Editorial: «Francisco, el Papa que nos hizo rezar…»

 

 

 

Vicente Montesinos

 

Mañana se cumplen seis años de uno los momentos más trágicos, sino el que más; de la historia de la Iglesia… La abrupta subida (o empujón) a la Silla de Pedro de Jorge Mario Bergoglio; con todos los condicionantes, intrigas, historias, irregularidades y mezquindades que ustedes ya conocen y que, supuestamente, lo auparon al solio pontificio.

Prepárense para un día de bochornosos panegíricos, inverosímiles alabanzas y semblanzas esperpénticas, que ya no se cree nadie; puede que ni los que las profieran.

Se ha adelantado una que no tiene desperdicio. Valga su comentario como análisis preventivo de todo lo que nuestros ojos y oídos habrán de soportar mañana.

La alabanza en sí se publica hoy por el periódico ABC (quién te ha visto y quién te ve) y viene firmada por un tal Pablo Blanco Sarto, profesor de Teología en la Universidad de Navarra (quién la ha visto y quien la ve también).

Se titula así… «Francisco, el Papa que nos hizo rezar…«. Bastaría con el título para que estuviera todo dicho… Porque si este «papa» nos ha ayudado a rezar; yo soy chino… Y les aseguro que nací en España…

Pero es que esta loa pegajosa y delirante; no se limita a eso. No. Tiene pasajes tan tremendamente indignantes como los siguientes:

 

  • «Situaciones que clamaban al cielo: los casos de abusos, cuestiones financieras o la reforma de curia romana de acuerdo con criterios más pastorales y misioneros eran tan solo tres líneas iniciales…«

 

  • «El papa Francisco ha continuado la hoja de ruta pergeñada en un primer momento por su predecesor alemán. Pero le ha imprimido un estilo propio, un ritmo más latino«

 

  • «La credibilidad ofrecida por su mensaje de misericordia y los gestos que la corroboraban ha quedado fuera de dudas«

 

  • «... las imágenes no mienten y solo hace falta preguntar o acudir a las estadísticas. Tras el sístole del pontificado benedictino, era necesario un diástole que llevara la Iglesia a su situación real: a las periferias. La Iglesia sigue joven y viva…»

 

 

 

CIUDAD DEL VATICANO (VATICANO), 13/03/2013.- Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, se dirige a los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro. 

 

 

 

Hay que tener valor para decir que las líneas de Francisco han sido la de solucionar los casos de abusos o las cuestiones financieras… Mucho valor; por no decir otra cosa…

Hay que tener valor para decir que  su credibilidad ha quedado fuera de dudas… o vivir en un planeta llamado Urano….

Y sobre todo hay que tener valor, o mucha ceguera, para hablar de imágenes y estadísticas, en una Iglesia que lleva seis años de desastrosa caída libre, y con unas imágenes, sin ir más lejos, de la Plaza de San Pedro, donde no van ni los guardias suizos…

 

Creo que al final de todo, van a tener razón en el ABC con este artículo. Sí. Francisco es el Papa que nos hizo, y nos hace, rezar… Porque Bergoglio y sus secuaces nos están obligando desde hace seis años a rezar a diario para que esta pesadilla acabe y el Señor venga pronto.

Mañana, es 13 de marzo, y como se dice ahora… «nada que celebrar».

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo en:

Consultas generales: info@adoracionyliberacion.com
Redacción: redaccion@adoracionyliberacion.com
Donativos: donativos@adoracionyliberacion.com
Vicente Montesinos (Director) : director@adoracionyliberacion.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a info@adoracionyliberacion.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 





Categorías:Editorial

Etiquetas:, , , , , ,

28 respuestas

  1. Hombre ; si uno se limita a leer el titular (como yo hice en su momento) pues va a ser que si que tiene razón ; por que ha habido más gente rezando para que se vaya de la que cualquiera pueda pensar.Luego lo leí y mi gozo cayó en un pozo.

  2. El EfectoFrancisco, paradógicamente, sí, a algunos nos hizo rezar; nos hizo conocer mejor la Doctrina porque constatamos que este señor afirmaba y hacía cosas que nada tienen que ver con la Tradición y el Magisterio de 1962 años que viven e interpretan la Escritura. Nos hizo rezar y profundizar nuestra formación y buscar la posición correcta, según Cristo, ante esto que desde casi su principio parecía una calamidad, y con el tiempo se afianzó como tal.

  3. ¿Por qué el éxodo en masa
    hacia el Protestantismo?
    por John Vennari
    Cuando el Papa Benedicto XVI vino a Brasil este mes de mayo pasado (de 2007), hubo titulares alrededor del mundo de que uno de los problemas más críticos a los que él quería referirse en Sud América era el éxodo en masa de los Católicos hacia las varias formas del Protestantismo.

    En ese momento, los periódicos informaron:

    1) Que los ministros protestantes superan en número a los sacerdotes católicos en relación de 2 a 1;

    2) la Iglesia había esperado una concurrencia de 300.000 a 400.000 personas para la Misa al aire libre del Papa Benedicto en el Santuario de Aparecida, pero solo se hicieron presentes unas 150.000;

    3) para el mismo tiempo, los Protestantes organizaron su anual «Marcha por Jesús», a la cual asistieron 1.500.000 personas.

    Yo creo que fue el Cardenal Hume, de la Sagrada Congregación para el Clero, quien dijo que en Sud América, hubo una hemorragia de Católicos hacia el Protestantismo.

    Lo que quiero hacer esta mañana, es tratar las que creo son algunas de las razones por las que está ocurriendo este éxodo, y también, quiero dar algunas recomendaciones en cuanto a lo que puede hacerse a este respecto.

    En cuanto a las razones: Daré tres razones, pero no necesariamente en orden cronológico.

    La primera razón:
    Debemos reconocer que Sud América ha sido el blanco del Protestantismo desde fin de los 1950’s. El Padre John Harden, un teólogo Jesuita Norteamericano, dijo que él había asistido a una reunión del Consejo Mundial de Iglesias alrededor de 1957, en algún tipo de cargo oficial para el Vaticano. En esa reunión, el liderazgo del Consejo Mundial de Iglesias exhortó a los misioneros protestantes a dirigirse a Sud América con una agresiva campaña de proselitismo para ganar conversos. El CMI estaba bien al tanto que Sud América era abrumadoramente católica, y el objetivo del CMI era quebrar la fortaleza de la Iglesia Católica en América Latina.

    La segunda razón:
    El Sr. Nelson Rockefeller, el multimillonario globalista y humanista, emitió un informe entre 1969/1970. El informe de Rockefeller pretende que en América Latina, la Iglesia Católica NO ES aliada de los Estados Unidos — y que, por lo tanto «nosotros» deberíamos promover las varias sectas evangélicas no — católicas en América Latina.
    Y créanme, Rockefeller fue capaz de proveer una masiva cantidad de fondos para propagar el Protestantismo en América Latina.

    Así , estos dos trozos de información indican que América Latina fue blanco de una agresiva, organizada y bien fundada campaña de proselitismo protestante para debilitar a la Iglesia Católica; y para arrastrar a las almas lejos de la verdadera Fe. Y esto nos lleva a la tercera razón:

    Nosotros debemos reconocer que esta campaña nunca pudo haber sido exitosa si la Iglesia Católica en Sud América hubiera podido resistirla fuertemente; si el clero y los laicos hubieran desplegado la bandera de la Iglesia Militante y emprendido, a su vez, una vigorosa campaña de contra reforma.

    Pero algo ocurrió, que llevó a que demasiados de nuestros influyentes hombres de iglesia abandonaran el concepto de Iglesia Militante; que hizo que demasiados de nuestros influyentes clérigos se avergonzaran de comprometerse en la actividad contra — reformadora. Y el hecho trascendental que mató la marcialidad católica verdadera y mató la actividad contra — reformadora, y dejó a la Iglesia abierta de par en par a los estragos del Protestantismo fue el Vaticano II y el nuevo espíritu de ecumenismo.

    Ese nuevo espíritu de colaboración ecuménica con el Protestantismo, derribó efectivamente las murallas de protección católica contra los errores del Protestantismo, y los errores del Naturalismo. Ese nuevo espíritu abolió también la declaración de anatemas. ‘Nosotros no queremos ninguna condenación, sino mas bien, queremos simplemente promover los aspectos positivos de la Fe’.

    Sin embargo, eso es verdaderamente contrario al espíritu de Cristo mismo. Sabemos por la lectura del Evangelio, que Nuestro Señor no lo hizo solo una, sino otra vez: El lo hizo ambas: El pronunció la verdad y la bondad de la Fe Católica. El dijo a sus Apóstoles: «Id, pues, y instruid a todas las naciones, bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo». Pero también El amenazó con el anatema: «El que creyere y se bautizare se salvará; pero el que no creyere será condenado.»

    El difunto Dr. Romano Amerio, un experto teólogo del Vaticano II, quien fuera admirado por el Papa Benedicto XVI, dijo lo siguiente sobre el nuevo espíritu de no condenar el error:

    «El establecimiento del principio de misericordia como opuesto al de severidad ignora el hecho que en el pensamiento de la Iglesia, la condenación del error es en si misma una obra de misericordia, ya que al señalar el error, aquellos que son víctimas de él son corregidos y los otros son preservados de caer en el.»

    Ahora, el nuevo espíritu ecuménico tuvo efecto deletéreo sobre la catequesis católica. Desde el tiempo del Concilio, fue considerado ofensivo a los Protestantes enseñar que la Iglesia Católica es la única Iglesia verdadera. Como resultado, una de las primeras cosas que desaparecieron de la formación de nuestra juventud católica, fue la sólida apologética católica de que solo la Iglesia Católica es la única Iglesia verdadera, establecida por Cristo Nuestro Señor.

    Y como resultado, nosotros ahora tenemos dos generaciones íntegras de Católicos a quienes — en su mayoría — no le fue enseñada esta verdad. Y me atrevo a decir: ahora tenemos dos generaciones íntegras de seminaristas a quienes no ha sido enseñada esta verdad.

    Y con vuestro permiso, lo digo por experiencia, nací en 1958 y tengo 13 años de escuela católica — esto es jardín de infantes, escuela primaria y escuela secundaria. Y estuve en la escuela a lo largo del Vaticano II y de sus reformas subsiguientes. Y nunca escuché de Apologética Católica hasta que tuve 22 años de edad.

    Yo nunca recibí ninguna enseñanza en la escuela que la Iglesia Católica fuera la única y verdadera Iglesia de Jesucristo.

    Y lamento decir, que si hubiera dependido de lo que se me enseñó en 12 años de escuela católica, hubiera perdido mi fe hace largo tiempo. Se nos dio un evangelio social: un suave, afeminado evangelio que no tuvo dientes ni columna.

    Yo aprendí mi fe en primer lugar de antiguos libros que tenían mis padres en la casa, y luego por una subsiguiente búsqueda y estudio intensos.

    Así, con el nuevo espíritu ecuménico que fue lanzado por el Concilio, demasiados Clérigos ya no se opusieron al Protestantismo, ya no enseñaron que la Iglesia Católica era la una y la verdadera Iglesia establecida por Nuestro Señor. Y reconozcámoslo, sin esa firme educación y formación, los laicos fueron abandonados sin las defensas que ellos necesitaban para resistir el avance agresivo del Protestantismo.

    http://archive.fatima.org/span/crusader/cr87/cr87pg58.asp

    • El difunto Dr. Romano Amerio, un experto teólogo del Vaticano II, quien fuera admirado por el Papa Benedicto XVI, dijo lo siguiente sobre el nuevo espíritu de no condenar el error:

      «El establecimiento del principio de misericordia como opuesto al de severidad ignora el hecho que en el pensamiento de la Iglesia, la condenación del error es en si misma una obra de misericordia, ya que al señalar el error, aquellos que son víctimas de él son corregidos y los otros son preservados de caer en el.»

    • Y como resultado, nosotros ahora tenemos dos generaciones íntegras de Católicos a quienes — en su mayoría — no le fue enseñada esta verdad. Y me atrevo a decir: ahora tenemos dos generaciones íntegras de seminaristas a quienes no ha sido enseñada esta verdad.

      Y con vuestro permiso, lo digo por experiencia, nací en 1958 y tengo 13 años de escuela católica — esto es jardín de infantes, escuela primaria y escuela secundaria. Y estuve en la escuela a lo largo del Vaticano II y de sus reformas subsiguientes. Y nunca escuché de Apologética Católica hasta que tuve 22 años de edad.

      Yo nunca recibí ninguna enseñanza en la escuela que la Iglesia Católica fuera la única y verdadera Iglesia de Jesucristo.

      Y lamento decir, que si hubiera dependido de lo que se me enseñó en 12 años de escuela católica, hubiera perdido mi fe hace largo tiempo. Se nos dio un evangelio social: un suave, afeminado evangelio que no tuvo dientes ni columna.

      • Prueba de ello son estas pobres almas abortadas por wojtyla y su panda de modernistas.
        Recen por ellas.
        Presten atención a lo que comenta, mirándose al espejo tuvo la impresión de que alguien la miraba y se burlaba de ella, claro la pisicóloga no le va a decir que es el diablo el que se burla porque la lleva de las narices.

      • Excelente. Totalmente de acuerdo.

      • La lenidad de la “justicia” liberal fomenta la corrupción, amparando a sus secuaces.

        Glosa 27, del libro de ROMANO AMERIO: “Stat Veritas”, donde comenta el siguiente párrafo de la Carta Apostólica “Tertio Millennio Adveniente” de J.P. IIº, 1994: “Otro capítulo doloroso sobre el que los hijos de la Iglesia deben volver con ánimo abierto al arrepentimiento está constituido por la aquiescencia manifestada, especialmente en algunos siglos, con métodos de intolerancia e incluso de violencia en el servicio a la verdad” (n.35,pg.49)].

        Hoy día ni siquiera se castigan los delitos contra la ley positiva, pues sobre ella domina la libertad omnímoda de cada quisque, que suplanta tanto a la ley positiva como a la ley natural y a la de Dios. ………..

        Viene de perillas al momento político actual argentino las palabras de Romano Amerio comentando la Encíclica del Papa polaco, -de las cuales sólo hago hincapié en la propensión a disimular y excusar los juicios y castigos a quienes lo merecen-. Dice AMERIO:: … “porque nuestras ideas de religión se han desarrollado en forma tal que se condena toda forma de violencia: la tendencia general es suprimir toda forma de represión, la injustificada y también la justificada”. O sea, Juan Pablo II consagró el triunfo completo de la “justicia” liberal en la neo-teología vaticana; como consecuencia del triunfo político liberal luego de la 2ª. guerra mundial. Continúa Amerio:

        “[…] El núcleo de la cuestión reside en que a una sociedad (en tiempos los tratados eclesiásticos añadían perfecta) le corresponde constitutivamente la facultad de castigar. Si bien se mira, una sociedad que careciese de la facultad de castigar sería una sociedad fundada sobre la indiferencia moral: esa sociedad no castigaría, porque las acciones de los hombres serían indiferentes.
        “En el pensamiento moderno palpita también la idea de libertad: no se castiga porque el hombre es libre, y que el hombre sea libre quiere decir que no habría ningún límite para las operaciones de su inteligencia. Todas las operaciones del intelecto humano serían dogmas y merecedoras de respeto, porque el hombre es considerado libre. La libertad es el principio de la sociedad moderna, es el principio que inspira el espíritu del siglo, del cual se han dejado invadir también los hombres de la Iglesia.
        “Como se ve, este pasaje de la Carta Apostólica es muy espinoso, y sus espinas tocan los principios mismos de los cuales deriva el espíritu moderno: la independencia de la autoridad y el hermanamiento irenista por encima de cualquier otro principio…” (ROMANO AMERIO).

        Está tan generaliza esta transigencia de la “justicia” liberal con los delitos, tanto en la Iglesia como en el Estado, que abundan los testimonios. Monseñor Schaufele, en SISINONO, Nº 252/53, dijo en la nota: “Porqué la Iglesia debe condenar”: “Se os dijo que la Iglesia debía limitarse a partir de entonces a exponer la verdad de manera positiva, y que no debía ya condenar, ni prohibir, ni prevenir. Se dice, además que la Iglesia del pasado, la de las anatemas y las condenas, debe ceder sitio a una Iglesia de tolerancia general y de comprensión universal… Ahora bien, precisamente quien le prohíbe a la Iglesia el “NO” se arroga el privilegio de decir “NO” al magisterio eclesiástico, a todos los dogmas, a toda la tradición, y naturalmente a toda la teología que no sea la teología moderna”.

        J.P. IIº era tan enorme santazo “súbito”, que aplicó fielmente la nueva teología permisiva inaugurada por Juan XXIII, el buenazo, quien comenzó a charlar alegremente con los neo-modernistas, traicionando las enseñanzas de Pío XII, -considerado obsoleto, retrógrado y “petrificado”-, como decía el historicista Ratzinger. En consecuencia, Juan XXIII declaró la guerra contra los acusadores de pecados y contra todos los “santos tristes”; y así se abrieron las puertas para que multitud de sacerdotes cuelguen las sotanas, y vivan alegremente en el Mundo; avergonzando y entristeciendo a la Iglesia. Estos eran considerados hijos auténticos del V. IIº, sumergidos en el maremagno de los tiempos. Algunos de ellos fueron premiados por su fidelidad al progresismo, ascendiéndolos al cardenalato.

        Y por contra-partida, J.P. IIº, condenó y execró maliciosamente ante la Historia a católicos que los modernistas consideraban que habían abusado de su autoridad, -lo que es un pecado imperdonable contra el liberalismo reinante en el Vaticano-. Porque ellos consideran que la sociedad y la autoridad ahogan a la libertad: son opresivas; como enseñan los marxistas freudianos. A esos hechos, cometidos siglos atrás, el Papa los reprobó con tanta falta de conocimientos históricos y de sentido común, que dan pie a pensar que lo que pretendió realmente era bajar de la peana a un auténtico santo como Pío V que hacía Justicia y sancionaba, como debe ser; y con él a todos los santos ortodoxos que impiden disfrutar de las alegrías del Mundo a los transgresores.

        La figura de San Pío V será siempre anatema contra los historicistas; que enjuician la Historia de acuerdo a las circunstancia actuales. Y así se cumple la actitud paradojal siniestra, que, como advertí, se emplea tanto en la Iglesia liberal como en el Estado liberal: de amparar y absolver a los secuaces de la secta liberal, y excluir y condenar a los patriotas íntegros y católicos fieles.

        …..
        http://lascadenasdeobligado.blogspot.com/2019/03/la-lenidad-de-lajusticia-liberal.html#more
        …..

        no coincido con que esto viene de Caseros sino que pienso que esto viene de la pseudo democracia del Rojo Alfonsín, donde aplicaron el mismo plan que les dió resultado en la iglesia con el vaticano segundo. Han puesto la libertad por encima de la Verdad.

      • Además de Las cadenas de Obligado les quiero recomendar el sitio http://www.labotellaalmar.com/ para que se den cuenta que Argentina no es solo bergoglio.
        Que los argentinos no tienen la culpa de que bergoglio esté en Roma.

  4. Pues a ver si este Blanco Sarto, y sus sartas de tonterías, repasan a su Prelado del Opus Dei y su mensaje del 7 de marzo :

    «En años difíciles, en los que san Pablo VI llegó a decir que «el humo de satanás» se introducía por las grietas de la Iglesia, nuestro Padre nos insistió en que eran «tiempos de rezar» y «tiempos de reparar». Esta misma exhortación querría que resonara también ahora en nuestras almas, ante la situación presente –distinta pero no menos difícil que aquella–, en la que junto a confusión doctrinal y errores prácticos, es muy penosa la división.
    Hijas e hijos míos, considerar las dificultades de la hora presente, ciertamente graves, no nos puede llevar a una actitud pesimista ni desesperanzada. Sobre todo porque, aunque compuesta por mujeres y hombres débiles, la Iglesia es Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo y Sacramento universal de salvación.»

    Una pregunta a Pablo Blanco ¿ Quién, sino Francisco, tolera, y hasta fomenta, esa confusión doctrinal ? ¿ Quién, sino Bergoglio, tolera, y hasta fomenta, esos errores prácticos ? ¿ Quién, sino Francisco, genera esa división entre católicos de verdad y bergoglianos de tendencias protestantes, modernistas y marxistas ?

    • Echenique, la carta del Prelado es tibia a más no poder.
      Y respecto a este profesor del OD, solamente diré que me avergüenzo de que pertenezca a la Obra.

      • Al menos algo ha dicho. Si se lee entre líneas, dice mucho más. ¿ Qué ha dicho Carrón, de Comunión y Liberación, María Voce, de los focolares, Quico Argüeyo, del Camino Neocatecumenal, Robles, de Regnum Christi, etc ? ¡ Mudos !

  5. El Vaticano II, con la excusa del diálogo con el mundo y las » religiones «, no quiso condenar el error ni el pecado. Bergoglio ha dado un paso más, gravísimo: convierte el pecado, en virtud de la ética de situación que aprueba, en » la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios, pues esa es la entrega que Dios mismo está reclamando en medio de la complejidad concreta de los límites, aunque todavía no sea plenamente el ideal objetivo. » : Amoris Laetitia 303, calificado por Seifert como la bomba que acaba destruyendo, no sólo la moral matrimonial y familiar, sino toda la moral, toda la doctrina católica.

  6. «Pero le ha imprimido un estilo propio, un estilo más latino.»
    Pues sí. A ritmo de tango (ya me excusaran los hermanos argentinos), todos contentos bailando al infierno.
    ¡Banda de ciegos peloteros!

  7. Volviendo al Blanco Sarto, su artículo recibe una calificación: pecado mortal, pues falta, a sabiendas, gravísimamente a la Verdad, que está por encima de Bergoglio y el culto a la personalidad, y fomenta la papolatría, que es un pecado gravísimo de idolatría, no menos mortal. Se va condenar uno y otro, salvo que se conviertan, cosa cada vez más improbable, pues llevamos 6 años de mentiras, falsedades y engaños. Nos toman por tontos, pero los que quedan como tontos son ellos, que se creen con capacidad de engañar. No me extrañaría que el señor Blanco buscase, con tanto incienso, su nombramiento episcopal y abandonar el Opus Dei, que acaba de dar un giro, pequeño pero apreciable, en pro de la Verdad.

  8. Nos ha hecho rezar, sí
    Por la Santa Iglesia Católica Apostólica, por la Santa Tradición. …y para que venga otro Papa….distinto, claro!

  9. Celebro seguir siendo católico a pesar de quienes dirigen la Iglesia de Cristo. Sí, aunque a muchos les pese, sigue siendo la Iglesia de Cristo. Ya está mas que confirmado que Bergoglio es una de las bestias de Apocalipsis 13, pero también debemos contar con la 2ª de Tesalonicenses 2,3: el hombre inicuo NO puede USURPAR el trono hasta que NO sea quitado de él aquel que se lo impide. Al Papa legítimo Benedicto XVI, le presionó la mafia de S. Galo para que renunciara, y colocaron a Bergoglio (rotario-masón), en su lugar para que provocara un Cisma con sus herejías, dando lugar al nacimiento de la falsa iglesia del anticristo.
    Ahora bien, si los cardenales, obispos y sacerdotes, así como religiosos/as, callan como perros mudos, no es porque Bergoglio sea el papa legítimo, es porque tienen miedo de perder su cargo y de verse trabajando con el sudor de su frente para poder sobrevivir. El sacerdote Minutella y otros que no conocemos Sí dieron la talla, dando su vida por Cristo, sirviendo a la Iglesia, y no sirviéndose de ella como hace el resto.
    La Virgen en su manifestación de El Escorial nos dice que pidamos por ellos, pero también los corrige con amor para que no se condenen.
    12-08-1.982-(V. Maria)
    Están formando planes diabólicos contra ti. . . porque intentarán destruir todo esto… Haz penitencia por mis almas consagradas; que muchos conventos están muy relajados porque han aflojado en la oración y en la penitencia…
    Satanás es el enemigo que está rodeando todo esto. Se está metiendo en la Iglesia santa de Cristo. La están destruyendo ellos mismos. No hables con nadie, hija mía, a no ser con el Cardenal o el Obispo. No te dejes sorprender por los lobos con piel de oveja, que están tratando…
    ¿Qué ha sido de mi Iglesia? La Iglesia de mi Hijo se destruye poco a poco; no tiene humildad… Pide oración y sacrificio. Hazlo tú por todos ellos; por la perversidad de la humanidad; por todos mis hijos.
    Haced penitencia y oración; haced sacrificios. Tú, hija mía, no te abandones; extiende mis mensajes por todo el mundo; no hacen caso, les espera un castigo muy grande. Haced oración al Padre Eterno. Oración y penitencia.
    (Le dice la voz):
    – Besa el suelo, hija mía.
    Lo besa y prosigue la voz hablando:
    Esas mis almas consagradas hay que salvarlas; a mi Hijo… lo ponen en cruz esos falsos pastores. Besa el suelo otra vez. (Lo besa). Levántate de este acto de penitencia. (Ella se levanta) Arrodíllate. (Se arrodilla y sigue la voz):
    Ofrécete como víctima al Padre Eterno, que El haga lo que quiera de ti. Ofrécete como un juguete en sus manos. Sé humilde…
    Yo también sufro. Mira mi Corazón cómo está por esas almas consagradas. ¡Qué falsos profetas! El anticristo está en mi Iglesia. Está entre todos ellos. No se ha dado a conocer. Que salgan mis mensajes por el mundo para redimir a todos. Tu director que no se acobarde, aunque sea un mártir como tantos otros que ha habido en la tierra. Pensad en el alma, que el cuerpo no vale nada. Hija mía, besa mi mano. Te doy la bendición en el nombre del Padre Eterno, y del Hijo y del Espíritu Santo.
    La cruz es lo más importante para llegar al Cielo. Llevadla sobre los hombros. Mi Corazón está dolorido. Mi Corazón reinará, hija mía, en todo el mundo. Será la salvación de la humanidad, hija mía. Está transido de dolor por la agonía y pasión de Cristo. Meditad en la pasión, hijos míos que está olvidada. ¡Cuántas almas se salvarían si la meditaran! Pero ¡Qué ingratitud hay en el mundo de los humanos! Vas a sufrir mucho, hija mía. ¡Pobre Vicario!, cuánto tiene que sufrir por algunos de los que le rodean. ¡Qué ingratos son!. Son fariseos hipócritas, destructores de la doctrina de mi Hijo. No saben lo que les espera. Será horrible el castigo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: