Monseñor Raúl Martín (y 5): Impactantes nuevas revelaciones, sus amigos Giorgi y Torrado Mosconi, y el varonil monaguillo.

Fieles pampeanos nos aseguran que, tras la difusión pública de los vídeos que lo comprometen gravemente, Mons. Martín endureció su hostigamiento a sacerdotes y laicos fieles; que resisten a su heterodoxia y arbitrariedades. E, incluso, cuando le hicieron saber que se dirigirían al Vaticano, se les rió argumentando su estrecha cercanía al Papa

 

 

Vicente Montesinos

 

Monseñor Alejandro Giorgi

 

 

Monseñor Raúl Martín

 

 

Monseñor Ariel Torrado Mosconi

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos siguen llegando, por distintas fuentes, numerosos correos y testimonios sobre el despótico comportamiento del obispo de Santa Rosa (La Pampa), Argentina, Mons. Raúl Martín, sobre el que les hemos venido informando profusamente en los últimos tiempos.

Aquí va quinta entrega de una historia que parece no tener fin.

A los vídeos que publicamos, en los que se lo ve retando a un grupo de monaguillos por querer comulgar de rodillas, y luego, a la salida de Misa, discutir con la comunidad; se agregó aquel en que se lo ve batir palmas, a rabiar, en el canto de entrada de una Misa, que inició no con la señal de la Cruz, sino con un “Buenos días”.

Nos recordaron, al respecto, que apenas nombrado obispo auxiliar de Buenos Aires (nombramiento al que accedió por su inocultable obsecuencia hacia el entonces arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Jorge Mario Bergoglio), en marzo de 2006, concurrió una mañana, a las siete, a celebrar una Misa en el también progresista seminario de Buenos Aires. Los seminaristas, aunque mal formados por el modernismo, se sorprendieron sin embargo de que, en vez de la señal de la Cruz, comenzara con su típico “Buenos días”; y, en consecuencia, casi ni le respondieron y los pocos que lo hicieron lo realizaron en voz muy baja.

Visiblemente ofuscado, Martín gritó “¡Buenos días!“; y como era de esperar, recibió una respuesta algo más fuerte… En el desayuno posterior, los seminaristas comentaban con asombro: “Parece que se viene una nueva liturgia… ¡Hasta los que ni siquieran asumieron como obispos, ya se creen con derecho a hacer lo que se les da la gana!“.

Por entonces era vicerrector del Seminario de Buenos Aires, el padre Alejandro Giorgi, ordenado sacerdote junto con Raúl Martín; y que luego fuera rector del Seminario. También obsecuente (“chupamedias”, como se dice en Argentina) de Bergoglio; fue premiado por este, cuando llegó a ser papa Francisco, como obispo auxiliar de Buenos Aires, función en la que permanece hasta el presente. Aunque también carrerista y acomodaticio, Giorgi tiene modales más refinados; y, por lo tanto, no es tan chocante como Martín. Obviamente progresista, para quedar bien con su jefe inmediato, Bergoglio, se dedicó a perseguir y sacar del Seminario a seminaristas ortodoxos.

Junto con Martín y Giorgi ese curso de los sacerdotes ordenados en la Arquidiócesis de Buenos Aires, en 1990, dio un tercer obispo: el actual de Nueve de Julio (Argentina), Mons. Ariel Torrado Mosconi; que sin ser de mala doctrina, rápidamente se alineó con Francisco para no quedar al margen de promociones. De hecho, Francisco lo transfirió como obispo auxiliar de Santiago del Estero, a obispo titular de Nueve de Julio.

Fieles pampeanos nos aseguran que, tras la difusión pública de los vídeos que lo comprometen gravemente, Mons. Martín endureció su hostigamiento a sacerdotes y laicos fieles; que resisten a su heterodoxia y arbitrariedades. E, incluso, cuando le hicieron saber que se dirigirían al Vaticano, se les rió argumentando su estrecha cercanía al Papa. Olvida que a Francisco le queda poco tiempo; y que él tiene 60 años, 22 menos que el Papa.

Por otra parte, en la Congregación para los Obispos, y en algún otro dicasterio, quedarán archivadas las cartas de los sufridos católicos pampeanos. Y, seguramente, cuando haya concluido la “misericorditis” se tomarán cartas en el asunto.

Digna de todo elogio es la viril reacción de uno de los monaguillos retados por Martín por comulgar de rodillas. Sólidamente formado, le respondió remedando en parte la célebre frase de San Atanasio: Ustedes tienen los templos, nosotros tenemos la fe. ¡Espléndida y varonil reacción de un joven que quiere ser católico en serio; y no un déspota trepador eclesial!.

Les hacemos llegar, una vez más, a los sufridos fieles pampeanos toda nuestra solidaridad, y nuestras palabras de aliento. Y los alentamos a que sigan dando batalla por la gloria de Dios, y la propia santificación.

¡Y apoyen, con sus oraciones, con su afecto y con sus limosnas a los buenos sacerdotes; que los tienen!

¡Y a Mons. Martín, y los de su calaña, ni un solo peso!. Les harán sufrir donde más les duele: ¡en el bolsillo!

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:Actualidad, BLOG, Exclusivas

Etiquetas:, , , , ,

9 respuestas

  1. “Ustedes tienen los templos, nosotros tenemos la fe “.

    Maravillosa contestación de un monaguillo por el que habló el Señor, que expulsó del templo a los cambistas y expulsará a los nuevos cambistas, que nos quieren cambiar la Fe.

    Le gusta a 1 persona

  2. Church Militant ha sabido de fuentes fiables que el Papa Francisco ha llamado al Cardenal Donald Wuerl de Washington, D.C., para que abandone los Estados Unidos antes de que Wuerl pueda ser arrestado por las autoridades federales de EE. UU.

    Las primeras sospechas eran que Wuerl ya había dejado el país, pero esos informes no son ciertos.

    Como Church Militant ha estado informando, el Departamento de Justicia está considerando seriamente abrir una investigación de RICO (Ley de Organizaciones Corruptas Influenciadas y Corruptas (RICO). RICO es una ley federal creada en 1970 para combatir el crimen organizado. Permite a los fiscales perseguir a una organización criminal en sí misma, en lugar de procesar los delitos específicos de las personas relacionadas con ella) contra la Iglesia Católica en los Estados Unidos, y Wuerl sería uno de los principales objetivos de cualquier investigación de este tipo.

    Según las fuentes, el Papa Francisco teme que si Wuerl fuera arrestado y acusado, revelaría todo lo que sabe, y el caso del Departamento de Justicia podría incriminar directamente al Vaticano sacando a la luz indicios de criminalidad internacional que fueran expuestos

    Los funcionarios en Roma temen que el gobierno federal de Estados Unidos pueda revocar en breve el pasaporte estadounidense de Wuerl que le impide salir del país, y como resultado, están tratando de sacarlo de la nación bajo el secreto diplomático del Vaticano.

    Wuerl aparentemente ha pasado a la clandestinidad, y las fuentes confirman a Church Militant, que es el Vaticano el que intenta orquestar su escape de los Estados Unidos.

    Las fuentes de Church Militant en Washington DC confirman que Wuerl se ha desconectado por completo de la red: su teléfono móvil está apagado, no ha estado en su apartamento privado durante varios días, todas las apariciones públicas han sido canceladas y ni siquiera se ha presentado a las confesiones semanales que ofrece a sus sacerdotes.

    Los iniciados creen que está escondido en un hotel en el área metropolitana de Washington D. C., mientras que los planes finales para escabullirlo de los EE. UU. Se ejecutan.

    Tras las revelaciones del Boston Globe de 2002 sobre el escándalo de abuso sexual infantil cometido por clérigos homosexuales, el Cardenal Bernard Law de Boston partió de los Estados Unidos hacia Roma y nunca regresó al país, protegiéndolo de posibles procesamientos.Todo esto se produce como resultado del explosivo testimonio del ex nuncio de Estados Unidos del Papa Francisco, Carlo Viganò, quien este fin de semana sacó a la luz una red homosexual en la Iglesia que ejerce un vasto control operacional, incluyendo el encubrimiento sexual de seminaristas por parte de varios clérigos.
    ———————————————————

    “Wuerl aparentemente ha pasado a la clandestinidad, y las fuentes confirman con Church Militant, que es el Vaticano el que intenta orquestar su escape de los Estados Unidos.”

    ———————————————————

    Numerosos cardenales y vicarios fueron nombrados por Viganò, incluido el Papa Francisco, por tener un largo conocimiento personal sobre el abuso sexual y encubrirlo.

    Entonces, a partir de este momento, la pregunta es: ¿Dónde está Cardenal . Donald Wuerl?

    La arquidiócesis de Washington, D.C. se niega a hacer ningún comentario y se niega a formular preguntas sobre nada.

    ¿Se verá a continuación a Donald Wuerl en la seguridad del Vaticano? De ser así, la pregunta que debe investigarse es: ¿cómo llegó allí?

    Manténgase en sintonía con Church Militant para conocer los últimos avances en este escándalo actual de la red homosexual en la Iglesia y todos sus crímenes, y lo que parece ser una desmascarización completa de la misma.

    Traducido por Pedro Bosman para Como Vara de Almendro.

    http://comovaradealmendro.es/2018/08/francisco-ha-llamado-al-cardenal-donald-wuerl-de-washington-d-c-para-que-abandone-los-estados-unidos/

    Le gusta a 1 persona

  3. Miles de mujeres católicas preguntan al Papa: ¿Cubriste a McCarrick, como afirma Viganò?
    Carlo Vigano , Católico , Clero , Abuso Sexual, Escándalo , Papa Francis , Abuso Sexual, Crisis, En , Iglesia Católica , Theodore , Mccarrick , Vaticano , Encubrimiento

    FIRME EL COMPROMISO: Apoye y ore por el Arzobispo Viganò. Firme la petición aquí.

    30 de agosto de 2018 ( LifeSiteNews ) – Un grupo de prominentes mujeres católicas han escrito una carta abierta al Papa Francisco implorándole que aclare la “creciente” crisis de abuso sexual que actualmente “envuelve” a la Iglesia.

    Expresando enojo, traición y desamor, las mujeres preguntan sin rodeos al Papa Francisco si el testimonio detallado del Arzobispo Carlo Maria Viganò sobre el abuso sexual encubierto por funcionarios del Vaticano, incluido el Papa, es cierto o no.

    “Somos mujeres católicas profundamente comprometidas con nuestra fe y profundamente agradecidas por las enseñanzas de la Iglesia, los sacramentos y los muchos buenos obispos y sacerdotes que han bendecido nuestras vidas”, escriben.

    Asimismo, invitan a él para declarar públicamente cuando se enteró de las acusaciones “aberrantes” contra el ahora ex cardenal McCarrick y si se conocían y sanciones levantadas según los informes que se le imponen por el Papa Benedicto.

    “Nosotros, su rebaño, merecemos sus respuestas ahora”, dice la carta de las mujeres. “Seguramente las respuestas las conoces”. Estas son afirmaciones “devastadoras” que han causado que nuestros corazones se rompan y se pongan a prueba, agrega. “Para su rebaño herido, Papa Francisco, sus palabras son inadecuadas. Ellos pican “.

    Sea “honesto con nosotros. Por favor, no se aparte de nosotros”, escriben.

    En su vuelo de regreso del Encuentro Mundial de Familias pro-LGBT en Dublín, Irlanda el domingo, el Papa Francisco se negó a confirmar o negar las acusaciones hechas por el Arzobispo Viganò. “No voy a decir una palabra sobre esto”, le dijo a un periodista de CBS.

    Al momento de escribir esto, 10,858 mujeres han agregado su nombre a la letra , con cientos agregados por hora. La carta no está patrocinada por ningún grupo u organización y es solo la iniciativa personal de quienes la firmaron, que incluye esposas y mujeres solteras, pero también mujeres consagradas y hermanas religiosas.

    “Somos las madres y hermanas de sus sacerdotes, seminaristas, futuros sacerdotes y religiosos”, dice la carta. “Somos los líderes laicos de la Iglesia y las madres de la próxima generación. Somos profesores en sus seminarios y líderes en cancillerías e instituciones católicas. Somos teólogos, evangelistas, misioneros y fundadores de los apostolados católicos “.

    Algunos de los signatarios más conocidos de la carta incluyen:

    Mary Rice Hasson, JD, Directora del Foro de Mujeres Católicas, Centro de Ética y Políticas Públicas
    Mary Hallan FioRito, Cardenal Francis George Fellow en Estudios Católicos, Ética y Centro de Políticas Públicas
    Obianuju Ekeocha , fundador y presidente de Culture of Life Africa
    La profesora Janet E. Smith , profesora del Seminario Mayor del Sagrado Corazón en Detroit
    Kathryn Jean Lopez, miembro principal del National Review Institute
    Carrie Gress, PhD, autora y filósofa de la Pontificia Universidad
    Jennifer Fulwiler, presentadora de radio y autora
    Teresa Tomeo, Anfitriona Católica Manifestada
    Leah Darrow, evangelista, católica autora / oradora
    Ashley McGuire, la asociación católica, autor
    Alexandra DeSanctis, escritora del personal, National Review
    “Somos las personas que sacrificamos para financiar el buen trabajo de la Iglesia. Somos la columna vertebral de las parroquias, escuelas y diócesis católicas. Somos las manos, los pies y el corazón de la Iglesia. En resumen, somos la Iglesia, tanto como los cardenales y obispos a su alrededor “, afirman las mujeres en la carta.

    “Por favor, no nos mantengan alejados de estas preguntas”, dice la carta. “Somos fieles hijas de la Iglesia que necesitan la verdad para que podamos ayudar a reconstruirla. No somos católicos de segunda clase para ser ignorados mientras los obispos y cardenales manejan los asuntos en privado. Tenemos derecho a saber Tenemos derecho a sus respuestas “.

    La carta señala que el mismo Papa dijo en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium de 2013 que desea “una presencia femenina más incisiva en la Iglesia”, y que “las mujeres pueden plantear preguntas que los hombres no somos capaces de entender”.

    La carta respalda los pedidos de una investigación sobre los reclamos presentados por el Arzobispo Viganò. “Las víctimas que han sufrido tanto necesitan saber que pueden confiar en ti. Las familias, que serán la fuente de la renovación de la Iglesia, necesitan saber que podemos confiar en usted y así confiar en la Iglesia “.

    https://www.lifesitenews.com/news/thousands-of-catholic-women-ask-pope-did-you-cover-up-for-mccarrick-as-viga

    Le gusta a 1 persona

  4. Las pruebas señaladas por Viganò pueden ser destruidas
    agosto 30, 2018

    El enigma de las palabras de Francisco contra el testimonio de Viganò

    Por el Rev. Michael X., J.C.L.

    En 1898, el escritor francés Émile Zola publicó una carta abierta titulada “J’Accuse”, acusando al presidente francés Félix Faure de antisemitismo y el encarcelamiento ilegal de un miembro del personal del ejército en lo que la historia ha denominado el “Asunto Dreyfus”. En respuesta, el presidente francés hizo enjuiciar a Zola por difamación y ganó. Zola fue encontrado culpable y huyó a Inglaterra.

    Ciento veinte años más tarde, un embajador del Vaticano retirado en los Estados Unidos el arzob. Carlo Maria Viganò ha difundido su testimonio a escala global contra un Pontífice romano, como el mundo nunca lo ha visto. Como respuesta a la carta abierta de Viganò, el Papa Francisco dio esta respuesta básica a los periodistas que buscaban su comentario sobre la carta de Viganò: “Fate voi il vostro giudizio”, traducido, “Formula tu juicio” (…) invitando a los periodistas a leer la carta con cuidado, declarando que fue un” acto de confianza “de su parte para ofrecerles esa respuesta.

    ¿Qué preguntó la periodista Anna Matranga para provocar esta notable respuesta por parte del Papa? Dos preguntas

    : 1) En 2013, ¿le informó el arzob. Viganò sobre la conducta y el abuso sexual perpetrado por el ex-Cardenal McCarrick?; y 2) ¿Es cierto que el Papa Benedicto castigó a McCarrick, prohibiéndole residir en un seminario, celebrar Misa en público y viajar?

    ¿Por qué, uno puede preguntarse, el Papa Francisco no solo respondió la pregunta diciendo “Sí” o “No,” sino con un, “Lea el texto usted mismo y haga su propio juicio”?

    La respuesta a este acertijo tal vez se encuentre en una nota a pie de página de la traducción al inglés de la carta escrita por Viganò en la página dos: “Todos los memorandos, cartas y otros documentos mencionados aquí están disponibles en la Secretaría de Estado de la Santa Sede o en la Nunciatura Apostólica en Washington, D.C.”

    En el derecho canónico, a falta de pruebas directas, la prueba indirecta y la credibilidad son a veces empleadas exclusivamente por jueces canónicos para alcanzar la “certeza moral” con respecto a la veracidad de un reclamo, ya sea sobre la validez del matrimonio, la verdad con respecto a una alegación de que el acusado ha cometido un delito, etc. Y en la situación en que una parte, en un juicio, se niega a responder a las preguntas de un juez, “corresponde al juez decidir qué se puede inferir de esa negativa con respecto a la prueba de los hechos (can 1531, § 2 CIC) “.

    La respuesta muy jesuítica de Francisco es nada menos que un intento de su parte de desviar la atención de la prensa sobre la evidencia que él mismo sabe que está escondida muy, muy lejos, bajo llave, que, como Viganò escribe en su testimonio, se encuentra en la Secretaría de Estado del Vaticano y en la Embajada del Vaticano en Washington, D.C. – fuera del alcance de cualquier periodista.

    Sabiendo que la prensa nunca tendrá acceso a la evidencia directa de los memorandos, la correspondencia y las comunicaciones cifradas que respaldan las aterradoras afirmaciones de las acusaciones de Viganò, se muestra cuán completamente gratuita fue y sigue siendo la invitación del Papa a la prensa: gratuita, porque no tiene absolutamente ningún costo para él.

    A partir de esta fecha, como sumo pontífice, fácilmente podría haber ordenado que todas y cada una de las pruebas (que señala Viganò) que apuntan a una grave negligencia o, peor aún, un crimen por su parte o por parte de otros, fueran transportadas rápidamente al Vaticano para ser selladas (en algún lugar) de las 55 millas de corredores-búnker de los Archivos Secretos del Vaticano, o en el peor de los casos, totalmente destruidas.

    A menos que los miembros del Colegio de Cardenales actúen muy rápido, puede que nunca sepamos realmente la verdad de las graves acusaciones hechas por Viganò o el alcance total de los delitos canónicos o civiles que presuntamente han sido cometidos por McCarrick; y Francisco lo sabe.

    Aunque Francis puede pensar que no ha entregado al mundo más que un test (psicológico) de Rorschach*, se arriesga seriamente a mancharse los dedos con la tinta más oscura que él está usando para jugar al psicólogo.

    https://www.churchmilitant.com/search/latest

    *El test de Rorschach o análisis de las manchas de tinta, es un test proyectivo que trata de orientar al seleccionador sobre el funcionamiento psíquico del entrevistado.

    http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/08/las-pruebas-senaladas-por-vigano-pueden.html

    Le gusta a 1 persona

  5. Francisco reincidente. No encubrió sólo a McCarrick
    Por Sandro Magister | 31 agosto, 2018
    “Lo he leído y no diré una palabra. Léanlo ustedes [los periodistas] y formen su propio juicio. Cuando haya pasado un poco de tiempo y ustedes hayan extraído conclusiones, quizás hablaré”.

    Es de este modo que el papa Francisco – en la tarde del 26 de agosto, en el avión de regreso desde Dublín – respondió a quien le preguntó sobre el documento acusatorio que en esa misma mañana le había dirigido Carlo Maria Viganò, el ex nuncio en Estados Unidos.

    Fue una respuesta muy elusiva. Al igual que otras reacciones anteriores suyas, cada vez que ha visto atacado. Como en el caso de los “dubia” referidos a la corrección doctrinal planteados en el 2016 por cuatro autorizados cardenales, que nunca quiso ni recibir ni dignarse a brindar una aclaración.

    Pero esta vez no es objeto de acusación una controversia doctrinal “ad intra”, de bajo impacto en la opinión pública laica, sino una cuestión de sexo, más aún, de homosexualidad practicada durante décadas, con decenas de partner, por un eclesiástico estadounidense de primera magnitud, que llegó a ser arzobispo de Washington y cardenal: Theodore McCarrick.

    En esencia, Viganò acusa al papa Francisco de haber sido informado por él de las fechorías de McCarrick desde el 23 de junio del 2013, pero de no haber actuado después en forma consecuente, más aún, de haber tenido al réprobo cerca de sí como su primer consejero en los nombramientos que están rediseñando la jerarquía católica en Estados Unidos, promoviendo a sus protegidos. Solo este año, a continuación de la denuncia de un abuso suyo también contra un menor de edad, el Papa habría decidido sancionar a McCarrick y despojarlo del cardenalato.

    La acusación es de una gravedad inaudita y difícilmente refutable en lo esencial, también por los roles claves desempeñados en el pasado por Viganò en la curia y en el ámbito diplomático. Pero, justamente por ello, el papa Francisco eligió no reaccionar también en este caso. Dejo a los profesionales de los medios de comunicación la tarea de juzgar. Seguro que muchos se pronuncian en defensa suya, como ya aconteció con los “dubia”, en los que, efectivamente, la posterior batalla se ha resuelto de hecho a su favor.

    Pero que la victoria le sonría también esta vez está por verse.

    El caso McCarrick no es el único, en su género, en poner en dificultades a Jorge Mario Bergoglio.

    Hay otro que se asemeja como un [hermano] gemelo. Remite a monseñor Battista Ricca (en la foto), director de la Casa de Santa Marta, elegida por Francisco como su residencia y promovido por él el 15 de junio de 2013, al comienzo del pontificado, como prelado del IOR, es decir, referente del Papa en la “banca” vaticana, con facultad de presencia en todas las reuniones de la junta y de acceso a toda la documentación.

    En la segunda mitad de ese mes de junio del 2013 concurrieron a Roma desde todo el mundo los embajadores de la Santa Sede. Y es en esa ocasión que Viganò, en esa época nuncio en Washington, encontró a Francisco y le informó de las fechorías de McCarrick.

    Pero también el nombramiento de Ricca como prelado del IOR, llevado a cabo pocos días antes, había provocado un fuerte desconcierto en buen número de nuncios, quienes lo habían conocido como consejero diplomático en Argelia, en Colombia, en Suiza y después en Uruguay, en todos esos lugares con una conducta de ninguna manera casta en ningún lugar, especialmente en su último destino.

    En Montevideo, entre 1999 y el 2001, Ricca convivió con el propio amante, ex capitán del ejército suizo Patrick Haari, quien lo había seguido hasta allí desde Berna. Y muchas veces frecuentó lugares de citas con jóvenes del mismo sexo, sufriendo una vez una paliza y otra vez terminando atascado en un ascensor, en el interior de la nunciatura, con un joven de dieciocho años ya conocido por la policía uruguaya.

    PUBLICIDAD

    A consecuencia de ello, Ricca fue retirado del servicio diplomático en el campo y llamado a Roma, pero donde, milagrosamente, su carrera recomenzó con éxito, llegando a convertirse en consejero diplomático de primera clase en el organigrama de la Secretaría de Estado y, sobre todo, director de las tres residencias vaticanas para los cardenales y obispos que visitan Roma, entre ellas la de Santa Marta, con la posibilidad de tejer excelentes relaciones, también de amistad, con eclesiásticos de medio mundo, entre ellos Bergoglio, que apenas fue electo lo admitió en su círculo más íntimo, del cual todavía sigue formando parte.

    Ahora bien, entre los nuncios congregados en Roma en ese mes de junio del 2013 estaban también los que conocían los antecedentes escandalosos de Ricca y consideraban que el papa Francisco no estaba al tanto, vista su promoción del personaje llevada a cabo pocos días antes, incluso como prelado del IOR.

    Hubo entonces quien, en esos días, quiso poner en guardia a Francisco, informándolo de las aventuras de Ricca.

    No sólo eso. Entre los numerosos testigos de la escandalosa conducta de Ricca en Montevideo hubo también obispos uruguayos, uno de los cuales, después del nombramiento del mismo Ricca como prelado del IOR, consideró que era su obligación escribirle una carta desesperada en la que le rogaba que renunciara, “por amor al Papa y a la Iglesia”.

    Y en efecto Francisco quiso ver claro en la documentación las aventuras de Ricca que se encontraba en la nunciatura de Montevideo. Se la hizo trasladar a Roma a través de sus canales personales, sin pasar por la Secretaría de Estado.

    En el ínterin, fue publicado en L’Espresso un servicio muy detallado sobre Ricca, quien no reaccionó públicamente de ninguna manera, pero mientras tanto en privado liquidaba como “chismes” todos esos hechos informados contra él, y tuvo que hacer saber que también el Papa, reunido con él, los consideraba “chismes” carentes de fundamento.

    Interpelado en julio del 2013 por la prensa uruguaya y argentina sobre la suerte del prelado, el entonces nuncio en Montevideo, Guido Anselmo Pecorari, se limitó a pronunciar esta declaración lacónica: “Considero que la cuestión está en las manos de la Santa Sede. Y seguramente el Santo Padre, en su sabiduría, sabrá qué hacer”.

    Es un hecho que a finales del mes de julio, en la conferencia de prensa en el vuelo de regreso a Roma desde Río de Janeiro, donde había ido para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud, el papa Francisco fue interrogado efectivamente por una periodista brasileña sobre el caso y sobre el llamado “lobby homosexual”. Ésta fue la respuesta textual, así transcrita en el boletín oficial de la Santa Sede:

    “Lo de Mons. Ricca: He hecho lo que el Derecho Canónico manda hacer, que es la investigatio previa. Y en esta investigatio no hay nada de lo que le acusan, no hemos encontrado nada de eso. Ésa es la respuesta. Pero quisiera añadir otra cosa sobre esto: Yo veo que muchas veces en la Iglesia, independientemente de este caso, pero también en este caso, se van a buscar ‘pecados de juventud’, por ejemplo, y se publican. No los delitos, ¡eh!, los delitos son otra cosa: el abuso de menores es un delito. No, los pecados. Pero si una persona, laica o sacerdote o religiosa, ha cometido un pecado y después se convierte, el Señor perdona, y cuando el Señor perdona, el Señor olvida y esto para nuestra vida es importante. Cuando vamos a confesarnos y decimos de verdad: ‘He pecado en esto’, el Señor olvida y nosotros no tenemos derecho a no olvidar, porque corremos el riesgo de que el Señor no se olvide de nuestros pecados. Es un peligro éste. Esto es importante: una teología del pecado. Muchas veces pienso en san Pedro: cometió uno de los peores pecados, renegar de Cristo, y con este pecado lo hicieron Papa. Tenemos que pensarlo bien. Pero, volviendo a su pregunta más concreta, en este caso, he realizado la investigatio previa y no hemos encontrado. Ésta es la primera pregunta. Además, usted hablaba del lobby gay. Bien, se escribe mucho del lobby gay. Todavía no he encontrado quién me enseñe un carnet de identidad que diga ‘gay’ en el Vaticano. Dicen que los hay. Creo que cuando uno se encuentra con una persona así, debe distinguir el hecho de ser una persona gay, del hecho de hacer un lobby, porque ningún lobby es bueno. Son malos. Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla? El Catecismo de la Iglesia Católica explica esto de una manera muy hermosa; dice… Un momento, cómo se dice… y dice: ‘No se debe marginar a estas personas por eso, deben ser integradas en la sociedad’. El problema no es tener esta tendencia; no, debemos ser hermanos, porque éste es uno, pero si hay otro, otro. El problema es hacer el lobby de esta tendencia: lobby de avaros, lobby de políticos, lobby de los masones, tantos lobby. Éste es el problema más grave para mí. Y le agradezco mucho la pregunta”.

    Tres anotaciones y propósito de cuanto dijo aquí el papa Francisco.

    1. Al sostener que “no se había encontrado nada” de reprobable en la “investigatio” previa al nombramiento de Ricca como prelado del IOR, Francesco confirmó que el dossier personal conservado sobre él en la Secretaría de Estado fue cuidadosamente limpiado de sus aventuras escandalosas. Pero Francisco había tenido a disposición en las semanas anteriores también la documentación acusatoria conservada en la nunciatura de Montevideo, documentación irrefutable, dado que sobre la base de ésta la Secretaría de Estado había retirado a Ricca del servicio diplomático en el campo. También la ignoró.

    2. Francisco aplicó a Ricca la tipología de quien ha cometido “pecados de juventud” y después se arrepintió. Pero no es ésta la imagen que Ricca jamás dio de sí mismo, sino más bien la de quien siempre ha rechazado como “chismes” sin fundamento las acusaciones contra su conducta.

    3. Y es refiriéndose precisamente a Ricca que Francisco pronunció la famosa frase que se convirtió en la marca de su pontificado: “Si una persona es homosexual y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?”. Con esta frase Bergoglio volcó a favor suyo en la opinión pública mundial una cuestión que de otra manera habría podido minar seriamente su credibilidad.

    Ésta es la empresa que el papa Francisco está reintentando hoy, después que la cuestión de McCarrick ha sido puesta al descubierto por el testimonio del ex nuncio Viganò.

    También esta vez Bergoglio se abstuvo de juzgar. Ha relanzado el juego al campo de los medios de comunicación, ámbito en el que no se admite la pedofilia, pero sí las relaciones homosexuales. No importa si son llevadas a cabo por hombres de Iglesia que practicándolas violan en su totalidad el compromiso de castidad que han asumido públicamente con el sacramento del Orden.

    https://infovaticana.com/blogs/sandro-magister/francisco-reincidente-no-encubrio-solo-a-mccarrick/

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: