Buscar

Adoración y Liberación

Por Vicente Montesinos

Categoría

Editorial

Venga, venga, algún pasito más…

Vicente Montesinos

 

Ale, Santidad. Muy bien. Por fin después de meses de insistencias y voces que parecíamos clamar en el desierto, se ha decidido a rezar por Alfie Evans. Dicen que nunca es tarde si la dicha llega… Aunque me temo que en esta ocasión, puede que sí que sea tarde.

 

Captura de pantalla 2018-04-05 a las 21.46.03

 

 

Ahora le falta dar algún pasito más. Siga rezando, siga; que nos hacen falta oraciones. Después destituya a Paglia, que “autorizó” la muerte del niño desde la Academia por la Vida que lleva su nombre, Santidad; y con ello deje claro que a Dios rogando, pero con el mazo dando…

Y si da otro pasito más, y en vez de un Tweet, que queda muy guay, pone en marcha a la Diplomacia Vaticana en pleno para que intente, sea como sea, mover todos los hilos necesarios para que se paralice el asesinato a cámara lenta de Alfie, pues mejor que mejor.

¿No, Santidad?

Alfie. Sigue luchando, corazón.

¡Hasta el cielo no paramos!

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios

Ojo a estos datos: son las 22.00 horas del 3 de abril de 2018…

 

Vicente Montesinos

 

 

 

Son las 21.30 horas (hora española) del 3 de abril de 2018…

 

 

  • Mientras la noticia de la campaña de acoso y derribo del Vaticano contra Infovaticana da la vuelta al mundo; y Gabriel Ariza recibe el apoyo de tantos católicos de bien; el Vaticano sigue sin denunciar a Vatican Insider…

 

  • Ni el Papa Francisco ni nadie de su círculo han salido a desmentir que los jueces británicos puedan apoyarse en palabras del pontífice para el asesinato de Alfie Evans; ni a desautorizar a Monseñor Paglia, que sigue en su puesto.

 

  • Ningún miembro de la Academia Pontificia para la Vida ha dejado su cargo como muestra de rechazo al apoyo de Monseñor Paglia a la desconexión de Alfie.

 

  • Monseñor Osoro no ha pedido disculpas por involucrar a Nuestra Santísima Madre en las tropelías feministas radicales…

 

  • Monseñor Cañizares sigue sin explicar que quería decir con el panegírico más grande publicado sobre un Papa, que fue su artículo laudatorio sobre Francisco.

 

  • El Vaticano no ha demandado a Scalfari por decir lo que le dijo el Papa: que el infierno no existe, y que las almas que no están en gracia… “se desvanecen…”.

 

  • No se demanda ni desmiente tajantemente a Scalfari; y asumido pues que es verdad lo que manifestó el ateo periodista; Francisco sigue sin retractarse, ni presentar la renuncia.

 

  • Los Cardenales siguen sin exigir a Francisco que se retracte o abandone la silla petrina.

 

Seguimos esperando…

 

 

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Monseñor Cavina, Alfie Evans, y el “mazo quieto”

Vicente Montesinos

 

Francesco-Cavina-Carpi
Monseñor Francesco Cavina, Obispo de Carpi

 

¿Conocen a Monseñor Cavina?

Les cuento: allá por mayo de 2015, cuando todavía muy pocos se atrevían a emitir cualquier palabra que pusiera mínimanente en juicio las palabras y actos de Bergoglio (bueno, tampoco es que ahora seamos muchos más, pero los desprópositos vaticanos han ido tan en aumento que cada vez se les pone más difícil el asunto a los que quieren seguir mirando a otro lado), el Obispo de Carpi, Monseñor Francesco Cavina, en una reunión del Papa con obispos, con la franqueza que Francisco “pedía”, le manifestó al Papa su decepción sobre algunos aspectos del pontificado. Y también le dio algunos consejos. 

El obispo manifestó con total sinceridad que la imagen mediática del Papa era tan abrumadora que eclipsaba totalmente el papel de la iglesia local; y que determinadas declaraciones del Santo Padre, recogidas en televisión y medios escritos, ponían a los Obispos en aprieto en sus Diócesis.

Cavina dijo a Bergoglio que las expresiones que vertía, fruto de su espontaneidad, podían causar sufrimiento y desconcierto.

Parece que tal grado de franqueza, que se supone que Francisco pedía a sus hermanos en el Episcopado, no fue del agrado del Pontífice; quien, después de una serie de tejemanejes a puerta cerrada, de cuya existencia pudimos conocer de forma velada e incompleta, consiguió mantener a Cavina en un silencio que dura, al parecer, hasta ahora.

Pues bien, traigo a colación al mencionado obispo italiano porque según ha podido saber Adoración y Liberación, en la Vigilia Pascual del pasado sábado, Cavina promovió que se rezase en la Catedral por la “salvación de la vida del pequeño Alfie Evans“, así como por la de “todos los niños que están privados del derecho a la vida“.

Ciertamente no pudieron ser más acertadas sus palabras, porque eso es lo que se ha hecho con el pequeño Alfie; “privarle de su derecho a la vida”; contra la voluntad de sus padres, en una decisión tomada por médicos y jueces, que en este momento están dejando morir lentamente a esta criatura amada de Dios.

No es mucho, evidentemente, lo que cuento. No hubo atrevimiento a cuestionar directamente la falta de actuación de la Iglesia en este caso; ni siquiera, que sepamos, una petición expresa de que se haga algo, y se pare esta barbarie.

Pero al menos, un Obispo se ha atrevido a rezar por el pequeño Alfie. ¿Que nos hubiera gustado que hubiese ido mucho más allá de la oración? Pues sí, para que voy a engañarles.

Pero bueno. Imagino que no le podemos pedir más a Monseñor Cavina, si hace tres años, por decir lo que dijo, cayó en un silencio, claramente impuesto, del que todavía no ha salido.

Entre tanto, Alfie, sobre el que no podemos acceder a más noticias, sigue subiendo el camino del Calvario con 23 meses.

Gracias por sus oraciones, Cavina, puesto que a nadie se le niega una oración, y entre tanto silencio, es un pequeñísimo consuelo. Aunque en este grave momento hubiéramos querido ver aquello de “a Dios rogando, y con el mazo dando”,

Pero aquí el mazo nadie se atreve a moverlo. Quieto el mazo. Prietas las filas.

Y porque hasta el cielo no paramos; que Dios les bendiga, y una vez más, que bendiga con todo su Corazón Misericordioso a Alfie y su familia.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

 

 

Aquí ya solo hay dos bandos: o con Cristo y su Iglesia, o fuera. Lo demás son tonterías. Que Dios nos asista. 

Vicente Montesinos

 

 

Pasados los días de la Semana Santa, y de vuelta gozosa a la realidad pascual de la Resurrección de Nuestro Señor, le pedimos fuerzas y luz para afrontar todos los temas que hemos ido viviendo en esta Semana, nunca mejor dicho, de Pasión. Semana de Alfie contra las cuerdas, semana de vergüenzas y desvergüenzas, y semana de… INFIERNOS QUE NO EXISTEN y ALMAS QUE SE DESVANECEN.

Y a este tema quería llegar…

Ya saben todos ustedes que el ateo periodista de cabecera de Francisco, el tal Scalfari; suele hacer declaraciones de palabras que Francisco nunca dice de forma oficial, pero que nunca desmiente, y que ahí quedan… en el limbo de las confusiones y los desconciertos.

Pero es que las que hemos conocido esta Semana Santa, en la que Scalfari ha asegurado que el Papa de la Iglesia Católica manifestó que el infierno no existe; y que las almas “no puras” se desvanecen…, suponen, de ser dichas oficialmente, una HEREJÍA como la copa de un pino. Y de no ser desmentidas, y atendiendo a la repercusión mundial que han tenido, también.

Durante horas todo el planeta se hizo eco de que el Papa de la Iglesia católica había manifestado eso. Solo con tardanza y torpeza se produjo una especie de intento de aclaración (que no negación), más confusa y chapucera, si cabe,  llevada a cabo por los inteligentes muchachos de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Hay católicos que leen Infovaticana, Adoración y Liberación , y otros lugares similares, donde encuentran claridad sobre las barbaridades que se están cometiendo; explicación de la sana doctrina, y ánimo y fuerza para seguir luchando desde dentro de esta Iglesia atribulada ya a más no poder.

Pero… ¿y los centenares de miles de católicos cuya única referencia sigue siendo, por desgracia, en esta Iglesia de la Papolatría, lo que dice un hombre llamado Jorge Mario Bergoglio, por muy papa que sea? ¿Qué debieron pensar un Jueves Santo al descubrir en las redes que el Romano Pontífice le ha dicho a su viejo amigo de correrías que el infierno no existe y que las almas que no se arrepienten… “desaparecen”?

A mí ya no me valen más medias tintas ni más componendas. SE TRATA DE UN PAPA QUE NIEGA DOS VERDADES INMUTABLES DE LA FE: EL INFIERNO Y LA INMORTALIDAD DEL ALMA.

ES LA PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA QUE SUCEDE ALGO DE ESTE CALIBRE, Y ES LA CONFIRMACIÓN A LO SIEMPRE MANTENIDO POR NOSOTROS: ESTE ES EL PEOR PONTIFICADO DE LA HISTORIA. PERO NO SOLO ESO… ES QUE DE SER ESTO CIERTO, SE HA CAÍDO YA EN LA HEREJÍA MÁS SOLEMNE.

¿Con qué no existe el infierno? Entonces tampoco la salvación.

Y entonces… ¿Para que narices queremos una Iglesia, un Papa y una corte celestial?

NO QUIERO NI OIR HABLAR DE LA TONTERÍA DE QUE NO ES UN TEXTO MAGISTERIAL, y que sólo se trata de la TRANSCRIPCIÓN DE UNA CONVERSACIÓN ENTRE BERGOGLIO Y SCALFARI, quien dio su sentido a las palabras mencionadas…

¿Y qué mas da como lo transcribiera o dejara de transcribir el trasnochado periodista, si el contenido de lo que manifiesta está clarísimo y es, además, una flagrante herejía?

Nos hemos cargado ya la indisolubilidad del matrimomio… la sacralidad de la Santísima Comunión con el acceso a ella de los pecadores públicos no arrepentidos… Y ahora también el infierno y la inmortalidad del alma.

¿Quiere dejar algo Francisco en pie de la sana doctrina, el magisterio bimilenario, la tradición y las Sagradas Escrituras?

¿Ha habido una demanda del Vaticano contra Sacalfari por poner en boca del Papa las palabras de toda la historia con consecuencias más devastadoras para la fe de los millones de católicos del mundo? ¿No?

¿Ha habido un desmentido del Vaticano al apoyo de Paglia a la muerte de Alfie? ¿No?

¿Las demandas se guardan para ir contra Infovaticana? ¿Y contra este supuesta mentira de Scalfari no hay demandas?

Lo que ha manifestado Francisco según Scalfari equivale a decir que llevamos viviendo 2000 años de mentiras. Es, en definitiva, el fin de la Iglesia misma. Y aquí no pasa nada… Nadie sale a desmentirlo rotundamente, nadie lleva a juicio a Scalfari, ningún obispo, ningún cardenal… nadie… mueve su santa sotana de su sede episcopal para pedir de una vez por todas que este martirio se acabe.

¿Pero qué me están contando de que hay que estar siempre con el Papa? ¿Aún en la Herejía? ¿Pero qué es esto?

¿Pero con que cara las decenas de sacerdotes que habéis dejado de hablarme podéis sostener esa actitud, a parte de poco caritativa, falsaria y mendaz? ¿Dentro de un rato cuando os paséis unos a otros el artículo del hereje Montesinos para misericordiarlo…, no tendréis ninguno la santa dignidad de ver que lo que intenta hacer este humilde siervo de Dios es denunciar la herejía?

El Catecismo de la Iglesia Católica, no. 1035 dice: “La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Inmediatamente después de la muerte, las almas de aquellos que mueren en un estado de pecado mortal descienden al infierno, donde sufren los castigos del infierno, el “fuego eterno”. El principal castigo del infierno es la separación eterna de Dios, en quien sólo el hombre puede poseer la vida y la felicidad para la cual fue creado y por la que anhela “. ¿Pero de qué os sirven tantos años de seminarios, carreras, teologías, estancias en Roma, doctorados, postgrados y cebollas en vinagre si ni uno solo de los centenares de sucesores de los apóstoles del mundo habéis pedido a Francisco que se vaya; que se retire a un convento a orar, y deje de destrozar Nuestra Iglesia?

¿Que diferencia hay entre negar esto y todo lo que después venga? ¿Cuando vamos a oir que se niega la Santísima Trinidad? ¿O que Dios se ha encarnado? ¿Que la Virgen fue concebida sin mácula?

Esto, señores, es negar la Iglesia en sí. Y lo estamos haciendo desde dentro.

El comunicado de la Santa Sede después de horas y horas de terremoto en todo el mudo, y de horas y horas de Pasión, nunca mejor dicho, de millones de católicos, se descolgó con esto:

“El Santo Padre recibió recientemente al fundador del periódico La Repubblica en una reunión privada con motivo de la Pascua, sin concederle una entrevista. Lo que informa el autor en el artículo de hoy es el fruto de su reconstrucción, en la que no se citan las palabras precisas pronunciadas por el Papa. No hay citas en el artículo antes mencionado, entonces, no debe considerarse como una transcripción fiel de las palabras del Santo Padre”

Es muy fuerte. Muy fuerte. ¿Es qué esta es toda la acción que va a llevar a cabo el Vaticano ante este hecho? ¿Esto es una negación? ¡Pero si más parece una confirmación! Oye, que  sí, que se reunieron una vez más el Papa y el ateo (los cardenales de la Dubia siguen esperando respuesta, mientras mueren…) y el Papa dijo esto, y Scalfari lo ha reconstruido… pero no es una transcripción exacta… Y…

El contenido de la negación es absolutamente inadecuado atendiendo a la gravedad del asunto. No dicen que Scalfari se ha inventado esto.  Lo que se escribió en La Repubblica, según la Oficina de Prensa Vaticana, no se inventó sino que fue una “reconstrucción”. Y ya está. Esto ante la mayor barbaridad dicha por un pontífice en la historia de la Iglesia, sea magisterial, sea en una conversación privada, sea construida, reconstruida o embadurnada. Me da igual.

¡Si además no es la primera vez, hombre! ¡Si en 2017 Scalfari, a quien pareciera que Francisco encomienda estos globos sonda devastadores, dijo que:  “El Papa Francisco ha abolido los lugares de residencia eterna en la Vida futura de las almas. La tesis que sostiene es que las almas dominadas por el mal y los que no se arrepienten dejan de existir, mientras que aquellos que han sido redimidos del mal serán llevados a la bienaventuranza y la contemplación de Dios “. La tesis que sostiene… ¿Pero porque el Papa tiene que sostener ninguna tesis? ¿Acaso es Cristo? ¿Pero como entendemos la religión católica? ¿Qué ha de pasar para que un Papa sea cuestionado? ¿Pero porqué nos acusáis de pecadores a quienes sostenemos que esto no puede seguir así; mientras os tragáis las ruedas de molino de la condenación que sean necesarias, mientras las lance un Papa?

Esto no da para más. La lucha lleva fraguándose años. Pero ahora ha sido declarada abiertamente. Y aquí solo hay dos bandos: o con Cristo y su Iglesia, o fuera. Lo demás son tonterías. Que Dios nos asista.

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

En la INTENTONA VATICANA contra INFOVATICANA, Gabriel no está solo…

Vicente Montesinos

 

 

Las 3 cosas

 

 

Lunes de Pascua. ¡Cristo ha resucitado! Los hermosos días de recogimiento y penitencia, dan paso a esta efusión de gozo pascual, en la que el mundo entero se desborda de alegría. Mi humilde pluma vuelve al trabajo, y hoy quiere empezar diciéndoos que Gabriel no está solo… ¡Claro que no!

De hecho, el heroico trabajo de Gabriel Ariza fundando Infovaticana, y dando voz, y consuelo, a los cientos de miles de lectores que buscan, ya casi sin saber donde, lugares para intentar entender un poco que quieren hacer en estos últimos años con Nuestra Santa Madre Iglesia, si conocido era por sus méritos, es ahora mucho más conocido por los deméritos de otros. No de otros cualesquiera, no; sino de quienes debieran confirmarnos en la fe.

Y es que la burda y mendaz campaña iniciada por el Vaticano (que hoy aleja almas de Cristo) contra Infovaticana (desde donde hoy intentamos, como sea, ayudar a que no se alejen), ha hecho que desde el New York Times, pasando por el Washington Post, y por decenas de publicaciones de renombre en el mundo, se hagan eco de como el pontificado de los “pobres” contrata al Bufete de abogados más caro del mundo para cerrar este portal católico que nos aloja; con las mentiras (luego pecados) de que la gente se cree que esto es la página oficial vaticana. ¿No insulta su inteligencia, hermanos?

Otros portales con el mismo “defecto” (lease Vatican Insider), como ya denunciamos desde el primer día; no corren esa suerte… Pero claro; elogian a Francisco cada día…

¿A qué extremos hemos llegado?

Ahora ha sido EL MUNDO el que ha recogido en una original crónica el asunto de la Intentona vaticana contra Infovaticana; recogiendo, a su forma, el enorme mérito de Gabriel en esta lucha de David contra Goliat…

Pero como ya saben hermanos; aquella vez cayó el gigante… Y eso que David iba solo…

Y Gabriel no está solo en esta batalla… Nos tiene a muchos… Y sobre todo… Tiene a Cristo… Porque… ¿si Dios está con nosotros, quien contra nosotros?

En el espíritu de Cristo Resucitado; que Dios os bendiga… ¡Hasta el cielo no paramos!

 

 

—————————————————————

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

La santa vergüenza y la santa desvergüenza… (y mi vergüenza…)

Vicente Montesinos

 

Francisco, anoche, presidiendo el Via Crucis en el Coliseo
Francisco, anoche, presidiendo el Via Crucis en el Coliseo

 

 

Esta Semana Santa está siendo especialmente de pasión y acompañamiento, humilde, pero sufriente, a Nuestro Señor, en su camino al calvario, muerte, y ahora, espera de su gloriosa Resurrección…

Semana de Alfie, de infiernos que no existen y almas que se desvanecen, de…

Por el más puro recogimiento, discernimiento, meditación y respeto; aguarda el instrumento de este humilde plumilla en el escritorio, que tiempo habrá para ponerlo a trabajar, aunque parece ya prever la que se le viene encima…

Únicamente, en este sábado de espera, quiero narrar, sin más opinión ni comentario, cuatro aspectos que me llamaron profundamente la atención en el Coliseo anoche, durante la celebración del Via Crucis presidido por el Papa Francisco. Quizá alguno de ustedes, mis muy queridos hermanos, tengan más luces que yo para descifrarlos.

Ahí los dejo:

 

  • Me llamó profundamente la atención que el Papa pidiera a Nuestro Señor que nos diera siempre la gracia de la “santa vergüenza”; mientras que toda la vida he meditado las palabras de San Josemaria Escrivá animándonos a tener “santa desvergüenza”, con las que el fundador del Opus Dei nos invita a no preocuparnos excesivamente de que se perciban las propias limitaciones, y a no ocultar la condición de cristiano cuando el ambiente social es hostil a la fe.

 

  • Me llamó profundamente la atención que el Papa hablara de “todos los intentos de desacreditar a la Iglesia“… ¡Desacreditar a la Iglesia! ¿A que se refería? Porque si se refería a los enemigos de la Iglesia, existen desde el día que la fundó Cristo, y siempre existirán… ¿Seguro que hablaba de desacreditar a la Iglesia, Santidad? ¿O más bien de desacreditar a Su Santidad? Porque… además… ¿de donde viene hoy el mayor descrédito para Nuestra amada Iglesia, Santidad?

 

  • Me abochornó que el Via Crucis finalizara con gritos de “Viva el Papa” y aplausos… El Via Crucis del Viernes Santo en la Pasión del Señor… Ello me lleva a reflexionar que tipo de público, con que formación católica, con que sensibilidad, y con que conocimiento de lo que se estaba celebrando y orando, acompañaron al Pontífice en el Coliseo… Además de sobre la papolatría que nos invade, y otros temas circundantes…

 

  • Me aterrorizó que tras los gritos de júbilo viniera, recogido por todas las cámaras, un “besa manos al Papa“, de cardenales, obispos, sacerdotes…, todos en fila dispuestos a “adorar” a… ¿La Cruz? ¿Es día de que, con la Santa Cruz de Cristo en alto, Nuestro Señor muerto; y lo que la liturgia, la tradición, la necesaria meditación y recogimiento, a la par que la austeridad y recato que el momento, exigen; se haga una fila para que todos rindan pleitesía a un hombre, por muy Papa que sea? ¿Porque no salió la imagen de todas sus eminentísimas, excelentísimas y reverendísimas sotanas adorando a la Cruz de Nuestro Señor, en el único día del año, por cierto, en que los católicos nos arrodillamos ante la Cruz?

 

Vergúenza, sorpresa, bochorno, terror… Mezcla de sentimientos, que ahí dejo, y comparto, sin más comentario, y ofrezco a Dios, Nuestro Señor, en espera de su gloriosa Resurrección.

Y porque hasta el cielo no paramos; que Dios os bendiga…

 

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

 

 

Invitamos al demonio a la fiesta, y expulsamos al Espíritu Santo por la puerta de atrás.

Vicente Montesinos

Los 300 jóvenes, católicos, ateos y apóstatas, que van a decidir el futuro de nuestra Iglesia.

Y mientras siguen abiertos todos los frentes que nos desangran, con la “Amoris Laetitia” a la cabeza, y la muerte de Alfie en ciernes; ya tenemos el nuevo ataque a las puertas.

Los ingenieros de la misericorditis no dejan de trabajar, haciendo acopio de “misericordia” y “compasión”, que venden adulteradas a los que han de condenar al infierno.

Y es que lo que faltaba es una nueva pantomima de “apertura” y de “lío”, de las que tanto gustan a este pontificado, pero en una escala “top”: Bergoglio ha propuesto un pre-sínodo y un sínodo para que los “jóvenes” decidan en la Iglesia de Cristo según dispongan; con la circunstancia añadida, que no es baladí, de que los proponentes van a ser católicos (debidamente seleccionados, claro), ateos y apóstatas. Sobre ellos va a dejar el Vaticano el legado bimilenario de la Iglesia.

El pre-sínodo ya se califica por los inventores e invitados como “un cambio de juego en las reglas de la Iglesia” (como si de una Asociación que puede variar sus estatutos cuando le venga en gana se tratara), y que debe de resultar en un “movimiento sísmico”(¿Más sismicidad, Bergoglio?)

Como ejemplo, las declaraciones de uno de los “padres sinodales”, un tal Sandro Bucher, un delegado ateo de Suiza, que dijo en una breve entrevista que se sentía “muy bienvenido”  y se alegró de que tanto los jóvenes católicos como los no creyentes compartan esta tarea.

¿No les resulta increíble? ¿De novela de terror? ¿Cañizares, seguimos en plena continuidad con Benedicto?

Todo tipo de cambios en las reglas morales vienen incorporados a este nuevo  “sínodo democrático”, que va a sustituir a las Sagradas Escrituras, a la sana doctrina, al magisterio bimilenario y a la tradición.

Imaginamos que a partir de ahí, se retirará tranquilamente la inmoralidad de los actos pecaminosos que les venga en gana a los jóvenes ateos y a los obispos guays; y a seguir, paso a paso, pero ya ni siquiera lentamente, el desmontaje de la Iglesia de Cristo.

Ahí tienen el nuevo sínodo que decidirá el negro futuro de nuestra Iglesia: a él hemos invitado al demonio, mientras que expulsamos al espíritu Santo por la puerta de atrás.

Son los nuevos tiempos…

—————————————————————

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Orgullosos del nuestro colaborador, el Padre Christian Viña

Vicente Montesinos

 

El Padre Christian Viña

 

¡Siguen llegando cosas buenas de Argentina!

¡Es un no parar!

En estos días tan grandes para la atribulada Argentina, les quiero compartir con gozo y con orgullo la entrevista que le han hecho sobre el tema del aborto en TLV1 de Buenos Aires o nuestro colaborador el Padre Christian Viña.

¡Un santo sacerdote argentino, sin pelos en la lengua, si de defender la verdad de Cfristo y de la Iglesia se trata, en estos tiempos de componendas! ¡Para gloria de Dios!

Con gozo les dejo enlace. ¡No se la pierdan! ¡Saboréenla!

Sobre todo, aquellos quienes andamos buscando sacerdotes santos que nos ayuden en la dura batalla en la que nos encontramos. ¡Reconforta!

Como dice nuestro padre Christian Viña, ¡O santos, o nada!

¡Que María Santísima, Reina y Madre de la Vida, nos alcance las gracias necesarias en esta batalla…!

 

https://www.youtube.com/watch?v=xygqYEGUfc8

¿Por qué, Don Antonio, por qué?

 

Vicente Montesinos

En negrita y cursiva les comparto el artículo publicado en el Diario La Razón el pasado 21 de marzo por el Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Antonio Cardenal Cañizares Llovera, Arzobispo de Valencia.

 

canizares-se-dirige-a-los-fieles_b4ff775b

 

El día de San José se ha cumplido el quinto aniversario del inicio «oficial» del pontificado del Papa Francisco, elegido por Dios, con la mediación de los cardenales, como sucesor del Papa Benedicto XVI en la Sede de Pedro, con quien ha mostrado una continuidad total querida por Dios, que es quien, en definitiva, lleva la Iglesia y nunca la abandona, y, no lo olvidemos, elige el Papa que la Iglesia y el mundo necesitan.

Damos gracias a Dios por este don que está siendo para la Iglesia y para la humanidad entera el Papa Francisco, Papa, como él mismo dijo, venido «del fin del mundo», de las «periferias» de la tierra, a las que la Iglesia –todos sus hijos– ha de llegar, hemos de llegar, con el Evangelio, «el gozo o la alegría del Evangelio», para usar el título de su exhortación apostólica [Evangelii Gaudium], tan luminosa e iluminadora como programa de la Iglesia para el momento presente y los próximos años.

Veo en sus palabras, en una conversación privada antes del cónclave, y en el nombre elegido por él para su pontificado –Francisco– la clave de interpretación, luz que ilumina su actuar. Es un hecho: las gentes, particularmente los sencillos y limpios de corazón, los pobres y los que sufren, desde el primer momento lo recibieron y acogieron con gran alborozo, con ese gozo que es el anuncio, la llegada, la presencia del Evangelio, de la Buena Noticia que los hombres, especialmente los pobres y necesitados esperan. Una gran corriente de esperanza, sin ninguna exageración, se ha despertado por doquier. ¡Cuántas veces nos ha urgido: «No os dejéis robar la esperanza»!

Todo está siendo muy revelador de que, en verdad, lo que Dios quiere en este pontificado es abrir a la esperanza a los hombres contemporáneos, «capaces de lo mejor y de lo peor», que se abran a una esperanza grande y nueva, la única que puede saciar sus corazones insatisfechos. Es lo que el Papa está haciendo. Sus viajes y sus signos están siendo muy elocuentes en este sentido del Evangelio de la misericordia y de que los pobres están siendo evangelizados.

Ahí tenemos, desde el comienzo, el conmovedor y relámpago viaje a Lampedusa; o su visita a Asís, con todo lo que evoca la figura del Poverello de Asís, San Francisco, especialmente conmovedor en aquel encuentro con los más pobres; o su gran apelación ante el conflicto de Siria; o su viaje a Río de Janeiro en Brasil con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud, de los más necesitados de misericordia y más heridos de hoy, aunque parezca lo contrario, ante los que no podemos pasar de largo como en la parábola del Buen Samaritano; y además, allí mismo, ofreció ese signo tan elocuente de su visita a la favela, no como espectador y turista, sino «mojándose » de verdad y sin populismo de ningún tipo; o su último viaje a Chile o Perú, con su visita a la Amazonía…

Basten estos signos, aunque podríamos seguir enumerando y enumerando otros muchos signos… ¿Cuál es la razón última de esto en este Papa, como en Teresa de Calcuta, en Francisco de Asís, y en esa pléyade ingente de servidores de los pobres porque han descubierto y ven en ellos al mismo Cristo? No es otra que el encuentro con Cristo en la oración, el encuentro con Dios misericordioso en la eucaristía, o en la penitencia, o en la adoración. Dios, Cristo que vive, es la razón última. ¡Qué providencial y qué bien hace Dios las cosas! Cuando aquella tarde del 13 de marzo era elegido, y cuando otro 13 de marzo en el que se cumplía un año de la elección del Papa Francisco, a la misma hora, donde estábamos haciendo ejercicios espirituales con el Papa, como todos los días, a la mismísima hora, nos encontrábamos todos en adoración eucarística ante el Señor. Ahí está el secreto de este Papa de la misericordia y de la esperanza, de alegría y del Evangelio: sólo en Dios que es amor, y esto es lo que afirmamos en la adoración, por la que entramos en comunión con Él y para que la Iglesia toda entregue el Evangelio de la misericordia, que tiene como destinatarios y beneficiarios preferenciales los pecadores y los pobres y como realización «una Iglesia de los pobres y para los pobres».

Recemos por el Papa, recemos mucho, como él nos pide constantemente desde su elección. Y, como dijo en su primera homilía en la Capilla Sixtina, es hora «de caminar, de edificar la Iglesia, de confesar el nombre de Cristo», con el que no haremos otra cosa que edificar la Iglesia y avanzar en el camino, renovarla y reproducir aquel sueño de San Francisco sobre la capilla de San Damián: reconstruir la Iglesia, presencia de Cristo.

Publicado en La Razón el 21 de marzo de 2018.

 

 

Sinceramente, mi muy querido D. Antonio, me desconcierta de todo punto. No sé de que otra manera expresar lo que siento al leer este panegírico absoluto sobre Francisco; uno de los mayores que mis ojos han podido ver en estos últimos años, tan proclives a ello.

Y ello porque estamos muy acostumbrados a que en este caótico pontificado existan unos pocos valientes que dicen la verdad cuando hay que decirla; una enorme masa de silentes conformados y complacidos; y por último una no pequeña masa de cortesanos, pelotilleros y mea-pilas que deben alabar a Francisco haga lo que haga, confundiendo a Bergoglio con Nuestro Señor, cayendo en una papolatría imperdonable, y queriendo hacer ver que todo es rosa, cuando no hay nada más lejano.

En este último grupo hallamos a decenas de miles de sacerdotes, centenares de obispos y decenas de cardelanes; y todos ellos actúan así, o bien por una ignorancia supina de la sana doctrina, el magisterio bimilenario, las sagradas escrituras y la tradición; o bien por un rebote diabólico contra estas, o bien porque son vientres agradecidos o algo esperan conseguir, trepar o alcanzar.

Pues bien, Don Antonio no está en ninguno de estos últimos casos. ¡Doy fe! Don Antonio es un Cardenal conocedor de la doctrina, de la tradición y del Magisterio, y un buen biblista. Don Antonio no está rebotado contra el bonus odor Christi, más bien todo lo contrario, ya que siempre ha luchado él mismo contra a todo lo que pierde el olfarto católico.

Me dirán: pues algo busca, quiere o espera….

Les aseguro que no.

Don Antonio ya no aspira nada. Alcanzó la dignidad de Cardenal, fue un hombre fuerte de Benedicto XVI quien lo tuvo como mano derecha precisamente en cuestiones de sana doctrina y lo llevó a su lado a Roma; y llegado Bergoglio, fue defenestrado, y enviado a un “dorado retiro” en mi querida Archidiócesis de Valencia, perdiendo la batalla frente a Osoro para liderar la Iglesia Española de facto (que dicho sea de paso, sí que aspira a muchas cosas, por lo que este discurso si lo hubiera firmado él, nada me habría extrañado).

A nada aspira, porque no es su estilo; y además, por mucho que aspirara, sabe él que ya nada tiene que hacer, por edad, y por afinidad con Bergoglio.

Luego… ¿Qué es lo que ocurre, Don Antonio? ¿Qué necesidad tiene usted de publicar este discurso que no quiero calificar con las palabras que me vienen a la cabeza?

No lo entiendo.

Y no lo entiendo porque podrían decirme que todo Obispo debe estar con su papa y todo ese rollo macabeo de mala comprensión de la fidelidad y la obediencia y del papismo y la papolatría (lo que justificaría, en su caso, un prudente silencio, que yo tampoco comparto y que califico de otra forma). Pero de ahí a salir a la palestra a ejercer este bochornoso ejercicio de alabanza…

Y no lo entiendo ya que, y sobre todo…., y esto es lo que más me duele, sé que Don Antonio no se puede creer todo lo que ha manifestado. Él sabe que no es así. Y eso me descorazona y me preocupa. Por él, y por las almas que le estamos encomendadas.

¿Acaso se va a creer Don Antonio de verdad que el pontificado de Francisco es de total continuidad con el de Benedicto XVI? ¿Pero como se le ocurre decir esto sin pudor, excelencia?

¿Acaso se cree su Excelencia que Francisco es el Papa que la Iglesia y el mundo necesita? Don Antonio, sólo hay que conocerle mínimanente para saber que usted no piensa así.

¿Pero Eminencia… como puede decir que una gran corriente de esperanza nos recorre? ¿Esperanza donde, Eminencia? ¿En los enemigos de la Iglesia? Porque no se referirá, mi queridísimo Don Antonio, a las cientos de miles de almas que se alejan cada día de Nuestra Santa Madre Iglesia, confusas y atribuladas?

¿Acaso su Eminencia siente en lo profundo de su corazón que Francisco es como San Francisco de Asís y Santa Teresa de Calcuta?

Don Antonio, desde el cariño, el respeto y la devoción filial que siempre le he profesado, le pregunto, con todo el dolor de mi corazón: ¿Era esto necesario? ¿Para qué? ¿Para confundir más aún a los millones de católicos atribulados que buscan en pastores como usted el sustento a su fe en el Cristo que nos enseñaron a conocer nuestros antepasados; en el Cristo de las Sagradas Escrituras; en el Cristo del que emana la sana doctrina; en el Cristo de nuestra amada tradición?

Siento mucho decir lo que voy a decir, y que Dios me perdone si me equivoco, pero, mi queridísimo Don Antonio: este discruso yo no me lo creo. ¡No me lo creo de un sucesor de los apóstoles tan valiente como usted! Sólo usted sabrá porque lo ha querido hacer sin necesidad y con tanta publicidad. Sólo usted y Dios lo saben.

 

Deseando no haber perturbado a Vuestra Eminencia; queda a su disposición, implorando su bendición

Vicente Montesinos

De V. Emcia. Revma. fiel servidor, que besa Su sagrada púrpura

 

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑