Vicente Montesinos

 

homepage-hero-image-sky
Universidad de Georgetown, administrada por los jesuitas. 

 

La “católica” Universidad de Georgetown, cuya administración es dirigida por los jesuitas, recientemente ha anunciado que va a ofrecer residencias universitarias solo para estudiantes LGBT. Además, sin ningún tipo de rubor lo ha hecho afirmando que la medida se basa en los “valores jesuitas“.

Ubicada en el elegante barrio de Georgetown en Washington, la Universidad es casi tan antigua como los Estados Unidos de América, ya que fue fundada en 1789,  y cuenta con un ilustre pasado, que desde finales del Vaticano II ha ido dejando paso a continuas controversias, basadas en su secularización, cuando no en directamente acciones anti-católicas.

El vicepresidente de asuntos estudiantiles, Todd Olson, ha manifestado que las viviendas del campus LGBT proporcionarán un espacio comunitario para el debate sobre “género” e inclusión a la vez que defienden los valores jesuitas de la comunidad en la diversidad y educación integral a toda la persona”.

Nuestros valores católicos y jesuitas nos llaman a comprometernos con “respeto, compasión y sensibilidad” con nuestra comunidad LGBTQ”, ha dicho Olson en el informe de la Reforma del Campus.

Es acorde con nuestros valores católicos y jesuitas proporcionar un lenguaje, perspectiva y sentido de inclusión” – continuó.

Grace Smith, jefa del Equipo de Políticas de Inclusión LGBTQ  del gobierno estudiantil, ha manifestado  en Facebook que la medida es “una gran oferta en una Universidad de Jesuitas”.

Esto significa que los estudiantes ahora comenzarán a tener un espacio residencial único dedicado a explorar y entenderse a ellos mismos y a los demás en relación con el género y la sexualidad”, ha apostillado Smith. “Felicidades a todos los que hicieron realidad este sueño”.

Los excesos vienen de largo. Hace unos meses, un grupo de estudiantes de la Universidad de Georgetown se enfrentó a la desvalorización y otras posibles sanciones por defender las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el matrimonio.

Entre otras perlas además se ha podido conocer la existencia en Georgetown de una profesora lesbiana que defiende la “actividad gay y bisexual”; o la de un sacerdote católico que ofició bodas entre personas del mismo sexo. Incluso la de un sacerdote que cofundó un grupo para oponerse a los Obispos de Estados Unidos en la doctrina sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En fin. Para eso están quedando algunas entidades católicas. Y para eso está quedando la otrora gloriosa Compañía de Jesús. Recuerdo especialmente en estos días al recientemente fallecido Padre Mendizabal. A Dios gracias verá ya esto desde la Gloria, y no deberá seguir sufriendo estas astracanadas en carne mortal.

Y porque hasta el cielo no paramos, que Dios les bendiga.

Anuncios