Monseñor Viganò sale en defensa del cardenal Müller: “La verdad suscita reacciones desmesuradas”

"Su Eminencia el cardenal Müller, que es una persona intelectualmente honesta, dijo cosas ya denunciadas por el mismo cardenal Burke, por el obispo Schneider y por mí, entre otros; cosas que Klaus Schwab, George Soros, Bill Gates y todos los seguidores del Great Reset siempre han declarado públicamente"

0 1.411

 

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 

 

 

 

 

EPHPHETA, QUOD EST, ADAPERIRE! 

Effatà, es decir, ¡Ábrete! Mc 7, 34

 

No me sorprende que la verdad provoque reacciones desencajadas en quienes propagan el error que se opone a ella. Las reacciones de los fariseos a las palabras de Nuestro Señor – desde los gestos teatrales de Caifás hasta la proclamación de la propia divinidad por parte del Mesías – siempre delatan la ira de los mentirosos y de las personas de mala frente a la afirmación de la verdad y la honestidad intelectual. Y esta indignación, tan forzada como inmotivada, al no tener argumentos para rebatir la refutación, a menudo se lanza sobre el interlocutor, en un intento de ridiculizarlo, hacerlo pasar por loco o un criminal peligroso.

Los ejemplos que hemos podido ver en quienes han cuestionado alguno de los pilares de la narrativa oficial sobre el Covid son la confirmación de una actitud intolerante por parte de quienes mienten, y al mismo tiempo la acusación de intolerancia hacia quienes se limitan a decir una clara evidencia de la verdad. El virólogo que afirma la ineficacia de la vacuna y resalta los graves conflictos de interés de los funcionarios encargados de la autorización de medicamentos o terapias; el parlamentario que objeta la oportunidad de imponer confinamientos después de que han resultado inútiles para contener la pandemia y desastrosos para la economía de la nación; el jurista que critica las normas impuestas por el Gobierno violando la Constitución; el párroco que desde el púlpito pone en duda la moralidad de un suero experimental producido con células de fetos abortados; el intelectual que señala cómo el plan criminal del Gran Reinicio impulsado por el Foro Económico Mundial y la Agenda 2030 de Naciones Unidas encuentra una oportuna e inquietante realización precisamente a raíz de esa emergencia pandémica esperada desde 2009 por Jacques Attali en el semanario francés L’Express, son considerados herejes por el Sanedrín globalista, indignos de hacer preguntas sobre los nuevos dogmas de la religión de la salud definidos ex cathedra por los expertos a sueldo de la BigPharma.

Podemos imaginar la honestidad e imparcialidad que pueden garantizar los controladores pagados por los controlados. De nada sirve citar los escritos de los exponentes del Estado profundo en el que confiesan descaradamente su proyecto criminal. Tomemos, por ejemplo, la cita de Jacques Attali: “La historia nos enseña que la humanidad evoluciona significativamente sólo cuando tiene realmente miedo: entonces inicialmente desarrolla mecanismos de defensa; a veces intolerables (de chivos expiatorios y totalitarismos); a veces inútiles (de distracción); a veces eficaces (terapias que niegan todos los principios morales anteriores si es necesario). Después, una vez superada la crisis, el miedo transforma estos mecanismos para compatibilizarlos con la libertad individual e inscribirlos en una política de salud democrática” (https://scenarieconomici.it/jacques-attali-una-piccola-pandemia-permettera-di-instaura- re-un-governo-mondiale/).

Estas palabras fueron pronunciadas en 2009, ante la inminencia de la gripe porcina por cuya falsa emergencia fue posteriormente denunciada la OMS. En ellas podemos tener la confirmación de un cuadro exacto de los métodos de gestión de la emergencia sanitaria, incluso de la programación de la emergencia misma, con la provisión de posibles respuestas por parte de los ciudadanos. Hace apenas unos días, Attali se hizo entrevistar sin mascarilla por dos periodistas genuflexos, a quienes regañó porque tenían la mascarilla debajo de la nariz. La anécdota, que se puede encontrar en un video en Internet, es la prueba comprobada del absurdo de la narrativa pandémica, que se aplica a los súbditos y esclavos del sistema, pero no a los responsables. Biden, Johnson, Merkel, Draghi, Bergoglio y todos los “grandes de la tierra” hacen ostentación de desprecio por las masas, imponiéndoles normas absurdas que son los primeros en infringir, precisamente para demostrar que la adhesión a este culto pandémico requiere un asentimiento fideísta. y no tiene nada de científico.

Su Eminencia el cardenal Müller, que es una persona intelectualmente honesta, dijo cosas ya denunciadas por el mismo cardenal Burke, por el obispo Schneider y por mí, entre otros; cosas que Klaus Schwab, George Soros, Bill Gates y todos los seguidores del Great Reset siempre han declarado públicamente, incluso produciendo documentos oficiales e imprimiendo libros en los que explican en detalle los diferentes escenarios que se pueden hipotetizar, desde la pandemia hasta la emergencia climática.

Y las palabras del purpurado son la confirmación de que su nombre, puesto en mi Llamamiento por la Iglesia y por el mundo del pasado mes de mayo de 2020, fue meditado y querido. Doy las gracias a Su Eminencia por ese gesto valiente en algunos aspectos. Y lamento que en Alemania los grandes medios hayan acusado al cardenal Müller de antisemitismo, por el simple hecho de que George Soros y Klaus Schwab tienen orígenes judíos, mientras que han evitado escrupulosamente entrar en el fondo del asunto.

Sin embargo, rabinos ortodoxos y judíos que sobrevivieron a los campos de concentración nazis han hecho denuncias similares contra la élite globalista, en particular contra Schwab, Gates, Soros, los Rothschild y los Rockefeller. ¿Ellos también son antisemitas? Pero, una vez más, no sirve de nada hacer preguntas razonables a quienes son parciales. Como en la fábula de Esopo, el lobo en la parte superior del arroyo cree que tiene derecho a no ser contaminado por el cordero que está aguas abajo. Puedo imaginar que, para un cardenal que también fue prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, de alguna manera es desafiante y no tan simple tomar una posición sobre un tema que ve a Bergoglio en el frente opuesto para hacer propaganda a favor de las vacunas de Pfizer y apoyar la economía verde y el capitalismo inclusivo con los Rothschild y los Rockefeller.

Pero pienso también que si Su Eminencia tuvo la honestidad de denunciar la conspiración antihumana del Nuevo Orden Mundial y la interferencia de los multimillonarios Gates y Soros en el destino de las naciones, con base en la evidencia y el consentimiento de sus declaraciones, sabrá con igual claridad de análisis reconocer el mismo consentimiento a la ideología globalista en el inquilino de Santa Marta, quien recientemente bendijo un parque interreligioso en Argentina y aprobó la Fundación Fratelli tutti y su “formación holística” para el diálogo con las religiones.

Si son evidentes las injerencias de Soros y Gates en el gobierno de las naciones, es innegable la responsabilidad de Bergoglio en dar dignidad y legitimidad a los cómplices del Foro Económico Mundial y la ONU, a sus planes y a quienes cooperan con ellos; porque el ecumenismo, la divinización de la Madre Tierra, la dimensión “amazónica” de la Iglesia, el “camino sinodal”, el transhumanismo de la Fundación para la Inteligencia Artificial y todas las lamentables innovaciones de este pontificado son perfectamente coherentes con este cuadro, son funcionales a ellas y persiguen el mismo fin, a saber, la instauración de esa Religión de la Humanidad que es la meta necesaria del Nuevo Orden Mundial.

Si la emergencia sanitaria ha causado daños incalculables, tiene sin embargo el mérito de haber abierto los ojos a muchos ciegos, de haber curado a muchos sordos y mudos, que vuelven a escuchar y hablar. Esta gracia debe ser para todos una ocasión para saber evaluar con una mirada sobrenatural lo que sucede ante nuestros ojos, percibir los principios inspiradores y los propósitos no declarados, denunciar a los responsables y a poner en guardia a los simples, quienes justamente esperan que sean sus pastores los que les den indicaciones saludables y no los empujen al abismo. Y para comprender cuán verdaderas son las palabras del Señor: “Sin mí nada podéis hacer” (Jn 15, 5).

 

 

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo

16 de diciembre de 2021

 

 

 

 

 

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: