Viernes Santo… Hay más amor allí donde el amor sufre su condena…

 

 

 

 

 

Vicente Montesinos

 

 

 

WhatsApp Image 2018-03-30 at 13.11.12

 

 

 

Viernes Santo…

Hay más amor allí donde el amor sufre su condena.

Por paradójico que parezca, cuanto más se acerca Jesús a la vileza del mundo, más se eleva su oración confiada al Padre, más se ensancha su entraña misericordiosa.

De ahí que la humillación de la cruz se haya convertido para nosotros en cauce de salvación; la cicatriz, en bálsamo medicinal.

Salva el amor del que lo da todo: su cuerpo, su vida, su corazón entregado hasta el extremo.

Salva el amor del que confía del todo: con su silencio, su súplica, su piedad sostenida hasta el final.

Salva el amor del que busca a todos: por su intercesión, su perdón, su compasión extendida hasta el último lugar.

No hay ninguna situación humana, por débil o empecatada que resulte, que quede lejos o fuera de las lágrimas y la oración de Jesucristo

 

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo en:

Consultas generales: info@adoracionyliberacion.com
Redacción: redaccion@adoracionyliberacion.com
Donativos: donativos@adoracionyliberacion.com
Vicente Montesinos (Director) : director@adoracionyliberacion.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a info@adoracionyliberacion.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En el mismo mensaje indícanos si prefieres recibir los mensajes por Whatsapp o por Telegram. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.



Categorías:Actualidad religiosa

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Así es, el hombre de dolores que nos describe Isaías en el capítulo 53 es un hombre incomprendido, despreciado por todos, maltratado… y nosotros que sabemos que ese hombre es la Palabra de Dios encarnada en las inmaculadas entrañas de Santa María, podemos calibrar hasta donde gustó Jesucristo la copa del dolor, hasta qué punto se solidarizó con el dolor de muchos, que como Él han pasado por verdaderos calvarios, ante el desprecio y odio del mundo.

    Que con su Gracia abundante logremos abrazar la nuestra por amor y fidelidad a tan grande Señor.

  2. Muere para darnos la vida eterna, pero hay que aceptarla y ser coherentes con esa aceptación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: