Francisco nombra a un rabino para la Academia Pontificia para la Vida

Fishel Szlajen es el primer rabino en ser nombrado por Francisco miembro titular de la Pontificia Academia para la Vida

Vicente Montesinos / Infobae

Szlajen junto a Francisco en el marco de la Asamblea General de la Pontificia Academia para la Vida

Fishel Fernando Szlajen, rabino y doctor en filosofía, se convirtió el pasado 27 de febrero en el primer clérigo del judaísmo nombrado como miembro titular de la Pontificia Academia para la Vida.

En un acto celebrado en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano, en virtud del 25 aniversario del nacimiento de la entidad fundada por el Papa Juan Pablo II, Bergoglio designó al rabino argentino como uno de los 45 integrantes de la academia.

El “selecto” grupo, al que Bergoglio ha ido desconfigurando de sus fines, para ajustarlo a las actuales “agendas” se dedica a abordar diversos aspectos de las problemáticas “humanas” en relación con la medicina, con el medio ambiente, pobreza, salud pública, justicia, migraciones, etc… en pos de la “dignidad de la vida y la persona”. Vamos. Que es una academia “pontificia” pero que de Catolico no tiene nada. Más bien es un organismo más de la Agenda 2030.

Bergoglio puso al frente de la misma al incansable Monseñor Paglia (que nos da dado tantas tardes de gloria) y ha ido nombrado todo tipo de personas de diversos perfiles, creencias, increencias, tesis, etc…

Ahora el paso más está dado, al nombrar por primera vez en la historia como titular de una Academia Pontificia al líder de otra religión.

Miembros de la Asamblea de estos últimos días.

El nuevo miento titular de la Academia ha sido seleccionado personalmente por el propio Francisco, en un declarado acto intencional de convertirla en un auténtico foro para que las cuestiones de ética, aborto, vida, etc… ya no sean conducidas por el magisterio de la Iglesia, sino con el aporte de expertos de otras religiones, y no mostrarlo como un concilio eclesiástico del catolicismo.

Szlajen además ha sido una de las voces más influyentes en diversos debates legislativos, sobre “muerte digna”. Y ha manifestado que en el debate bioético se trata de ver si “es posible, un mínimo de principios en común para un espacio de debate bioético”.

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo en:

Consultas generales: info@adoracionyliberacion.com
Redacción: redaccion@adoracionyliberacion.com
Donativos: donativos@adoracionyliberacion.com
Vicente Montesinos (Director) : director@adoracionyliberacion.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a info@adoracionyliberacion.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.



Categorías:Actualidad religiosa

Etiquetas:, , , , , ,

21 respuestas

  1. http://syllabus-errorum.blogspot.com/2014/01/del-mito-de-la-sustitucion-la-religion.html
    DEL “MITO DE LA SUSTITUCIÓN” A LA RELIGIÓN NOÁQUIDA

    Por Michel Laurigan

    La crisis que actualmente sacude la Iglesia de Dios, vista desde los cielos, se inscribe necesariamente en el combate multisecular entre la Iglesia y la Sinagoga de Satanás (Ap 2, 9).
    A este respecto, el siglo XIX fue testigo de la elaboración de un nuevo plan de asalto contra la ciudadela católica, estrategia revelada en 1884 por Elías Benamozegh.
    Este rabino cabalista de Livorno, maestro del pensamiento judío contemporáneo, propuso entonces no borrar de la superficie de la tierra el catolicismo sino “transformarlo” según los criterios de la ley noáquida (2).
    ¿Fue el Vaticano II un intento de aplicar este plan? Esa es la cuestión que Michel Laurigan aborda en el presente artículo.
    El lector percibirá toda su actualidad consultando en los documentos del presente número de La Sal de la Tierra el mensaje dirigido a la B’ nai B’ rith por Mons José Doré, arzobispo de Estrasburgo.
    Le Sel de la Terre, nº 40. Otoño, 2003

    “Pondré enemistades entre ti y la mujer, entre tu descendencia y su descendencia” (Gn 3, 15).

    Con motivo de la entrega del premio Nostra Aetate (3) el 20 de octubre de 1998 en la sinagoga Sutton Place (Nueva York) que conceden conjuntamente Samuel Pisar y el Centro para el Entendimiento entre judíos y cristianos de la universidad del Sagrado Corazón de Fairfield (EE.UU), el cardenal Jean M. Lustiger, arzobispo de París, hizo una declaración (4) de título prometedor: El mañana de judíos y cristianos. Esta declaración, cuya importancia a nadie escapó en su momento, aún hoy merece nuestra atención. Frente a los adalides del mundo judaico, el cardenal presentó un panorama histórico de las relaciones judeocristianas e hizo un profundo análisis de la obra de salvación de la humanidad. Se podía esperar que recordase algunos datos de la teología católica sobre la historia de la salvación. Lejos de ello, fue más bien el debut de una nueva teología de la historia. Unas pocas citas del cardenal permitirán entender la gravedad de sus observaciones e introducirán este estudio.

    En el momento de entrar en el tercer milenio de la era cristiana, ha comenzado una nueva época en la historia de la humanidad. Se está dando una vuelta de página en la historia de la humanidad. En las relaciones judeocristianas, los cristianos por fin abrieron sus ojos y sus oídos al dolor y a la herida de los judíos. Quieren llevar el peso sin transferirlo a otros y no pretenden aparecer como inocentes (5).

    ¿Cuál es el pecado en virtud del cual cristianos deben llevar una carga? El cardenal se encarga de responderlo en el capítulo titulado “La elección y los celos”, que debería citarse por entero al describir tan erradamente la historia de la salvación.

    “Con Nostra Aetate los obispos de la Iglesia Católica presentaban por primera vez una imagen positiva y atrevida de los judíos infieles”.

    La elección recae sobre el pueblo judío infiel; jamás ha sido revocada en razón del “escogimiento del pueblo elegido”. Los celos, es cosa de los cristianos:

    Los celos frente a Israel son tales, que rápidamente asumió la forma de una reivindicación de herencia. ¡Eliminar al prójimo, esto es, a alguien diferente de uno mismo! Los paganos convertidos tuvieron acceso a la Escritura y a las fiestas judías. Pero un movimiento de celo humano, muy humano, los condujo a poner al margen, o bien fuera, a los judíos (es decir, a su judaísmo (6), sus prácticas, sus ritos, sus creencias).

    En efecto, dice el cardenal, “la cantidad y la fuerza de los paganos convertidos vino a trastornar, invertir la economía de la salvación.” Este movimiento tendió a vaciar la existencia judía de su contenido concreto, carnal e histórico, concibiendo la vida de la Iglesia bajo la figura de una realización definitiva de la esperanza y de la vida judaica (7). Así se desarrolló la “teoría de la sustitución” (8).

    El cardenal Lustiger avanza, intentando probar que los cristianos desposeyeron a los judíos de su papel de pueblo elegido y de pueblo sacerdotal, portador de la salvación a los hombres:

    Cuando Constantino garantizó a los cristianos una tolerancia que equivalía a un reconocimiento del cristianismo en la vida del Estado y lo estableció como religión del Imperio, los judíos fueron violentamente marginados. Éste era un modo simplista y grosero de rechazar los tiempos de la redención (9) y su trabajo de parto.
    El mito (10) de la sustitución del pueblo cristiano por el pueblo judío se alimentaba, pues, de un secreto e inconfesable ataque de celos, y legitimaba la apropiación de la herencia de Israel, cuyos ejemplos podrían multiplicarse. Para citar sólo uno: la pretensión de los reyes de Francia de ser descendientes de David, que determinó a sus consejeros a hacer celebrar sus consagraciones según el ceremonial de los reyes de Israel, tal como nos lo narra la Biblia y se había hecho en Bizancio (11).

    Hacia el fin de su panorama histórico y de su singular teología de la historia, el cardenal tranquiliza a los auditores. Las épocas han cambiado: el tiempo del menosprecio se extingue para dar lugar al del aprecio (12). Pronto la herencia será devuelta a su legítimo propietario, el pueblo judío, verdadero Israel, que vuelve a convertirse en pueblo sacerdotal (13), que traerá la auténtica salvación a las naciones, la paz a los gentiles y… aquella unidad de que el mundo tiene necesidad. Su conclusión remata en esta esperanza:

    La Iglesia Católica condensó esta toma de conciencia en la declaración Nostra Aetate del Concilio Vaticano II, que desde hace treinta años viene dando lugar a numerosas tomas de posiciones, especialmente bajo el impulso del papa Juan Pablo II. Pero a esta nueva comprensión aún le cabe transformar profundamente los prejuicios e ideas de tantos pueblos pertenecientes al espacio cristiano, cuyo corazón no está todavía purificado por el espíritu del Mesías. La experiencia histórica nos lo muestra: se precisa una larga “paciencia” y un gran esfuerzo de educación “para poseer el alma” (Lc 21, 8). Con todo, el rumbo emprendido es irreversible.

    En pocas palabras, se trata de que los cristianos celosos se apropiaron de la herencia de los judíos, suplantándolos en el papel de pueblo de Dios e instrumento de salvación del mundo; de la admisión y confesión de esta falta en el siglo XX, después de la toma de conciencia que tuvo lugar en el Concilio Vaticano II en cuanto a que esa herencia debe ser devuelta a los judíos desposeídos; y de la necesidad de reparar la falta cometida, dando tiempo al tiempo a fin de cambiar el espíritu de los cristianos. El movimiento de la historia es irreversible.

    Más recientemente, en el año 2002, el cardenal Lustiger intervino en un congreso judío europeo (14), en un congreso judío mundial (15) y ante el Comité Judío Norteamericano (16) exponiendo una “reflexión sobre la elección y la vocación de Israel y sus relaciones con las naciones”.

    El Jefe de la iglesia conciliar Juan Pablo II abrazando al cardenal judío Lustiger.

    Su judeocristianismo sincretista (16) parece agradar a las élites del judaísmo, sin que nadie en el mundo católico se conmueva realmente por la heterodoxia de su pensamiento.

    ¿Cómo puede ser que un cardenal se permita reescribir la historia de la salvación hacia fines del siglo XX, al punto de negar toda la obra redentora de Jesucristo continuada por su Iglesia? ¿Cómo se operó la subversión espiritual del siglo XX? ¿Fue en el Concilio Vaticano II, como sugiere el cardenal Lustiger? Si la Iglesia ya no es el verdadero Israel, ¿qué ocurre con en esta nueva teología de la historia? Este estudio intenta responde a estas importantes preguntas.

    “Redescubrir la herencia”: tentativas a lo largo de la historia

    Elegido por Dios, en un principio, para la magnífica misión de traer el Salvador a los hombres, el pueblo judío fue la esperanza y el honor de la humanidad durante los dos mil años que antecedieron la venida de Jesucristo. Guardaba la herencia de las promesas divinas, daba testimonio del verdadero Dios en medio de la idolatría pagana, conservaba en el mundo la fe, la verdad, el culto puro y sustancial del Padre que está en los cielos y la esperanza del Salvador del mundo. Los judíos han sido verdaderamente “el pueblo de Dios” hasta la venida de nuestro Señor Jesucristo; al nacer de la raza de Abraham, Jesucristo la coronó y consagró con su propia santidad.

    Pero el Calvario separó en dos al pueblo elegido: por un lado, los discípulos, apóstoles y los primeros cristianos, que reconocieron en Jesús crucificado al Mesías que venía a cumplir la Ley y los Profetas, adhiriendo plenamente a su mensaje, a su espíritu y a su cuerpo místico, la Iglesia; por otro, aquellos sobre cuya cabeza ha caído, según su deseo, la sangre del Justo (18), lo cual les valió una maldición que durará mientras persistan en su rebeldía.

    Mons. Delassus señala que “el deicidio ha abierto un abismo entre el antiguo tiempo y el nuevo, abismo que la misericordia divina cerrará el día que su justicia haya terminado su obra.”

    Hace dos mil años que aquellos que repudiaron la ley de Moisés para adherir al Talmud se dedican a obstaculizar la obra redentora. Estuvieron detrás de todas las rebeliones del espíritu humano contra Dios, contra su Ungido -al que no quisieron reconocer -, y contra su Iglesia, considerada como “usurpadora.”

    Protegiéndose de ellos y recordando al mismo tiempo el horror del deicidio, la Iglesia nunca ha cesado de buscarlos por caridad a fin de traerlos al redil, a la fuente de la gracia, al Calvario, donde se derramó la sangre redentora. Esta caridad condujo a que la Iglesia incluso los protegiera, rechazados como fueron tantas veces por los pueblos cristianos. Los verdaderos convertidos (19) han confirmado frecuentemente la caridad de la Iglesia a su respecto.

    Con todo, los artífices de iniquidad se dejaron tocar poco por esta mansedumbre de los pontífices romanos. En cada siglo redoblaron sus asaltos contra la Iglesia y la sociedad católica. Josué Jehouda, autor de El Antisemitismo, Espejo del Mundo (20) escribe a propósito de la era moderna y contemporánea:

    El mundo judaico intentó tres veces purificar la conciencia cristiana de las miasmas del odio; se hicieron tres brechas en la vetusta fortaleza del obscurantismo cristiano, se cumplieron tres etapas en la obra de destrucción del catolicismo dogmático.

    Tales son: Renacimiento, Reforma y Revolución.

    El Renacimiento, la Reforma y la Revolución constituyen tres tentativas de rectificación del pensamiento cristiano, a fin de ponerlo en sintonía con el desarrollo progresivo de la razón y de la ciencia (21).

    El autor precisa que “a pesar de estas tres tentativas de purificar el antisemitismo del dogma cristiano, la teología católica aún no ha suprimido su menosprecio al respecto”. Es por eso que “en el curso del siglo XIX se operaron otras dos tentativas más para sanear la mentalidad del mundo cristiano: una por Marx y otra por Nietszche”.

    El pensador judío deplora el fracaso parcial de estos dos últimos intentos. La fortaleza del catolicismo le permite resistir. Será necesario esperar hasta después de la II Guerra Mundial para lanzar el asalto más sutil y más destructivo contra la Iglesia Católica romana: cambiar la teología católica a través de los mismos hombres de Iglesia. “Una revolución de capa y tiara”, iniciada por los Carbonarios del siglo XIX, continuada por los modernistas en el siglo XX y que triunfa en el Concilio Vaticano II.

    Vaticano II: la puerta abierta…

    • Gracias, Part, excelente explicación, muy clara e informativa, me ilustró mucho sobre cosas que no entendía

      • Muy ilustrativo. Gracias!

      • El artículo es muy largo por eso no lo copié entero, cliqueen el link de arriba si quieren leerlo completo. Bueno, supongo que lo saben pero aclaro por las dudas.

      • Cuando uno lee estos artículos ve como las piezas sueltas quedan engastadas con precisión de relojería. Gracias Michel Laurigan.

  2. Este pontificado semeja a las diez plagas bíblicas. Ahora el compadreo y participación sin rebozo de los judíos talmúdicos, en órganos de la Santa Madre Iglesia.

  3. Pero este rabino ¿ defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural ? ¿ defiende la Humanae Vitae ? Creo que en esta Academia hay también un anglicano partidario del aborto y la eutanasia, si bien no en todos los supuestos. Paglia, el presidente, no sólo no es nada de fiar, sino que es un desastre, además de homosexualista, como tantos otros que rodean a Bergoglio. Maurizio Chiodi no sólo acepta los anticonceptivos sino que dice que es una obligación ética. Jokin Irala y otros, supuestamente sanos, todavía no han dicho, en cuanto miembros de la academia, esta boca es mía, ni lo dirán. Están de moda las bocas cerradas entre los supuestamente ortodoxos, que acabarán contagiándose. Quizás el rabino sea de lo más presentable. No me extrañaría, habida cuenta de cómo está el percal “católico” francisquita.

  4. Conforme al informe que adjunta PART, conviene aclarar que, el cardenal de París, Lustiger, judío jázaro (no son judíos originales sino que adoptaron el judaísmo por intereses políticos), y todos ellos proceden de la zona centro-asiática), fue quien VETÓ LA CANONIZACION DE ISABEL LA CATÓLICA.

    La razón de ese “veto” tenía como motivación que, como judío que era, no perdonó el Decreto Real por parte de la reina Isabel, ordenando la expulsión de todos los judíos de España en el año 1492.

  5. Bergoglio socio honorario de un club vinculado la masonería
    https://www.facebook.com/photo.php?fbid=262229294679513&set=a.113176176251493&type=3&theater

  6. Un gran comentario el suyo, Part.

  7. Nefasta Academia Pontificia para la Vida? ?Alguno de ellos conseguirá salvar su alma?

  8. Bergoglio sigue configurando la falsa iglesia que surgirá tras el cisma que él mismo provocará con la Abolición de la Eucaristía.
    Daniel 9,27: a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda.
    Arzobispo Fulton Sheen: de la verdadera Iglesia surgirá la falsa iglesia del anticristo.
    Ana Catalina Enmerich: Ví una gran oposición entre dos papas.
    Bergoglio es una de las bestias del Apocalipsis 13, y quien prepara la entrada triunfal de la otra bestia (el anticristo).

  9. También el presidente de la Academia Pontificia para la Vida, Monseñor Paglia, cautivado por el cortejo antirascista en Milán, donde se han reunido todos los clichés de la izquierda italiana. Afortunadamente, la Iglesia no hace política. Es el curso de la nueva bioética, que apunta a la justicia social olvidando la natural. Y sacrifica el aborto y la eutanasia por la ideología inmigrante y pauperista.

    http://lanuovabq.it/it/antirazzismo-la-nuova-bioetica-di-paglia-sta-a-sinistra

Trackbacks

  1. Bergoglio destruye la Pontificia Academia para la vida; convirtiéndola en un club de diálogo al nombrar a un amigo rabino argentino que justifica el aborto en ciertos casos, reduciendo la Verdad absoluta del Magisterio a una simple opinión entre muchas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: