Ouellet se deja enredar para una estrafalaria “respuesta” a Viganó que deja más en evidencia los nervios en el entorno de Bergoglio

Vicente Montesinos

 

 

Ouellet con Bergoglio

 

Tras la documentada segunda entrega del Arzobispo Viganó en la que, abundando en muchos datos relativos a las originales 11 hojas publicadas, hacía una llamada al Cardenal Ouellet para que dijera todo lo que sabía, y tuviera el coraje de confirmar con su palabra lo que los hechos ya confirman de manera irrefutable (es decir, que Francisco ya en 2013 encubrió a McCarrick y que claramente lo rehabilitó a pesar de conocer que estaba amonestado por sus abusos sexuales); el cardenal ha preferido, tras días de silencio, en lugar de “dar testimonio de la verdad”, dar testimonio de su incondicional sumisión a Francisco, aunque sea en este grave desmán.

Saliendo en defensa de Francisco sin ningún tipo de argumento, y atacando al mensajero, se ensaña cobardemente con Viganó diciéndole que sus declaraciones son “incomprensibles y extremadamente reprochables”, porque “afectan gravemente la reputación de los sucesores de los apóstoles”.

Para Ouellet, a las órdenes de Francisco, que no de la Verdad, lo que afecta a la reputación de los sucesores de los apóstoles es que Viganó cuente lo que hay; y no el entramado de abusos homosexuales, corrupción y enjambre LGTBI tapado desde Roma.

En una inverosímil argumentación, afirma con descaro que Francisco es difícil que estuviera sobre el tema, ya que (¡atención!) “estaba sobrepasado por la cantidad de información que recibió de otros nuncios que se encontró el mismo día”. Ojo a la memez.

Para acabar de intentar vilipendiar a Viganó y salvar las pontificias posaderas a Francisco, afirma que McCarrick nunca fue sancionado por Benedicto XVI. Que lo que fue es “urgido enérgicamente a no viajar y a no aparecer en público“.

O sea, que la campaña que se acaban de sacar de la manga después de mes y medio de buscar desesperadamente algo contra Viganó consiste en sacar a Ouellet a la luz, como pedía el ex-nuncio, pero en vez de para decir la verdad, que deja al Papa como lo que es, simplemente para sostener con descaro dos cosas:

 

  1. Que lo que Viganó dijera al Papa, este no lo entendería, porque estaba sobrepasado de información.
  2. Que McCarrick no fue sancionado por Benedicto XVI. Si no “urgido enérgicamente a no viajar y a no aparecer en público”

 

Eso es todo.

 

Evidentemente esta jugada vaticana deja peor a Francisco de lo que estaba, porque es burda, rastrera y además torpe y ruin. Y a Ouellet imagino que lo deja en la carrera para sustituir a Francisco. Porque otra cosa… Credibilidad cero. Cara dura mucha.

El resto de la carta de Ouellet son ataques personales contra Viganò, y vergonzosos panegíricos a Francisco, a quien llama al final “un pastor excepcional, un padre compasivo y firme, una gracia profética para la Iglesia y para el mundo”.

Desde luego nosotros no le vamos a dar más publicidad a dicho pasquín.

Para esto han quedado los cardenales de la Iglesia ante un escándalo de estas dimensiones.

Y para esto han quedado pseudo-periodistas como Jose Manuel Vidal (que boda sin la tía Juana) que ya ha activado la maquinaria pampera;  o un tal Juan Vicente Boo, que me dicen que es del Opus Dei, y que con un enorme grado de invención se atreve a publicar en el antiguamente serio ABC este titular: “El Vaticano documenta la falsedad de las acusaciones del ex nuncio Viganò contra el Papa. Francisco no levantó ninguna sanción al ex cardenal McCarrick”.  ¿Pero cómo se puede ser tan poco profesional? ¿Pero de dónde sacan que esto está documentado? ¿Pero cómo puede llamar el tal Boo “documentar” a la glosa esta a Francisco hecha al dictado por Ouellet con dos argumentaciones tan rocambolescas cual ridículas como las que les hemos mostrado arriba?

 

Hace unos días la conjura a “la Virgen” y a “San Miguel” para acabar con el gran acusador…

Después las histéricas manifestaciones de unos y de otros perdiendo los papeles para defender a Francisco (hasta la pseudo-monja esa que graznaba con modales mafiosos que “Viganó tenía que desaparecer del mapa)….

Y ahora el montaje este de Ouellet…

Están muy nerviosos los bergoglianos;  y dando palos de ciego.

Afortunadamente ya se empieza a hablar del asunto, cuando antes se nos quería vender el silencio como imitación de Cristo y a Viganó como el gran acusador.

Esa táctica se ha vuelto contra ellos y ahora cambian de estrategia, pero la Verdad acabará por vencer tarde o temprano;  si es que no lo ha hecho ya.

Y Bergoglio está cada vez más salpicado.

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:Actualidad, BLOG, Editorial

Etiquetas:,

27 respuestas

  1. Están muy nerviosos los bergoglianos y dando palos de ciego. Afortunadamente ya se empieza a hablar del asunto, cuando antes se nos quería vender el silencio como imitación de Cristo y a Viganó como el gran acusador, el diablo. Esa táctica se ha vuelto contra ellos y ahora cambian de táctica, pero la Verdad acabará por alumbrar tarde o temprano y Bergoglio resulta más y más salpicado.

    Le gusta a 1 persona

  2. Mis más cordiales felicitaciones a Montesinos por un artículo que se merece la calificación de cum laude, que nos presenta a un Ouellet que se escurre por tortilleros cauces y por la adulación para mantener un puesto que le viene grande.

    Le gusta a 1 persona

  3. SE EMPEÑAN EN TAPAR UNA PORQUERÍA SODOMÍTICA QUE NO PARA DE AFLORAR Y QUE LES SALPICA MÁS Y MÁS.
    https://www.catholicworldreport.com/2018/10/04/videos-allegedly-show-illinois-priests-engaged-in-homosexual-acts/

    Le gusta a 1 persona

  4. LO DE OUELLET YA HUELE, Y NO MUY BIEN.

    Le gusta a 1 persona

  5. LOS SODOMITAS, QUE NOS QUIEREN CAMBIAR LA DOCTRINA PARA JUSTIFICAR SUS PECADOS QUE CLAMAN AL CIELO, TIENEN DOS OPCIONES: CONVERTIRSE DE VERDAD O MARCHARSE O MARCHARLOS.

    http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/10/obispo-pro-gay-invitado-dirigir-el-dia.html

    Le gusta a 1 persona

  6. Para algunos el documento final rosagay ya está redactado, con mucha pluma.
    http://religionlavozlibre.blogspot.com/2018/10/doc-final-del-sinodo-ya-esta-redactado.html

    Le gusta a 1 persona

  7. A mí me gustan los abogados de las películas:

    Card Oullet, aclare lo que dice…¿se lo dijo sí o no al Papa?
    ¿El Papa oyó lo que le dijo, sí o no?
    ¿Era una información de poca importancia, sí o no?

    El otro punto: no recuerdo bien la terminología canónica, pero si la Congregación (la que fuera, supongo que era la de Doctrina de la Fe) dispone que un sacerdote no ejerza su ministerio y se aparte de la vida pública, y se presenta al Papa, éste la aprueba, no es una sancion, más se parece a una pena canónica.
    Y hay que acatarla, claro….

    Le gusta a 1 persona

  8. Pastor excepcional sí que es….es la excepción a los anteriores Papas!!

    Quizá sra verdad que Francisco no levantó el confinamiento de McCarrick….lo dejó hacer y listo! (En español, hacer la vista gorda)
    Si aparece el documento donde se urge a McCarrick a dejar la vida pública lo aclararemos. Porque estas cosas no se hacen con un whatsapp!

    Le gusta a 1 persona

  9. Ouellet, Boo, otros dos que están comprando todos los boletos para la rifa del Infierno.
    Que el Señor se apiade de ellos.

    Le gusta a 1 persona

  10. Y, encima, Ouellet, defendiendo a su jefe como si fuese su enemigo, dejando bien claro que Vigano ha dicho la verdad.
    Me parece que este Ouellet, va a ser, al final, Out let.

    Le gusta a 1 persona

  11. Lo malo es que la estrategia les funciona para quienes quieren vivir tranquilos y negarse a creer que esto está pasando.

    Le gusta a 1 persona

  12. OUELLET CONFIRMA A VIGANÓ. ¡ GRACIAS OUELLET !

    la traducción es mejorable.
    Ouellet ataca a Viganò, pero no le responde. Por el contrario, confirma las penas contra McCarrick.
    Guardado en: Blog por Aldo Maria Valli
    La carta que el cardenal Marc Ouellet escribió a Viganò para responder a los comentarios del ex nuncio sobre el caso de McCarrick está causando sensación. Es un documento muy duro contra Viganò y lleno de pasión en la defensa del Papa. Pero él no responde a Viganò. Por el contrario, confirma algunos puntos de la reconstrucción del arzobispo.

    A continuación se muestra la carta de Ouellet, en la que he incluido mis breves observaciones (en cursiva, subrayadas).

    ***

    Querido hermano Carlo Maria Viganò, en su último mensaje a los medios de comunicación, en el que denuncia al Papa Francisco y la Curia romana, me exhorta a que diga la verdad sobre los hechos que interpreta como una corrupción endémica que ha invadido la jerarquía de la Iglesia hasta su nivel más alto Con el debido permiso pontificio, ofrezco aquí mi testimonio personal, como Prefecto de la Congregación para los Obispos, sobre los eventos relacionados con el Arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick y sus supuestos vínculos con el Papa Francisco, que son objeto de su clamor público. Denuncia tanto como tu reclamo que el Santo Padre renuncie. Escribo este testimonio basado en mis contactos personales y en los documentos de los archivos de la mencionada Congregación, que actualmente son objeto de un estudio para esclarecer este triste caso.

    Permítame decirle primero, con total sinceridad, en virtud de la buena relación de colaboración que existía entre nosotros cuando era Nuncio en Washington, que su posición actual parece incomprensible y extremadamente reprensible, no solo por la confusión que siembra en el pueblo de Dios. pero porque sus acusaciones públicas dañan seriamente la fama de los sucesores de los apóstoles.

    Es el juicio de Ouellet, quien, sin embargo, no responde a las observaciones hechas por Viganò sobre McCarrick.

    Recuerdo haber disfrutado una vez de su estima y su confianza, pero observo que habría perdido la dignidad que me reconoció, simplemente porque me mantuve fiel a las pautas del Santo Padre en el servicio que me confió en la Iglesia. ¿No es la comunión con el Sucesor de Pedro la expresión de nuestra obediencia a Cristo que lo eligió y lo apoya con su gracia?

    La comunión con el sucesor de Pedro es necesaria si y hasta que el sucesor de Pedro permanezca fiel a la Palabra de Dios, la ley divina, el mensaje del Evangelio, la doctrina correcta y si y hasta la conducta moral del sucesor de Pedro. Pietro está en armonía con todo. Precisamente en virtud de la obediencia debida a Cristo, el pastor puede y debe señalar las posibles fallas de Pedro. Al igual que Pablo que “resistió en la cara” a Pedro porque Pedro era “reprensible” (Epístola a los Gálatas).

    Mi interpretación de “Amoris Laetitia”, que usted lamenta, está inscrita en esta fidelidad a la tradición viva, de la que Francisco nos ha dado un ejemplo con la reciente modificación del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la cuestión de la pena de muerte.

    Ambas afirmaciones cuestionables. Y, sin embargo, Ouellet todavía no está abordando la cuestión de McCarrick.

    Llegamos a los hechos.

    Aquí, tal vez sea mejor.

    Dice que informó al papa Francisco el 23 de junio de 2013 sobre el caso de McCarrick en la audiencia que le brindó, así como a muchos otros representantes pontificios con quienes se reunió por primera vez ese día. Me imagino la enorme cantidad de información verbal y escrita que tuvo que reunir en esa ocasión en muchas personas y situaciones. Dudo mucho que McCarrick lo haya interesado hasta el punto de que usted quisiera hacernos creer, ya que era un Arzobispo emérito de 82 años y siete años sin una asignación.

    Ouellet puede dudar todo el tiempo que quiera, pero se olvida de que fue Francis quien le pidió información a Viganò sobre McCarrick, y lo hizo sin sentido, sin ninguna razón aparente, lo que significa que McCarrick estaba interesado en ella.

    Además, las instrucciones escritas preparadas para usted por la Congregación para los Obispos al comienzo de su servicio en 2011, no dijeron nada sobre McCarrick, excepto lo que le conté sobre su situación como Obispo emérito que tuvo que obedecer ciertas condiciones y restricciones para Debido a los rumores sobre su comportamiento en el pasado.

    Así lo confirma Ouellet: había “condiciones” y “restricciones” en nombre de McCarrick. Precisamente lo que soporta Viganò.

    Desde el 30 de junio de 2010, desde que fui prefecto de esta Congregación, nunca he llevado el caso de McCarrick a una audiencia con el Papa Benedicto XVI o el Papa Francisco, excepto en estos últimos días, después de su decadencia por el Colegio de Cardenales.

    Muy mal, eminencia. Solo porque había algo, tanto que habló con Viganò, era su deber llevar el caso McCarrick a la corte.

    Al ex cardenal, que se había retirado en mayo de 2006, se le había pedido encarecidamente que no viajara ni apareciera en público para no provocar otros rumores sobre él. Es falso presentar las medidas tomadas contra él como “sanciones” decretadas por el Papa Benedicto XVI y canceladas por el Papa Francisco.

    Viganò no dice que Francisco canceló las medidas de Benedicto XVI. Dice que McCarrick, con Francesco papá, era libre, habló en público y quería mostrarse como amigo del nuevo pontífice.

    Después del reexamen de los archivos, observo que no hay documentos firmados por ninguno de los papas, ni una nota de la audiencia de mi predecesor, el cardenal Giovanni-Battista Re, que dio el mandato del emérito del Arzobispo McCarrick al silencio y la vida privada, con el rigor de las penas canónicas. La razón es que, a diferencia de hoy, no había pruebas suficientes de su presunta culpabilidad.

    No había pruebas, pero se sospechaba algo, de lo contrario, Benedicto XVI no tomaría ninguna medida.

    De ahí la posición de la Congregación inspirada en la prudencia y las cartas de mi predecesor y la mía que reafirmaron, a través del Nuncio Pietro Sambi Apostólico y luego también a través suyo, la exhortación a un estilo de vida discreto de oración y penitencia por su propio bien. y por eso de la Iglesia.

    Nueva confirmación de que algo estaba en contra de McCarrick, como dice Viganò.

    Su caso habría sido objeto de nuevas medidas disciplinarias si la Nunciatura en Washington o cualquier otra fuente nos hubiera dado información reciente y decisiva sobre su comportamiento. Espero tantos que, por respeto a las víctimas y la necesidad de justicia, la investigación en curso en los Estados Unidos y en la Curia romana finalmente nos ofrezca una visión general crítica de los procedimientos y circunstancias de este caso doloroso, para que tales hechos no lo hagan. Se repiten en el futuro.

    Es precisamente lo que Viganò también pregunta: entonces, ¿por qué luchar contra él?

    ¿Cómo puede ser que este hombre de la Iglesia, cuya incoherencia se conoce hoy, haya sido promovido en varias ocasiones, hasta las más altas funciones del Arzobispo de Washington y del Cardenal? Yo mismo me sorprendo y reconozco las fallas en el procedimiento de selección que se ha llevado a cabo en su caso.

    Nuevas confirmaciones. Estas son las mismas preguntas formuladas por Viganò.

    Pero sin entrar en detalles, debe entenderse que las decisiones tomadas por el Sumo Pontífice se basan en la información disponible en ese momento preciso y que constituyen el objeto de un juicio prudencial que no es infalible. Me parece injusto concluir que las personas responsables del discernimiento previo son corruptas, incluso si, en el caso concreto, alguna evidencia proporcionada por los testimonios debería haber sido examinada más a fondo.

    Otra confirmación de lo que dice Viganò.

    El prelado en cuestión fue capaz de defenderse con gran habilidad de las dudas planteadas sobre él. Por otro lado, el hecho de que puede haber personas en el Vaticano que practican y el comportamiento de apoyo contraria a los valores del Evangelio en materia de sexualidad, no nos permite generalizar y declaramos cómplice indigno y esto y lo otro, e incluso el Santo Padre mismo.

    Viganò puede ser culpado por todo, pero ciertamente no por generalizar. Elabora nombres y apellidos, los vincula a las circunstancias, los documentos y pide respuestas. Que aún no han llegado.

    En primer lugar, ¿no se ven los ministros de la verdad desde la difamación y la calumnia?

    Los ministros de la verdad piden que se haga luz sobre hechos circunstanciales. Esto no tiene nada que ver con la calumnia.

    Estimado Representante Pontificio emérito, te digo francamente que acusan Francisco había cubierto con pleno conocimiento de este depredador sexual alegado y, por tanto, ser cómplices de la corrupción que está muy extendido en la Iglesia, hasta el punto de sentir indigno que continúe su reforma como el primer pastor de la Iglesia, me parece increíble y descabellado desde todos los puntos de vista. No consigo entender cómo podría ser persuadido de esta monstruosa acusación que no resiste.

    Opiniones personales de Oullet. Respetables, pero siguen siéndolo. Y Ouellet sigue sin contestar.

    Francisco no tiene nada que ver con las promociones McCarrick en Nueva York, Metuchen, Newark y Washington. El depuso de su dignidad como cardenal cuando se hizo evidente acusación creíble de abuso infantil. Nunca he escuchado al Papa Francisco referirse a este llamado gran consejero de su pontificado para las nominaciones en América, aunque no oculta la confianza que concede a algunos prelados. Tengo la sensación de que no están en sus preferencias, o en las de amigos que apoyan su interpretación de los hechos. Sin embargo, me resulta aberrante que aproveche el escándalo del abuso sexual en los Estados Unidos para infligir la autoridad moral de su Superior, el Sumo Pontífice, un golpe inaudito y no merecido.

    De nuevo, las opiniones personales de Ouellet, que son válidas como tales.

    Tengo el privilegio de reunirme con el Papa Francisco durante mucho tiempo cada semana, para hablar sobre los nombramientos de los Obispos y los problemas que afectan a su gobierno. Sé muy bien cómo trata a las personas y los problemas: con mucha caridad, misericordia, atención y seriedad, como usted mismo ha experimentado. Leer cómo concluyes tu último mensaje, aparentemente muy espiritual, burlándote de ti y arrojando dudas sobre tu fe, ¡parecía realmente demasiado sarcástico, incluso blasfemo!

    Esto no puede venir del Espíritu de Dios.

    En realidad, más que sarcásticamente las declaraciones de Viganò son terriblemente dramáticas. En cualquier caso, todavía estamos en el campo de la opinión personal de Oullet. Lo cual, después de muchas palabras, aún no ha respondido a Viganò, pero ha confirmado algunos puntos apoyados por el ex nuncio.

    Querido hermano, realmente me gustaría ayudarte a redescubrir la comunión con quien es el garante visible de la comunión de la Iglesia Católica; Entiendo cómo la amargura y las decepciones han marcado su camino en el servicio a la Santa Sede, pero no puede concluir su vida sacerdotal en una rebelión abierta y escandalosa, que inflige una herida muy dolorosa en la Novia de Cristo, a quien afirma. ¡Para servir mejor, exacerbando la división y el desconcierto en el pueblo de Dios!

    Aquí el golpe es muy bajo, pero también obvio: Ouellet intenta desacreditar a Viganò haciéndolo pasar como uno que se vengó porque no ha hecho carrera. Las palabras de Ouellet hablan por sí mismas.

    ¿Qué puedo responder a tu pregunta si no te dices a ti mismo? Sal de tu clandestinidad, arrepiéntete de tu revuelta y regresa a los mejores sentimientos hacia el Santo Padre, en lugar de exacerbar la hostilidad contra él. ¿Cómo puedes celebrar la Sagrada Eucaristía y pronunciar su nombre en el canon de la misa? ¿Cómo puedes rezar el Santo Rosario, San Miguel Arcángel y la Madre de Dios, condenando a quien proteges y acompañas cada día en su ministerio pesado y valiente?

    Ouellet intenta agregar un pathos aquí, pero solo logra montarlo con orgullo. Sin embargo, debe pertenecer a la escuela de los misericordiosos, los que no juzgan.

    Si el Papa no fuera un hombre de oración, si estuviera apegado al dinero, si favoreciera a los ricos por los pobres, si no demostrara una energía infatigable para recibir a todos los pobres y brindarles el generoso consuelo de su palabra y sus gestos. , si no multiplicó todos los medios posibles para proclamar y comunicar el gozo del Evangelio a todos y a todos en la Iglesia y más allá de sus fronteras visibles, si no extendió la mano a las familias, a los ancianos abandonados, a los enfermos del alma y Cuerpo y sobre todo a los jóvenes que buscan la felicidad.

    … ¿Pero todo lo que tiene que ver con las solicitudes de Viganò sobre el caso de McCarrick? …

    Uno podría quizás preferir a alguien más, según usted, con diferentes actitudes diplomáticas o políticas, pero he podido conocerlo bien, no puedo cuestionar su integridad personal, su consagración a la misión y, sobre todo, el carisma y la paz que lo habitan. por la gracia de Dios y el poder del Señor resucitado.

    Bueno, todos somos felices.

    En respuesta a su ataque injusto e injustificado en los hechos, querido Viganò, llego a la conclusión de que la acusación es un montaje político.

    La política? Y por que ¿Qué evidencia apoya Ouellet?

    Privado de una base real que podría incriminar al Papa, y repito que esto hiere profundamente a la comunión de la Iglesia. Es para Dios que esta injusticia se repara rápidamente y que el Papa Francisco sigue siendo reconocido por lo que es: un pastor distinguido, un padre compasivo y firme, un carisma profético para la Iglesia y para el mundo. Que continúe con alegría y plena confianza en su reforma misionera, consolada por la oración del pueblo de Dios y por la renovada solidaridad de toda la Iglesia junto con María, Reina del Santo Rosario.

    Una vez más: Ouellet está fuera del camino. Lo que afirma aquí no tiene nada que ver con las cuestiones planteadas por Viganò. Pero sobre todo, él todavía no responde.

    Marc Cardinale Ouellet

    Prefecto de la Congregación para los Obispos,

    Fiesta de Nuestra Señora del Santo Rosario, 7 de octubre de 2018.

    ***

    Así que esta es la carta de Ouellet con mis comentarios. Mientras tanto, el Wall Street Journal , acerca de la carta del cardenal escribe: Denuncia Vaticano, pero acusación contra el Papa Confirma Punto clave o El Vaticano denuncia las acusaciones contra el Papa, pero confirma el punto clave ( https://www.wsj.com / articles / vatican-denounces-accusation-against-pope-but-confirms-key-point-1538912551 ) y el punto clave es que las sanciones contra McCarrick estaban allí, pero el “Tío Ted” no las respetó.

    ¿No queremos llamarles penalidades? Muy bien, llamémoslos de otra manera: medidas restrictivas, condiciones. Más allá de las palabras, Ouellet confirma: McCarrick tuvo un cierto tipo de comportamiento que no respetó.

    Si Ouellet realmente quería contribuir a la verdad, debería, en lugar de culpar a Viganò, hacer solo una cosa: revelar lo que está en los documentos guardados en los archivos de la congregación de los que es responsable.

    Aldo maria valli

    https://www.aldomariavalli.it/2018/10/07/ouellet-attacca-vigano-ma-non-gli-risponde-anzi-conferma-le-sanzioni-a-carico-di-mccarrick/

    Le gusta a 1 persona

  13. Algunas observaciones. Ouellet fue recibido por el Papa inmediatamente después de que apareciera el segundo documento de Viganò, con la invitación, de hecho, a Ouellet para decir la verdad. Uno puede pensar razonablemente que la respuesta de Ouellet tiene en cuenta el pensamiento del Pontífice.

    Los puntos importantes son dos: la entrevista de 23 de junio de 2013, en la que dijo Viganò al Papa, que era McCarrick, y la existencia o no de las sanciones impuestas por Benedicto XVI.

    Ouellet no niega la audiencia de 2013 y no niega que se haya hablado de McCarrick. Él dice: “Me imagino la enorme cantidad de información verbal y escrita que tuvo que reunir en esa ocasión en muchas personas y situaciones. Dudo mucho que McCarrick lo haya interesado hasta el punto de que usted quisiera hacernos creer, ya que era un Arzobispo emérito de 82 años y siete años sin una tarea “.

    Puede ser que sea razonable y creíble, si no fuera por un hecho. Fue el Papa para pedir Viagnò de McCarrick; Signo que el tema le interesó. Y la respuesta ha sido una gravedad tan dramática y la seriedad que no se puede creer que es seguro ya que el agua en la memoria del Papa. Es un intento de minimizar la importancia de un evento central, pero no funciona mucho. De hecho, indirectamente, confirma la exactitud de la historia de Viganò.

    Las penas. Ouellet se encontró con Viganò antes de irse como nuncio. Ahora escribe: “Además, las instrucciones escritas preparadas para usted por la Congregación para los Obispos al comienzo de su servicio en 2011, no dijeron nada sobre McCarrick, excepto lo que le dije en la voz de su situación como Obispo emérito que tuvo que obedecer ciertas Condiciones y restricciones debido a rumores sobre su comportamiento en el pasado. Al ex cardenal, que se había retirado en mayo de 2006, se le había pedido encarecidamente que no viajara ni apareciera en público para no provocar otros rumores sobre él. Es falso presentar las medidas tomadas contra él como “sanciones” decretadas por el Papa Benedicto XVI y canceladas por el Papa Francisco “.

    Ouelelt, por lo tanto, admite que es la primera confirmación oficial sobre este tema, que McCarrick fue sometido a restricciones por Benedicto XVI. Puede llamarlos como quiera, sanciones, restricciones o condiciones, no escritas pero verbales, pero el resultado no cambia. No tenía viajes y no aparecía en público. Ouellet vuelve a escribir que hubo “cartas de mi predecesor y de la mía que reafirmaron, a través del Nuncio Pietro Sambi Apostólico y también a través de ustedes, la exhortación a un estilo de vida discreto de oración y penitencia por su propio bien y para eso”. de la iglesia “.

    Lo primero que McCarrick le dijo a Viganò cuando se reunió con él después de las elecciones de marzo de 2013 fue haber hablado con el Papa y que lo estaba enviando a China. La crónica de los años siguientes mostró que las “sanciones” para McCarrick ya no existían. Y así, el Papa Francisco modificó las “condiciones” establecidas por Benedicto XVI. Ouellet escribe que es falso presentar la medida comunicada por McCarrick como sanciones; pero, ¿qué es más falso, presentar estas “exhortaciones” como sanciones o intentar hacer creer que Francisco no tuvo una actitud diferente hacia McCarrick de la de Benedicto XVI?

    Todavía hay algunas observaciones que hacer, pero te remito al New Daily Bussola.

    En conclusión, nos parece que, aparte de la reprimenda, los elogios acusados ​​ante el Papa y la exhortación a arrepentirse y regresar al redil, endureciéndose, el documento Ouellet confirma el testimonio de Viganò.

    http://www.marcotosatti.com/2018/10/07/ouellet-scrive-a-vigano-conferma-bxvi-chiese-a-mccarrick-vita-ritirata-penitenza-e-preghiera/

    Le gusta a 1 persona

  14. Ouellet, pretendiendo desautorizar a Viganó, por mandato imperativo bergogliano, lo confirma, al no desmentir nada, y a quien desautoriza es a Bergoglio y a sí mismo. ¡ Qué panda !

    Le gusta a 1 persona

  15. MUY INTERESANTES CONSIDERACIONES SOBRE OUELLET-VIGANÓ. https://secretummeummihi.blogspot.com/

    Le gusta a 1 persona

  16. La aparición fantasmal del Papa Francisco con la ya famosa ‘ferula bicorna’ ha desatado todos los demonios y el invisible Viganó se hace más presente que nunca. Del sínodo nada. El Papa alienta a rezar el rosario en este su mes. En el sínodo no lo vemos entre las actividades propuestas. Pero lo que hoy desata todos los comentarios es el comunicado de prensa sobre los ‘recientes sucesos’ y la carta del prefecto de la congregación de obispos Marc Oullet dirigida al desaparecido Viganò. Estamos entrado en una espiral de confusión que no hace sino empeorar las cosas y no aclarar nada. Si quitamos la hojarasca y la literatura sin contenido llegamos a la conclusión que el Papa ha ordenado investigar, no tanto a McCarrick, sino a los investigadores de McCarrick. Se intenta saber que ha sucedido en la maraña curial y quien sabía o no sobre el caso. Lo de Oullet , uno de los principales conocedores al tener acceso directo al archivo de su congregación, suena a disculpa no pedida. El defiende su actuación y, quizás sin pretenderlo, confirma muchos de los puntos de testimonio Viganó.

    Se habla de golpe del Vaticano pero con disparos de fogueo. De como se negocia en oriente pero se es incapaz de poner orden es casa que cada día está más revuelta. Se dice que se investigará sobre McCarrick , veremos. Se vuelve a los buenos deseos y se nos dice que la pedofilia ya no será tolerada. El tiempo de las palabras ha pasado y ,por fuertes y bellas que sean, han perdido todo su valor al faltar la necesaria compañía de los hechos.
    https://infovaticana.com/blogs/specola/la-ferula-bicorna-y-el-fantasma-vigano-disparos-de-fogueo-en-vaticano-curas-lavanda-en-munich-mes-del-rosario/

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: