Vicente Montesinos

 

“No temo a lo que los hombres puedan hacerme por decir la verdad. Solo temo a lo que Dios me haría si mintiese” (SAN JUAN BOSCO)

 

20161211schneider_MG_8633
Monseñor Schneider

 

Recientemente ha salido a la luz una entrevista realizada por Radio Colombia Rosa Mística a Monseñor Athanasius Schneider, obispo de Astaná, Kazajistán, un pastor fiel a la escritura, el Magisterio y la Tradición. Y la verdad es que estas palabras son un lenitivo frente a tanta confusión y tanto desorden. Es un Obispo que transmite esa paz que todos debiéramos encontrar en nuestros pastores. Y sobre todo esperanza. Algo de esperanza…

Schneider nos ayuda a comprender que los tiempos, aunque difíciles, son buenos para poner los ojos en Cristo y en su Santa Madre, porque de ellos fue, es y será, la victoria final. Las palabras de Schneider nos dan fuerza, y más cuando nos confirma en la confianza de que Dios se sirve de instrumentos pequeños e inútiles, como nosotros, para seguir manteniendo viva la llama de la verdad entre tanto ruido.

He seleccionado algunas de las respuestas de Monseñor Athanasius Schenider que me parecen más clarificadoras de la necesidad de confirmación en la fe en que vivimos y de la difícil lucha de un pequeño grupo de cardenales, obispos, presbíteros y seglares, para mantenerse fieles a la Iglesia Una, Santa,  Católica y Apostólica:

 

  • “Muchas almas confundidas por la mala doctrina en cuanto a la enseñanza del adulterio y del sacramento de la Eucaristía lo son de modo muchas veces no culpable. Los que enseñaron tales prácticas, es decir, los obispos que han permitido en sus diócesis la comunión de los adúlteros, serán los mayores culpables”. “Ellos deben temer perder su alma, más que los fieles poco instruidos”.

 

  • “Debemos seguir a Cristo, no a Francisco. Blase Cupich ha dicho que debemos renunciar a nuestras creencias más preciadas en aras del diálogo. Eso es una apostasía y una traición”.”En modo alguno podemos seguir las palabras de este cardenal”.

 

  • “Los dogmas pertenecen a Dios y son inmutables. El Papa, los obispos, los sacerdotes, son los administradores. La fe y los dogmas no son propiedad privada.”

 

  • “Sobre la Eucaristía y la verdad de Dios no se puede consensuar. Si los protestantes aceptan los argumentos de la Eucaristía ellos se vuelven católicos. Con este tema no se puede hacer negocio.” 

 

  • “Hay anarquía en la Iglesia en un estado casi único”. ¨Hay caos teológico, litúrgico, doctrinal y moral”

 

  • “Los pequeños, los que conservan la verdadera fe y la moral según la ley de Dios son ya la fuerza de renovación de la Iglesia y el Espíritu Santo los está usando. Son ya la Nueva Primavera de la Iglesia”.

 

  • “Si Francisco no ha respondido a las Dubia ni a la Correctio Filialis, es muy improbable que responda a una corrección formal y pública. De hecho, la publicación de las Dubia ya es una forma de corrección fraterna”

 

  • “Podremos ser perseguidos, encarcelados…..creo que en algunos lugares se llegará a vivir en una Iglesia clandestina”. “No obstante, dentro de la propia Iglesia ya existe una Iglesia clandestina en este momento, porque ya se está marginando a muchos fieles y sacerdotes que poseen la verdadera fe. Cuando la persecución se recrudezca abiertamente, creo que será muy bueno para la Iglesia, porque florecerá y se verán los verdaderos discípulos fieles”.

 

  • “El martirio está cerca”. ¨Estamos en la etapa final que busca imponer el comunismo”.

 

 

Ahora decidme… ¿Ha dicho alguna mentira Monseñor Schneider? ¿Es tan difícil decir esto? ¿Porque casi nadie se atreve?

Adelante, fieles seglares, sacerdotes, poquísimos obispos, y algún cardenal… fieles; a la verdad; sin miedo; con coherencia y con valentía.

¡A resistir!

Anuncios