CARTAS AL DIRECTOR: ¿Qué queremos de Adoración y Liberación?

3 15

 

 

Vicente:

Duele leer en uno de tus mensajes del sitio de telegram oficial de Adoración y Liberación, cómo reflexionas con todos los seguidores de la nueva plataforma ayl.tv, que, ya que hay tantísimas lecturas y vistas de los contenidos, no haya al menos una proporcional respuesta de colaboración económica.

Yo me pregunto: ¿acaso los que nos denominamos católicos del resto fiel remanente, no debemos costearnos el tener internet en casa, el darnos gustos en algunos placeres lícitos, y tantas cosas que cada uno sabe, que si apreciáramos el Don que se nos concede al poder contar con la gran familia de Adoración y Liberación, que nos instruye, advierte, comunica, guía y consiente, dejáramos de pensar que «eso de hacer donaciones», o suscribirse con una ínfima, reínfima cantidad mensual de dinero.. para Qué? Que lo haga OTRO, ya que son TANTÍSIMAS Personas las que ven los contenidos…

Me duele la dureza de nuestros seguidores, la poca solidaridad del remanente….

¿Qué es lo que buscamos en tus contenidos?

¿Pura curiosidad morbosa de cómo será el Fin?

¿Dónde estamos parados, si no somos capaces de Comprometernos con la VERDAD y apoyarla?

Y luego vendrán los lamentos…, cuando, no lo permita EL SEÑOR, y Nuestra Patrona, La Señora de Guadalupe, que por falta de ese tan esperado patrocinio de los seguidores, haya que clausurar la Plataforma.

Y ahí yo les pregunto: ¿a dónde iremos? ¡Si es que lo queremos, lo queremos GRATIS!

Lamentable Vicente….triste…PENOSO, ¡VERGONZOSO!

Susana Díaz

Colombia

 


 

MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO

Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí: https://ayl.tv/cuenta-de-membresia/tipos-de-suscripcion/

Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193

Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion

Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv

Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

 

3 comentarios
  1. CARLOS says

    SI , ES TRISTE VER QUE PERSONAS QUE PUEDEN BUENAMENTE AYUDAR AL CANAL , NO LA HAGAN , SIENTO PENA POR NO PODER HACERLO , PUES SOY ALGUIEN QUE EN EL MOMENTO ESTOY DESEMPLEADO Y SI A ESO LE SUMAMOS LA SITUACIÓN POR LA CUAL ESTA PASANDO EL MUNDO , MI SITUACIÓN ES AUN PEOR QUE LA DE MUCHOS , PUES CON LO QUE CONSIGO AL MES NO ME DA NI PARTA OS GASTOS MAS BÁSICOS , INVITO A TODAS LAS PERSONAS QUE PUEDAN AYUDAR , QUE LO HAGAN , MIREN QUE ES POR UNA BUENA CAUSA , EL CANAL NOS MANTIENE INFORMADOS DE TODO LO QUE ACONTECE EN LA IGLESIA , Y COMO ESTA EL MUNDO , ME PARECE QUE ES LO MAS IMPORTANTE , ASI ES DE QUE AYUDEN , AYUDEN POR FAVOR , NO SEA QUE POR FALTA DE RECURSOS TENGA QUE CERRAR EL CANAL . GRACIAS .

  2. H. R. Pacios says

    Buenas tardes, Adoración y Liberación:

    En relación a estos mensajes, concretamente el de la señora doña Susana Díaz, de Colombia, exponiendo la falta de financiación de su canal, algunos debemos estar tan desorientados que creíamos que un canal de internet con más de 1,8 millones de visitas, tendría unos ingresos considerables por publicidad fundamentalmente.

    Los católicos, seamos o no remanente fiel, sufrimos por amor a Dios, lo que el incomparablemente glorioso Evangelio de San Juan, la más excelsa y profunda Palabra de Dios que todo buen católico ha de llevar grabado a fuego en su alma, recoge de voz directa de Nuestro Amadísimo Señor Jesucristo, Dios verdadero, en Jn 15, 18-19:

    «Si el mundo os odia, sabed que a mí me ha odiado antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero el mundo os odia porque no sois del mundo, pues yo, al elegiros, os he sacado del mundo.»

    Difícilmente puede un católico pagar por todas y cada una de las misas, confesiones y visitas al Sagrario que realiza por ninguna otra razón que la de amor y necesidad absoluta insaciable de Dios en cada instante de nuestras vidas y gozo inmenso de hallarse ante Él, con Él y llevándolo con nosotros, en nuestro corazón, a todas partes viviendo con Él y con su Santísima Madre la Inmaculada y Bienaventurada Virgen María, que nunca jamás por obligación o por quedar bien o ganar amigos (más bien todo lo contrario, incluso con miembros de la familia). Todas esos regalos de Dios son más imprescindibles para nosotros que el aire que respiramos o el alimento y agua de cada día, hasta tal punto que es preferible prescindir de éstos que de aquellos, pues no solo de pan vive el Hombre (de lo contrario ¡qué habría sido de nosotros, desdichados pecadores!). Si tuviésemos que pagar por misas, confesiones y visitas al Sagrario no habría oro en todo el universo suficiente para corresponder al bien que nos traen, venido de Dios y dado por medio de sus ministros, los sacerdotes, a pesar de lo mal que estemos en estos tiempos de tribulación. Pero además, cuanto más amamos a Dios, más nos odia el mundo, se quiera reconocer o no. Y si el mundo nos odia, difícilmente se podrá reunir dinero más allá del que Dios provee a cada miembro de su rebaño, pregúntese a las almas de clausura en cualquier lugar del mundo si les sobra dinero, por poner un ejemplo que todos entendemos.

    Los que hoy podrían donar, mucho o poco dinero, es seguro que por lo que pagarían es por acallar para siempre este canal, que les resulta tan molesto como llevar un campanar de los de antes sonando continuamente sobre su conciencia de enemigos de Dios. Pero los que son católicos verdaderos, los odiados furiosamente por el mundo, que no esperen más pago de esta vida que el martirio, el desprecio, la burla, el hambre, la sed, la pobreza, la humillación pública, el desprecio….en fín, el calvario, pues es ese y no otro el camino que queremos recorrer, por muy duro que sea y por mucho que suframos, para ir en pos de quien amamos más que a nadie y a nada en esta vida, en pos de Jesucristo.

    Por tanto, que cada cual sea «solidario» del «proletarios del mundo uníos» o católico caritativo de amor al prójimo con Adoración y Liberación en la medida que pueda y quiera, pero que se abstenga de echar cargas pesadas en las espaldas de quien ya no puede con más cruz de la que ya lleva encima. Lo que gratis recibisteis, dadlo gratis. Que Dios provea.

    Un abrazo, don Vicente y lectores y colaboradores de Adoración y Liberación.
    Que Dios les bendiga y proteja,
    H. R. Pacios.

  3. María Inés Fabre says

    Comparto totalmente la carta!!! Pero debo decir que vivo en Argentina y prácticamente no me alcanza para comer, pero me comprometo a donar apenas pueda. Saludos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: