¡Última hora Viganò! “La imposición del pasaporte sanitario y la llamada vacunación son parte de un proyecto criminal”

Dice Monseñor: "Recuerde: si el ataque es global, la contraofensiva también debe ser global. Y que Dios nos asista y proteja". Queridos hermanos de Adoración y Liberación. Me remite Su Excelencia, y publicamos con gozo, este mensaje que el Arzobispo Carlo Maria Vigano dirigió a los participantes del evento "TRUTH FOR HEALTH", y que ha traducido para nosotros al español nuestra compañera Belén Calvo. ¡Santa lectura y Santo Domingo! ¡Compartan este enlace! Vicente Montesinos

1 4.697

 

MENSAJE PARA LA FUNDACIÓN TRUTH FOR HEALTH

Original inglés: Monseñor Carlo María Viganò
Traducción al español: Belén Calvo, de Adoración y Liberación

 

 

 

 

Queridos amigos,

Permítanme dirigirme a ustedes mientras denuncian los aspectos más controvertidos e inquietantes del suero genético experimental con un compromiso grande y encomiable. Su batalla por la verdad científica, junto con la acción cada vez más coordinada de innumerables científicos y médicos de todo el mundo, está abriendo los ojos de muchas personas que se han dejado engañar por las falsas promesas de las autoridades sanitarias, por las opiniones discordantes de expertos y por la propaganda mediática.

No voy a entrar en los méritos del tema de la salud en sí mismo, ya que ustedes están mucho mejor informados que yo. Permítanme señalar a su atención algunas reflexiones, observando la totalidad de lo que está sucediendo sin centrarme en detalles específicos.

Ahora me parece claro que el propósito principal de esta farsa grotesca de la salud es la imposición de un sistema de control para los individuos, implementado a través del llamado pase verde. Sabemos que el pasaporte de salud fue diseñado hace años, pero que para hacerlo obligatorio era necesario crear una emergencia pandémica y forzar a la población – a través del chantaje o la amenaza de sanciones – para que se deje inyectar un fármaco experimental por el que el productor, el Estado y quien lo administre no asuman ninguna responsabilidad, vertiéndola en su lugar sobre el paciente. Ayer mismo, la FDA decidió hacer públicas las razones para aprobar la vacuna Pfizer sólo en 2076: esto da una amplia prueba de la mente criminal detrás de la pantalla de la salud pública.

Vemos por tanto que tenemos una élite de criminales, reunidos en el Foro Económico Mundial para concebir el Gran Reseteo y en las Naciones Unidas para implementar la Agenda2030, que han decidido diezmar la población del planeta a través de algunos “escenarios” descritos en detalle. Destruyen las economías nacionales, causan pobreza y desempleo, crean discriminación y violaciones de los derechos fundamentales con el único propósito de controlar a los sobrevivientes, rastrear sus movimientos, modificar sus vidas, decidir su pensamiento y establecer su régimen de salud. Este trabajo incluye la colaboración de gobernantes, funcionarios públicos, médicos, magistrados, agencias de la ley, los medios de comunicación y – como si eso no fuera suficiente – incluso líderes religiosos. Llamarlo “teoría de la conspiración” es un eufemismo: es un golpe de Estado llevado a cabo con una mente y determinación claras, un crimen de lesa humanidad. Su propósito es precisamente controlarnos: hacernos esclavos y clientes de un sistema que está a punto de implosionar, en el que los que han hecho más ganancias en el pasado creando la crisis, ahora se preparan para llevar a cabo la “cuarta revolución industrial” – como Klaus Schwab lo llama – para seguir acumulando poder y dinero.

La imposición del pasaporte sanitario y la llamada vacunación son parte de este proyecto. Poco importa que las Constituciones de los Estados y los más elementales principios del derecho sean violados impunemente en nombre de una emergencia que fue ingeniosamente provocada; importa poco que eminentes personalidades del mundo de la medicina denuncien los graves efectos secundarios del suero génico y la gestión criminal de la pandemia; importa poco que los macroscópicos conflictos de intereses existentes entre las empresas farmacéuticas, el personal médico, los funcionarios de salud y la información general son bien conocidos: su narrativa no contempla refutaciones, no acepta críticas, no tolera la evidencia de los hechos.

Pero si una élite ha logrado corromper a los gobernantes y dar un golpe real contra los ciudadanos, no podemos responder localmente: si la agresión es global, la acción de la oposición y la resistencia también debe ser global. Por lo tanto, también reitero mi invitación a vosotros, quienes como científicos entendéis muy claramente el peligro de la droga experimental, pidiéndoos que os unáis a una Alianza Anti-globalista, para poder contrarrestar esta no declarada – pero no menos despiadada y violenta – guerra mundial de manera unitaria y coordinada.

Nuestro enemigo no es el virus, sino la locura de aquellos que traicionan sus deberes en detrimento de la comunidad, de aquellos que creen que pueden imponer el modelo totalitario chino y el crédito social en nuestras naciones, en nombre de un colectivismo comunista que nos quita identidad y libertad a cada uno de nosotros. Esta traición global debe ser detenida: respondamos a la corrupción con honestidad, a las mentiras con la verdad, al interés propio con generosa dedicación a los asuntos públicos, al deseo de poder y dinero con servicio desinteresado y sentido del deber.

Rechazamos no sólo el delirio pandémico, sino todo el castillo de horrores de la ideología globalista: la cultura de la muerte del aborto y la eutanasia, la teoría del género, el adoctrinamiento de nuestros hijos, la “cultura de la cancelación”, la inmigración descontrolada, la demolición de la familia natural, la reducción de la protección y los salarios de los trabajadores, la persecución de las pequeñas empresas. Volvamos a ser orgullosos defensores de los valores tradicionales: Dios, Nación y Familia. Volvamos a orar al Señor, reconociéndolo como Rey no sólo de los individuos, sino de todas las naciones y sociedades. Sólo la comprensión de la guerra en curso, la identificación de los opositores y sus objetivos criminales nos permitirá resistir y ganar.

Si nos limitamos a examinar sólo la eficacia del suero génico, o la fiabilidad de los hisopos de prueba, o la respuesta que un solo país ha dado a la propagación de la infección, nunca saldremos.

Recuerde: si el ataque es global, la contraofensiva también debe ser global. Y que Dios nos asista y proteja.

 

+ Carlo Maria Viganò, Arzobispo
Ex Nuncio en los Estados Unidos de América

 

 

 

 

SIGUENOS EN TELEGRAM

 


…AYUDA A AyL A PODER SEGUIR
Únete ahora a ayl.tv y ayúdanos a seguir y crecer:
Canal de Telegram: t.me/adoracionyliberacion
 DIRECCIÓN POSTAL: «Adoración y Liberación». Apartado de Correos nº 5 – 46113 ESPAÑA
  E-MAIL CONTACTO: info@ayl.tv
 E-MAIL PEDIDOS DE ORACION Y SECRETARÍA: miguelgomez@ayl.tv
——————
MODOS DE COLABORAR CON EL SOSTENIMIENTO DEL PROYECTO
Todo el contenido de la plataforma independiente y propia AYL.TV es gratuito para todos. Sin embargo para poder ser una alternativa real necesitamos medios. Puedes apoyar a AYL.TV con una suscripción de pago en la propia plataforma, aquí:
Si lo prefieres también puedes hacer una donación, puntual o periódica, en Cuenta bancaria Openbank (Banco de Santander) : ES2500730100570163476193
Y también puedes desde cualquier rincón del mundo hacer tu aportación puntual o periódica por Paypal en paypal.me/adoracionyliberacion
Si deseas colaborar de otras formas, o tienes dudas, escribe a: info@ayl.tv
Dios te bendiga. ¡Gracias por unirte a nosotros!

1 comentario
  1. Maria del pilar londoño says

    Monseñor Vigano, admiro su valentia y claridad, estoy de acuerdo con ud. Dios lo proteja y la Virgen lo cubra con su manto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: