La Iglesia en Barcelona salpicada por los escándalos sexuales

No hay otro camino que purificar a la Iglesia de todos y cada uno de estos elementos. Cristo nos lo pide. Y esperemos que el próximo Papa lo haga de verdad. Aunque nos veamos reducidos a un tercio de los católicos, de los sacerdotes, de los Obispos y de los Cardenales

 

Vicente Montesinos

 

 

Jubany, Sistach y Vives… ¿Quién firmó la dimissio?

 

 

Mientras la Iglesia catalana está a lo que está, apoyando la causa del independentismo catalán, con el beneplácito de la CEE, de la Nunciatura Apostólica, y por tanto de Roma, hemos ido pudiendo conocer en las últimas semanas más datos de lo que ya hace tiempo apuntábamos, algunos de los cuales han sido aportados por Oriol Trillas en Libertad Digital.

Y es que todo apunta a la veracidad de las sospechas que durante tiempo se han cernido sobre la Iglesia de Barcelona, que cada vez más nos recuerdan a los casos sucedidos en los Estados Unidos de América.

Y queda mucho por salir a la luz… Y seguimos investigando.

Como bien recopila Trillas, el meollo de la cuestión se centra en la década de los 80 en “La Casa de Santiago”,  un seminario de vocaciones tardías, creado a finales de los 70, a cuyo frente el cardenal Jubany colocó como rector al sacerdote Alfredo Rubio de Castarlenas, que se convirtió en el verdadero ideólogo del grupo de sacerdotes que se formaron en aquel centro.

Atendiendo a lo que publica Libertad Digital, relacionado con dicho seminario se hallaba una orden femenina seglar, denominada Claraeulalies, que también dependía de la Casa de Santiago. Sacerdotes, diáconos y seminaristas vivían en las llamadas “casitas”, que no eran otra cosa que residencias independientes.

El primer escándalo se suscitó a raíz de varios casos de chicas de la orden que habían quedado embarazadas, pero el escándalo mayor se dio a raíz de una asociación llamada Nous Camins dirigida por el sacerdote-formador de la Casa, Francisco Andreo García (ya fallecido), que actuaba junto a una serie de diáconos, entre los que cabe destacar a Albert Salvans Giralt y Pere Cané Gombau.

Oriol Trillas da más datos sobre lo que en su día publicamos, y nos relata el caso más sonado, sucedido en la parroquia de San Pio X (del barrio de las Viviendas del Congreso creado por el obispo Modrego), donde tres chicas de entre 14 y 17 años, que se hallaban en el grupo del diácono Salvans, denunciaron a éste por forzarlas a mantener relaciones sexuales. Las familias de los menores denunciaron los hechos ante quien en aquel momento era el párroco, Carles Soler Perdigó (después auxiliar de Barcelona y obispo de Gerona) y ante el cardenal Jubany. Sin embargo, ambos presionaron a las víctimas para que no acudieran a interponer denuncia ante la justicia ordinaria. La denuncia también afectaba al diácono Pere Cané Gombau, ya que asistían a viajes y excursiones con el grupo de éste.

La Asociación Nous Camins prestaba ayuda económica a las familias desestructuradas que les confiaban a sus hijos, sí, pero se aprovechaban de ellos. En la doble vertiente: económica y sexual. Económica porque los hacían servir de gancho para pedir donativos a grandes empresas catalanas. Sexual porque los iniciaban desde bien pequeños en un mundo en que todo giraba en torno al sexo, con la excusa de que debían desinhibirse para carecer de problemas de afectividad.

Según las informaciones recogidas en diversos dosieres, y que Trillas ha rescatado, al conocerse los hechos, el cardenal Jubany prometió a las familias que los diáconos Salvans y Cané habían sido reducidos al estado laical. Pero nada de ello sucedió. Albert Salvans pasó a la diócesis de Westminster y Pere Cané a la de Milwaukee. Ambos fueron ordenados sacerdotes. Y aquí paz, y después gloria.

A esos sacerdotes hubo que cambiarlos de diócesis, y la dimissio para permitirlo tuvo que salir, necesariamente, de Jubany, arzobispo de Barcelona, de Sistach, su obispo auxiliar, y de Vives, rector del seminario, y hoy obispo de Urgel y co-príncipe de Andorra.

Tras ser ordenados crearon la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol y de María Madre de la Iglesia (MCSPA, en sus siglas en inglés), que fue un nido de nuevas agresiones, violaciones y abusos.

Una red de los horrores sacerdotal, como bien lo ha definido Libertad Digital, que podría haberse evitado si no hubiese sido encubierta desde Barcelona cuando estalló este tremendo asunto.

Tremendo para los implicados. Tremendo para los encubridores. Tremendo para la Iglesia catalana. Tremendo para la Iglesia Universal.

No hay otro camino que purificar a la Iglesia de todos y cada uno de estos elementos. Cristo nos lo pide. Y esperemos que el próximo Papa lo haga de verdad. Aunque nos veamos reducidos a un tercio de los católicos, de los sacerdotes, de los Obispos y de los Cardenales.

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:Actualidad religiosa, BLOG ADORACIÓN Y LIBERACIÓN, Editorial

Etiquetas:, , , , ,

7 respuestas

  1. Por si le faltara algo a la Iglesia en Cataluña! Decía el clásico griego que “a quien los dioses quieren perder, primero lo vuelven loco”. ¡En qué locura incurrirá aquel que se enfrenta con el Dios vivo!

    Le gusta a 1 persona

  2. A la misericorditis diañlogante con todos, menos con los católicos, no le guatan las sanciones a violadores, pederastas y encubridores; las reserva para los católicos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Se cumple un mes del Viganógate sin que nadie haya desmentido sus acusaciones
    AYER, 23 DE SEPTIEMBRE, SE CUMPLIERON CUATRO SEMANAS EXACTAS DE LA PUBLICACIÓN DEL TESTIMONIO-DENUNCIA DEL EX NUNCIO EN LOS ESTADOS UNIDOS (Y EX SECRETARIO DEL GOBERNATORADO), EL ARZOBISPO CARLO MARIA VIGANÒ.

    Por INFOVATICANA | 24 septiembre, 2018
    Es un documento que plantea numerosas preguntas precisas. ¿Quién favoreció, encubrió y protegió al ex cardenal Theodore McCarrick en su carrera como depredador homosexual? El documento da nombres precisos y, último en la lista, señala al Papa actual, que habría sido informado de la actividad criminal del cardenal por el propio nuncio Viganò el 23 de junio de 2013. Y que habría, a pesar de esto, rehabilitado al purpurado, que le habría aconsejado y guiado en todo lo relacionado al nombramiento de los obispos y cardenales que le agradaban, por parte de lo que ahora se llama el sector McCarrick. Entre ellos: el arzobispo de Chicago, Blase Cupich; el arzobispo de Newark, Joe Tobin; el arzobispo de Washington, Donald Wuerl; el actual prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, Ken Farrell; el obispo de San Diego, McElroy y muchos más.

    En el viaje de regreso desde Dublín, el Papa dijo: “Leed atentamente el comunicado y haced vuestro juicio. Yo no diré una palabra sobre esto”. En realidad, habló. No de una manera directa sino indirecta, como hace habitualmente, tratando de ennoblecer bajo el manto del silencio de Jesús la ausencia de una respuesta conveniente a una pregunta concreta. E insultando -incluso en este caso, como suele hacer cuando está en una situación problemática-, a sus interlocutores: perros salvajes, grandes acusadores (léase demonios), etcétera, etcétera.

    Y en realidad, si examinamos lo que sucedió después, podemos entender que sí hubo una respuesta. Y es dramática. El continuo “encubrimiento” de McCarrick, que continúa y continuará.

    ¿De dónde sacamos esta conclusión? El Pontífice no respondió directamente al caso McCarrick. Pero el cardenal Oscar Maradiaga habló; es la persona de más alto nivel que goza de la confianza del soberano, es el presidente (confirmado) del grupo C9, defendido por el Papa con una carta cuando el purpurado estaba en medio de la tormenta financiera y homosexual que le involucró, a él y a su diócesis (en las paredes de cuya catedral alguien escribió: “cardenal pedófilo”). En resumen, sus palabras tienen un peso específico importante. Sobre el caso McCarrick dijo: “No me parece correcto transformar algo que es privado en una bomba que estalla en todo el mundo, y cuyos fragmentos perjudican la fe de muchas personas. Creo que este caso de naturaleza administrativa debería haberse hecho público basándose en criterios más serenos y objetivos, y no con la carga negativa de expresiones profundamente amargas”. (la negrita es nuestra).

    Por lo tanto, hasta que el Pontífice no se digne poner en conocimiento de mil doscientos millones de católicos si el Papa ha encubierto y mimado, durante cinco años, a una persona que sabía que era un depredador homosexual de seminaristas y sacerdotes, basándonos en la fuente autorizada y más cercana a él, debemos pensar que en Santa Marta se considera “que es privado” el hecho de que un cardenal fuerce y obligue a sacerdotes y seminaristas a tener relaciones sexuales con él; y que, en el fondo, se trate sólo de una infracción de carácter administrativo.

    Apliquen esto a toda la parafernalia del “metoo” femenino e imaginen los resultados… ¡y se dice de Weinstein!

    Es una insinuación, dirán ustedes, dado que no sabemos si esta es realmente la posición del vértice. Pero claro que hay una confirmación, de hechos, no de palabras. Y es la actitud que el Pontífice y, en consecuencia, el Vaticano, han asumido hacia los obispos estadounidenses. Que vinieron a pedir una cosa muy concreta: una investigación apostólica, es decir, organizada y dirigida por la Santa Sede sobre el caso McCarrick, sobre su carrera, sobre los encubrimientos en América y en Roma, lo que le permitió, a pesar de lo que hacía (hay incluso noticias de una fiesta organizada en su honor por ambientes homosexuales en la zona de los “Castelli Romani”…), volar alto en el firmamento eclesiástico. Hasta que se interpuso la justicia laica; sólo entonces la Iglesia se despertó, y rápidamente.

    Bien: la solicitud de una investigación “apostólica” ha sido simplemente devuelta al remitente. Y con razón. Ante una investigación como esta, no hay puertas ni archivos que puedan permanecer cerrados. Y, evidentemente, ni el Pontífice ni la secretaría de Estado –y mucho menos los “cardenalazos” mencionados por Viganò-, desean que se abran puertas y expedientes. Por lo tanto, el encubrimiento continúa. Entonces, queridos católicos, resígnense a vivir con dudas, y tal vez en este punto con algo más que una duda: que el actual Papa haya encubierto y continúe encubriendo a un cardenal depredador homosexual. No es una sensación agradable porque quita el valor y la credibilidad a todas las palabras, incluso a aquellas que son sanas y justas. Pero si la lógica y los hechos tienen un sentido, ¿qué podemos pensar de distinto? Sólo los pobres ilusos -o personas a las que intentan engañar-, pueden pensar que en la reunión de febrero de las conferencias episcopales se quiera dar “una estocada final” al problema de los abusos, que los cómplices del grupo de presión de Bergoglio continúan llamando pedofilia para no utilizar el verdadero término: homosexualidad clerical invasiva. Y, con razón, los comentaristas de los Estados Unidos juzgan negativamente el “no” romano a una investigación apostólica sobre McCarrick.

    Cerramos con una constatación. Han transcurrido cuatro semanas desde la publicación del testimonio Viganò. Y aún no se han desmentido sus declaraciones. Un tímido intento en el caso de Kim Davis ha tenido como resultado una respuesta devastadora –y sostenida por un documento- por parte del ex nuncio. Mientras tanto, ha aparecido una carta del entonces Sustituto de la Secretaría de Estado, mons. Sandri, que confirma lo que ha declarado Viganò. Ninguna de las personas llamadas en causa -ninguna-, ha dicho: “No es verdad”. Los periodistas, con raras excepciones, se han dedicado a denigrar la persona de Viganò y de quienes creen en su testimonio; nada más. Y esto también refuerza la idea de que es fiable. Imaginemos si algún periodista del círculo mágico no hubiera podido, por casualidad, tener algún documento en las manos para desmentir al ex nuncio. Debemos pensar, entonces, que los documentos los tiene Viganò. Y que son ganadores. Son tiempos realmente terribles para quienes intentan todavía tener fe en esta Iglesia.

    Publicado por Marco Tosatti en Stilum Curiae; traducido por Pablo Rostán para InfoVaticana.

    Le gusta a 1 persona

  4. Menudas purgas va a tener que hacer el próximo PAPA.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: