EN ESTE ARTÍCULO RECOGEMOS LOS TESTIMONIOS PÚBLICOS DE APOYO A VIGANÓ DE ESTE GRUPO FORMADO YA POR UNA DECENA DE CARDENALES, ARZOBISPOS Y OBISPOS.

 

 

Vicente Montesinos

 

 

 

 

 

Monseñor Vigneron, Arzobispo de Detroit, ha escrito una carta a sus fieles, en la que asegura que la carta de Mons. Viganó sobre el encubrimiento del depredador sexual McCarrick puede ser una oportunidad para la purificación y la reforma de la Iglesia. En ella además manifiesta que estamos ante otro nuevo desafío para la confianza en el liderazgo de la Iglesia. A continuación les transcribimos el comunicado de la Archidiócesis de Detroit:

 

La declaración del Arzobispo Viganò, el ex embajador del Vaticano en los Estados Unidos, es otro desafío intimidante para nuestra confianza en la fiabilidad del liderazgo de la Iglesia, en un verano de devastadoras noticias sobre abuso sexual y la infidelidad del clero. En medio de esta hora de dificultad, ofrezco dos palabras de consejo: una sobre la verdad y la otra sobre la esperanza.

Acerca de la verdad: el Señor nos asegura que «la verdad nos hará libres»(Jn 8, 32). No tenemos nada que temer al enfrentar directamente las acusaciones hechas por el Arzobispo Viganò. Me uno a los sacerdotes y al pueblo de la Archidiócesis de Detroit para orar por el triunfo de la verdad y la transparencia, y rezar para que llegue pronto. Tanto si las afirmaciones del Arzobispo son confirmadas o son probadas como infundadas, la verdad que salga a la luz nos mostrará el camino seguro hacia la purificación y la reforma de la Iglesia.

«Sobre la esperanza: al ascender al Padre, Jesús prometió que estaría con nosotros siempre, hasta el final del mundo (ver Mt 28:20). Cristo no nos ha abandonado en este tiempo de crisis. Al resucitar, Él es el Señor de toda la historia. Y en estas pruebas, Él busca restaurar la vitalidad de su Iglesia. Debemos responder con abandono a sus planes, discernir la gracia que nos ofrece en este momento y aceptarla voluntariamente sin importar el costo. Si respondemos con esperanza, el Señor nos llevará a un nuevo lugar desde el cual podemos salir a desatar el Evangelio con un nuevo poder y una nueva fortaleza.

Finalmente, somos siervos de Cristo. Confiamos en Él. Él nos fortalecerá y transformará nuestra debilidad en poder para avanzar en su Reino y para la salvación de las almas.

Nuestra Señora, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.

 

 

 

Por otra parte, Monseñor Lantheaume, que fue consejero en la nunciatura apostólica en Washington, ha manifestado que el ex nuncio Viganó, dijo «la verdad» en su memorandum sobre el encubrimiento del ex-cardenal McCarrick. Ha sido tajante y ha manifestado a los medios que “Monseñor Viganó dice la verdad. Eso es todo“. Mons. Viganó explica en su carta un suceso del que fue testigo Mons. Lantheaume: «En cualquier caso, lo que es cierto es que el Papa Benedicto impuso a McCarrick dichas sanciones canónicas, que le fueron comunicadas por el Nuncio Apostólico en los Estados Unidos, Pietro Sambi. Mons. Jean-François Lantheaume, entonces primer consejero de la Nunciatura en Washington y Chargé d’Affaires a.i. tras la muerte inesperada del Nuncio Sambi en Baltimore, me contó, cuando llegué a Washington –está dispuesto a dar su testimonio–, un coloquio borrascoso, de más de una hora, entre el Nuncio Sambi y el cardenal McCarrick, que había sido convocado en la Nunciatura: “La voz del Nuncio –me dijo Mons. Lantheaume–, se oía hasta en el pasillo”.

 

 

 

Por su lado, Monseñor Konderla, Obispo de Tulsa, ha manifestado en sus redes sociales que considera que “Las acusaciones que detalla Viganó son un buen lugar de inicio para las investigaciones que tienen que darse para restaurar la santidad y la responsabilidad al liderazgo de la Iglesia. Ahora es tiempo de que redoblemos nuestras oraciones por la Iglesia y por las víctimas de estos crímenes. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla”. Vemos como de esta manera, el Obispo norteamericano apunta de igual manera a la necesidad de que la figura papal sea restaurada en su santidad.

 

En cuanto a Monseñor Olmsted, Obispo de Phoenix, ha manifestado que conoce a Viganó desde 1979 y que “siempre lo he visto y respetado como un hombre de verdad, fe e integridad”. A renglón seguido ha pedido que su informe sea “tomado seriamente en cuenta por todos y que cada acusación sea investigada exhaustivamente. Muchos inocentes han sido seriamente afectados por clérigos como el arzobispo McCarrick. Quien quiera que haya encubierto estos actos vergonzosos debe ser colocado ante la luz del día”. De esta forma, tampoco se esconde de apuntar directamente a la cabeza papal.

 

Más significativo es si cabe el apoyo al Arzobispo Viganó del Cardenal Di Nardo, presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, por el cargo que ostenta en relación a aquel país.  En un comunicado ha sido tajante al manifestar que las preguntas de Mons. Viganó «merecen respuestas que sean concluyentes». El actual arzobispo de Galveston-Houston reclama que se aclare todo lo relacionado con el encubrimiento al ex-cardenal McCarrick. En concreto Di Nardo ha manifestado:  «El 1 de agosto, prometí que la USCCB ejercería plenamente su autoridad, y defendería ante aquellos con mayor autoridad, abordar las muchas preguntas que rodean al Arzobispo McCarrick. El 16 de agosto, reclamé una Visita Apostólica, que trabajaría en común con una comisión nacional laica con autoridad independiente para buscar la verdad. Ayer, convoqué a nuestro Comité Ejecutivo una vez más, y reafirmamos la exigencia de un examen rápido y exhaustivo para saber cómo los graves fallos morales de un obispo pueden haber sido tolerados tanto tiempo. La reciente carta del arzobispo Carlo Maria Viganó da especial atención y urgencia a este examen. Las preguntas planteadas merecen respuestas que sean concluyentes y basadas en pruebas. Sin esas respuestas, los hombres inocentes pueden ser contaminados por acusaciones falsas y los culpables pueden quedar impunes para repetir los pecados del pasado».

 

En las últimas horas se ha unido a este cada vez mayor número de Obispos y Cardenales que apoyan a Viganó y que piden la investigación de todo el asunto y la asunción de responsabilidades al más alto nivel, el Obispo de Knoxville (Tennessee), Mons. Rick Stika, manifestando en sus redes sociales que todos hemos de leer el informe Viganó, y que no hemos de dejar que nadie nos diga lo que tenemos que pensar. Ha sido además muy tajante al afirmar que el pueblo merece oír algún comentario del Papa sobre la carta de Viganó. ¡Espero que el Papa responda a la carta del ex-nuncio! – ha manifestado en Twitter. “La Iglesia está sufirendo y el liderazgo es para liderar” – añadía en otra clara crítica a la actitud de Bergoglio.

 

 

 

 

 

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios