Vicente Montesinos

 

mujer-llorando

 

Apunto estamos de enfilar el camino del Calvario de la mano de Nuestro Señor, y parece ser que el mismo Calvario espera al pequeño Alfie Evans.

¡Miren que ha habido hermanos en estas 48 horas que me han advertido: no esperes mucho del TEDH! Aún así, sabiendo que tenían razón, y que poco se puede esperar de estos tribunales vendidos a los poderes del Nuevo Orden Mundial; el hecho de que entraran a considerar un caso que, ni la propia Roma había valorado, me hacía seguir teniendo esperanza.

Pues bien, según acaba de conocer Adoración y Liberación, el peor de los presagios se ha cumplido, cercenando en dos días todas nuestras nuevas esperanzas. Y es que tres jueces del alto tribunal han dictaminado que no se puede admitir la demanda. 

Los jueces dicen “no haber encontrado ninguna apariencia de violación de la Convención Europea de Derechos Humanos” (ojo a la crueldad; y a la nula credibilidad que podemos tener ya en cualquier legitimidad de las presentes instancias internacionales)

El Hospital Alder Hey ha manifestado que “nuestra prioridad ahora es trabajar con ellos para acordar el plan de cuidados más apropiado y pediremos que se respete su privacidad en este momento”.

El abogado de la familia aún no ha hecho ningún comentario.

Y esta aquí les puedo decir. Alfie, si nadie te salva, tu sangre caerá como condena sobre muchos, muchos responsables… Por acción, por omisión y por silencio…

Recemos, hermanos. Recemos incesantemente, en este Triduo Pascual, por Alfie y su familia.

Dios les bendiga.

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios