“Os aseguro también que si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”

Nuestro Señor Jesús es un Dios de comunidad, siempre preocupado por los demás, atento a las necesidades, y amante de esa vocación de integración y de reunión. Por que es en comunidad donde mejor se puede buscar y encontrar al mismo Dios.

Y es que la comunión con Dios también es rezar por el otro, amar a tu prójimo, preocuparte por los demás, reunirte e invocar, orar en comunidad, por los perseguidos nuevos mártires, por los ataques a la Iglesia, por la deformación del matrimonio, por el retiro de la educación religiosa, por el fortalecimiento de tu parroquia, etc…

Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos“. Amén. 

                                           Vicente Montesinos

Anuncios