Vicente Montesinos

 

 

Ouellet con Bergoglio

 

Tras la documentada segunda entrega del Arzobispo Viganó en la que, abundando en muchos datos relativos a las originales 11 hojas publicadas, hacía una llamada al Cardenal Ouellet para que dijera todo lo que sabía, y tuviera el coraje de confirmar con su palabra lo que los hechos ya confirman de manera irrefutable (es decir, que Francisco ya en 2013 encubrió a McCarrick y que claramente lo rehabilitó a pesar de conocer que estaba amonestado por sus abusos sexuales); el cardenal ha preferido, tras días de silencio, en lugar de “dar testimonio de la verdad”, dar testimonio de su incondicional sumisión a Francisco, aunque sea en este grave desmán.

Saliendo en defensa de Francisco sin ningún tipo de argumento, y atacando al mensajero, se ensaña cobardemente con Viganó diciéndole que sus declaraciones son “incomprensibles y extremadamente reprochables”, porque “afectan gravemente la reputación de los sucesores de los apóstoles”.

Para Ouellet, a las órdenes de Francisco, que no de la Verdad, lo que afecta a la reputación de los sucesores de los apóstoles es que Viganó cuente lo que hay; y no el entramado de abusos homosexuales, corrupción y enjambre LGTBI tapado desde Roma.

En una inverosímil argumentación, afirma con descaro que Francisco es difícil que estuviera sobre el tema, ya que (¡atención!) “estaba sobrepasado por la cantidad de información que recibió de otros nuncios que se encontró el mismo día”. Ojo a la memez.

Para acabar de intentar vilipendiar a Viganó y salvar las pontificias posaderas a Francisco, afirma que McCarrick nunca fue sancionado por Benedicto XVI. Que lo que fue es “urgido enérgicamente a no viajar y a no aparecer en público“.

O sea, que la campaña que se acaban de sacar de la manga después de mes y medio de buscar desesperadamente algo contra Viganó consiste en sacar a Ouellet a la luz, como pedía el ex-nuncio, pero en vez de para decir la verdad, que deja al Papa como lo que es, simplemente para sostener con descaro dos cosas:

 

  1. Que lo que Viganó dijera al Papa, este no lo entendería, porque estaba sobrepasado de información.
  2. Que McCarrick no fue sancionado por Benedicto XVI. Si no “urgido enérgicamente a no viajar y a no aparecer en público”

 

Eso es todo.

 

Evidentemente esta jugada vaticana deja peor a Francisco de lo que estaba, porque es burda, rastrera y además torpe y ruin. Y a Ouellet imagino que lo deja en la carrera para sustituir a Francisco. Porque otra cosa… Credibilidad cero. Cara dura mucha.

El resto de la carta de Ouellet son ataques personales contra Viganò, y vergonzosos panegíricos a Francisco, a quien llama al final “un pastor excepcional, un padre compasivo y firme, una gracia profética para la Iglesia y para el mundo”.

Desde luego nosotros no le vamos a dar más publicidad a dicho pasquín.

Para esto han quedado los cardenales de la Iglesia ante un escándalo de estas dimensiones.

Y para esto han quedado pseudo-periodistas como Jose Manuel Vidal (que boda sin la tía Juana) que ya ha activado la maquinaria pampera;  o un tal Juan Vicente Boo, que me dicen que es del Opus Dei, y que con un enorme grado de invención se atreve a publicar en el antiguamente serio ABC este titular: “El Vaticano documenta la falsedad de las acusaciones del ex nuncio Viganò contra el Papa. Francisco no levantó ninguna sanción al ex cardenal McCarrick”.  ¿Pero cómo se puede ser tan poco profesional? ¿Pero de dónde sacan que esto está documentado? ¿Pero cómo puede llamar el tal Boo “documentar” a la glosa esta a Francisco hecha al dictado por Ouellet con dos argumentaciones tan rocambolescas cual ridículas como las que les hemos mostrado arriba?

 

Hace unos días la conjura a “la Virgen” y a “San Miguel” para acabar con el gran acusador…

Después las histéricas manifestaciones de unos y de otros perdiendo los papeles para defender a Francisco (hasta la pseudo-monja esa que graznaba con modales mafiosos que “Viganó tenía que desaparecer del mapa)….

Y ahora el montaje este de Ouellet…

Están muy nerviosos los bergoglianos;  y dando palos de ciego.

Afortunadamente ya se empieza a hablar del asunto, cuando antes se nos quería vender el silencio como imitación de Cristo y a Viganó como el gran acusador.

Esa táctica se ha vuelto contra ellos y ahora cambian de estrategia, pero la Verdad acabará por vencer tarde o temprano;  si es que no lo ha hecho ya.

Y Bergoglio está cada vez más salpicado.

 

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

Si prefieres, además de pinchando en el anterior botón para Pay Pal o tarjeta de crédito; puedes hacer tu donativo, puntual o periódico, por trasferencia a la cuenta número ES2500730100570163476193, indicando en el concepto “Donativo Adoración y Liberación”.

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios