (cuando eres joven tú mismo te ciñes…, pero cuando eres anciano otros te ceñirán…), DERECHO Y JUSTICIA reales inspirados en el NT, PAZ verdadera (la que solo Dios da, no la que da el mundo, que es guerra y desasosiego continuo), SANIDAD Y EDUCACIÓN (instituciones exclusivamente católicas durante más de quince siglos y sin las cuales no habría ni hospitales, hospicios, orfanatos, comedores de pobres, centros de asistencia sanitaria, dispensarios, etc., además de no existir las universidades, institutos, colegios y guarderías. Qué habría sido de la ciencia, la verdadera, la que persigue la verdad y no la fábula, si no hubiese sido por la labor de veinte siglos de investigación para el conocimiento de la verdad de la naturaleza llevada a cabo por los miembros de la Santa Iglesia de Dios, la católica, en sus milenarias universidades hoy mayoritariamente invadidas por alimañas ateas y degeneradas en sus claustros. Y de la LITERATURA (las bibliotecas de valor incalculable con volumenes más antiguos y valiosos son o eran católicas si han sido requisadas o destruidas por los sin Dios), el ARTE (pinturas y esculturas de valor incalculable), la ARQUITECTURA (el patrimonio histórico y cultural mayor de la tierra es católico en toda nación. Los no católicos han demolido y destruÍdo mucho más de lo que han aportado en toda nación. Aún hoy, ese patrimonio bimilenario católico, atrae a la mayor parte del turismo de calidad a cada nación europea, aunque los ingratos sin alma no lo reconozcan. Hasta los más recalcitrantes ateos no dejan pasar la ocasión de visitar catedrales, monasterios, conventos, abadías, etc., una auténtica riqueza de la humanidad, todo un logro), la MUSICA (el solfeo es cosa de monjes de clausura, por mucho que los modernos presuman hoy de ser erúditos en la materia) y el IDIOMA escrito y hablado (sin la Iglesia, hoy todos analfabetos perdidos como los cavernícolas del neolítico), para qué hablar, son todos obra de Dios por medio de sus almas consagradas y no consagradas. La EDUCACIÓN en sentido estricto del término es CATÓLICA en exclusiva, pues la educación es la formación de hombres y mujeres sabios y no necios, para gloria de Dios y para su eterna felicidad, y no adoctrinamiento y aborregamiento, aparte de envilecimiento, escándalo y perdición eternas desde las aulas, aunque algunos traten de hacer creer que hoy hay «educación» y las generaciones actuales son las «mejor» preparadas. Nunca hubo tanto necio e ignorante. Sin Dios es lo que hay, tinieblas de todo el conocimiento), ENALTECIMIENTO DE LA MUJER como esposa y no esclava (como pretende la barbarie marxista actual, fruto de la «ilustración», la de la estatalización de la mujer y su violación colectiva comunista sin ninguna consideración a si quiere o no ser socializada, como pretendía K. Marx y su Manifiesto Comunista y sus seguidores actuales, la estirpe de la roja serpiente satánica, aunque aparenten «querer» a las mujeres con su propaganda de «feminismo» terrorismo comunismo del demonio), USUFRUCTO DE LA PROPIEDAD de la Iglesia para los más pobres SIN COBRO DE IMPUESTOS, que son un robo anticristiano («ganarás el pan con el sudor de tu frente» y «el que no trabaje que no coma»), PROSPERIDAD ECONÓMICA GENERAL (fenómeno que se ha dado en exclusiva en los países de civilización cristiana, mayoritariamente por acción de las almas consagradas y no consagradas católicas a pesar de los cismas y rebeldías), DEFENSA MILITAR DE LA CRISTIANDAD con las órdenes de los pobres caballeros de Cristo (vilmente disueltas por intereses políticos en 1312), que protegieron con sus vidas a los peregrinos a Santiago de Compostela desde el siglo IX hasta su disolución por cobardes sin escrúpulos, la DIRECCIÓN ESPIRITUAL (vital para la salvación eterna de las almas), el SANTO OFICIO (institución sana, santa y benigna que ayudó a discernir y salvó de la superstición a decenas de millones de hombres y mujeres durante tres siglos, vilipendiada hoy por los hijos de satanás, que no hacen más que inventar fábulas sobre «brujas» quemadas que en nada tienen que ver con la verdad de esa santa e instructiva institución creada no por el clero, sino por el pueblo católico y por amor a la Verdad que es Nuestro Señor, con gran y humilde celo por la verdadera doctrina de Nuestro Señor contenida en los Evangelios. El Santo Oficio o Inquisición católica, impidió que España cayera en la barbarie de los rebeldes a Dios, tanto en el este, como en el oeste de Europa, manteniendo nuestra amada patria en la fidelidad a Jesucristo y no a ningún hereje o blasfemo que quiso suplantar no al papa como muchos sostienen con mentira sin tasa, sino al mismo Dios, a Jesucristo como cabeza de su Santa Iglesia Católica, como Enrique VIII, Zwinglio, Lutero, Calvino, etc.), la defensa verdadera de la NATURALEZA Y LOS ANIMALES (como San Francisco de Asís, por poner un solo ejemplo, y no como la antigua URSS y la actual China, que están envenenando al mundo entero con silencio cómplice de los ecologistas (en realidad rojos de la hoz y el martillo satánicos) y son responsables máximos de la contaminación mundial, incluso radioactiva causante de todos los cánceres habidos en la tierra (otra «herencia» envenenada del comunismo que algunos creen bueno para el «pobre»), y aunque los hijos de satanás no alcen en sus aquelarres verdes a bombo y platillo, ni un susurro contra su contaminación y sí contra la de los que poco contaminan y aún así quieren eutasianar. Mayor hipocresía terrorista-ecologista imposible),etc., etc., etc.

    VIVA CRISTO EMPERADOR, VIVA CRISTO REY.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: