Las 8 excelentes conclusiones de Monseñor Schneider con las que se une a Viganó, Strickland y Burke.

En un demoledor documento Monseñor Schneider se une a Viganó, Strickland y Burke; y da plena credibilidad al memorandum Viganó con razones irrefutables y demostrando que no hay motivos razonables y plausibles para dudar del contenido del documento del Arzobispo Carlo Maria Viganó”. Además redacta 8 puntos dignos de una Cardenal de la Santa Madre Iglesia

 

 

Vicente Montesinos

 

 

 

El obispo de Astana (Kazakhstan), Monseñor Athanasius Schneider,  ha escrito un documento respondiendo al testimonio del Arzobispo Carlo Maria Viganó .

En él,  Schneider afirma que “no hay motivos razonables y plausibles para dudar del contenido del documento del Arzobispo Carlo Maria Viganò“, en relación a como el Papa Francisco encubrió los abusos del ex-Cardenal McCarrick.

El Obispo Schneider reconoce que es extremadamente grave y raro que un obispo acuse públicamente a un Papa reinante, pero señala que “el Arzobispo Viganó confirmó su declaración mediante un juramento sagrado invocando el nombre de Dios“.

Lean el documento completo emitido por Monseñor Athanasius Scheneider, que desde Adoración y Liberación hemos traducido al español para ustedes; y como pide Bergoglio… “saquen sus propias conclusiones”.

La primera, desde luego, se la extraigo yo: es del todo incomprensible que Schneider no sea un Cardenal de la Santa Madre Iglesia; y que tengamos en el colegio cardenalicio la mafia que se esconde debajo de los capelos.

 

 

Reflexión sobre el “Testimonio” del Arzobispo Carlo Maria Viganò del 22 de agosto de 2018

 

Es un hecho raro y extremadamente grave en la historia de la Iglesia que un obispo acuse pública y específicamente a un Papa reinante. En un documento publicado recientemente (desde el 22 de agosto de 2018), el arzobispo Carlo Maria Viganò testifica que durante cinco años, el Papa Francisco supo dos hechos: que el cardenal Theodore McCarrick cometió delitos sexuales contra seminaristas y contra sus subordinados, y que había sanciones, que el Papa Benedicto XVI le impuso. Además, el Arzobispo Viganò confirmó su declaración mediante un juramento sagrado invocando el nombre de Dios. Por lo tanto, no existe una causa razonable y plausible para dudar del contenido de la verdad del documento del Arzobispo Carlo Maria Viganò.

Los católicos de todo el mundo, los simples fieles, los “pequeños”, están profundamente conmocionados y escandalizados por los graves casos recientemente divulgados en los que las autoridades de la Iglesia encubrieron y protegieron a los clérigos que cometieron delitos sexuales contra menores y contra sus propios subordinados. Tal situación histórica, que la Iglesia está experimentando en nuestros días, requiere absoluta transparencia en todos los niveles de la jerarquía de la Iglesia, y en primer lugar evidentemente en el Papa.

Es completamente insuficiente y poco convincente, que las autoridades de la Iglesia continúen formulando llamados generales a favor de la tolerancia cero en los casos de abusos sexuales cometidos por clérigos y que se detenga la cobertura de tales casos. Igualmente insuficientes son las súplicas estereotipadas para el perdón en nombre de las autoridades de la Iglesia. Tales pedidos de tolerancia cero y súplicas de perdón se volverán creíbles solo si las autoridades de la Curia Romana ponen las cartas sobre la mesa, dando los nombres y apellidos de todos aquellos en la Curia romana, independientemente de su rango y título, que cubrieron casos de abuso sexual de menores y subordinados.

Del documento del Arzobispo Viganò se pueden extraer las siguientes conclusiones:

 

  1. Que la Santa Sede y el Papa mismo comenzarán a limpiar inflexiblemente la Curia Romana y el episcopado de las camarillas y redes homosexuales.

2. Que el Papa proclamará inequívocamente la doctrina divina sobre el carácter gravemente pecaminoso de los actos homosexuales.

3. Que se emitirán normas perentorias y detalladas, que impedirán la ordenación de hombres con una tendencia homosexual.

4. Que el Papa restablecerá la pureza y la falta de ambigüedad de toda la doctrina católica en la enseñanza y la predicación.

5. Que se restaurará en la Iglesia a través de la enseñanza papal y episcopal y mediante normas prácticas la ascesis cristiana siempre válida: los ejercicios de ayuno, de penitencia corporal, y de abnegaciones.

6. Que se restaurará en la Iglesia el espíritu y la praxis de reparación y expiación por los pecados cometidos.

7. Que comenzará en la Iglesia un proceso de selección garantizado de candidatos al episcopado, que son hombres de Dios verdaderamente demostrables; y que sería mejor dejar la diócesis varios años sin un obispo en lugar de designar a un candidato que no sea un verdadero hombre de Dios en la oración, en la doctrina y en la vida moral.

8. Que comenzará en la Iglesia un movimiento especialmente entre cardenales, obispos y sacerdotes para renunciar a cualquier compromiso y coqueteo con el mundo.

 

Uno no se sorprendería, cuando los principales medios internacionales oligárquicos, que promueven la homosexualidad y la depravación moral, comiencen a denigrar a la persona del arzobispo Viganò y dejar que desaparezca en la arena el tema central de su documento.

En medio de la difusión de la herejía de Lutero y la profunda crisis moral de una parte considerable del clero y especialmente de la Curia romana, el Papa Adrián VI escribió las siguientes palabras asombrosamente francas, dirigidas a la Dieta Imperial de Nuremberg en 1522: “Sabemos , que durante un tiempo han tenido lugar en la Santa Sede muchas abominaciones, abusos en los asuntos eclesiásticos y violaciones de los derechos, y que todas las cosas se han pervertido en malas. De la cabeza, la corrupción ha pasado a los miembros, del Papa a los prelados: todos nos hemos ido, no hay quien haga lo bueno, no, no uno “.

La implacabilidad y la transparencia para detectar y confesar los males en la vida de la Iglesia ayudarán a iniciar un proceso eficiente de purificación y renovación espiritual y moral. Antes de condenar a los demás, cada titular de oficina clerical en la Iglesia, independientemente de su rango y título, debería preguntarse en presencia de Dios, si él mismo había cubierto de alguna manera los abusos sexuales.

Si descubre que es culpable, debe confesarlo públicamente, porque la Palabra de Dios lo amonesta: “No te avergüences de reconocer tu culpa” (Sir 4:26). Porque, como escribió San Pedro, el primer Papa, “ha llegado el momento de juzgar, empezando por la casa (la iglesia) de Dios” (1 Pedro 4:17).

+ Athanasius Schneider, Obispo Auxiliar de la Archidiócesis de Santa María en Astaná

 

—————————————————————

¡MÁS QUE NUNCA NECESITAMOS TU AYUDA!

Adoración y Liberación es un proyecto sin ánimo de lucro, cuyo único objetivo es el de luchar por Jesucristo y su Santa Madre Iglesia Católica en estos momentos de confusión; y frente a tantos que nos intentan callar. Gracias por formar parte de esta gran familia de fieles católicos en adoración a nuestro Señor Jesucristo, y defensa de su Santa Madre Iglesia, una, católica y apostólica, y de la Verdad atemporal. Sólo te pedimos tus oraciones para que podamos seguir adelante con esta labor, a pesar de las dificultades. Si además nos ayudas con tu donativo, para sostener los gastos de conexión, investigación, comunicaciones, infraestructura, redes, hosting, dominios, derechos, etc…; nos permitirás seguir adelante. Condiciones: el monto de las donaciones revertirá en el funcionamiento de la web y el servidor, así como gastos de hosting, dominios, investigación, comunicaciones e infraestructura del portal. Y porque ¡Hasta el cielo no paramos! que Dios te bendiga!


Donate Button with Credit Cards

 

 

Puedes ver más contenidos en adoracionyliberacion.com

Si quieres contactar conmigo puedes hacerlo en adoracionyliberacion@gmail.com

Si quieres recibir en tu teléfono cada día los artículos de Adoración y Liberación; reflexiones, mensajes católicos y meditaciones para la lucha diaria en la que nos encontramos; manda un e-mail a adoracionyliberacion@gmail.com indicando tu nombre, edad, si eres consagrado o seglar; país de origen y número de teléfono móvil; y serás dado/a de alta en nuestra lista “Adoración y Liberación”. En cumplimiento de la ley de protección de datos, y en aplicación del nuevo reglamento europeo, toda persona que recibe comunicaciones de Adoración y Liberación ha debido prestar su consentimiento inequívoco previo; y en cualquier momento cualquier persona podrá darse de baja y solicitar la modificación y/o cancelación de sus datos de carácter personal.

Anuncios


Categorías:Actualidad, BLOG, Editorial, Exclusivas

Etiquetas:, , , , , , , ,

65 respuestas

  1. COMUNICADO DEL ARZOBISPO DE DETROIT A SUS FIELES

    Mons. Vigneron: la verdad sobre la carta de Viganó es «camino seguro hacia la purificación y la reforma de la Iglesia»
    Mons. Allen Henry Vigneron ha escrito a sus fieles una carta en la que asegura que la carta de Mons. Viganó sobre el encubrimiento del depredador sexual McCarrick puede ser una oportunidad para la purificación y la reforma de la Iglesia.

    28/08/18 11:23 AM

    (InfoCatólica) El Departamento de Comunicaciones de la Archidiócesis de Detroit ha publicado la carta del Arzobispo Vigneron «En medio de esta hora de dificultad», en respuesta a las revelaciones realizadas por el ex.nuncio del Vaticano en los Estados Unidos.

    Comunicado del arzobispo

    La declaración del Arzobispo Viganò, el ex embajador del Vaticano en los Estados Unidos, es otro desafío intimidante para nuestra confianza en la fiabilidad del liderazgo de la Iglesia, en un verano de devastadoras noticias sobre abuso sexual y la infidelidad del clero. En medio de esta hora de dificultad, ofrezco dos palabras de consejo: una sobre la verdad y la otra sobre la esperanza.

    Acerca de la verdad: el Señor nos asegura que «la verdad nos hará libres»(Jn 8, 32). No tenemos nada que temer al enfrentar directamente las acusaciones hechas por el Arzobispo Viganò. Me uno a los sacerdotes y al pueblo de la Archidiócesis de Detroit para orar por el triunfo de la verdad y la transparencia, y rezar para que llegue pronto. Tanto si las afirmaciones del Arzobispo son confirmadas o son probadas como infundadas, la verdad que salga a la luz nos mostrará el camino seguro hacia la purificación y la reforma de la Iglesia.

    «Sobre la esperanza: al ascender al Padre, Jesús prometió que estaría con nosotros siempre, hasta el final del mundo (ver Mt 28:20). Cristo no nos ha abandonado en este tiempo de crisis. Al resucitar, Él es el Señor de toda la historia. Y en estas pruebas, Él busca restaurar la vitalidad de su Iglesia. Debemos responder con abandono a sus planes, discernir la gracia que nos ofrece en este momento y aceptarla voluntariamente sin importar el costo. Si respondemos con esperanza, el Señor nos llevará a un nuevo lugar desde el cual podemos salir a desatar el Evangelio con un nuevo poder y una nueva fortaleza.

    Finalmente, somos siervos de Cristo. Confiamos en Él. Él nos fortalecerá y transformará nuestra debilidad en poder para avanzar en su Reino y para la salvación de las almas.

    Nuestra Señora, Auxilio de los Cristianos, ruega por nosotros.

    Me gusta

  2. Lo siento pero hay puntos que no me convencen del todo
    1- habla de que el Papa ha de hacer esto te lo otro. Obvia el hecho de que Bergoglio es el mayor encubridor. Aisla a Francisco del problema cuando él es no solo parte sino causa del problema.
    2- con este preámbulo, ya me diréis qué disposición tendrá Bergoglio para tomar las siguientes medidas que explica
    3- habla de los problemas como si hubieran surgido por la inercia de las malas costumbres, cuando a estas alturas todo el mundo, amigos y enemigos de la iglesia, saben que se debe a algo perfectamente planificado.
    No me convence. Espero que sus hermanos en el episcopado le hagan caer del guindo.
    Bergoglio está incapacitado mental, psicológica, y espiritual y moralmente para abordar nada
    Está completamente maleado y desviado de la sana doctrina
    No sé cuándo se darán cuenta

    Le gusta a 1 persona

  3. Pues….como no sea el próximo Papa el que aplique los 8 puntos….

    Le gusta a 1 persona

  4. Es que se refiere al próximo Papa, Aintzane y Rafael.

    Le gusta a 1 persona

  5. Monseñor Schneider no es precisamente sospechoso de ser bergogliano. Es valiente donde los haya.
    Muy bien también el Obispo de Detroit.

    Le gusta a 1 persona

  6. No lo sabes porque no lo dice.
    Sólo lo supones
    Si se refiere al próximo, lo tendría que decir y no saltarlo cuando justo es el punto más importante y difícil de abordar

    Le gusta a 1 persona

  7. Si la medida más difícil para abordar el tema lo supone y no lo explica, pues ya me dirás.

    Le gusta a 1 persona

  8. Viganò screditato? Ecco come lui stesso risponde

    Saved in: Blog by Aldo Maria Valli
    L’arcivescovo Carlo Maria Viganò, l’ex nunzio negli Stati Uniti che ha rivelato di aver informato papa Francesco del caso McCarrick fin dal marzo 2013, ha rilasciato una nuova dichiarazione scritta, che respinge come false alcune ricostruzioni che ora circolano con l’obiettivo di screditarlo.
    La vicenda riguarda un articolo del New York Times del 2016, nel quale si sosteneva che l’allora nunzio negli Usa annullò un’indagine sui comportamenti sessuali dell’arcivescovo John Nienstedt, poi giudicato innocente dalle autorità civili.
    Il NYT sostenne che nell’aprile 2014 Viganò ordinò a due vescovi ausiliari dell’arcidiocesi di St. Paul e Minneapolis di bloccare l’inchiesta su Nienstedt e di distruggere una lettera che gli avevano scritto per protestare contro la sua decisione.
    Il NYT fondò la sua ricostruzione dei fatti su un memoriale di padre Dan Griffith, delegato per la protezione dei minori nell’arcidiocesi di St. Paul e Minneapolis, secondo il quale l’ordine di Viganò fu motivato dalla decisione di coprire tutto ed evitare scandali.
    Riemersa ora allo scopo di screditare l’ex nunzio e minare la sua credibilità, l’accusa ha spinto Viganò a intervenire con una dichiarazione scritta, datata 26 agosto 2018, nella quale parla di falsità contro di lui.
    Nella sua dichiarazione Viganò racconta di aver incontrato Neinstedt e due vescovi ausiliari – Lee A. Piché e Andrew Cozzens – il 12 aprile 2014, nella nunziatura apostolica a Washington, per discutere delle indagini in corso sull’arcivescovo, ma padre Griffith non era presente.
    Durante l’incontro gli furono sottoposte alcune dichiarazioni giurate, fra le quali una che sosteneva che Nienstedt “aveva avuto una relazione con una guardia svizzera durante il suo servizio in Vaticano, circa vent’anni prima”.
    Viganò spiega che “questi affidavit furono raccolti dallo studio legale Greene Espel, scelto da padre Griffith a nome dell’arcidiocesi per indagare sull’arcivescovo Nienstedt”. Aggiunge che lo studio appartiene al gruppo Lawyers for All Families, “schierato contro l’arcivescovo Nienstedt e a favore dell’approvazione del matrimonio tra persone dello stesso sesso nello Stato del Minnesota”.
    “Investigatori privati del Greene Espel – spiega Viganò – avevano condotto un’inchiesta in modo squilibrato e accusatorio, e ora volevano immediatamente estendere le indagini alla Guardia Svizzera Pontificia, senza aver prima ascoltato l’arcivescovo Nienstedt”. Per questo motivo il nunzio disse che gli sembrava giusto ascoltare prima Nienstedt, secondo il principio audiatur et altera pars, e i vescovi furono d’accordo.
    Il vescovo Piché telefonò subito a padre Griffith, informandolo del buon esito dell’incontro e dicendo che una soluzione del caso era prossima. Ma il mattino seguente a Viganò arrivò una lettera dei due vescovi ausiliari, nella quale si diceva che il nunzio aveva suggerito di fermare l’indagine.
    Sorpreso, Viganò chiamò il vescovo Pichè per chiedergli spiegazioni e gli ordinò di rimuovere la lettera dai computer e dagli archivi della diocesi. Non voleva passare come un insabbiatore. Aveva solo chiesto di ascoltare la versione di Nienstedt prima di procedere con altri provvedimenti.
    Scrive infatti Viganò: “Non ho mai detto a nessuno che Greene Espel avrebbe dovuto interrompere l’inchiesta, e non ho mai ordinato di distruggere alcun documento. Ogni affermazione contraria è falsa. Tuttavia incaricai uno dei vescovi ausiliari, Lee A. Piché, di rimuovere dal computer e dagli archivi dell’arcidiocesi la lettera che asseriva falsamente che avevo suggerito che l’indagine fosse fermata. Ho insistito su questo per proteggere non solo il mio nome, ma anche quello della Nunziatura e del Santo Padre che sarebbero stati danneggiati”.
    Viganò riferisce di non aver più saputo nulla fino al novembre successivo, quando, all’annuale assemblea della Conferenza episcopale degli Stati Uniti, a Baltimora, incontrò nuovamente i due vescovi ausiliari, Pichè e Cozzens, i quali gli presentarono un rapporto e gli riferirono di averlo consegnato anche al cardinale Marc Ouellet, prefetto della Congregazione per i vescovi, durante una visita a Roma.
    Davanti ai due ausiliari Viganò esaminò il documento e vide che “conteneva ancora la falsa dichiarazione”. Quindi incaricò Piché e Cozzens di scrivere al cardinale Ouellet, presso la congregazione a Roma, per correggere la dichiarazione.
    Viganò è in possesso sia della lettera inviata dai due vescovi ausiliari al cardinale Ouellet sia di una sua lettera a Ouellet.
    Poi Viganò ricorda: “Proprio il giorno in cui la notizia apparve sul New York Times , il 21 luglio 2016, il Santo Padre chiese al Cardinale Parolin di telefonare al Nunzio a Washington (Christophe Pierre), ordinandogli di aprire immediatamente un’indagine sulla mia condotta, così che io potessi essere denunciato al tribunale incaricato di giudicare l’insabbiamento”.
    Lo stesso giorno, ricorda Viganò, “informai la sala stampa della Santa Sede, nelle persone di padre Lombardi e Greg Burke”. Inoltre, “con l’autorizzazione del sostituto della Segreteria di Stato, l’allora arcivescovo Becciu, l’avvocato americano Jeffrey Lena, che lavorava per la Santa Sede, si recò alla Congregazione per i vescovi, dove trovò documenti che dimostrano che la mia condotta era stata assolutamente corretta”.
    Lena consegnò a Viganò un rapporto scritto che lo scagionava, eppure la sala stampa vaticana non ritenne necessario rilasciare una dichiarazione a difesa del nunzio per confutare il New York Times.
    In ogni caso, quando l’inchiesta ordinata da papa Francesco fu completata, “la Nunziatura rispose anche al Cardinale Parolin con un rapporto dettagliato, che ristabilì la verità e dimostrò che la mia condotta [di Viganò, ndr] era stata assolutamente corretta. Questo rapporto si trova nella Segreteria di Stato del Vaticano e nella Nunziatura di Washington”.
    Conclude Viganò: “Il 28 gennaio 2017 scrissi sia all’arcivescovo Pierre sia all’arcivescovo Hebda (il successore di Nienstedt), chiedendo loro di correggere pubblicamente il memorandum Griffith. Nonostante le e-mail e le telefonate ripetute, non ho mai ricevuto risposta”.
    Aldo Maria Valli
    Qui di seguito l’intera dichiarazione di monsignor Viganò.

    Statement by Archbishop Carlo Maria Viganò regarding the Archdiocese of St. Paul-Minneapolis

    Accusations against my person appeared in the media – in July 2016, when I had already left my mission in Washington, D.C. – following the publication of a memorandum written by Father Dan Griffith, the then delegate for the protection of minors in the Archdiocese.
    These accusations – alleging that I ordered the two Auxiliary Bishops of Minneapolis to close the investigation into the life of Archbishop John C. Nienstedt – are false.
    Father Griffith was not present during my meeting at the Nunciature with the Archbishop and the two Auxiliaries on April 12, 2014, during which several affidavits containing accusations against Archbishop Nienstedt were handed to me.
    These affidavits were collected by the firm, Greene Espel, who was retained by Father Griffith on behalf of the Archdiocese to investigate Archbishop Nienstedt. This firm belongs to the group “Lawyers for All Families,” who fought against Archbishop Nienstedt over the approval of same-sex marriage in the State of Minnesota.
    In one of these affidavits, it was claimed that Archbishop Nienstedt had had an affair with a Swiss Guard during his service in the Vatican some twenty years prior.
    Private investigators from the Greene Espel firm had conducted an inquiry in an unbalanced and prosecutorial style, and now wanted immediately to extend their investigation to the Pontifical Swiss Guard, without first hearing Archbishop Nienstedt.
    I suggested to the bishops who came to the Nunciature on April 12, 2014, that they tell the Greene Espel lawyers that it appeared to me appropriate that Archbishop Nienstedt be heard before taking this step – audiatur et altera pars – which they had not yet done. The bishops accepted my suggestion.
    But the following day, I received a letter signed by the two auxiliaries, falsely asserting that I had suggested the investigation be stopped.
    I never told anyone that Greene Espel should stop the inquiry, and I never ordered any document to be destroyed. Any statement to the contrary is false.
    However, I did instruct one of the auxiliary bishops, Lee A. Piché, to remove from the computer and the archdiocesan archives the letter falsely asserting that I had suggested the investigation be halted. I insisted on this not only to protect my name, but also that of the Nunciature and the Holy Father who would be unnecessarily harmed by having a false statement used against the Church.
    The very day the news appeared in the New York Times, on July 21, 2016, the Holy Father asked Cardinal Parolin to phone the Nuncio in Washington, D.C. (Christophe Pierre), ordering that an investigation into my conduct be opened immediately, so that I could be reported to the tribunal in charge of judging abuse cover-up by bishops.
    I informed the Vatican Press Office in the persons of Father Lombardi and Mr. Greg Burke. With the authorization of the Substitute of the Secretary of State, then-Archbishop Becciu, Mr. Jeffrey Lena – an American lawyer working for the Holy See – went to the Congregation for Bishops where he found documents proving that my conduct had been absolutely correct.
    Mr. Lena handed a written report exonerating me to the Holy Father. In spite of this, the Vatican Press Office did not deem it necessary to release a statement refuting the New York Times article.
    The Nunciature also responded to Cardinal Parolin with a detailed report, which restored the truth and demonstrated that my conduct had been absolutely correct.
    This report is found in the Vatican Secretariat of State and at the Nunciature in Washington, DC.
    On January 28, 2017, I wrote to both Archbishop Pierre and Archbishop Hebda (who had succeeded Nienstedt), asking them to publicly correct the Griffith memorandum. In spite of repeated emails and phone calls, I never heard back from them.
    August 26, 2018
    https://www.aldomariavalli.it/2018/08/28/vigano-screditato-ecco-come-lui-stesso-risponde/

    Le gusta a 1 persona

  9. No se trata de ser buen o mal entendedor, el problema no está en el que escucha. Un pastor habla para sus fieles y estos tienen que tener la tranquilidad de que él entiende lo que pasa.
    La primera parte del escrito me parece muy claro y valiente, da una credibilidad total a Vigano, y eso es posicionarse a las claras
    Cuando habla de tomar las medidas oportunas para erradicar toda la porquería, no sé en quién está pensando para tomar esas medidas
    Es que no sé cómo ni qué mecanismos tiene la iglesia para investigar y juzgar a un papa ni se por quién tendría que estar compuesta esa comisión o lo que se llame
    Eso habría que preguntarselo a un canonista. De todas formas los tentáculos de Bergoglio harán todo para retrasar y torpedear la investigación
    Quizá nuestra única esperanza sean los tribunales civiles.
    Hay que rezar como descosidos

    Le gusta a 1 persona

  10. Por favor, Echenique, no nos tengas en ascuas. Por favor, resúmenos este último artículo

    Le gusta a 1 persona

  11. Sneijder sabe perfectamente que Bergoglio no va a implementar esas medidas. Creo que hay que tomarlo como una especie de “ultimatum”, un último intento de corregirle. Pero no lo va a hacer, pienso.

    Yo tampoco tengo tan claro que se refiera al próximo Papa. Lo habría mencionado explícitamente de alguna u otra forma.

    El que debería hablar es el verdadero Sumo Pontífice…Benedicto XVI.

    Le gusta a 1 persona

  12. Obispo bergogliano apoya a Viganò
    agosto 28, 2018

    El Obispo David Konderla nombrado por Bergoglio para Tulsa, Estados Unidos, apoya al Arzobispo Carlo Maria Viganò, quien fue testigo de que Francis ha encubierto los abusos homosexuales del Cardenal McCarrick.

    El obispo afirmó que la declaración de Viganò “marca un buen lugar para comenzar las investigaciones que deben suceder para que podamos restablecer la santidad y la responsabilidad ante el liderazgo de la Iglesia” (Facebook, 27 de agosto).

    Konderla es un delirante liberal.

    Dos meses después de su llegada a Tulsa (junio de 2016), echó al padre Chad Ripperger y a la comunidad Old Rite que él fundó, los Doloran Fathers, de su diócesis.También exilió a la Madre Miriam y sus “Hijas de María, la esperanza de la Madre de Israel” diciéndoles que no deseaba que se quedaran en la diócesis de Tulsa.

    en.news

    Le gusta a 1 persona

  13. Si entráis en periodista digital os encontraréis en otro mundo. Ponen a parir a Vigano. Que M
    Tossati le ayudó a redactar el manifiesto, que es una confabulación de la ultraderecha etc. Y que los obispos norteamericanos y latinoamericanos han hecho manifiestos apoyándo a Francisco.
    Pero lo más corrosivo es que publican fotos en las que el supuesto cesado y retirado por Benedicto XVI McCarrick aparece concelebrando con Benedicto después del supuesto castigo papal.
    Como ya hemos comentado, los tentáculos de Bergoglio son muy poderosos.
    Dejando al margen esto, no se sostiene que digan que no hay encubridores puestos que lo de McCarrick viene de décadas. Este es un intento desesperado de salvar no al cardenal sino a Bergoglio que les hace tan buenos servicios

    Le gusta a 1 persona

  14. Valiente Viganó. Ya es hora de decir a Bergoglio que renuncie, pues éste último episodio, colma sus desviaciones morales. No es nuevo, desgraciadamente, que está descomponiendo a la Santa Iglesia,que está creando una enorme y amoral confusión entre los fieles,que no le ha pasado factura por el apoyo fundamental de los medios de comuncación, que pretenden tapar lo evidente.
    Enorme A. Schneider.
    Váyase Francisco. realice un acto de bondad que beneficie a la Santa Iglesia.

    Le gusta a 1 persona

  15. Creo que el asunto no es tomar la justicia en nuestras manos, que por algún motivo Dios permitió que Francisco esté donde está (tal vez porque el pastel se venía cocinando hace mucho tiempo). Pero, si encararle, decirle ” para y arrepiéntete, asume tu responsabilidad como Papa, confirma a tus hermanos en la única Fe que existe, saca a los lobos. O, sé honesto y admite que prefieres no hacerlo y hazte a un lado tú mismo.”
    Tiene la gran oportunidad de arreglar las cosas, de salvar su alma y la de muchos, de recibir el perdón de Dios.

    Le gusta a 1 persona

  16. Tengo el presentimiento de que las apariciones públicas de McCarrick aún después de las medidas disciplinarias de Benedicto XVI contraviniendo al Papa son una de las muchas calamidades que tuvo que sufrir
    Benedicto nunca ha explicado las razones de su renuncia, pero presiento que se vio asediado, sin apoyo y desobedecido por todos los crápulas que de pronto han salido a la palestra desde sus guaridas.
    Posiblemente su renuncia tuvo que ver no con su salud sino con los chantajes que sufrió: amenazas de muerte, de cisma en Alemania, las cinicas y humillantes desobediencias como la de McCarrick…Es conocida su frase señalando las puertas del Vaticano” Mi autoridad termina ahí” Algún día se sabrá todo y lloraremos amargamente.

    Le gusta a 1 persona

  17. Estoy completamente de acuerdo contigo, Echenique, la verdad de todo la tiene Benedicto y tendría que hablar, sobre todo ahora que le ponen poco menos que de mentiroso.
    Además, si fue chantajeado, la validez del cónclave estaría en cuestión. Y ahora sabemos cómo se las gastan estos salvajes.

    Le gusta a 1 persona

  18. Hasta ahora nadie lo ha dicho pero Bergoglio estaría en el meollo de toda la maraña que emponzoña la iglesia. No iban a escoger a un desconocido. La maraña homosexualista-masonico.marxista.

    Le gusta a 1 persona

  19. Perdón con quien estoy de acuerdo en esta ocasión es con Pablo. me he equivocado.
    Con Echenique también
    , Por supuesto

    Le gusta a 1 persona

  20. Ante la cantidad de barbaridades que se están diciendo del arzobispo Viganó(esto ya nos lo temíamos), éste se ha visto obligado a redactar un escrito en el blog de Aldo María Valli donde aclara que son infundios para desacreditarle lo que se dice sobre que él impidió que se investigara sobre el Arzobipo Nienstedt. Esta falsedad se contiene, por lo que yo he podido entender, en el memorandum del Padre Griffith, que aunque en su día contenía mentiras sobre su persona atribuyendole órdenes que no había dado, y a pesar de que él en continuas ocasiones explicó que se corrigieran, no se corrigieron. Él afirma que tiene los documentos que demuestran que todo lo que dice es verdad.
    ¡Qué hienas! ¡Qué sufrimiento dentro de la Iglesia de Cristo! ¡Y qué vergüenza!
    Ahora se lo sacan porque es lo único que tienen para desacreditarle.

    Le gusta a 1 persona

  21. VOLVEMOS A LA TRASCENDENCIA DEL DOSSIER DE LAS 300 PÁGINAS. AHÍ DEBE ESTAR RECOGIDA TODA LA PORQUERÍA QUE BERGOGLIO NO HA QUERIDO LIMPIAR Y QUE LA HA INCREMENTADO DESDE SU PENOSO ¿ QUIEN SOY YO ? EL INFORME VIGANÓ DEBE DE SER UN ENANO COMPARADO CON ESE GIGANTE. ¡ QUEREMOS SABER TODO ! LOS FIELES MERECEMOS UN RESPETO.

    El misterioso dossier y la pregunta que no se ha hecho
    agosto 22, 2018

    La pregunta que nadie está haciendo

    Voy directo a ello: ¿dónde está ese dossier de 300 páginas que se presentó al Papa Benedicto XVI días antes de que él decidiera huir por temor a los lobos? Este es el mismo informe que, hay buenas razones para creer, proporciona detalles sobre una gran red homosexual que opera en el Vaticano.

    Según una declaración emitida por la Oficina de Prensa de la Santa Sede el 26 de febrero de 2013:

    El Santo Padre [Benedicto] ha decidido que los actos de esta investigación, conocidos solo por él mismo, quedan únicamente a disposición del nuevo Papa.

    Desde hace más de cinco años que le pusieron el expediente en sus manos, ¿qué nota tiene Jorge Bergoglio con respecto al problema homo-clerical de la Iglesia?

    Bueno, él ha hecho muchas cosas.

    -Él casi inmediatamente nombró a un marica flamígero, el Padre. Battista Ricca, como Prelado del IOR (Banco del Vaticano) y luego declaró a quien le preguntó sobre la homosexualidad de este mismo hombre, “¿Quién soy yo para juzgar?”

    -Se rodeó de hombres en el Consejo C9, los Cardenales O’Malley y Maradiaga, hombres que “no desenmascaran el mal” en lo que respecta a los sodomitas clericales de sus diócesis.

    -Publicó un informe provisional para el Sínodo 2014 que dice: “Los homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana”.

    -Siguió adelante con el nombramiento del obispo Juan Barros en Chile, a pesar de la protesta de personas que atestiguaban su homosexualidad.

    -Él nombró al activista LGBT el p. James Martin, un consultor de la Secretaría de Comunicaciones del Vaticano.

    etc

    En resumen, desde los primeros días de su ocupación de Roma, Francisco ha dejado muy en claro que no pretende representar una amenaza de ningún tipo para los homo-desviados clericales, ya sea en el Vaticano o en otro lugar; de hecho, los ha elevado a posiciones de poder y prestigio.

    ¿Esto fue quizás parte del trato que lo llevó al trono petrino ?

    Benedicto, por su parte, declaró en su memoria de 2016, “el último testamento”, que era consciente de un “lobby gay” del Vaticano que estaba compuesto por cuatro o cinco personas, pero que logró romper el grupo durante su pontificado.

    Entonces, las personas que viven y trabajan en la Curia romana sin duda lo deben saber mejor. ¿No hay nadie que ame a la Iglesia lo suficiente para hablar?

    Quizás una pregunta mejor sería si hay o no hay hombres en la Curia que no teman ser chantajeados, o algo peor. Como ya he indicado en este espacio varias veces, parece bastante probable que el lobby sodomítico haya intervenido para convencer a Benedicto de que se haga a un lado.

    En cualquier caso, el mensaje enviado a través de la absurda afirmación de Benedicto de un pequeño y disuelto lobby gay es claro; ninguna amenaza para la mafia lavanda saldrá de él tampoco.

    En su patética carta sobre la crisis homo-clerical del 20 de agosto, Francisco habló en numerosas ocasiones de la necesidad de apertura. OK, entonces, tengamos algo de apertura, ¿de acuerdo?

    ¿Dónde está ese dossier y, lo que es más importante, qué contiene?

    Por supuesto, ni el Hereje ni BXVI darán respuestas a estas preguntas eminentemente oportunas e importantes, pero ¿alguien con acceso a la Oficina de Prensa de la Sta Sede, clerigo o laico, tiene las agallas para siquiera preguntar?

    De hecho, es dudoso, pero no olvidemos que Benedicto y Fco. no son las únicas personas que conocen de primera mano los contenidos del dossier. Sus autores, los cardenales Julián Herranz, Salvatore De Giorgi y Jozef Tomko, también saben lo que revela el dossier; de hecho, cada uno puede tener una copia propia.

    Dado el presente estado de cosas en la Iglesia , estos cardenales también deberían ser presionados para revelar, a la luz purificadora de la verdad, la podredumbre que descubrieron.

    Hacerlo puede arrojar luz, no solo sobre la crisis homo-clerical, sino sobre las misteriosas circunstancias que rodean la renuncia de Benedicto.

    Entonces, ¿dónde está exactamente ese dossier y qué contiene?

    https://akacatholic.com/the-question-no-one-is-asking/

    Le gusta a 1 persona

  22. Marco Tosatti ayudó a dar forma periodística al informe Viganó y le convenció de la necesidad y urgencia de su publicación. A mí me parece estupenda esta colaboración. Denota humildad en Viganó y sinceridad en Tosatti, que no quiere apuntarse ningún tanto y sabe que será perseguido. https://secretummeummihi.blogspot.com

    Le gusta a 1 persona

  23. ¿ Que está pasando ahora en el Vaticano ?, un inquietante silencio que anuncia tempestad.

    Por SPECOLA | 28 agosto, 2018
    El silencio ya no es posible. Hoy recogemos una pequeña selección de la prensa Italiana que no habla de otra cosa que del “informe Viganò”. Desde aquí defendemos que es mejor utilizar el nombre puesto por su autor porque define mucho mejor sus objetivos y seguir llamándolo “Testimonio”. Es un hombre que ha sido testigo de primera linea de los hechos que describe y que por ahora nadie ha desmentido ni una sola coma del texto. Los obispos, pocos en público, se apuntan a pedir una explicación y una clarificación con las consecuencias que sea, esto no puede seguir así y todos los saben.

    Las tácticas curiales son muy conocidas y empiezan por ignorar el contenido y atacar al firmante. Lo tacharan de todo pero nos suponemos que el autor, buen conocedor de los mecanismos internos, ya lo da por descontado.

    Nos encontramos ante una trama de poder que extiende sus tentáculos por toda la iglesia y que tiene sus profundas raíces en Roma. No queda otra que matar o morir y todos los saben. Las acusaciones de Viganò son serias y no las hubiera hecho sin contar con toda la documentación que las acredita en su mano. Esto no es un juego del niños como lo quieren ver algunos ingenuos periodistas convertidos en bufones de corte. Viganò parece que se encuentra en paradero desconocido. A los grupos de poder no les tiembla la mano a la hora de destruir a sus enemigos y mucho más a los que considera traidores. Viganò, como buen italiano, sabe de todo esto y ha tomado las medidas necesarias y de libro en estos casos. Seguro que toda la documentación, y mucha más, está en las manos adecuadas que la harán pública si algo le sucede.

    ¿Que está pasando ahora en el Vaticano?

    Los grupos de cardenales están más que nerviosos por la respuesta que el Papa Francisco pueda dar a esta situación y que puede provocar que el sacro colegio se vea diezmado en sus componentes y más desacreditado si esto fuera aun posible. Por ahora parece que se ha dado un tiempo, que no puede ser eterno, para discernir. El Papa está muy enfadado, los italianos que son tan finos utilizan el término “dispiaciuto”, en este caso “molto dispiaciuto”, Santa Marta está inundada de silencios y parece habitada por espectros. El habitual tono bajísimo de voz del pontífice casi se ha extinguido. Todos saben que las reacciones del Papa Francisco son imprevisibles y el Vaticano parece un desierto y quien puede intenta alargar lo más posible sus vacaciones o administrar sus enfermedades con el ritmo adecuado. Los tranquilizantes se agotan en la farmacia vaticana donde se pueden comprar sin receta y con la complicidad de alguno de los hermanos que gustosos los suministran a domicilio para “el familiar” enfermo de su eminencia. Las caras momificadas surcan los sacros palacios en donde sus más altos representantes se ven acusados de encubrir gravísimos e infamantes delitos y pueden terminar inculpados. Esta mañana los jardines vaticanos daban la sensación de ser una naturaleza muerta que ha quedado paralizada, ni los pájaros se atreven a cantar y el viento se para ante los sacros muros. Es el silencio antes de la tempestad de lluvia acida que todos esperan y de la que intentan protegerse.

    Las alegrías, que también las hay, están llenas de fingidas sorpresas y teatrales gestos de escándalo que intentan ocultar un profundo gozo por lo sucedido. En el Vaticano no son todos ni culpables ni cómplices y el testimonio de Viganò no ha sorprendido a nadie. Son muchos los buenos curiales, sacerdotes y obispos, que se encuentran atrapados en una espiral sin salida donde lo único posible es el dolor y la resignación esperando que llegue el ansiado día de “madurar” una pensión que les permita huir de la casa de los horrores. Muchos llegaron aquí jóvenes y con el sincero deseo de servir en el corazón de la iglesia, lo consideraron un honor y se han encontrado con lo que no podían ni imaginar.

    Los movimientos discretos existen y se están produciendo con encuentros en el litoral romano o en los bellos castelli. Se debe buscar la lejanía del Vaticano y hasta Roma es territorio peligroso. Se están agotando las nuevas lineas telefónicas, si es posible de países exóticos, para garantizar la más absoluta reserva. Las conexiones internet fuera del sistema Vaticano se multiplican. Entrar en sitios como Infovaticana puede tener aneja la pena de excomunión. Los sombreros y las gafas de sol, los vaqueros y las camisetas están sustituyendo a la púrpura, los anillos y las cruces solemnes. Los coches de matriculas SCV, peligrosísimos, y los CV fáciles de identificar están desaparecidos o haciendo viajes a ninguna parte. Se recurre al choche discreto del amigo, del hermano o del confidente para poder hacerse invisible. Los teléfonos vaticanos, controladísimos, sólo se utilizan para despistar y decir lo que conviene que otros oigan. La caída de la noche hace que las sombras se alarguen, las luces de los apartamentos se administran para hacer ver que se está cuando no se está o que no se está cuando se está. Todo parece muerto pero todo está muy vivo. Estamos viviendo momentos trágicos y nadie sabe, ni tan siquiera el Papa Francisco, que sucederá. Hasta los defensores a ultranza de la primavera tienen caras invernales y eso que estamos en agosto, que será cuando lleguen los húmedos inviernos.

    Desde esta specola observamos aguzando todos los sentidos en un momento en el que nada es lo que parece y todo busca la confusión. Aún los ojos más acostumbrados a los trucos curiales pueden sufrir alucinaciones y espejismos en estos momentos. Nunca pasa nada y todo está pasando vestido de un aparente letargo.

    ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estáis rebosando de robo y desenfreno!

    https://infovaticana.com/blogs/specola/que-esta-pasando-ahora-en-el-vaticano-un-inquietante-silencio-que-anuncia-tempestad/

    Le gusta a 1 persona

  24. NO CONFÍA EN LA «MADUREZ PROFESIONAL» DE LOS PERIODISTAS
    Obispo de Madison pide investigación sobre la carta de Mons. Viganò
    Mons. Robert Morlino, obispo de Madison, se unió ayer a las voces episcopales que piden una investigación de las alegaciones realizadas por el ex Nuncio en los Estados Unidos sobre la actuación de obispos, cardenales e incluso el mismo Papa Francisco en relación con el encubrimiento de diversos abusos sexuales. Considera que es una acusación «creíble», por los datos aportados y la integridad de su autor.

    28/08/18 7:59 PM
    (InfoCatólica) Declaración de Monseñor Robert C. Morlino del 27 de agosto de 2018 sobre la crisis actual de abusos sexuales en la Iglesia

    En primer lugar, me gustaría señalar que me uno al Cardenal DiNardo y su declaración en nombre de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, particularmente en dos aspectos:

    1) En su declaración, el Card. DiNardo indica que la reciente carta del Arzobispo Carlo Maria Viganó, ex Nuncio Apostólico en los Estados Unidos, «aumenta de forma especial la concreción y urgencia» del examen por parte de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos de los graves defectos morales de algunos obispos. «Las cuestiones planteadas«, afirma el Card. DiNardo, »merecen respuestas que sean concluyentes y estén demostradas. Sin esas respuestas, algunos inocentes pueden quedar manchados por acusaciones falsas y los culpables pueden repetir los pecados del pasado».

    2) También indica el Card. DiNardo que «renovamos nuestro afecto fraterno por el Santo Padre en estos días difíciles».

    Me uno completamente a esas convicciones y sentimientos. Sin embargo, debo confesar mi desilusión por el hecho de que, en sus comentarios en el vuelo de regreso de Dublín a Roma, el Santo Padre haya decidido no hacer declaraciones sobre las conclusiones que pueden extraerse de las alegaciones de Mons. Viganò. El Papa Francisco dijo además expresamente que tales conclusiones debían dejarse a la «madurez profesional» de los periodistas. De hecho, tanto en los Estados Unidos como en otros lugares, pocas cosas hay más cuestionables que la madurez profesional de los periodistas. El sesgo de los principales medios de comunicación no podría ser más claro y casi todo el mundo lo reconoce. Yo nunca atribuiría madurez profesional al periodismo del National Catholic Reporter, por ejemplo (y, como era previsible, es ese periódico el que está liderando el ataque y la campaña de difamación contra Mons. Viganò).

    Después de renovar mi expresión de respeto y afecto filial por el Santo Padre, debo agregar que, durante el tiempo en que Mons. Viganò fue Nuncio Apostólico, llegué a conocerlo profesional y personalmente, y estoy profundamente convencido de su honestidad, lealtad y amor para con la Iglesia, e impecable integridad.

    De hecho, Mons. Viganò ha planteado diversas acusaciones concretas y reales en su escrito reciente, en el que proporciona nombres, fechas, lugares y la ubicación de la documentación de prueba, ya sea en la Secretaría de Estado o en la Nunciatura Apostólica. Por lo tanto, los criterios para que una acusación sea creíble se cumplen más que de sobra y ciertamente conviene realizar una investigación, de acuerdo con los procedimientos canónicos pertinentes.

    Debo añadir que mi fe en la Iglesia no se ve afectada en absoluto por la situación actual. Situaciones similares, y peores, se han producido en el pasado, aunque quizás no en los Estados Unidos. Es hora de renovar nuestro convencimiento y fe en ese artículo del final del Credo de Nicea: Credo […] et unam, sanctam catolicam et apostolicam Ecclesiam, que traducido literalmente significa, creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. La Iglesia es el cuerpo de Cristo y, como preguntaba el Evangelio de ayer: «Señor, ¿a quién iremos? Solo tú tienes palabras de la vida eterna».

    Que Nuestra Señora, Madre de la Iglesia y Madre de Obispos y Sacerdotes, interceda por nosotros, junto con San Miguel Arcángel, mientras continuamos nuestra batalla contra el antiguo enemigo.

    Le gusta a 1 persona

  25. Inmenso Viganó. Gracias Viganó. Gracias Dios mío. Nunca nos abandonas.

    Parla Viganò: “Non sono il corvo e non agisco per vendetta. Voglio solo che la verità emerga”

    Saved in: Blog by Aldo Maria Valli
    Monsignore, come sta?

    Grazie a Dio molto bene, con grande serenità e pace di coscienza: è il premio della verità. La luce vince sempre sulle tenebre, non può essere soppressa, specialmente per chi ha fede. Perciò ho molta fiducia e speranza per la Chiesa.

    Come giudica le reazioni alla pubblicazione del suo memoriale?

    Come lei sa, le reazioni sono contrapposte. C’è chi non sa più dove attingere il veleno per distruggere la mia credibilità. Qualcuno ha persino scritto che sono stato ricoverato due volte con trattamento obbligatorio (TSO) per uso di droga; c’è chi si immagina cospirazioni, complotti politici, trame di ogni genere, eccetera, ma ci sono anche molti articoli di apprezzamento e ho avuto modo di vedere messaggi di sacerdoti e fedeli che mi ringraziano, perché la mia testimonianza è stata per loro un barlume di speranza nuova per la Chiesa.

    Qual è la sua risposta a chi in queste ore obietta che lei avrebbe motivi di rancore personale nei confronti del papa e per questo avrebbe deciso di scrivere e diffondere il memoriale?

    Forse perché sono ingenuo e portato a pensare sempre il bene per le persone, ma soprattutto riconosco che è un dono che mi ha fatto il Signore, non ho mai avuto sentimenti di vendetta o di rancore in tutti questi anni in cui sono stato messo alla prova da tante calunnie e falsità sul mio conto.
    Come ho scritto all’inizio della mia testimonianza, avevo sempre creduto che la gerarchia della Chiesa avrebbe trovato in se stessa le risorse per sanare tanta corruzione. Lo scrissi anche nella mia lettera ai tre cardinali incaricati da papa Benedetto di indagare sul caso Vatileaks, lettera che accompagnava il rapporto che consegnai loro: “Molti di voi – scrissi – sapevate, ma avete taciuto. Almeno ora che avete avuto questo incarico da Benedetto abbiate il coraggio di riportare con fedeltà quanto vi è stato rivelato di tante situazioni di corruzione”.

    Perché ha deciso di far pubblicare e diffondere la sua testimonianza?

    Ho parlato perché oramai la corruzione è arrivata ai vertici della gerarchia della Chiesa. Mi rivolgo ai giornalisti: perché non chiedono che fine ha fatto la cassa di documenti che, l’abbiamo visto tutti, fu consegnata a Castelgandolfo da papa Benedetto a papa Francesco? Tutto è stato inutile? Sarebbe stato sufficiente seguire il mio rapporto ed il verbale che fu fatto alla mia deposizione davanti ai tre cardinali incaricati delle indagini sul caso Vatileaks (Julian Herranz, Jozef Tomko e Salvatore De Giorgi) per iniziare a fare un po’ di pulizia in Curia. Ma sapete che cosa mi rispose il cardinale Herranz quando lo chiamai da Washington, dato che era passato molto tempo da quando era stata nominata questa Commissione da papa Benedetto senza che mai fossi stato contattato? Allora ci davamo del tu e gli dissi: “Non credi che abbia anch’io qualche cosa da dire sulla questione delle mie lettere, pubblicate a mia insaputa?”. Mi rispose: “Ah, se proprio vuoi”.

    Che cosa risponde a chi sostiene che lei sarebbe il “corvo”, o uno dei “corvi”, all’origine del caso Vatileaks?

    Io il corvo? Come avete visto con la mia testimonianza, sono solito fare le cose alla luce del sole! Io all’epoca da tempo ero a Washington e certo avevo altro a cui pensare. D’altra parte è sempre stata mia abitudine immergermi completamente nella mia nuova missione. Così feci quando fui mandato in Nigeria: non leggevo più neppure le notizie italiane. Tanto che quando, dopo sei anni, fui richiamato in Segreteria di Stato da san Giovanni Paolo II mi ci volle qualche mese per rendermi conto di dove ero ripiombato, nonostante fossi stato già in Segreteria di Stato per undici anni dal 1978 al 1989.

    Che cosa risponde a chi sostiene che lei sarebbe stato allontanato dal Governatorato e che anche per questo coverebbe sentimenti di rancore e volontà di vendetta?

    Come già ho detto, rancore e vendetta sono sentimenti che non mi appartengono. La mia resistenza a lasciare il mio compito al Governatorato era motivata da un profondo senso di ingiustizia per una decisione che sapevo non corrispondeva alla volontà che papa Benedetto stesso mi aveva manifestato. Il cardinale Bertone pur di allontanarmi aveva commesso una serie di gravi abusi di autorità: aveva sciolto una prima commissione di tre cardinali che papa Benedetto aveva nominato per indagare sulle gravi accuse mosse da me come segretario generale e dal vice-segretario generale monsignor Giorgio Corbellini sugli abusi commessi da monsignor Paolo Nicolini; al posto di detta commissione cardinalizia aveva creato una commissione disciplinare alterando nella sua composizione quella istituzionale del Governatorato; prima ancora di creare detta commissione mi aveva convocato per comunicarmi che il Santo Padre mi aveva nominato nunzio a Washington; visto che nonostante tutto detta Commissione disciplinare aveva deciso il 16 luglio 2011 il licenziamento di monsignor Paolo Nicolini aveva annullato abusivamente detta decisione impedendo che venisse pubblicata. Così facendo mi aveva impedito di continuare nell’opera di risanamento della corruzione nella gestione del Governatorato.

    Che cosa risponde a chi parla del suo “chiodo fisso” di diventare cardinale e sostiene che ora attacca il papa anche perché non ha ricevuto la porpora?

    Posso affermare con tutta sincerità davanti a Dio di aver di fatto rinunciato ad essere cardinale. Dopo la mia prima lettera al cardinale Bertone, che inviai al papa perché ne facesse quello che credeva più opportuno, papa Benedetto mi chiamò e mi ricevette in udienza il 4 aprile 2011 e mi disse immediatamente queste parole: “Io credo che l’incarico in cui lei potrebbe meglio servire la Santa Sede è come presidente della Prefettura per gli affari economici al posto del cardinale Velasio De Paolis. Io ringraziai il papa per la fiducia che mi mostrava ed aggiunsi: “Santo Padre, perché non aspetta sei mesi o un anno? Perché, se lei mi promuove adesso, la squadra che ha avuto fiducia in me per sanare la situazione al Governatorato sarà immediatamente dispersa e perseguitata (come di fatto è avvenuto). Aggiunsi anche un altro argomento. Dato che il cardinale De Paolis era stato da poco incaricato di sanare la delicata situazione dei Legionari di Cristo (il cardinale De Paolis mi aveva consultato prima di accettare questo incarico), dissi al papa che era meglio che continuasse ad avere un incarico istituzionale che dava maggior autorevolezza alla sua persona e alla sua azione con i Legionari.
    Al termine dell’udienza il papa mi disse di nuovo: “Io comunque resto del parere che il posto in cui lei può servire meglio la Santa Sede è come presidente della Prefettura per gli affari economici”. Il cardinale Re può confermare questa notizia. Quindi io allora ho rinunciato al cardinalato per il bene della Chiesa.

    Che cosa risponde a chi coinvolge la sua famiglia parlando di “saga” all’insegna di ingenti interessi economici?

    Il 20 marzo 2013 i miei fratelli avevano preparato un comunicato per la stampa, alla cui pubblicazione io allora mi opposi per evitare di coinvolgere tutta la famiglia. Poiché ora si continua a ripetere l’accusa di mio fratello don Lorenzo, e cioè che io avrei mentito a papa Benedetto scrivendo della mia preoccupazione di dover partire perché dovevo prendermi cura di mio fratello malato, ho deciso di rendere pubblico ora il comunicato. Dalla sua lettura appare evidente come io sentissi la grave responsabilità morale di prendermi cura e di proteggere mio fratello.

    Aldo Maria Valli

    Chi fosse interessato ad approfondire quest’ultimo aspetto, può leggere qui il testo del comunicato che nel marzo 2013 fu redatto da alcuni dei fratelli Viganò in difesa di Carlo Maria.

    Le gusta a 1 persona

  26. Ya el padre Amorth, había avisado, de las cosas horribles que se veían y hacían en el Vaticano

    Le gusta a 1 persona

  27. LA TRADUCCIÓN NO ES BUENA, PERO SE ENTIENDE.

    Habla Viganò: “No soy el cuervo y no actúo por venganza. Solo quiero que surja la verdad ”
    Guardado en: Blog por Aldo Maria Valli
    Monseñor, ¿cómo estás?

    Gracias a Dios muy bien, con gran serenidad y paz de conciencia: es el premio de la verdad. La luz siempre gana sobre la oscuridad, no puede ser suprimida, especialmente para aquellos que tienen fe. Por lo tanto, tengo mucha confianza y esperanza para la Iglesia.

    ¿Cómo juzgas las reacciones a la publicación de tu memorial?

    Como sabes, las reacciones son opuestas. Hay quienes ya no saben dónde extraer el veneno para destruir mi credibilidad. Alguien incluso escribió que fui hospitalizado dos veces con tratamiento obligatorio (TSO) por consumo de drogas; hay quienes imaginan conspiraciones, complots políticos, complots de todo tipo, etc., pero también hay muchos artículos de agradecimiento y he visto mensajes de sacerdotes y fieles agradeciéndome, porque mi testimonio fue para ellos un un destello de nueva esperanza para la Iglesia.

    ¿Cuál es tu respuesta a quién en estas horas objeta que tendrías razones de rencor personal contra el Papa y por esta razón habría decidido escribir y difundir el memorial?

    Tal vez porque son ingenuos y llevado a pensar siempre bueno para la gente, pero sobre todo, reconocen que es un regalo que me hizo el Señor, nunca he tenido sentimientos de venganza o envidio todos estos años que he sido puesto a prueba de tantas calumnias y falsedades en mi cuenta.
    Como escribí al comienzo de mi testimonio, siempre creí que la jerarquía de la Iglesia encontraría en sí misma los recursos para sanar tanta corrupción. También lo escribí en mi carta a los tres cardenales instruidos por el Papa Benedicto para que investigaran el caso Vatileaks, una carta que acompañaba el informe que les di: “Muchos de ustedes – escribí – lo sabían, pero guardaron silencio. Al menos ahora que ha tenido esta tarea de Benedetto, tenga el coraje de informar fielmente lo que le han revelado tantas situaciones de corrupción “.

    ¿Por qué decidieron publicar y distribuir su testimonio?

    Hablé porque ahora la corrupción ha llegado al tope de la jerarquía de la Iglesia. Apelo a los periodistas: ¿por qué no preguntan qué pasó con el caso de documentos que, como todos hemos visto, fueron entregados a Castelgandolfo por el Papa Benedicto XVI al Papa Francisco? Todo fue inútil? Hubiera sido suficiente seguir mi informe y el informe que fue hecho a mi deposición antes de los tres cardenal a cargo de la investigación del caso Vatileaks (Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi) para empezar a hacer algo de ‘limpieza de la curia. ¿Pero saben lo que el Cardenal Herranz me respondió cuando lo llamé desde Washington, dado que había pasado mucho tiempo desde que el Papa Benedicto nombró a esta Comisión sin haber sido contactado? Entonces solíamos darte algo y dijimos: “¿No crees que tengo algo que decir sobre la cuestión de mis cartas, publicada sin mi conocimiento?” Él respondió: “Ah, si realmente quieres”.

    ¿Qué responde a quién afirma que ella sería el “cuervo”, o uno de los “cuervos”, en el origen del caso Vatileaks?

    Yo el cuervo? Como viste con mi testimonio, ¡suelo hacer cosas a la luz del sol! Estuve en Washington un tiempo y ciertamente tenía otras cosas en qué pensar. Por otro lado, siempre he tenido la costumbre de sumergirme por completo en mi nueva misión. Así lo hice cuando fui enviado a Nigeria: ya no leí las noticias italianas. Tanto es así que cuando, después de seis años, fue llamado a la Secretaría de Estado de San Juan Pablo II me tomó unos meses para darse cuenta de dónde estaba sumido atrás, a pesar de que ya en la Secretaría de Estado era de once años 1978-1989.

    ¿Qué responde a los que dicen que habrían sido expulsados ​​de la Gobernación y que esto también provoca sentimientos de rencor y un deseo de venganza?

    Como ya dije, el rencor y la venganza son sentimientos que no me pertenecen. Mi resistencia a dejar mi trabajo en la Gobernación fue motivada por un profundo sentimiento de injusticia por una decisión que sabía que no correspondía a la voluntad que el Papa Benedicto XVI me había manifestado. El cardenal Bertone sólo para alejarse había cometido una serie de graves abusos de autoridad había publicado una comisión inicial de tres cardenales que el Papa Benedicto había designado para investigar las graves acusaciones hechas por mí como Secretario General y Secretario General Adjunto monseñor Giorgio Corbellini en abusos cometidos por Monseñor Paolo Nicolini; en lugar de esta comisión cardenal había creado una comisión disciplinaria alterando en su composición la institucional de la Gobernación; antes incluso de crear esta comisión, me había convocado para decirme que el Santo Padre me había nombrado nuncio en Washington; teniendo en cuenta que a pesar de que dicho comité disciplinario había decidido el 16 de julio de 2011, el despido de Monseñor Paolo Nicolini había anulado abusivamente dicha decisión que impedía su publicación. Al hacerlo, me había impedido continuar el trabajo de reorganización de la corrupción en la administración de la Gobernación.

    ¿Qué responde a quién habla de su “clavo fijo” para convertirse en cardenal y afirma que ahora ataca al Papa también porque no ha recibido el púrpura?

    Puedo decir con toda sinceridad ante Dios que en realidad he renunciado a ser cardenal. Después de mi primera carta al cardenal Bertone, que le envió al papa porque hizo lo que él pensaba que era más apropiado, el Papa Benedicto me llamó y me recibió en audiencia el 4 de abril de 2011, e inmediatamente dijo estas palabras a mí: “Creo que el nombramiento de a quien podría servir mejor a la Santa Sede como presidenta de la Prefectura para asuntos económicos en lugar del cardenal Velasio De Paolis. Le agradecí al Papa la confianza que me mostró y agregué: “Santo Padre, ¿por qué no espera seis meses o un año? Porque si ahora me promocionas, el equipo que ha confiado en mí para sanar la situación en la Gobernación será inmediatamente dispersado y perseguido (como de hecho sucedió). También agregué otro tema.
    Al final de la audiencia, el Papa me dijo nuevamente: “Sin embargo, sigo opinando que el lugar donde mejor se puede servir a la Santa Sede es como presidente de la Prefectura para asuntos económicos”. El Cardenal Re puede confirmar esta noticia. Entonces renuncié al cardenalato por el bien de la Iglesia.

    ¿Qué responde a quienes involucran a su familia hablando de “saga” bajo la bandera de grandes intereses económicos?

    El 20 de marzo de 2013, mis hermanos prepararon un comunicado de prensa, al cual me opuse a la publicación para evitar involucrar a toda la familia. Porque ahora seguimos repitiendo la acusación de mi hermano Don Lorenzo, a saber, que le habría mentido al Papa Benedicto escribiendo sobre mi preocupación de irme porque tenía que cuidar a mi hermano enfermo, decidí hacer pública ahora la declaración. De su lectura se hace evidente que sentí la grave responsabilidad moral de cuidar y proteger a mi hermano.

    Aldo Maria Valli

    https://www.aldomariavalli.it/2018/08/28/parla-vigano-non-sono-il-corvo-e-non-agisco-per-vendetta-voglio-solo-che-la-verita-emerga/

    Le gusta a 1 persona

  28. Fiscal de Pensilvania: “El Vaticano sabía sobre el abuso”
    “Tenemos evidencia de que el Vaticano estaba al tanto del encubrimiento. No puedo hablar específicamente sobre el Papa Francisco, pero creo que el problema más amplio es que el Vaticano sabe ». Esto es lo que se dijo ayer durante una entrevista de televisión con la NBC, el fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, sobre la relaciónpublicado el 14 de agosto por el Gran Jurado y sobre las denuncias de abuso sexual infantil, desde 1947 en adelante, en seis diócesis del Estado estadounidense (Allentown, Erie, Greensburg, Harrisburg, Pittsburgh y Scranton). Recordemos que el informe se basa en gran medida en los documentos puestos a disposición por las propias diócesis y contiene perfiles de 301 sacerdotes, con quejas de más de mil víctimas. De esto se desprende que “la mayoría de las víctimas eran niños; pero también había chicas “.

    En la práctica, el informe del gran jurado y las palabras a la NBC ‘s abogado Shapiro, un demócrata, están en la misma ranura del marco esbozado en las 11 páginas de testimonios de monseñor Carlo Maria Viganò, ex nuncio apostólico en los Estados Unidos, ya que estos dos aspectos sustanciales: 1) la noticia del abuso ha llegado al Vaticano; 2) los abusos cometidos por el clero son principalmente de tipo homosexual.

    El informe del gran jurado también presenta objeciones contra el cardenal Donald Wuerl , obispo de Pittsburgh 1988-2006 (y más tarde sucesor del ahora ex Washington cardenal Theodore McCarrick , abrumado por un escándalo en base homosexual). Wuerl es uno de los más altos prelados mencionado varias veces, así como en la redacción del arzobispo Viganò, que lo acusó de haber encubierto abusos, para estar cerca de McCarrick y han favorecido el nombramiento de Blase Cupich Arquidiócesis de Chicago y Joseph William Tobin Newark, es decir, dos arzobispos de los más activos en el apoyo al jesuita James Martin y la agenda homosexual él promovió.

    Il procuratore della Pennsylvania: «Il Vaticano sapeva degli abusi»
    «Abbiamo prove che il Vaticano era a conoscenza dell’insabbiamento. Non sono in grado nello specifico di parlare di papa Francesco, ma penso che la questione più ampia è che il Vaticano sa». È quanto ha detto ieri nel corso di un’intervista televisiva alla Nbc il procuratore generale della Pennsylvania, Josh Shapiro, in merito al rapporto pubblicato il 14 agosto dal Gran giurì e riguardante le accuse di abusi sessuali su minori, dal 1947 in poi, in sei diocesi dello Stato americano (Allentown, Erie, Greensburg, Harrisburg, Pittsburgh e Scranton). Ricordiamo che il rapporto si basa in larga parte su documenti messi a disposizione dalle stesse diocesi e contiene i profili di 301 sacerdoti, con denunce di oltre mille vittime. Da esso emerge che «la maggior parte delle vittime erano ragazzi; ma c’erano anche ragazze».

    In pratica il rapporto del Gran giurì e le parole alla Nbc del procuratore Shapiro, un democratico, sono nello stesso solco del quadro tracciato nelle 11 pagine di testimonianza di monsignor Carlo Maria Viganò, l’ex nunzio apostolico negli Stati Uniti, relativamente a questi due aspetti sostanziali: 1) le notizie degli abusi sono arrivate fino in Vaticano; 2) gli abusi da parte del clero sono in prevalenza di tipo omosessuale.

    Il rapporto del Gran giurì, inoltre, presenta addebiti nei confronti del cardinale Donald Wuerl, vescovo di Pittsburgh dal 1988 al 2006 (e poi successore a Washington dell’ormai ex cardinale Theodore McCarrick, travolto da uno scandalo a sfondo omosessuale). Wuerl è uno degli alti prelati menzionati più volte pure nello scritto di monsignor Viganò, che lo ha accusato di aver coperto gli abusi, di essere vicino a McCarrick e di aver favorito la nomina di Blase Cupich all’arcidiocesi di Chicago e di Joseph William Tobin a Newark, cioè due degli arcivescovi più attivi nel sostenere il gesuita James Martin e l’agenda gay da lui promossa.

    http://www.iltimone.org/news-timone/procuratore-della-pennsylvania-vaticano-sapeva-degli-abusi/

    Le gusta a 1 persona

  29. La traducción que me pedía Aintzane. Es de google.

    Viganò desacreditado? Así es como él se responde a sí mismo
    Guardado en: Blog por Aldo Maria Valli
    Arzobispo Carlo Maria Viganò, ex nuncio en Estados Unidos reveló que había informado el caso Francisco McCarrick desde marzo de 2013, ha lanzado una nueva declaración escrita, despidiendo como falsa algunas reconstrucciones que ahora circulan con el objetivo para desacreditarlo
    La historia se refiere a un artículo en el New York Times en 2016, en la que se alegó que el entonces nuncio en Estados Unidos canceló una encuesta sobre el comportamiento sexual Arzobispo John Nienstedt, entonces juzgado inocente por las autoridades civiles.
    El NYT afirmó que en abril de 2014 Viganò ordenó a dos obispos auxiliares de la arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis que bloqueen la investigación sobre Nienstedt y que destruyan una carta que escribieron para protestar por su decisión.
    El NYT fundó su reconstrucción de los hechos en el funeral de un padre Dan Griffith, delegado para la protección de menores en la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis, según la cual el orden de Viganò fue motivado por la decisión de cubrir todo y evitar escándalos .
    Ahora reapareció con el objetivo de desacreditar al ex nuncio y socavar su credibilidad, la acusación llevó Viganò para intervenir en una declaración escrita, de 26 de agosto, 2018, en la que habla de mentiras contra él.
    En su declaración Viganò dice que conoció a Neinstedt y dos obispos auxiliares – Lee A. Piché y Andrew Cozzens – 12 de abril de 2014, en la nunciatura apostólica en Washington, para discutir las investigaciones en curso sull’arcivescovo, pero el padre de Griffith no estaba presente.
    Durante la reunión fue sometido a algunas declaraciones juradas, incluida una que sostenía que Nienstedt “había tenido una relación con un guardia suizo durante su servicio en el Vaticano, unos veinte años antes”.
    Viganò explica que “estas declaraciones fueron recogidas por el bufete de abogados Greene Espel, elegido por su padre Griffith en nombre de la Arquidiócesis para investigar sull’arcivescovo Nienstedt”. Agrega que el estudio pertenece al grupo Abogados para todas las familias, “desplegado contra el arzobispo Nienstedt y a favor de la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado de Minnesota”.
    “Privados de Greene Espel investigadores – explica Viganò – se había llevado a cabo una investigación de manera desequilibrada y acusador, y ahora querían extender sus investigaciones inmediatamente a la Guardia Suiza Pontificia, sin haber escuchado el Arzobispo Nienstedt”. Por esta razón, el nuncio dijo que parecía correcto escuchar primero a Nienstedt, de acuerdo con el principio audiatur et altera pars, y los obispos estuvieron de acuerdo.
    El Obispo Piché telefoneó inmediatamente al Padre Griffith, informándole sobre el resultado exitoso de la reunión y diciendo que se iba a encontrar una solución al caso. Pero a la mañana siguiente Viganò recibió una carta de los dos obispos auxiliares, en la que se decía que el nuncio había sugerido detener la investigación.
    Sorprendido, Viganò llamó al Obispo Pichè para pedirle explicaciones y le ordenó que retirara la carta de las computadoras y los archivos de la diócesis. Él no quería pasar como una lijadora. Solo había pedido escuchar la versión de Nienstedt antes de proceder con otras medidas.
    Viganò escribe: “Nunca le dije a nadie que Greene Espel debería haber interrumpido la investigación, y nunca ordené que se destruyeran documentos. Cualquier declaración contraria es falsa. Sin embargo, instruí a uno de los obispos auxiliares, Lee A. Piché, para que retirara de la computadora y los archivos de la arquidiócesis la carta que afirmaba falsamente que había sugerido que se detuviera la investigación. Insistí en esto para proteger no solo mi nombre, sino también el de la Nunciatura y el del Santo Padre que serían dañados “.
    Viganò informes no se había oído hasta el próximo noviembre, cuando, en la reunión anual de la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos, en Baltimore, encuentra de nuevo los dos obispos auxiliares, y piche Cozzens, quien le entregó el dinero y le dijo que se también se lo entregó al Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos, durante una visita a Roma.
    Frente a los dos auxiliares, Viganò examinó el documento y vio que “todavía contenía la declaración falsa”. Luego instruyó a Piché y Cozzens a escribir al cardenal Ouellet, cerca de la congregación en Roma, para corregir la declaración.
    Viganò está en posesión de la carta enviada por los dos obispos auxiliares al cardenal Ouellet y su carta a Ouellet.
    Entonces Viganò recordó: “En el mismo día en que la noticia apareció en The New York Times, 21 de julio de 2016, el Santo Padre pidió a la llamada cardenal Parolin al nuncio en Washington (Christophe Pierre), ordenándole que se abra de inmediato una investigación sobre mi llevado a cabo, para que pueda ser denunciado ante el tribunal a cargo de juzgar el encubrimiento “.
    El mismo día, recuerda Viganò, “informé a la oficina de prensa de la Santa Sede, en las personas del padre Lombardi y Greg Burke”. Además, “con la autorización del sustituto de la Secretaría de Estado, el entonces arzobispo Becciu, el fiscal federal Jeffrey Lena, que trabajaba para la Santa Sede, se dirigió a la Congregación para los Obispos, donde encontró documentos que muestran que mi la conducta fue absolutamente correcta “.
    Lena le dio a Viganò un informe escrito que lo absolvió, sin embargo, la prensa del Vaticano no consideró necesario emitir una declaración en defensa del nuncio para refutar al New York Times.
    Sin embargo, cuando se completó la investigación ordenada por Francisco “, el Nuncio dijo también al cardenal Parolin con un informe detallado, que restableció la verdad y mostró que mi conducta [de Viganò, ed] fue absolutamente correcta. Esta relación se encuentra en la Secretaría de Estado del Vaticano y en la Nunciatura de Washington “.
    Viganò concluye: “El 28 de enero de 2017 escribí tanto al arzobispo Pierre como al arzobispo Hebda (el sucesor de Nienstedt), y les pedí que corrigieran públicamente el memorándum Griffith. A pesar de los correos electrónicos y las llamadas repetidas, nunca recibí una respuesta “.
    Aldo Maria Valli
    Aquí está la declaración completa de Monseñor Viganò.

    Declaración del Arzobispo Carlo Maria Viganò sobre la Arquidiócesis de St. Paul-Minneapolis

    https://www.aldomariavalli.it/2018/08/28/vigano-screditato-ecco-come-lui-stesso-risponde/

    Le gusta a 1 persona

  30. Riccardo Cascioli pide el dossier de las 300 páginas que Benedicto entregó a Francisco. ¿ Qué ha sido de él ? Seguro que ahí está toda todita la lobby gay clerical protegida por Bergoglio.

    Lobby gay imparable, el dossier que no quieres abrir
    ECCLESIA08/29/2018
    Cuánto cargamos al lobby gay en el Vaticano muestra la cancelación de la palabra psiquiatría pronunciada por el Papa en relación con la homosexualidad. Este episodio trae al corazón del problema del dossier de Viganò: una red de poder homosexual imparable a niveles muy altos en la Iglesia. El ex nuncio dijo en una pequeña pieza de un gran fenómeno no sólo se circunscribe a este pontificado, pero no vas a luchar: omoeretici por los obispos alemanes con el escándalo del jesuita Martín hasta que el despacho aduanero de Avvenire y una impresionante variedad de citas sospechosas, gestos y decisiones que ahora muestran hasta dónde ha llegado este proceso.
    -BURKE “poco probable que FARREL no habían conocido” por Francesco Agnoli
    -EL primer documento CHOC NUNCIO Carlo Maria Viganò

    Cuánto pesamos el lobby Lgbt en el Vaticano muestra el pequeño episodio que vio a la Sala de Prensa del Vaticano como protagonista cuando el Papa regresó de Dublín. En respuesta a la pregunta de un periodista preguntándole qué le diría a una familia que descubre que tiene un hijo homosexual, el Papa Francisco en el avión que lo trajo de vuelta a Roma respondió, entre otras cosas, que también depende de la edad “en la que manifiesta esta inquietud “; “Si se manifiesta como niños, hay tantas cosas que ver con la psiquiatría. Otra es si se manifiesta después de los 20 años “. Pero la referencia a la psiquiatría fue eliminada en el comunicado de prensa oficial de la conferencia de prensa.

    La razón es obvia:Ay de relacionar la homosexualidad con la idea de una patología, un punto sobre el cual el lobby Lgbt no realiza transacciones. En realidad, toda la frase del Papa, desde el punto de vista científico y antropológico, necesitaría muchas aclaraciones, pero aquí está claro que la única razón para la queja es para evitar irritar al famoso lobby.

    Lo que confirmó la posterior justificación (pero sería más correcto hablar de escalar en los espejos) del número 2 de la Oficina de Prensa del Vaticano Paloma García Ovejero, según el cual el Papa “no quiso decir que se trataba de una enfermedad psiquiátrica”. “Cuando el Papa se refiere a la” psiquiatría “, está claro que quiere dar un ejemplo de las diferentes cosas que se pueden hacer”. En resumen, según la señora García Ovejero, el Papa usa palabras al azar o con un significado que solo él conoce: no es realmente un buen servicio lo que hace al Papa Francisco. En cualquier caso, si en la Sala de Prensa están realmente convencidos de que este es el caso, desde el punto de vista ético en lugar de censurarlo sería mucho más correcto poner notas explicativas en el margen.

    Sin embargo, esta larga introducción nos lleva al corazón del problema que Viganò expediente ha colocado de forma explosiva a la atención de toda la Iglesia, que es la red de poder creado a través del tiempo por parte de sacerdotes y obispos homosexuales, con la complicidad de prelados corruptos ya sea débil o chantajeado, que ahora ha llegado al punto de afectar la doctrina de la Iglesia. No debe ofender tanto pecado tan grande y lo extendió, incluso en las jerarquías: la parte inferior es en la debilidad humana que se manifiesta el poder de Dios, como St. Paul nos recuerda. Pero cuando el pecado se institucionaliza y pretende convertirse en una doctrina -lo que está sucediendo ahora- el discurso cambia, y mucho.

    El hecho de que Monseñor Viganò, al final de su largo memorial, también haya venido a pedir la renuncia del Papa ha significado que todo el debate (por así decirlo) se haya centrado más tarde en el Papa Francisco. Para decir la verdad, no habría sido muy diferente si esa oración no lo hubiera escrito, porque tanto ahora el argumento de la conspiración conservadora y tradicionalista contra el Papa Francisco es un estribillo que se retira cada vez que hay una pregunta sobre esto. pontificado. Más que predecible, entonces, el desencadenamiento de las tropas de los periodistas pasdaranistas en defensa de la revolución.

    Pero la pregunta planteada por monseñor Viganò es mucho más grave y profundo y va más allá de Francisco, hasta tal punto que nos lleva a la gente con la que tuvo una relación directa con Roma y los Estados Unidos, incluso en los pontificados anteriores. Y dibuja una imagen coherente con lo que hemos estado haciendo durante años escribiendo y documentando sobre este fenómeno del lobby gay y la homoeresia. Y, a diferencia de muchos de los que elegimos para hablar o no dependiendo de si de acuerdo a sus bancos “política”, que al compás podemos reclamar el hecho de que él denunció fuertemente el fenómeno de la homosexualidad en el clero y dell’omoeresia desde nuestra comenzar (haga clic aquí y aquí), antes del pontificado de Francisco, y de haber mantenido siempre (datos en mano) que el abuso infantil en más del 80% de los casos es homosexual y no pedófilo. Y hasta que este problema se resuelva desde la raíz, que es también la advertencia extrema de Msgr. Viganò – las heridas de la Iglesia nunca pueden ser curadas.

    El representado por monseñor Viganò es sólo una pieza, a la que tuvo la experiencia directa, pero a esto hay que añadir las muchas otras piezas: las directrices de algunas Conferencias Episcopales de Europa, como el presidente de los obispos alemanes Reinhard Marx propuso la bendición en la iglesia de parejas del mismo sexo; las filtraciones de sacerdotes individuales, incluso en Italia, que ya lo hacen; el golpe a los últimos Sínodos sobre la familia, como sucedió con motivo del Encuentro Mundial de la Familia, de los cuales la relación del Padre James Martin es solo el aspecto más llamativo. Y el caso italiano merece una mención aparte, donde incluso es el diario de los obispos, Avvenire, haber adoptado totalmente una agenda pro gay: es un hecho público que la línea editorial del periódico ha dependido directamente, durante algunos años, del Secretario General del CEI, monseñor Nunzio Galantino. Pero sería un error pensar que el control catto-gay en Avvenire comenzó con esta gestión, ahora solo ha encontrado un terreno fértil para expresarse abiertamente.

    Así que, como se dice en forma de corazón monseñor Viganò, “para restaurar la belleza de la santidad en el rostro de la Esposa de Cristo , terriblemente desfigurado por tantos crímenes abominables, si realmente queremos para liberar a la Iglesia de los fétidos pantanos donde caen, hay que tener el valor de romper la cultura del secreto y confesar públicamente las verdades que hemos mantenido ocultas ».

    Estar a solas con el caso McCarrick,es el derecho a estar claridad sobre cómo podía pasar las arquidiócesis diócesis para convertirse en un cardenal durante el pontificado de Juan Pablo II, que el papel ha tenido el entonces Secretario de Estado, el cardenal Sodano y muchos otros con él. Y, nuevamente, lo que sucedió en los años de Benedicto XVI, con esas sanciones que no se han respetado; y luego nuevamente, la importancia creciente durante este pontificado. Y los ejemplos se pueden multiplicar.

    Por lo tanto, no es un problema circunscrito a este pontificado , ni un fenómeno que se resuelve mágicamente con la renuncia del Papa; sin embargo, uno no puede sino reconocer que en los últimos años el lobby gay ha aumentado su influencia. Tanto para las posiciones cubiertas de poder, especialmente en la curia romana (y ahora también el registro es responsable de informar diferentes colaboradores estrechos Papa Francesco, entre los que se encuentran en el centro de los casos de abuso sexual o vinculados a comportamientos homosexuales) tanto para la luz verde a circulación de tesis homéreticas sobre las cuales nadie en Roma parece querer intervenir.

    El comienzo fue el nombramiento de Monseñor Battista Riccacomo prelado del IOR a pesar del escándalo homosexual pesada de la que fue protagonista en la nunciatura en Uruguay, y que estaba respondiendo a una pregunta sobre su caso que el Papa le ocurrió la “¿Quién soy yo para juzgar?” que, con independencia por intenciones, tuvo un efecto devastador al favorecer la difusión de la ideología homosexualista. Pero muchos han sido los nombramientos, los gestos, las decisiones que han favorecido la raíz de la cultura homosexual en la Iglesia. Hasta los últimos episodios: el nombramiento como asesor de la Secretaría de Comunicación del ahora famoso padre James Martin, luego elevado a la máxima visibilidad de la zona asignada al Encuentro Mundial de las Familias. Reunión, casualmente, dirigida por el cardenal Kevin Farrell, “criatura” del cardenal McCarrick y gran admirador del padre Martin, a lo que él escribió el prefacio de su libro sobre Iglesia y Gays. Y de nuevo, la introducción de la terminología Lgbt enInstrumentum Laboris del próximo Sínodo de la Juventud.

    Hay más que suficiente para pedir claridad, tanto en la red de cobertura de abuso como en el intento de subvertir la doctrina de la Iglesia por parte del lobby gay que el entonces Cardenal Ratzinger ya denunció en 1986. Pero como ya se mostró en el caso de Dubia, el Papa Francisco no está dispuesto a aclarar, está mucho más interesado, como ha dicho muchas veces, en comenzar los juicios. Y aquí, lamentablemente, está claro hacia dónde conduce este proceso.

    Me gusta

  31. LA ENTREVISTA
    Burke: “Es improbable que Farrel no supiera sobre McCarrick”
    ECCLESIA08/29/2018
    “Dada su cercanía obvia a McCarrick, es poco probable que el Cardenal Farrell no supiera nada sobre sus hechos gravemente pecaminosos”. El cardenal Burke sobre el caso Viganò y el escándalo estadounidense.

    Cardenal Burke
    Hace solo 5 años, un periódico católico estadounidense titulado: Wuerl in, Burke out . La elección de Bergoglio, de hecho, condujo inmediatamente a una reducción del cardenal estadounidense tan cercano a Benedicto XVI, que lo había querido junto a él para papeles muy importantes. En particular, Burke tuvo que abandonar la prefectura del Tribunal Supremo de la firma apostólica, y fue reemplazado precisamente por el cardenal Donald Wuerl en la Congregación de Obispos.

    Wuerl en, Burke a cabo fue una forma de decir que Bergoglio había elegido, en un papel importante para el nombramiento de los obispos estadounidenses, sólo uno de los oponentes más francos, hablando idealmente, Burke. Bueno, unos meses antes de una tormenta sin precedentes barrió el cardenal Theodore E. McCarrick, culpable de numerosos abusos de los seminaristas, a continuación, arrinconado el mismo Donald Wuerl, junto con el cardenal Kevin Farrell y William Tobin: los tres protegidos McCarrick, recomendó a Bergoglio para el sombrero del cardenal, y ahora acusado por la prensa y fiel estadounidense porque, dicen, “no podían saber” quién era y cómo era su protector y amigo.

    Ha llegado al punto en que The Washington post ha llevado a cabo una campaña para exigir la renuncia de Wuerl con artículos inequívocamente titulados, como este: ¡el Cardenal Wuerl debe irse! (El artículo fue publicado el 16 de agosto de 2018, 10 días antes de que el monumento a Monseñor Carlo Maria Viganò ofreciera a los periodistas y magistrados más detalles sobre hechos ya conocidos en parte por su contenido, también con respecto al propio Wuerl).

    Hoy, vender como las cosas han cambiado en unos pocos años , sería como decir que todo ha sido derrocado una vez más: ¡ Wuerl out, Burke in! Esto también porque, mientras tanto, otro censor rígido Burke, como el cardenal Oscar Maradiaga, que había acusado públicamente, después de Dubia , de ser un “pobre”, “derecho”, dedicada a la búsqueda del poder , tiene problemas hasta el cuello por razones económicas y por “comportamiento inapropiado” de su adjunto.

    Mientras que Estados Unidos está consternado por continuas revelaciones que tocan sus propios cardenales progresistas más abierta, al menos, la ideología LGBT, y mientras Burke está a punto de recordar, en el Senado, un año después de su muerte, el cardenal Carlo Caffara aprovechar la oportunidad para reconstruir algunos hechos con él.

    Cardenal Burke, usted fue prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, a instancias de Benedicto XVI. ¿Por qué el Papa la llamó a este papel?
    Por lo que sé, el Papa Benedicto XVI quiso designar al Cardenal Agostino Vallini, entonces Prefecto de la Signatura Apostólica, para el cargo de Vicario de Roma, y ​​me eligió como su sucesor debido a mi preparación en derecho canónico y mi experiencia previa. como Defensor del vínculo en la Signatura desde septiembre de 1989 hasta febrero de 1995.

    Se dice que con Benedicto XVI usted fue su consejero de la Iglesia estadounidense, hoy otra vez abrumado por el escándalo de los sacerdotes e incluso de los cardenales acusados ​​de actos homosexuales y pedofilia. Es verdad? ¿Qué está pasando en Estados Unidos?
    Yo no era, en verdad, el consejero del Papa Benedicto XVI para los Estados Unidos. No sé quién cumplió con esa responsabilidad. He servido en varias congregaciones de la Curia Romana, incluida la Congregación para Obispos, con la esperanza de ayudar al Santo Padre, incluso en lo que concierne a los Estados Unidos. Está claro que hay una cierta cultura homosexual en la jerarquía estadounidense que debe ser purificada desde la raíz. Aquellos que han promovido o protegido a los trabajadores en esta cultura ahora deben asumir su responsabilidad. La autoridad suprema de la Iglesia debe investigar todos los cargos para descubrir la verdad y tomar las medidas apropiadas para regular la situación, aplicando las sanciones medicinales y de expiación adecuadas.

    Estados Unidos está debatiendo sobre todo el caso del cardenal progresivo Theodore Edgar McCarrick, obligado a renunciar como cardenal. ¿Quién es Theodore Edgar McCarrick y de qué se lo acusa?
    “McCarrick es un sacerdote de la Arquidiócesis de Nueva York, que era obispo auxiliar de Nueva York, Obispo de Metuchen, Arzobispo de Newark, y entonces cardenal arzobispo de Washington, DC Fue un prelado de gran influencia en la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos, hablando con frecuencia en nombre de la Conferencia. Es acusado de haber cometido pecados muy graves con jóvenes, especialmente seminaristas y adultos, en todas las diócesis en las que sirvió. Los actos de los que está acusado son muy serios en sí mismos. Pero también está la cuestión de cómo fue promovido de una diócesis a otra, cuando ciertamente, en todas partes, alguien sabía de sus crímenes. Su caso pone en cuestión no sólo su conducta sino también la conducta de las autoridades de la Iglesia, que tuvieron que intervenir y regular la situación tan escandalosa y no lo hicieron. En cambio, permiten que se promueva o participe en su promoción.

    Muchos estadounidenses, católicos y otros, no creen que el cardenal Kevin Farrell, cardenal creado por Francesco y se coloca a la cabeza de los laicos Departamento y la familia, puede haber ignorado el comportamiento del hombre con quien vivió durante muchos años y cuyo favor él siempre disfrutado. Que piensas?
    No sé nada sobre la relación entre McCarrick y Card. Farrell. Ciertamente, dada su aparente cercanía a McCarrick, es poco probable que Farrell no supiera nada de sus acciones gravemente pecaminosas.

    ¿Cómo puede un católico, hoy, frente a tantos escándalos, tanta mundanalidad, no perder la fe en la Iglesia?
    Antes que nada, frente a todo este escándalo, un católico debe recordar que Cristo es la Cabeza de la Iglesia. El Papa es solo Su Vicario en la tierra, y el Papa, por lo tanto, puede traicionar a su alto cargo. Los grandes teólogos y canonistas de la Edad Media, por ejemplo, han discutido el caso de un Papa que se desvía de la fe, un hereje o apóstata Papa. Los buenos católicos deben acercarse a Cristo, sobre todo en su presencia real en la Eucaristía, y el encuentro con Él en el Sacramento de la Penitencia. Finalmente, el Magisterio debe ser estudiado, especialmente a través del Catecismo de la Iglesia Católica, para no ser arrastrados en una dirección u otra, debido a la confusión y el error que desafortunadamente entraron fuertemente en la Iglesia. La oración y la penitencia son absolutamente necesarias para ayudar al Cuerpo de Cristo en este tiempo tumultuoso. La oración del Santo Rosario es particularmente poderosa para obtener la reforma de la Iglesia.

    Hoy los laicos a menudo defienden la Tradición de la Iglesia, y muchos clérigos parecen estar ocupados destruyendo. ¿Es eso?
    Cada uno de nosotros, de acuerdo con nuestro estado de vida y nuestros dones, debemos defender a Cristo y a Su Novia, la Iglesia, con gran compromiso y valentía. Sí, hay sacerdotes que parecen querer debilitar a la Iglesia o destruirla, pero hay muchos más sacerdotes que trabajan fielmente todos los días, anunciando la fe en su integridad, ofreciendo la Santa Misa y otros sacramentos, y sabiamente gobernando el rebaño del Señor. . Los buenos laicos, por el bien de toda la Iglesia, deben expresar a los sacerdotes errantes su pena y llamarlos a reconocer su ministerio como pastores del rebaño del Señor. También deben dar testimonio perseverante de Cristo en el hogar, en la parroquia, en el lugar de trabajo, etc. Por eso es importante que estén bien formados en la doctrina y la disciplina de la Iglesia. Al mismo tiempo,

    El 6 de septiembre participará en una conferencia, en el Senado de la República Italiana, en la sala Nassyria, del 11 al 12, para presentar las Actas de la conferencia titulada ” Iglesia Católica, ¿a dónde va? ” Del 7 de abril, y sobre todo para recordar al fallecido cardenal Carlo Caffarra (para los lectores: para poder participar, deben enviar un correo electrónico a edizioni@fedecultura.com ). ¿Puedes decirnos algo sobre el teólogo Caffarra?
    El difunto cardenal Carlo Caffarra era un teólogo altamente educado que sabía cómo aplicar una teología sana a las situaciones de la vida cristiana diaria. ¡Dejó un patronímico inestimable!

    ¿Y sobre el hombre de Caffarra?
    El haber conocido al Cardenal y haber disfrutado de su amistad fue para mí un gran regalo del Señor. Como dije, en el momento de su muerte, su alma era pura y estaba llena de amor por el Señor y la Iglesia, el Cuerpo Místico de Cristo. Había cierta inocencia en él que le permitía ver las cosas con claridad y hablar con claridad. Él, para mí, es un modelo de cómo un Cardenal de la Santa Iglesia Romana debe servir fielmente al Papa.

    http://lanuovabq.it/it/burke-inverosimile-che-farrel-non-sapesse-di-mccarrick

    Le gusta a 1 persona

  32. “¡Basta de silencios!”

    Por La Cigüeña De La Torre | 29 agosto, 2018

    “Totalmente de acuerdo con lo que dice Carlos Esteban:

    https://infovaticana.com/2018/08/28/basta-de-silenciosgritad-con-cien-mil-lenguas/

    Y basta de pelotas, de basura, de mamporreros…De Burkes opusianos y de Ovejeras. De Tobin, Cupich, Wuerl, Maradiaga, Errázuriz, Ezatti, Farrell, Coccopalmerio y su secretario, Ricca, Pineda, Goic, Danneels, Mahony… De Mc Carrick y todos sus macarras.

    Que además parece ser lo que nos pide el Papa. ¿O lo dice con la boca chica? Y nos quiere a todos callados.”

    Pero vamos a ver ¿ Quien ha nombrado a todos los impresentables que cita la Cigüeña y muchos otros sino el de la boca pequeña ? ¿ Aún no se han enterado la Cigüeña y el Esteban que el de la boca pequeña es el gran capo de la mafia gay y de la misericorditis, que pide parresía para luego perseguir a muerte a quien la ejerce, por lo que se la tiene jurada a Viganó, quien ha tenido que esconderse ?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: